Páginas vistas en total

domingo, 18 de enero de 2015

El pensamiento creativo y la sociedad de las amenazas

Vivimos en una sociedad de amenazas. Amenazas del terrorismo yihadista en Europa y también de nevadas en Madrid capital. Anoche, la sal estaba en las calles y sin embargo, bia denada de nada. El cerebro humano no distingue entre lo que imagina (las amenazas) y la realidad. "He sufrido muchas desgracias, la mayor parte de las cuales nunca ocurrieron", escribió René Descartes en una de sus últimas cartas. La estrategia del miedo.
Hablando del cerebro humano, he leído en la revista Mente y Cerebro un par de artículos muy interesantes sobre la creatividad.
La periodista científica Daniela Zeibig nos presenta 'Estrategias para un pensamiento creativo'. Son estas siete:
1. No existe un único camino. No es solo tener ocurrencias espontáneas, sino analizar, recabar información, etc.
2. Trabaja con ánimo positivo. El buen humor fomenta el ingenio (Mark Jung-Beeman, Northwest University, Evanston).
3. Cambia de punto de vista (Tony McCaffrey, Universidad de Amsherst).
4. Consúltalo con la almohada (Ulrich Wagner y Jan Born, Universidad de Lübeck).
5. Desconecta. Los tiempos de descanso favorecen la creatividad (Universidad de Sidney).
6. Olvídate del "brainstorming". Brian Uzzi, sociólogo de la Northwest University. En los procesos de creación de los musicales de Broadway entre 1945 y 1989, los creados por equipos de viejos amigos e individuos recién llegados obtuvieron más del doble de éxito que los de aquellos que apenas se conocían entre sí o todos se conocían mucho. La técnica de Álex Osborn desde los años 30 ya es historia.
7. No hacen falta medios. La creatividad se deja influir por métodos muy sencillos (Arne Dietrich y Riam Kanso, Universidad Americana de Beirut).

La también periodista Patricia Thivissen nos muestra "el neurotransmisor de la inspiración". Se trata de la dopamina, que contribuye a la creatividad.

Te recomiendo, si buscas mejorar tu creatividad, leer el libro de José Antonio Marina (del que ya he hablado en este blog) y 'El camino del artista' de Julia Cameron.
El de Julia es un curso de descubrimiento y rescate de la propia creatividad, "la Biblia de los creativos". La Cameron ha sido guionista de Hollywood, directora y productora de largometrajes y documentales, periodista del New York Times, el Washington Post, Rolling Stone y Vogue.
La autora nos propone en tres meses mejorar radicalmente como personas creativas. Semana a semana hemos de:
1.  Recuperar una sensación de seguridad.
2.  Recuperar una sensación de identidad.
3.  Recuperar una sensación de poder.
4.  Recuperar una sensación de integridad.
5.  Recuperar una sensación de posibilidad.
6.  Recuperar una sensación de abundancia.
7.  Recuperar una sensación de conexión.
8.  Recuperar una sensación de fortaleza.
9.  Recuperar una sensación de compasión.
10.Recuperar una sensación de autoprotección.
11.Recuperar una sensación de autonomía.
12.Recuperar una sensación de fe.

Creo que, en mis buenos propósitos, voy a seguir el plan de Julia Cameron. Es "un recorrido revelador por nuestras inseguridades y nuestros miedos, pero también por nuestros recuerdos, nuestros objetivos y por lo mejor de nosotr@s mism@s".

Tres grandes ejemplos de creativas, desde el liderazgo femenino, aparecen en la prensa de hoy. La gran actriz Juliette Binoche, portada de El País Semanal. Protagoniza la nueva película de mi admirada Isabel Coixet, 'Nadie quiere la noche', presentada en la Berlinale. "O la tenemos a ella, o este personaje no sale", ha dicho sobre la actriz francesa la directora de la cinta, un viaje emocional de cinco meses en el Polo Norte. "El arte para mí es el vínculo entre lo visible y lo invisible. Pero lo que me interesa en realidad es cómo se crea algo nuevo. Sin copiar. Es el camino más fascinante. Lo nuevo siempre es arriesgado" (Juliette Binoche). Maravilloso.
Y en la misma revista, Carme Ruscalleda, la gran dama de la cocina mundial. He tenido el privilegio de compartir con ella el Afterwork APD de 2013. Es la mujer con más estrellas Michelin (7) del mundo (tres en su restaurante Sant Pau de San Pol de Mar, dos en el de Tokio, dos en su espacio gastronómico del Hotel Mandarin Oriental de Barcelona). Autodidacta, tenaz e innovadora. "He visto a clientes llorar emocionados. Quiero que, si han tenido un día gris, noten el sol en su plato". Su cocina está impregnada de paisaje, no se sustenta en alardes artificiosos, nos cuenta Rosa Rivas. Su truco de creatividad es relajarse frente al mar, en su pueblo. Desde niña tuvo inquietudes artísticas y las ha plasmado en la gastronomía.

Mi reconocimiento y agradecimiento a las damas creativas: Julia, Daniela, Patricia, Carme, Juliette, Isabel.