Páginas vistas en total

lunes, 5 de enero de 2015

Deconstruyendo el Talento en nuevas capacidades que te harán invencible

Comienzo la semana con un vuelo de las 6,55 de la mañana a La Coruña. La comandante (liderazgo femenino) aterriza con 15 minutos de adelanto sobre la hora programada. Un síntoma de los tiempos que vienen.
Ayer me interesaron especialmente un par de artículos sobre el talento.
En Emprendedores & Empleo (El Mundo) Tino Fernández nos ofrecía las 'Nuevas Capacidades Profesionales que te harán Invencible en 2015'. El periodista se hace eco de dos estudios recientes: el de ManpowerGroup para el Human Age Institute y el de PwC.
En ManpowerGroup hemos tratado de detectar las competencias para el empleabilidad, diferenciando el perfil duro (conocimientos: licenciatura universitaria o ingeniería, inglés, movilidad nacional e internacional), imprescindible, del perfil blando (la actitud), que marca la diferencia. La clave es la Flexibilidad, a tres niveles: cognitivo (creatividad), emocional (adaptabilidad) y ejecutivo (trabajo en equipo, agilidad). Hay diferencias apreciables entre las empresas nacionales y multinacionales, nutre pymes y grandes compañías, entre la industria y el sector terciario.
El estudio de PwC 'Trabajar en 2033' sostiene asimismo, desde la opinión de los DRH, que las habilidades más necesarias en el futuro son la flexibilidad y adaptabilidad, la capacidad para lo multidisciplinar, la creatividad e innovación y la capacidad para trabajar con otras personas (empatía, escucha, comunicación, asertividad).
De ambos estudios, Tino Fernández extrae "Las 10 habilidades imprescindibles": Creatividad e innovación, Capacidad para trabajar en un entorno cambiante, Adaptabilidad, Flexibilidad y polivalencia, Habilidades relacionales y comunicativas, Interculturalidad, Experiencia,  dominio de las redes sociales, Capacidad para fabricar tu propia Marca, Movilidad geográfica.
El gran problema de la Flexibilidad es que el Talento es móvil (hemos de adaptarnos a tiempos crecientemente acelerados) y que, como ocurre con el sentido común, tod@s nos creemos más flexibles de lo que realmente somos. "El único al que le gusta el cambio es a un bebe con los pañales mojados". El cerebro humano no está especialmente diseñado para la flexibilidad, sino para la eficiencia (la ley del mínimo esfuerzo y, por tanto, la rigidez). Dime si presumes de flexible y te dure de lo que careces.
En La Vanguardia, Esteve Giralt se cuestionaba '¿Y yo, para que valgo?'. El profesor Joan Ramón Alabart, de la Universitat Rovira i Virgili, se ha formado en la herramienta de autoconocimiento Clifton Strengthsfinder, que disecciona el talento en 34 "temas" y se la ha pasado a 18 jóvenes de instituto (de 16 a 18 años) en Asco, Tarragona.
El método Strenghtsfinder, basado en el análisis de 1.700.000 profesionales, deconstruye el talento en los siguientes temas: Logrador, Activador, Adaptabilidad, Analítico, Coordinador, Creencia, Mando, Comunicación, Competitivo, Conexión, Consistente, Contexto, Deliberativo, Desarrollador, Disciplina, Empatía, Enfoque, Futurista, Armonía, Idear, Inclusión, Individualizar, Coleccionador, Intelecto, Aprendedor, Maximizador, Positivo, Afinidad, Responsabilidad, Restaurador,  Significación, Autoconfianza, Estratégico y Sociable (no se por que unos temas son adjetivos, otros sustantivos y otros verbos; ya indagare).
Así, Obama destaca en Armonía, Empatía y Significación (en el eneagrama diríamos que es un conciliador); Hillary Clinton, en Comunicación, Enfoque y Responsable (en el eneagrama, una reformadora)  y Ángela Merkel, en Analítico,  Aprendedor e Inteleccion (en el eneagrama, una racional introvertida). Existe una probabilidad entre 33 millones de que dos personas tengan el mismo Top 5 de temas y en el mismo orden.
Tras el diagnóstico, Coaching para conocer las propias fortalezas y aprovechar (si un@ quiere) las oportunidades de mejora).
Soy partidario de todo lo que nos permita conocernos mejor. Sin embargo, hemos de prevenirnos de la "predestinación del talento", que tanto daño ha hecho en el capitalismo. El cerebro es plástico y el ser humano, libre. Ya sabes que el Talento, como buen uso de la inteligencia, depende del Disfrute (vocación), de la Diversidad (sano orgullo), de la Dedicación (disciplina) y del Dominio (10.000 horas de práctica deliberada). No hay otra. "Yo soy y mi circunstancia, y si no la salvó a ella no me salvo yo", Ortega y Gasset.
Mi gratitud a Tino y Esteve por animarnos a pensar sobre el Talento.
Te deseo un 2015 en el que cultives tu talento más que nunca.

1 comentario:

Carlos dijo...

Sr. Cubeiro,
Me ha parecido interesante su reflexión. Pero siempre que leo acerca de la necesaria capacidad de adaptación y flexibilidad que debemos tener los jóvenes, me asalta la duda si en algún momento seremos especialistas en algo. Si necesitamos alrededor de 10.000 horas dominar una destreza, significaría que al cabo de 5 años dominariamos un asunto del que es probable que ya sea una commoditie o haya otro que "pegue" más fuerte.
Y por otro lado, si se necesitan 5 años para dominar algo, se hace difícil para alguien reencauzar su vida profesional si descubre tarde cuál es su vocación. Así mismo, se me ocurre que si detecto una oportunidad y me da por emprender, estaré unos cuantos años dándome tortazos hasta que domine el asunto y consiga que funcione.
¿No cree que quizá estamos yendo demasiado deprisa y sobrecualificándonos con conocimientos que no marcan la diferencia?

Enhorabuena por su blog y agradezco su valentía para no ser dogmático y pedante.

Un saludo