Páginas vistas en total

jueves, 31 de julio de 2014

Cinco horas sobre NeuroLiderazgo en La Rábida


Después de estar ayer entre Madrid (vuelo por la mañana), Barcelona, Sevilla (vuelo por la tarde) y Huelva (tren de media distancia), llegué a Mazagón, para poder participar hoy jueves en el Curso de Verano de la Universidad Internacional de Andalucía sobre “Nuevas fronteras de la empresa: Neuromanagement y Confianza”.
Hoy he hablado sobre NeuroLiderazgo, un concepto que creó el 30 de mayo de 2006 en un artículo sobre ‘Neurociencia del Liderazgo’ en Strategy &Business David Rock (director del NeuroLeadership y autor de ‘Quiet Leadership’, ‘Coaching with the brain in mind’ y ‘Your brain at work’)  y que en mi modesta opinión ha desarrollado como nadie Silvia Damiano, autora de ‘Engage me’ (Implícame) y del más reciente ‘Leadership is Upside Down’ (El Liderazgo está patas arriba). La Dr. Damiano, que habitualmente reside en Sidney, volverá a estar en España a mediados de octubre.
¿En qué se diferencia el NeuroLiderazgo del Liderazgo tal como lo conocemos? En que el NeuroLiderazgo es la aplicación del Liderazgo basada en la Neurociencia. Más del 90% de lo que sabemos sobre el cerebro humano –y que es verdaderamente sorprendente, porque desafía nuestros premisas anteriores- lo hemos conocido en la última ciencia, gracias a las nuevas tecnologías y a los más de 30.000 neurocientificos que trabajan interconectados en una especie de “superorganismo” que aprende a gran velocidad.
Me gusta mucho la distinción que hace Silvia Damiano en su último libro, entre managers (gestores), líderes y neurolíderes. El gestor se basa en el control, el líder en el conocimiento y el neurolíder, en las ideas. El gestor es sistemático, el líder es visionario (marca la pauta) y el neurolíder es creador (de la creatividad a la innovación). El gestor se centra en las tareas, el líder en las personas y el neurolíder, en el cerebro (el talento). El gestor se distingue por su capacidad de medición (lo que no se mide, no se consigue), el líder por su coraje/valentía (la fortuna ayuda a los audaces) y el neurolíder, por su vulnerabilidad. El gestor, piensa –y dice-: “yo sé”. El líder prefiere el “nosotros sabemos”. El neurolíder exclama: “¿quién sabe?”. Y respecto a la realimentación, el gestor prefiere no dar feedback (los números cantan), el líder da feedback uno a uno y el neurolíder prefiere el multifeedback. Muy brillante.
Silvia Damiano ha creado el “i4 Model”. El Neurolíder ha de ser inspirador, integrador, imaginativo e intuitivo. Un modelo que encaja perfectamente a la respuesta desde el Liderazgo a un mundo VUCA (Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo): Visión de futuro, Unidad (Empatía, Orientación a los demás, Equipo), Claridad en la ejecución y Agilidad.
El/la neurolíder tiene mucho de líder-coach. En su labor inspiradora, animando a perseguir retos (metas y objetivos, con indicadores) y a compartir una visión de futuro. En su faceta integradora, haciendo equipo a través de la empatía y la escucha atenta. En su carácter intuitivo, apostando por el foco y lo inconsciente (el mapa no es el territorio). Y en su capacidad imaginativa, desafiando el status quo y proponiendo continuamente mejoras.
Como nada es casual, esta intervención (de cinco horas, en dos partes) ha sido en la festividad de San Ignacio de Loyola. Como él decía, “saber sin hacer no es saber”. Sus “ejercicios espirituales” (para pasar en poco tiempo de pecador a santo) tienen mucho de coaching. Y además, como contaba en ‘En un lugar del talento. La sensación de fluidez III’, El Quijote está basado en la vida real de Ignacio de Loyola. Todo nuestro quijotismo tiene mucho de jesuita y de liberación del talento.
Mi agradecimiento a Isabel Tovar y José María Gasalla, directores de este magnífico Curso de Verano. A mis compañeros ponentes Carlos Herreros y Carlos Ongallo. Y a l@s alumn@s del curso, que han hecho una inversión muy rentable de su dinero (el programa estival de una semana costaba 88 euros) y sobre todo de su tiempo.       

miércoles, 30 de julio de 2014

Herramientas de Coaching Ejecutivo, por Francisco Yuste


Jornada en Barcelona, con dos de las principales empresas de nuestro país, en dos sectores bien distintos, pero ambas inmersas en profundos procesos de transformación que involucran a su Liderazgo, a todos los niveles de la organización. Mi gratitud a Mª José y a Mª Jesús, compañeras de ManpowerGroup, por propiciar estos encuentros.
He estado leyendo ‘Herramientas de Coaching Ejecutivo’, de Francisco Yuste. Conozco a Yuste, profesor de Coaching e Inteligencia Emocional desde hace muchos años (creo que nos presentó la coach Mar Mellado, también experta en IE) y es de agradecer que haya querido compartir con nosotr@s sus conocimientos sobre este proceso de acompañamiento.
El texto se divide en diez capítulos. En el primero, define qué es el coaching a partir de las aportaciones de José Luis Menéndez y Christian Worth (‘Abre el melón’), Talane Medianer (‘Coaching para el éxito’) y John Whitmore, incidiendo en la importancia de la ayuda. Comenta que no es una herramienta nueva (está en Sócrates, Gracián, Maquiavelo o Sun Tzu) y lo diferencia de otras figuras, como el Mentoring, el Counselling, las Terapias o la Psiquiatría. Define el perfil de l@s coaches (personas entrañables, optimistas y positivas, perspicaces, que saben escuchar y hablar, sólidas técnicamente, coherentes, abiertas a aprender y artistas). Trata la figura del coachee, el proceso, el éxito y la META (variante de SMART). “Solo lo que está en el consciente es susceptible de ser cambiado”.
El segundo capítulo es sobre la empresa, y en él incluye los resultados de la encuesta de Jaime Bacás y Jorge Salinas sobre l@s coaches ejecutiv@s en España: mayores de 45 años, en Madrid, Cataluña o País Vasco, con más de 3 años de experiencia, acreditados por AECOP, en procesos de unos seis meses. Compra el DRH (48%), el primer ejecutivo (26%) o el propio directivo (23%).
En los siguientes, nos habla del Liderazgo (modelos de Bennis, Nannus, O’Toole, Gardner, Blanchard, y los círculos de la dirección  de mi buen amigo Juanjo Almagro), Motivación (Maslow, Pavlov, Herzberg, Vroom, McClelland, McGregor, Skinner), Conflictos (Modelo de las 5R de Luis Huete, Fluir de Csikzantmihalyi), Asertividad (Olga Castanyer), Negociación (Fisher y Ury, Test de Thomas Killmann), Delegación (Cuadrantes de Eisenhower sobre lo urgente y lo importante), Gestión de Reuniones y Feedback 360º. En el apéndice, un informe completo de feedback, a modo de ejemplo, y una serie de recomendaciones de media docena de películas, desde ‘La torre de los ambiciosos’ (Executive Suite, 1954) a ‘Invictus’.
‘Herramientas de Coaching Ejecutivo’ es un compendio divulgativo de utilidad para l@s coaches, complementario a otras obras como ‘Herramientas de Coaching’ (2011) de los portugueses Joao Alberto Catalao y María Teresa Penim o ‘Coaching en acción. La Caja de Herramientas del coach’ (2012), del Equipo Alejandría del Club de Coaching de Fundesem (Alicante), además del libro anterior de Francisco Yuste Pausa, ‘Herramientas de Coaching Personal’. Gracias, Francisco, por este texto.
“Un líder absorbe incertidumbre” (Francisco Yuste).      

martes, 29 de julio de 2014

10 frases inspiradoras que merecen comentario


Últimos días de julio, con reuniones comerciales e internas. Mañana, Barcelona y por la tarde/noche, al Curso de Verano de la Universidad Internacional de Andalucía en La Rábida (Huelva) sobre Neuromanagement y Confianza, con Isabel Tovar, José María Gasalla, Carlos Herreros y Carlos Ongallo.
La revista ‘Equipos y Talento’ (23 de julio) ha recogido de la versión digital de la revista Forbes una serie de opiniones de personajes influyentes sobre qué es el éxito, la felicidad o la motivación para ellos. Las frases fueron seleccionadas por David Hochman en sus entrevistas. Las 10 que E&T considera mejores son las siguientes (me he permitido comentarlas, y no es nada persona hacia el/la autor/a de la frase en cuestión):
Michael J. Fox, actor de ‘Regreso al Futuro’. “Mi felicidad crece en proporción directa con mi aceptación y en proporción inversa a mis expectativas. Si puedo aceptar la verdad de ‘esto es a lo que me enfrento’, entonces tendré la libertad para hacer otras cosas”. Tiene mucho sentido en una persona que sufre Parkinson (se lo diagnosticaron en el 91, lo hizo público en el 98 y no actúa –es actor de voz- desde el 2000). Se ha convertido en un gran activista contra esta enfermedad. La Felicidad como Aceptación.

Dax Shepard, actor y comediante. “El éxito es simplemente una guerra de desgaste. Claro, hay un elemento de talento que uno probablemente debería tener. Pero si te quedas el tiempo suficiente, eventualmente algo va a ocurrir”. El valor de la perseverancia que ha demostrado este antropólogo de UCLA cuya vocación es entretener a los demás. 16 películas y 5 series de televisión en 14 años.

Richard Branson, emprendedor, fundador de Virgin Group. “Cuando tenía 15 años, dejé la escuela para empezar una revista y se convirtió en un éxito porque no aceptaba un no por respuesta. Conseguí el teléfono de Jean-Paul Sartre y le pedí una contribución. Si hubiera tenido 30 años me hubiera dicho que no, pero era un joven de 15 con pasión y quedó encantado. Hacer dinero siempre fue un efecto secundario de pasarlo bien y crear cosas nunca vistas antes”. Me encanta Branson y su misión del mundo. La fortuna ayuda a l@s valientes.

Morgan Freeman, actor y director. “Si no tengo trabajo, no veo por qué tengo que molestarme en levantarme. Siempre que el teléfono suena, estoy listo para ir. ¿Si no, qué voy a hacer? Nunca me he jubilado. Ni siquiera sé qué significa”. Nacido en 1937, empezó como actor a los 27 años, obtuvo su primer éxito en el 89 (‘Paseando a Miss Daisy’) y desde entonces no ha dejado de trabajar, a razón de 3-4 películas diarias. En 2013, ‘Ahora me ves, ‘Oblivion’, ‘Objetivo: la Casa Blanca’ y ‘Plan en Las Vegas’. Este 2014, ‘Transcendence’, ‘La Lego Película’, ‘Winter, el Delfín 2’.

Deepak Chopra, médico y conferenciante. “Lo peor que uno puede hacer es ser conformista. Es mejor ser extravagante. Es mejor juntarse con los sabios, la gente abierta a posibilidades, incluso los psicóticos. Nunca sabes donde encontrarás a los genios de nuestra sociedad”. Este experto indio-americano nos enseña a ser inconformistas y a abrir la mente. No necesariamente hemos de ser extravagantes (aunque a él puede haberle funcionado).

Sean Hannity, locutor de radio y comentarista de televisión. “Si nadie te está atacando, significa que no estás haciendo bien tu trabajo”. Hannity es un comentarista político conservador de la Fox, y aplica lo que Risto Mejide llama “Annoyomics” (el arte de molestar).

Stan Lee, guionista y dibujante de cómics. “Para ser sincero, nunca pensé en mí como un éxito”. El creador de Los 4 Fantásticos, Spiderman, Hulk, Ironman, Thor, Los Vengadores, X-Men y otros héroes de la Marvel, disfruta con su trabajo de creación. El éxito es la consecuencia.

Justin Timberlake, cantante, productor, actor y empresario. “Creo que a veces la gente no presta suficiente atención a lo que hace. Me ha ido bien, pero por una simple razón: he trabajado muy duro. Lo más difícil que un artista debe hacer es que parezca que le resulta fácil”. Nacido en 1981, Justin Timberlake es todo un talento artístico (musical, actoral) y trabaja en lo que le gusta. El Talento como Disfrute y Dominio.

Robert de Niro, actor ganador de dos Oscar. “No hay una forma correcta e incorrecta de actuar. Solo hay bien y mal, y el mal suele suceder cuando intentas demasiado hacerlo correctamente. La cosa más importante para los actores –y no solo para actores, sino en general- es sentirse lo suficientemente suelto como para crear lo que quieres y ser libre de intentar lo que sea. Tener opciones”. La fluidez (elevar tus capacidades a la altura del reto) es lo que nos enseña el gran De Niro, con más de 70 años y más de 100 películas a sus espaldas.

Donald Trump, empresario multimillonario. “Mucha gente no tiene la capacidad de ser rica, por pereza o por falta de determinación. Es un talento. Algunas personas tienen talento para el piano. Otras para criar una familia. Otras para el golf. Yo lo tengo para hacer dinero”. Trump es un magnate inmobiliario acostumbrado a las subidas y bajadas de su mercado. El talento no es innato (genético), sino nato, natural. Producto de 10.000 horas (10 años) de práctica deliberada. Empezó a los 20 años en el negocio inmobiliario de sus padres, y lleva casi 40 en estos asuntos. No por casualidad, uno de sus libros de más éxitos se llama ‘The art of the deal’ (El arte del trato). Compra barato y vende caro, puro lujo.
MI gratitud a los pensadores y a la gente de acción. Sus reflexiones son valiosas.

lunes, 28 de julio de 2014

Las cuatro claves de la Confianza, los cuatro ingeniosos de la literatura española y Phillip Seymour Hoffman por John Le Carré


Anoche estuve viendo en DVD ‘Radio Encubierta’ (The Boat that Rocked), escrita y dirigida por Richard Curtis (2009), con Phillip Seymour Hoffman, Bill Nighy, Rhis Ifans, Nick Frost y Kenneth Branagh. Una película enormemente positiva sobre una radio pirata en los 60 que retransmitía desde un barco en el Mar del Norte (en taquilla, fue un desastre; recaudó la cuarta parte de los 30 M de libras que costó). Las actuaciones y la banda sonora (Cat Stevens, Rolling Stones, The Box Tops, The Yardbirds, The Kinks, The Hollies, Smokey Robinson, The Seekers, Leonard Cohen) son deliciosas. Richard Curtis es el director de ‘Love actually’ (2003) y ‘Una cuestión de tiempo’ (2013).
También he estado leyendo el último libro de la factoría Blanchard, ‘Trust Works! Four keys to building lasting relationships’ (La Confianza funciona. Las cuatro claves para crear relaciones duraderas), de Ken Blanchard, Cynthia Olmstead y Martha Lawrence. El texto es la suma de una fábula (un perro y un gato que deben confiar el uno en el otro) y el modelo ABCD (en inglés, Able –Competente-, Believable –Íntegro-, Connected –Cuidados@ con l@s demás- y Dependable –Creíble-) para merecer la Confianza.
Los autores nos enseñan que:
- Para ser Competente: Obtener resultados de calidad, Resolver problemas, Desarrollar habilidades, Ser bueno en lo tuyo, Demostrar experiencia, Ayudar a las demás, Ser el/la mejor en lo tuyo.

- Para mostrar Integridad: Cumplir las promesas, Admitir los errores, Ser honesto, No criticar a sus espaldas, Ser sincero, No juzgar, Mostrar respeto.
- Para cuidar a otras personas: Escuchar atentamente, Practicar el reconocimiento, Mostrar interés por los demás, Compartir, Trabajar bien con otr@s, Mostrar empatía y Pedir ayuda.
- Para ser Creíble: Decir lo que vas a hacer, Hacer las cosas a tiempo, Dar respuesta, Ser organizad@, Ser responsable, Hacer seguimiento, Ser consistente.
El libro incluye un cuestionario de Confiabilidad con 28 preguntas y un listado de 28 trucos (Trust Busters, Generadores de Confianza). No se puede pedir más en apenas 140 páginas.
De la prensa de ayer domingo, me quedo con la columna ‘Ideas’ del maestro José Antonio Marina sobre Umbral. “Sigo pensando que hay cuatro grandes ‘ingeniosos’ en la literatura española: Quevedo, Valle Inclán, Gómez de la Serna y Umbral.” JAM escribió un ‘Memorial de instrucciones para leer a Umbral’. Con un proyecto ambicioso y muy bien construido, pensaba que la primera invención de un escritor es su propio “personaje” (su “Marca Profesional” , diríamos ahora). La última vez que Marina vio a Umbral es cuando presentó ‘Un mar de lejanías’, que nos anima a leer estas vacaciones. Tomo el guante.
John Le Carré homenajeaba a Phillip Seymour Hoffman, con el que pasó 5 horas durante el rodaje de ‘El hombre más buscado’ (se estrena en España el 12 de septiembre). “En Phillip su intuición destacaba de manera luminosa, igual que su inteligencia. Muchos actores fingen ser inteligentes, pero Phillip lo era de verdad: culto, polifacético, artístico y brillante; con una inteligencia que te avasallaba y te envolvía desde el instante en el que te cogía la mano”. “Phillip lo estudiaba todo, todo el tiempo. Era un esfuerzo doloroso y agotador, que probablemente acabó siendo su ruina. El mundo era demasiado reluciente para él. Tenía que cerrar los ojos o morir deslumbrado”. “Phillip estaba quemándose vivo, delante de nuestros ojos. Era imposible vivir a aquel ritmo y aguantar mucho tiempo, y de vez en cuando tenía unos destellos de intimidad en los que necesitaba que lo supiéramos”. Ningún actor le impresionó tanto a Le Carré (ni Richard Burton, ni Burt Lancaster, ni Alec Guiness). “Su Capote me parecía la mejor interpretación que he visto jamás en la pantalla”. “Tardaremos mucho tiempo en conocer a otro Phillip”.
La filmografía de Phillip Seymour Hoffman incluye 63 películas. Pienso ver de nuevo este verano, además de ‘Radio Encubierta’, ‘Boogie Nights’ (1997), ‘Magnolia’ (1999), ‘El Talento de Mr. Ripley’ (1999), ‘El dragón rojo’ (2002), ‘Cold mountain’ (2003), ‘Capote’ (2005), ‘Misión imposible III’ (2006), ‘La familia Savages’ (2007), ‘La guerra de Charlie Wilson’ (2007), ‘La duda’ (2008), ‘Los idus de marzo’ (2011), ‘Moneyball’ (2011), ‘The master’ (2012), ‘El último concierto’ (2012) y ‘Los juegos del hambre: en llamas’ (2013). El 20% paretiano de lo mejor de su obra. 
Mi gratitud a PSH por sus grandes interpretaciones.