Páginas vistas en total

lunes, 30 de junio de 2014

Nuevos liderazgos en la política española


Lunes entre Madrid (por la mañana, con reuniones comerciales y un almuerzo con la DG de la empresa líder en implantación de programas de Reputación) y Barcelona (por la tarde y noche). Mañana, evento de Desarrollo de Talento en el VUCA World con AEDIPE Catalunya en el Barcelona Center.
Esta mañana a primera hora he estado viendo la entrevista de Susanna Griso a Eduardo Madina, candidato a SG del Partido Socialista. Mañana, mi amiga Susanna entrevistará a Pedro Sánchez, el otro candidato favorito. Me ha recordado el artículo de ayer de Victoria Prego: “El PSOE, un partido desnortado. Sus líderes han optado por acatar los dictados que les llegan de la calle. El terror escénico en IU tras la irrupción de Podemos se ha trasladado al PSOE”.
En el AVE he estado leyendo ‘#Podemos. Deconstruyendo a Pablo Iglesias’, coordinado por John Müller. El pasado 25 de mayo, Podemos obtuvo 1’25 M de votos y cinco eurodiputados. En cuatro meses, la 4ª fuerza política. Un fenómeno que este “libro de urgencia” analiza en profundidad.
Pablo Rodríguez Suances, que fue alumno de Pablo Iglesias y es redactor de ‘El Mundo’, analiza quiénes dirigen la formación populista de extrema izquierda. El 25 de abril de 2013, Pablo Iglesias Turrión debutó en una TV nacional (en ‘El gato al agua’; “jugó encantado el papel de tonto útil en la cadena de la derecha, un discrepante en un mar de conservadores”). A partir de ese momento, con un grupo de profesores de la UCM (Juan Carlos Monedero, asesor bolivariano; Carolina Bescansa; los hermanos Errejón, Guillermo e Íñigo; Ariel Jerez, vicedecano de estudiantes de la facultad; Miguel Urbán; Jorge Moruno). Iglesias se ha convertido en un profesional de la tele (primero en Tele K, luego en la TDT, Telecinco, Cuatro y La Sexta). De hecho, “Pablo Iglesias es seguramente el primer político que de verdad profesionalizó las tertulias televisivas”. Entrena intensamente cada debate. “Trabajamos en experimentar en la comunicación política desde el principal espacio de socialización política que es la televisión” (Pablo Iglesias). Desde hace años, utiliza las nuevas tecnologías (canciones, Youtube, links) para llegar a sus alumnos, y contenidos de ‘The Wire’ o ‘Juego de Tronos’. Muy próximo a los movimientos latinoamericanos, dice que “para ligar, hay que vestirse”. Para él, la política se puede entender como el ajedrez o como el boxeo. Él practica la segunda opción, obviamente.
La periodista e investigadora Marisa Gallero considera que Pablo Iglesias es el mejor alumno de Jorge Verstrynge, que vaticinó el fin de bipartidismo en el 2000. Desde los inicios de los 80 (Felipe González y Manuel Fraga), PSOE y PP se alternan. Verstrynge e Iglesias se reencuentran en ‘La Tuerka’ el 19 de enero de 2012. “Pablo posee una gran capacidad analítica y de simplificación (…) Es un tipo honesto, terco y constante”. “El 6 de mayo de 2013, en ‘Las mañanas de Cuatro’, participan en el debate Alberto Garzón (IU), Pedro Sánchez (PSOE), Pablo Casado (PP) y Alberto Rivera (Ciutadans)”. Y en los últimos cinco minutos, se estrena Pablo Iglesias. Premonitorio.
Paloma Cuevas analiza el 15-M y cómo Rubalcaba intentó seducir a ese movimiento y acabó siendo la víctima de sus sucesores. Podemos ha recogido el espíritu del 15-M y lo ha canalizado a través de un partido político. “La fama es un arma de doble filo pero, de momento, Pablo Iglesias no se ha cortado con ella”.
El experto en comunicación Fran Carrillo escribe uno de los mejores capítulos del libro. Pablo Iglesias, “de aspecto desliñado, mirada desafiante y verbo combativo”, posee un ejército de voluntarios comprometidos. Como Beppe Grillo y su Movimiento 5 Stelle o Syriza en Grecia. Estrategia de empatía y conexión, a través de Facebook y Twitter, para millenials (nacid@s entre 1981 y 1995). Una política más digital, más interactiva, mnos discursiva, más coparticipada… Más trans: Transformadora, Transversal, Transparente. “De las sedes a las redes” (Antoni Gutiérrez Rubí). Los Círculos Podemos (herederos del 15-M) y como base, la televisión (que sí da votos): un 50% conocía a Pablo Iglesias y solo un 7% a su formación. “El chico de la tele”. Un relato claro (empoderamiento), moral emocional (no es derecha vs izquierda, sino lo nuevo frente a lo viejo), crowdfunding… “En el nuevo milenio, la política sin comunicación no se entiende, no vale, no sirve”.
Esteban Hernández (El Confidencial) analiza la campaña: el poder de la frustración; portavoces, no líderes. Cinco claves: supieron cuáles eran sus espacios prioritarios (tertulias); izquierda militante y titulados precarios (sectores asentados); utilización inteligente de las redes sociales (la sensación de que el éxito es posible); un líder fuerte y visible (frente a candidatos de perfil bajo, sin carisma y surgidos del aparato); un mensaje simple, comprensible, con un objetivo poco discutible (recuperar los mecanismos de participación). La clave de las claves es la conexión de los cinco factores (sinergia). Novedad, autenticidad.
El investigador del CSIC José Fernández-Albertos (Dr. en Harvard) nos explica quién votó a Podemos: todas las Comunidades Autónomas, la movilización de un electorado políticamente apático, el voto joven, condiciones económicas adversas, ex votantes del PSOE.
Lorenzo Bernaldo de Quirós explica el programa económico de Podemos (chavismo sin petróleo), con un “qué sucedería si”. La bancarrota absoluta. Y el también economista Juan Ramón Rallo analiza las tres recetas de Pablo Iglesias y los suyos: Más impuestos y más gasto público, Más regulaciones, Más democracia participativa. Sería “una nueva casta con poderes todavía más amplios e invasivos”.
Finalmente, la escritora Anna Grau se pregunta cómo nadie supo ver el fenómeno y John Müller dice “¿Y ahora qué?”. Para este periodista, el PSOE ha quedado como “un partido regional andaluz” (un 30% de los votos de Podemos proceden de esa formación política). El populismo de izquierdas 2.0. puede ser efímero o más permanente (como el chavismo): “Por ahora y para siempre”. Veremos.
A un servidor le interesa el Liderazgo y cómo está, como diría la Dra. Silvia Damiano “upside down” (patas arriba). Inspirar, integrar, ser intuitiv@ e imaginativ@ es más importante que nunca.
Mi agradecimiento a estos expertos y a su editor (que es el mío), el gran Roger Domingo. Necesitamos más libros de urgencia como éste. 

domingo, 29 de junio de 2014

Atención plena. El poder de la concentración


Último domingo de junio: entrenamiento de Zoe en el Canillas, comida familiar, piscina…
He estado leyendo, además de la prensa del día, el libro ‘Atención plena. El poder de la concentración’ de la investigadora en ciencias del comportamiento Winifred Gallagher.
“La atención crea la experiencia y, en gran medida, el yo que la memoria construye”, escribe la autora. “Toda la salsa y la emoción de la vida provienen de nuestra idea de que en ella las cosas se deciden de un momento a otro, y que no es el monótono repiqueteo de una cadena que se forjó hace innumerables siglos” (William James). En su libro ‘Principios de la Psicología’ (1890), uno de los padres de esta ciencia –el otro es el médico alemán Wilhelm Wundt- define así la atención: “Todo el mundo sabe lo que es la atención. Es el acto de tomar posesión, por parte de la mente, de forma clara y vívida, de uno solo de entre los que parecen varios posibles objetos de pensamiento simultáneos. Su esencia está constituida por focalización, concentración y conciencia. Atención significa dejar ciertas cosas para tratar otras de forma eficaz”.
La atención es un proceso neurológico y conductual que es mayor que la suma de las partes (sinergia). Nos obliga a “ver el bosque más allá de los árboles”. Como dice Winifred Gallagher, “experimentar el presente en cuerpo y alma es la mejor manera de vivir”. Comprender el papel de la atención en el aprendizaje (adquirir conocimientos y destrezas) y el recuerdo es complicado, pero esencial para encauzar una vida centrada. Es “la noción de que la atención define la conciencia, que es la esencia o el centro de nuestra vida mental a lo largo del tiempo” (Steve Yantis).
De dentro afuera, los sentimientos condicionan el enfoque. “El dolor se incrementa cuando le prestamos atención” (Charles Darwin). Tenemos un “sesgo de negatividad” (prestamos más atención a los acontecimientos desagradables que a los agradables), pero también dedicamos más tiempo a las cosas agradables (“prestar atención a las emociones positivas expande nuestro mundo”, Barbara Fredrickson).
De fuera adentro: lo que ves es lo que tienes. “El asco es la emoción básica de cualquier civilización” (Paul Rozin). La Dra. Fredrickson, de la Universidad de Carolina del Norte, llama “puntos de apoyo” al ajuste atencional-actitudinal que funciona como un “botón de reinicio” emocional.
Estamos programados para prestar atención. Hasta un 50% puede ser estar determinado por la genética. Podemos medir nuestra capacidad de absorción en el IMP (Inventario Multifásico de la Personalidad), creado por Auke Tellegen. Sin embargo, como dice Tellegen: “La forma de prestar atención interactúa con las circunstancias”. El medio influye tanto como la herencia.
La autora se refiere al reportaje de The Washington Post ‘Perlas antes del desayuno’, con el violinista Joshua Bell tocando en el metro con su Stradivarius de 3’5 M $. El periodista Gene Weingarten observó la reacción del público. A los 45’, 1.070 personas no habían prestado atención alguna. Solo 7 se habían detenido a escuchar la música. Acostumbrado a ganar 1.000 $/minuto, Bell obtuvo 32 $. Un aficionado a la música clásica que había estudiado violín le dejó 5 $. Una que le reconoció, 20 $.
“Todo lo que modifica la conducta transforma el cerebro” (Richard Davidson, Universidad de Wisconsin). La experiencia en general y la atención en particular influyen tanto en el cerebro como en la conducta. Es nuestra forma de prestar atención y las cosas sobre las que nos centramos lo que tiene consecuencias en el terreno neurofisiológico y conductual.
Las relaciones tienen mucho que ver con la atención (neuronas espejo). “El alma selecciona su propia sociedad” (Emily Dickinson). Con el tiempo, las personas que forman una pareja se van pareciendo más a esa imagen idealizada que el otro ha construido (Sandra Murray, NYU).
Gallager nos habla sobre el “flow” (Csikszentmihlayi): un 20% de las personas fluye una o más veces al día; un 15%, nunca; la mayoría, de forma ocasional. El 44% fluía mientras practicaba deporte; el 34%, en una afición; solo el 13% viendo la tele.
Respecto a la toma de decisiones, la autora cita a Daniel Kahneman, premio Nobel de Economía 2002, y su principio de la “racionalidad vinculada”. La “ilusión de enfoque” es que “nada en la vida es tan importante como parece, cuando estás pensando en ello”. con la atención, evitas emociones negativas (Seligman).
Las personas creativas suelen tener una asombrosa capacidad de atención (Ellen Langer, Harvard). Por eso el “mindfulness” ayuda a ser más creativ@.
Focus interruptus: no existe en realidad la “multitarea” (David Meyer, Michigan). Trastornos de atención, como TDAH (Javier Castellanos, NYU: Atención, memoria y función ejecutiva están estrechamente relacionadas).
La motivación es no perder de vista el objetivo (atención) y la experiencia nos demuestra, en términos de salud, que donde fluye al atención acude la energía.
“¿Cielo o infierno? Depende de donde pongamos la atención” (John Milton, El Paraíso perdido).
Un libro muy interesante. Mi gratitud a la autora y a los investigadores que nos ayudan a darnos cuenta del poder de la atención. 

sábado, 28 de junio de 2014

Cerebro, Libertad y Transcendencia


El cerebro humano es fascinante. Apenas poco más de kilo y medio de sesos que nos confiere identidad, individualidad (que no necesariamente individualismo) y es capaz de componer la música de JS Bach, cuadros de Velázquez, Goya o El Greco y relatos de García Márquez o Vargas Llosa. El objeto más complejo, y sin duda más interesante, del Universo.
El pasado jueves, con el gran Jaime Guibelalde, fuimos a ver por la tarde-noche en Logroño la película ‘Transcendence’, protagonizada por Johnny Depp, Morgan Freeman, Kate Mara y Paul Bettany. Un gurú de la era digital, Will (Depp) desea, con la ayuda de su mujer (Mara), transcender la inteligencia artificial a partir de su propio cerebro. Una cinta muy interesante sobre la libertad y las posibilidades de la tecnología. Con Christopher Nolan (‘El caballero oscuro’) en la producción, la ciencia-ficción no es tan ficticia como parece. Recomendable, tal como está la cartelera.
En el tren de esta tarde de vuelta de Zaragoza, me he leído un libro muy especial: ‘Cerebro y libertad. Los cimientos cerebrales de nuestra capacidad para elegir’, de Joaquín Fuster. Profesor de Neurociencia en UCLA, dedica el libro a su hermano Valentín (“compañero humanista, médico y científico”) y a la memoria de Václav Havel.
Se trata de un texto que recoge sus investigaciones sobre el libre albedrío. La libertad, sabemos por las neurociencias, es una función de la corteza cerebral, bajo control prefrontal, en su interacción con el entorno.
Es conocido que “el fundamento máximo de la libertad humana consta de dos funciones cognitivas que nos distinguen claramente de los demás organismos: el lenguaje y la capacidad para predecir el futuro –y perfilar nuestras acciones en consecuencia-.” ¿Somos l@s dueñ@s de nuestro destino? Fuster repasa la tradición filosófica del albedrío (liberty) y la libertad (freedom), desde Kant (que defendía el libre albedrío con razones éticas) a William James (que ponía objeciones por razones científicas). Entre los dos extremos del determinismo y el libertarismo, está el compatibilismo de Hobbes, Frankfurt y Dennet (la toma de decisiones por etapas, el ciclo percepción/acción o PA). Es el “entorno interiorizado” de Ortega y Gasset (yo y mi circunstancia). “Cualquier avance en la neurociencia cognitiva de la libertad exige que superemos cinco obstáculos importantes que oscurecen la fuerza positiva, creativa y opcional de la libertad”. Son el determinismo, el reduccionismo, el “ejecutivo central”, “la hegemonía de la conciencia” y “la hegemonía del yo”.
Raíces evolutivas de la libertad. El “segundo cerebro” (sistema límbico) apareció con los primeros mamíferos hace 250 M de años. El tercero, con el último homínido (Homo sapiens) hace 250.000 años. Darwinismo neural: “el cerebro es, en esencia, el órgano con el cual el animal, mediante la percepción y la actuación, se adapta al entorno”. La percepción es la categorización, o clasificación, del mundo que nos rodea. Es clave la “potencialidad de acción” (affordance), concepto creado por Gibson en 1977: es una cualidad del entorno o del objeto que permite a un sujeto realizar con él una acción. “La libertad prospera con la capacidad de la corteza para escoger entre las redes de memoria y las redes de acción en la búsqueda de fines seleccionados”.
El cógnito es un término que introdujo el propio V Fuster en 2003. “Es un elemento de conocimientos en forma de red de neuronas repartida por la corteza cerebral”. La memoria asociativa es “convergencia sincrónica”. ¿Los cógnitos están repartidos en redes o por redes? Ambos; “o, para ser exactos, los cógnitos son redes”. La fuerza sináptica de un cógnito depende de la solidez con la que se formó (su red). La memoria humana no es como un ordenador (es relacional y abordable por contenido). En todo caso, se parecería a internet y a Google.
Ciclo PA (percepción/acción): se introduce la emoción. “La libertad –es decir, nuestra capacidad para elegir, pensar, planear, decidir, hacer, deshacer, no hacer- se basa exclusivamente en la implicación de la corteza cerebral en el ciclo PA.” La recompensa de la libertad está en la dopamina de nuestro cerebro.
Memoria del futuro (“Sueño mi pintura y luego pinto mi sueño”, Van Gogh). Todo plan tiene dos fases: concepción y ejecución. “La atención es posiblemente la función mejor instalada en la biología”. La Confianza como principio ético y como condición para la conservación de la vida.
Un libro excelente que actualiza las investigaciones sobre los cimientos cerebrales de nuestra capacidad de elegir. Gracias, Joaquín Fuster, y gracias al maestro José Antonio Marina que nos lo recomendó en su artículo sobre el “Factor E”.      
Pero hay más, aquí y ahora, sobre el cerebro. En el suplemento cultural Babelia de este fin de semana, ‘Esculpir el propio cerebro’, de Antonio Calvo Roy. El presidente de la Asociación Española de Comunicación Científica nos propone ‘Somos nuestro cerebro. Cómo pensamos, sufrimos y amamos’, de Dick Swaab; ‘El escritor que no sabía leer y otras historias de la neurociencia’, de José Ramón Alonso; El futuro de nuestra mente’, de Michio Kaku; ‘Atrévete a saber’, de Rita Levi-Montalcini; ‘La paradoja de la sabidurí’, de Elkhonon Goldberg; ‘Neurozapping’, de José Ramón Alonso y 
’Los tónicos de la voluntad. Reglas y consejos sobre la investigación científica’ de Santiago Ramón y Cajal. Me quedo con ese “no es bueno dejarse envejecer por la vejez” del escritor húngaro Sándor Márai en sus Diarios. Se puede ganar “pericia cognitiva” (Goldberg) si aumentamos la competencia y la sabiduría.  
Como dice ACR, “hemos aprendido más sobre las funciones del cerebro en los últimos 15 años que en toda la historia precedente”. Y mucho más que vamos a aprender en las próximas décadas.   

viernes, 27 de junio de 2014

Andalucía y el Talento: Curso de Verano sobre Neuromanagement, Curso Superior de Coaching Deportivo en Málaga


Viernes entre Logroño y Zaragoza. Por la mañana, reunión con el DG y el DRH de una empresa riojana cliente, líder en un sector muy innovador y competitivo. Hemos presentado nuevas propuestas, porque esta compañía desea profesionalizar el Ciclo Estratégico del Talento, desde su modelo de negocio, partiendo de la selección (temporal y permanente) hasta la desvinculación (“desvincular elegantemente”, como nos gusta decir). Depende de la voluntad de la alta dirección y de los gestores de talento apostar de verdad por el capital humano (que no “recursos”) de las organizaciones.
Mi amiga Isabel Tovar, extremeña de pro, codirige con  José María Gasalla en la Universidad Internacional de Andalucía en el Campus de Santa María de la Rábida (Huelva) un estupendo curso de verano del 28 de julio al 1 de agosto: “Nuevas fronteras de la empresa: Neuromanagement y Confianza”, con maestros tan ilustres como Carlos Ongallo o Carlos Herreros. Un servidor hablará sobre NeuroLiderazgo (con permiso de la gran Silvia Damiano) el 31 de julio. El precio es simbólico: 88 euros.
El objetivo del curso es avanzar en la respuesta a estos interrogantes y a otros muchos alrededor de las nuevas organizaciones y sus estrategias, culturas, liderazgo y personas.
Es una gran oportunidad para vislumbrar un futuro que llega, que ya casi está aquí.
¿Por qué parecemos otra persona en el momento en que atravesamos la puerta de nuestra empresa, nuestra entidad, nuestro lugar de trabajo? ¿Por qué, con mucha frecuencia deja de aflorar mucho del talento que hay en una organización? ¿Por qué en la evolución de una organización se tiene tan poco en cuenta el nivel de confianza y felicidad de cada uno de los agentes que participan en ella?
¿Por qué nos acomodamos tanto e insistimos en actuar bajo nuestros paradigmas de siempre cuando todo alrededor está cambiando de continuo? ¿Qué puede aportar lo último descubierto por la neurociencia al management del futuro?
¿Estamos utilizando nuestro cerebro a pleno rendimiento en nuestras realidades organizacionales?
¿Qué sucede con la plasticidad de nuestro cerebro?
¿Seremos capaces de impulsarla y potenciarla?
¿Aprenderemos a activar nuestro inconsciente para poder "borrar" anclajes limitadores?
Relación entre Neuromanagement y confianza.”
Mi amiga Raquel Casero, uno de los referentes nacionales en el Coaching Deportivo, me ha hecho llegar la presentación de la 5ª edición del Curso Superior de Especialización en Coaching Deportivo de la Universidad de Málaga (www.coaching.deportivo.uma.es)
“El Curso Superior de Especialización en Coaching Deportivo es un innovador programa que tiene por objeto la formación en los fundamentos y herramientas destinados a desarrollar y potenciar el talento y la eficiencia de deportistas, gestores y técnicos deportivos. El coaching deportivo también es aplicable a la obtención de un alto rendimiento personal y profesional, y resulta útil para mejorar el liderazgo y la gestión de las organizaciones deportivas y de las empresas que apuesten por deportivizarse.
Nuestro enfoque del coaching
El coaching es un proceso de reflexión y toma de conciencia, en el que el pupilo acompañado del coach aflora su talento a través de la detección de sus puntos fuertes, de sus oportunidades de mejora y de la elaboración y seguimiento de un Plan de Acción. El coaching deportivo despliega el potencial de la persona, estimulando su autoconfianza y su autoestima a través del autoaprendizaje, elevando su nivel de conciencia, mejorando sus relaciones interpersonales e impulsando la consecución de sus metas. El coach ayuda al deportista a conocer su mente y sus emociones en sus distintas manifestaciones, y a determinar la combinación de actitudes, comportamientos y acciones más adecuadas para atender y cuidar todos los aspectos físicos y mentales que influyen decisivamente en sus resultados. El coaching deportivo, hoy incipiente, se está convirtiendo en una disciplina de gran impacto en el mundo del deporte, y será en breve un perfil imprescindible en la gestión de todas las organizaciones y equipos deportivos, pues contribuirá a optimizar al máximo sus recursos organizativos y su capital humano, técnico y deportivo para alcanzar resultados cada vez más exigentes. ¿Cómo hacer de los líderes coaches capaces de dirigir a sus equipos hacia la innovación y el alto rendimiento? El coaching deportivo da respuestas a esta cuestión.
Deporte y empresa, empresa y deporte: círculo perfecto
Este programa ha sido desarrollado por coaches certificados y profesionales del deporte, todos ellos plenamente identificados con la tarea de construir un cuerpo teórico y práctico que permita unir el mundo del deporte y el de la empresa, a partir de su conocimiento profundo del deporte, de la empresa y de los fundamentos y metodología del coaching. Por eso, el programa ha sido concebido desde la perspectiva "profesionalizar el deporte, deportivizar la empresa" que expresa la intención de construir un puente en dos direcciones, para el aprendizaje mutuo de las mejores prácticas y sistemas de ambos mundos, creando un interface que sirva para elaborar un lenguaje y un bagaje común y compartido.”

La 5ª edición de este Curso Superior de Coaching Deportivo comenzará en Málaga en otoño y, con permiso de la autoridad y si el tiempo no lo impide, pienso participar con una clase, como en ediciones anteriores. Gracias a Raquel, Ana María y todo el equipo de la UMA.