Páginas vistas en total

viernes, 19 de diciembre de 2014

El "Eureka" del Talento: Intuición Estratégica y Coaching


Viernes prenavideño entre Barcelona y La Coruña. Por la mañana, reuniones internas de estrategia comercial y conferencia para tod@s l@s profesionales de ManpowerGroup, impartida por Inma Puig Santos, profesora de ESADE y mentora del área de Equipos Comprometidos del Human Age Institute. He tenido el honor de presentarla y transmitirle las preguntas de su audiencia (más de 700 personas en 120 oficinas). Muchas gracias, Inma, por tu sabiduría y por tu generosidad al compartir tus profundos conocimientos y experiencia sobre las emociones, el cuidado, la mirada (Efecto Pigmalion), el entendimiento (“entender significa anticiparse”), la dignidad y el respeto (“los sentimientos no entienden de talonarios), el talento y el contra-talento, en equipos deportivos (el 50% de lo que sucede en los equipos no se ve) y empresa familiar (la empresa es la caja de resonancia de la familia).
Tras la intervención de Inma Puig, Raúl Grijalba, presidente de ManpowerGroup, ha destacado los logros del año (un 2014 impresionante para el grupo) y los retos del año entrante. Genera sano orgullo ser una empresa “cinco estrellas”: flexible (CVA y Ministerio de Asuntos Sociales), ética (Etisphere), sostenible (Dow Jones Sustainability Index), admirable (Fortune) y de excelencia (400+ de EFQM). El 19 de febrero sabremos además si es un Top Employer, una distinción con la que cuentan apenas una cincuentena de compañías en España. Mi profunda gratitud a Raúl y todo el equipo por un año memorable. The best is yet to come!
Vuelo a Galicia a las 15,30 h. Reuniones y cena de navidad con mis grandes amigos Mar y Enrique y su maravilloso equipo. Mi gratitud hacia tod@s vosotr@s, que sois la gente más entrañable del mundo. La Coruña siempre está en mi sangre y en mi corazón.
Como sabes, me gusta encontrar quién es el padre o la madre de un término y de un concepto. En el caso del Talento, creo que es Arquímedes de Siracusa (287 a.C. – 212 a.C.). Siracusa está en la actual Sicilia y en esa época, su rey Hierón II (primo del padre de Arquímedes, Fidias) estaba interesado en saber cuál era el verdadero metal de las coronas que le regalaban o pedía. Arquímedes fue físico, ingeniero, inventor, astrónomo y matemático, de los primeros y mejores de la historia. Asesinado por un soldado romano en las dos segundas guerras púnicas, tras dos años de asedio a Siracusa y tras advertir el invasor, Marcelo, que no debían hacer daño a una mente tan preclara.
En busca de la “corona dorada”. Arquímedes inventó un método para determinar el volumen de un objeto con una forma irregular. El romano Vitruvio cuenta que Hierón II ordenó la fabricación de una nueva corona con forma de corona triunfal, y le pidió a Arquímedes determinar si la corona estaba hecha solo de oro o si, por el contrario, un orfebre deshonesto le había agregado plata en su realización. Todo un reto. Arquímedes tenía que resolver el problema sin dañar la corona, así que no podía fundirla y convertirla en un cuerpo regular para calcular su masa y volumen, a partir de ahí, su densidad.
Mientras tomaba un baño (en los baños públicos de Siracusa, claro está), notó que el nivel de agua subía en la bañera cuando entraba, y así se dio cuenta de que ese efecto podría ser usado para determinar el volumen de la corona. Debido a que el agua no se puede comprimir, la corona, al ser sumergida, desplazaría una cantidad de agua igual a su propio volumen. Al dividir el peso de la corona por el volumen de agua desplazada se podría obtener la densidad de la corona. La densidad de la corona sería menor que la densidad del oro si otros metales menos densos le hubieran sido añadidos. Cuando Arquímedes, durante el baño, se dio cuenta del descubrimiento, se dice que salió corriendo desnudo por las calles, y que estaba tan emocionado por su hallazgo que olvidó vestirse. Según el relato, en la calle gritaba "¡Eureka!" (en griego antiguo, "εὕρηκα" significaba "¡Lo he encontrado!").
El principio de Arquímedes aparece en su tratado Sobre los cuerpos flotantes. “Todo cuerpo sumergido en un fluido experimenta un empuje de abajo hacia arriba igual al peso del fluido desalojado”. Usando este principio, habría sido posible comparar la densidad de la corona dorada con la de oro puro al usar una balanza. Situando en un lado de la balanza la corona objeto de la investigación y en el otro una muestra de oro puro del mismo peso, se procedería a sumergir la balanza en el agua; si la corona tuviese menos densidad que el oro, desplazaría más agua debido a su mayor volumen y experimentaría un mayor empuje que la muestra de oro. Esta diferencia de flotabilidad inclinaría la balanza como corresponde. “Tálantos”, en griego clásico, es el platillo de la balanza, y por ello, como sabes, Talento es “poner en valor lo que sabemos, queremos y podemos hacer”. Alrededor del año 1586, Galileo Galilei inventó una balanza hidrostática para pesar metales en aire y agua inspirada en Arquímedes.
¿Cómo se produce el “Eureka”? He leído un magnífico artículo de mi buen amigo Carlos Herreros, ‘La intuición estratégica explica el momento ¡Ajá!’ en la web de Network de directivos y gerentes Dir&ge: http://directivosygerentes.com/index.php/es/management3/64-articulos/2482-la-intuicion-estrategica-explica-el-momento-aja.html
Una persona tiene un “Eureka”, un “¡ajá!” (en inglés, un “insight”, perspicacia, intuición) cuando recibe un chispazo de consciencia en un océano de inconsciencia. Carlos nos recomienda leer o releer el libro de Malcolm Gladwell ‘Blink’ (‘Inteligencia Intuitiva’). Explica Carlos Herreros: “La intuición normal es una forma de emoción: sentir, no pensar. Un destello de insight cruza la niebla de la mente con un pensamiento claro y luminoso. Después de que se produce podemos sentirnos exultantes pero el mismo pensamiento está claro en nuestra mente. Esta es la razón por la que  nos emociona: por fin vemos claramente lo que hay que hacer. La intuición estratégica también difiere del juicio repentino o apresurado. Estos son intuición experta, una forma de pensamiento rápido en la que llegamos rápidamente a conclusiones cuando reconocemos algo que nos es familiar.” “La intuición estratégica es siempre lenta y funciona en situaciones nuevas que es cuando necesitamos nuestras mejores ideas.” “La diferencia es crucial porque la intuición experta puede ser la enemiga de la estratégica. Cuando mejoramos en nuestro puesto de trabajo reconocemos pautas que nos permiten resolver con más rapidez problemas similares. En situaciones nuevas, el cerebro  necesita mucho más tiempo para hacer el suficiente número de nuevas conexiones que nos permitan dar con la respuesta apropiada. Un destello de insight aparece sólo en un momento pero pueden ser necesarias muchas semanas para que llegue ese momento; no podemos forzarle para que le percibamos con mayor rapidez.” Como recomendación, incubar (incorporar información) y dialogar (coaching), para esperar al insight. De la introspección, la perspicacia.
Como coach estratégico, me encanta comprobar el “fogonazo” en los ojos de un/a directiv@ cuando se produce. Muchas gracias, Carlos, por recordármelo.   

“¡Eureka!” es el lema del Estado de California. Se refiere al grito al encontrar oro en 1848 cerca de Sutter’s Mill, que dio lugar a la fiebre del oro en aquella zona de EEUU. La medalla Mills, el premio Nobel de las matemáticas, lleva la efigie de Arquímedes.