Páginas vistas en total

jueves, 20 de noviembre de 2014

Las cualidades que comparten las mejores empresas para trabajar


Hoy he tenido el enorme privilegio de visitar dos “Great Place to Work”, dos “Top Employers”, dos de las mejores empresas para trabajar en nuestro país, en dos sectores tan distintos como el financiero y el tecnológico.
Por la mañana, he ido a ver a mis buenas amigas de ING Direct, un gran banco al que conozco bien desde sus inicios. César González-Bueno, su primer CEO (durante 11 años, 1998-2009), tuvo la amabilidad de decir en el prólogo de nuestro libro ‘El Club del Liderazgo’ que yo era su coach (ya sabes que el coaching es confidencial; sin embargo, el pupilo –directivo, cliente, coachee- sí puede revelar quién es su coach si lo desea). Tras ser el CEO europeo de ING Direct cuatro años (2005-2009) y realizar una extraordinaria labor en NovaGalicia Banco y EVO de 2011 a 2013, en la actualidad es el CEO del Gulf Bank en Kuwait. CGB es uno de los mejores directivos de nuestro país, sin la menor duda. Su sucesora en ING Direct, Carina Sziplka, es la mentora del área de nuevas tendencias del Human Age Institute (además de consejera independiente en ABanca y en Reparalia y Vicepresidenta de Unicef). La actual DG desde octubre de 2013, Almudena Román, forma parte de ING Direct desde los inicios (responsable de proyectos de back office, de internet, de desarrollo de negocios de hipotecas, de marketing de hipotecas, de estrategia sucesivamente) y Carina ha escrito sobre ella: “Infatigable, comprometida, cercana, Almudena es una gran profesional con la que trabajar durante 15 años ha sido un auténtico placer, por lo mucho que he aprendido de ella, de su visión y energía, por su generosidad y por los buenísimos momentos que hemos pasado juntas”. Mi gratitud a Marta y Alicia por la deliciosa reunión de hoy.
Por la tarde, he tenido la oportunidad de hablarles durante 90’ a los profesionales de People de Everis en su Universidad Corporativa. Hemos hablado de los mitos del talento jugando a una especie de 50 x 15 (¿Quiere ser millonario?) sobre lo que creemos sobre el talento y lo que la neurociencia ha revolucionado en nuestras creencias. Hemos hecho la presentación en inglés, como corresponde a una multinacional, y debatido entre l@s profesionales de gestión de personas de la casa. En su día, en la reunión de AEDIPE Premium sobre NeuroLiderazgo, me quedé muy impresionado de la disertación de Flora García Mesa sobre los avances de Everis a partir de sus valores. Hoy ha sido una nueva prueba de que es una gran empresa para trabajar. Mi gratitud a Roberto, Marta, Andrés y tod@s l@s profesionales de Everis presentes en el “Retiro People”.
¿Cuáles son los requisitos para ser una empresa preferida por el talento? En agosto de este año, Clare Rizer escribía en su blog ‘The 8 characteristics of an engaged workforce’ (las ocho características de un talento comprometido). Son las siguientes:
- Una base satisfactoria. Aunque sean elementos higiénicos, una empresa preferida cuida aspectos fundamentales como la seguridad en el trabajo, la compensación, los beneficios, etc.
- Comunicación en dos direcciones. No solo es una cuestión de feedback, sino de comunicar de forma ascendente y descendente. La comunicación es esencial para la confianza y el liderazgo.
- Reconocimiento. Las mejores empresas practican el reconocimiento profesional tanto entre jefes y colaboradores, entre pares y hacia arriba, en 360º.
- Apoyo al empleado. Los profesionales sienten que los recursos son los adecuados para hacer su trabajo, que viven su labor sin un estrés excesivo y con el equipo necesario.
- Efectividad directiva. Está comprobado que cuando hay calidad directiva (liderazgo) hay diez veces más compromiso en el empleado que cuando ésta es pobre. Recordemos que más del 80% de l@s directiv@s no son precisamente grandes líderes, básicamente porque improvisan en el desarrollo de su liderazgo en lugar de entrenar adecuadamente (coaching). Es como si Nadal o Djokovic participaran en torneos sin la debida preparación.
- Misión y valores. El propósito es uno de los grandes motivadores (junto con la autonomía y el aprendizaje). Cuando el talento sabe lo que es importante y hacia dónde va, da lo mejor de sí mismo.
- Crecimiento personal. Ya sabes: “el talento que no se aprecia, se deprecia” (Cristina Mulero, experta en Marca Personal, añade: “y cuando se deprecia es que la organización lo desprecia”). Se trata de que la empresa sea una “learning organization”, una institución que aprende y mejora constantemente para adaptarse al entorno. Sin crecimiento no hay motivación posible; la rutina aburre e incluso genera ansiedad.
- Ser un equipo. Formar parte de un equipo que trasciende a la persona es la marca de las mejores empresas para trabajar. Cuando un@ está plenamente integrad@ en un equipo, disfruta mucho más. La falta de trabajo en equipo no se aprecia en el discurso (todos son muy similares), sino en la realidad del día a día. Las empresas individualistas buscan culpables, no mejorar los procesos; ocultan los errores y por tanto no saben aprender de ellos; sufren de numerosas “puñaladas traperas” porque el rival está en casa y no en los mercados.
Las mejores empresas para trabajar son, en definitiva, organizaciones humanistas, grandes comunidades humanas donde reina el optimismo inteligente, el disfrute y la generosidad.