Páginas vistas en total

sábado, 20 de septiembre de 2014

Liderazgo Estratégico. En Bogotá, con Timothy Gallwey


Último día de este maravilloso viaje a Bogotá, a recibir el premio Líder de Excelencia y a impartir una conferencias sobre Coaching (“Por qué necesitas un Coach”) y Liderazgo Estratégico.
Ayer abrió este evento nada menos que el gran Timothy Gallwey. Nacido en 1938 en San Francisco, se le considera uno de los padres del coaching moderno. Como sabes, su metodología se llama “el juego interior” (the inner game) y ha publicado desde los años 70 ‘El juego interior del tenis’ (del que ha vendido más de un millón de ejemplares), ‘El juego interior del golf’, ‘El juego interior de la música’ (con Barry Green), ‘El juego interior de esquí’, ‘El juego interior del stress’ (2009) o ‘El juego interior del trabajo’ (2000).
Tim Gallwey fue capitán del equipo de tenis de Harvard en 1960. En la década posterior, aprendió técnicas del motivación del Gurú Majaraj Ji, a quien dedicó su libro sobre el tenis. El coahing de vida y ejecutivo recogieron la metodología de “el juego interior” en sus procesos.
Tim nos ha hablado durante dos horas del stress, del trabajo y de la motivación. Nos ha animado a conversar con él sobre estos temas (por ejemplo, sobre la distinción entre trabajo y empleo) y convertir esa conversación en objetivos personales de transformación. Ha sido apasionante y muy instructivo escucharle. “You can learn anything from anywhere” (Puedes aprender cualquier cosa de cualquier sitio).
Posteriormente, Lidia Muradep (la experta en PNL y Ontología proveniente de Argentina) dirigió un taller sobre Transformación personal, un tema de la que ella es una de las líderes mundiales. “Desde los modelos que traemos al mundo, vemos el mundo”. Lidia nos ha hablado de Cuerpo, Emocionalidad y Lenguaje (que se influyen mutuamente). El Lenguaje es generativo, crea realidades. “El Sí nos cambia la vida”. El Lenguaje hace que las cosas sucedan y genera SER. Los directivos son “gerentes conversacionales”. Somos seres interpretativos.
Después del almuerzo, tuve el honor de impartir un taller sobre Liderazgo Estratégico. Sobre el impacto del Liderazgo en la cuenta de resultados, el VUCA World, el modelo i4 de NeuroLiderazgo de la Dra. Silvia Damiano (‘Leadership is Upside Down’), la Fidelización del Talento y los directivos como “generadores de felicidad”. Ha sido un privilegio y lo he disfrutado mucho.
Tim Gallwey ha vuelto con una segunda parte de otras 2 horas. Nos ha demostrado su labor de coach con una participante que nunca había jugado al tenis. Disfrute, Desapego, Desempeño. La importancia de la Confianza (empezando por la Autoconfianza, la Seguridad en un@ mism@), del Awareness (Autoconciencia) y de las elecciones conscientes. Y ha finalizado con un llamamiento a la Paz desde cada un@ de nosotr@s, en un país que está en plenas negociaciones de paz y cuando mañana, domingo 21, es el Día Internacional de la Paz.
He tenido la fortuna de hablar a solas con Tim Gallwey, sobre la fortaleza mental de Rafa Nadal (que, obviamente, le parece impresionante), sobre la paz (nos ha recomendado la web de Prem Rawat: www.youtube.com/watch?v=4n_i4b4Wy-M) y sobre la labor del coach en el “juego interior”. Un privilegio disfrutar de su magisterio.
Cena en “Sopas de mamá y postres de la abuela” (un delicioso Ayaco, una de las especialidades culinarias de Colombia) en Unicentro (después de que hubiéramos visitado la librería Panamericana, donde estaban los libros de Borja Vilaseca, Santiago Vázquez, Juanma Roca y, de un servidor, ‘Por qué necesitas un coach’). Y esta mañana, tras el desayuno, he estado viendo el Deportivo de La Coruña – Real Madrid en ESPN. Aquí se sigue la Liga BBVA “partido a partido”.
Mi gratitud a Carlos Pardo, líder en la organización del ExpoCoaching Iberoamérica, y a todo su equipo. A Joana, excelente periodista de Portafolio, que nos ha entrevistado estos días y seguido las ponencias; a Gloria Jannet Arroyabe B (fundadora y directora de Sólo Amor, Centro de Luz: www.soloamor.com.co); a Héctor, gran experto en coaching del tiempo; a Vicente, Patricia y el resto de participantes.
Y mi recuerdo a quienes festejan San Mateo, en La Rioja y otras zonas de España. La fiesta del equinoccio de otoño.