Páginas vistas en total

jueves, 17 de julio de 2014

Las empresas humanistas desvinculan elegantemente. Los 10 beneficios del Outplacement profesional


Jornada de propuestas, de reuniones muy interesantes (como la que hemos celebrado con Alfonso Reyes, presidente de la Asociación de Baloncestistas Profesionales, sobre la empleabilidad de los deportistas de élite) y un hueco en la agenda para asistir, con mi hija Zoe, a la presentación de Tony Kross en el Santiago Bernabéu. Mediocentro atacante de 24 años, ha sido el cerebro de la selección alemana campeona del mundo. Nacido en Greifswald, es el primer futbolista nacido en la Alemania Oriental que ha ganado el Mundial.
Estas últimas semanas he estado estudiando mucho, como Head of Talent de ManpowerGroup y CEO de Right Management, la aportación de valor del Outplacement (recolociación) y el mercado en España. Creo firmemente que el ofrecimiento de Outplacement a l@s profesionales de una empresa o la ausencia del mismo define si una organización es “Human Age” (humanista) o Taylorista. Cuando al trabajador se le considera un coste, se le despide sin contemplaciones (lo más barato posible). Cuando el Talento es considerado un activo, la empresa culmina su contrato de empleabilidad (la persona es más valiosa en el mercado cuando se va que cuando llegó) con un proceso adecuado de desvinculación.
Sí, desvincular elegantemente (algo elegante es algo “dotado de gracia, nobleza y sencillez”, “que revela distinción, refinamiento y buen gusto”) forma parte del Ciclo Estratégico del Talento, que se inicia en la estrategia y concluye con la desvinculación.
La elegancia es una bella cualidad. D. José Ortega y Gasset escribió: "En el latín más antiguo, el acto de elegir se decía elegancia como de instar se dice instancia. Recuérdese que el latino no pronunciaría elegir sino eleguir. Por lo demás, la forma más antigua no fue eligo sino elego, que dejó el participio presente elegans. Entiéndase el vocablo en todo su activo vigor verbal; el elegante es el «eligente», una de cuyas especies se nos manifiesta en el «inteligente». Conviene retrotraer aquella palabra a su sentido prócer que es el originario. Entonces tendremos que no siendo la famosa Ética sino el arte de elegir bien nuestras acciones eso, precisamente eso, es la Elegancia. Ética y Elegancia son sinónimos. El vocablo «elegancia» tiene además la ventaja complementaria de irritar a ciertas gentes, casualmente las mismas que, ya por muchas otras razones previas, uno no estimaba." Efectivamente, Ética y Elegancia vienen a ser lo mismo.
He estado leyendo ‘La historia del Outplacement’, tesis doctoral en Educación de Martha A. Redstrom-Plourd (http://scholar.lib.vt.edu/theses/available/etd-31898-152246/unrestricted/Final_Dissertation.pdf). Al parecer, la recolocación surgió como una necesidad tras la II Guerra Mundial, para que volvieran a la vida civil los oficiales que habían servido en el teatro de operaciones. Se considera que Bernard Haldane fue el primero en realizar Outplacemente profesionalmente. En 1947 montó su propia consultora. Saul Gruner, un franquiciado de Haldane, fue uno de los primeros emprendedores de este sector en los 60. En 1969, Tom Hubbard compró la empresa de Gruner y la llamó Thinc Inc, considerada la primera compañía especializada. En 1980 había en Estados Unidos 50 firmas de Outplacement (por un total de 80 M $). En 1998 ya eran 200. En 2009, se calcula que el volumen de negocio en EE UU era de 4.000 M € (The Wall Street Journal). Right Management, con 3.500 empleados en 300 oficinas de más de 50 países, cuenta con más del 80% de las empresas Fortune 500 y sus clientes recomiendan sus servicios a otros (como promotores) en un 98% de los casos.
Un Outplacement profesionalizado ofrece hasta diez grandes ventajas a la empresa:
- Reduce el tiempo de búsqueda de los candidatos, lo que repercute en una menor ansiedad de los mismos y de sus excompañeros.
- Al ayudarles a “ponerles en valor”, el salario en la nueva incorporación suele mantenerse e incluso incrementarse, lo que es una buena noticia para quienes han tenido que irse y para quienes se han quedado en la empresa.
- Durante todo el proceso de búsqueda activa, l@s clientes/candidatos no se sienten sol@s. La soledad suele generar angustia.
- Tiene efectos positivos en la imagen de la compañía, que muestra fehacientemente que cuida a sus profesionales.
- Eleva los niveles de fidelización del talento.
- Impacta positivamente en la productividad (porque el clima laboral es mejor).
- Introduce la normalidad tanto en la entrada como en la salida de la organización.
- Permite tomar decisiones difíciles de desvinculación con menor estrés (la desvinculación deja de vivirse como un drama, como un abismo al que se le lanza al profesional).
- Mejora los niveles de Liderazgo y de Calidad Directiva.
- Eleva la RSC de la organización. 

En una investigación publicada el pasado diciembre (www.manpowergroup.com/wps/wcm/connect/manpowergroup-en/home/newsroom/news-releases/outplacement+improves+bottom+line+finds+right+management+global+study#.U8gFhyhq7LQ), a más de 1.700 líderes empresariales y directores de RRHH de empresas de una decena de países, el Outplacement se consideraba esencial en el 85% de ellos para mantener buenas relaciones entre los profesionales desvinculados y los que se mantienen en la empresa; el 83% considera que el Outplacement es de gran valor en su estrategia de reestructuración para ser más competitivo.
Más concretamente, si comparamos empresas que utilizan el Outplacement frente a las que no lo utilizan, la diferencia es notable:
- en términos de productividad, incrementos a los 12 meses de las primeras en un 34%, y en las segundas en un 28%.
- en términos de rentabilidad, aumentó en un 46% de las que lo utilizaron frente a un 44% de las que no.
- en términos de valor de la acción, un 31% de incremento frente a un 10%. De hecho, en el 17% de las empresas que no utilizaron Outplacement cayó el valor de sus acciones.
- Rotación no deseada que decreció en un 17% de las que utilizan Outplacement (frente a un 14% de las que no). En Asia-Pacífico, la diferencia es del 27% frente al 16%.
- Reducción del absentismo del 28% frente al 18%.
- Mejora del clima del 28% en las empresas que utilizaron Outplacement frente al 20% de las que no.
- Mayor satisfacción del empleado en un 38% (frente al 14% de las empresas que no utilizaron Outplacement). 
El Outplacement suele ser consecuencia de reestructuraciones (en el 68% de los casos), integraciones (53%) y cambios de liderazgo (43%).
El impacto demostrado en clima, satisfacción, absentismo, rotación no deseada, productividad, rentabilidad y valor del acción es más que evidente. La investigación fue realizada por LHK Partners de Pennsilvania de forma rigurosa e independiente. El documento “Una perspectiva global de por qué las organizaciones confían en el Outplacement” se le puede pedir a Shari Fryer en shari@fryerassociates.com. 

Mi gratitud a la veintena de profesionales que desde una alta responsabilidad estáis elevando esta labor y a la media docena de compañías que, como Right Management, ofrecéis en España servicios profesionales de recolocación individual y colectiva. Como país, nos interesa mucho que nuestra empresas hagan la desvinculación de la forma más elegante posible.