Páginas vistas en total

martes, 22 de julio de 2014

El Liderazgo es como una Paella


Precioso el ‘In Memoriam’ de Álex de la Iglesia: “Álex Angulo, o la generosidad”: “No le dije lo importante que era para mí. No le dije lo mucho que le quería. Toda justificación es estúpida, y la peor, escudarse en lo imprevisto de su muerte. El cariño no se dice ni se escribe en obituarios apresurados: se demuestra y se ejercita todos los días”. Gracias, Álex, por este reconocimiento  a este “caballero de tiempos mejores. Noble, honesto, sincero”. No dejes de leerlo en http://cultura.elpais.com/cultura/2014/07/21/actualidad/1405978200_234153.html
En su día, escribí en la revista Capital Humano un artículo titulado ‘El Liderazgo es como una Paella’. Me refería a que no hay “estilos de liderazgo”. Cada persona tenemos nuestro estilo, propio, intransferible, fruto de nuestra historia individual y de nuestro carácter. Un estilo que va variando con el tiempo. Un estilo que se compone de actividades de liderazgo (el LEA –Leadership Effectiveness Analysis-, la mejor herramienta de valoración del Liderazgo que conozco y que han utilizado más de 455.000 directivos en todo el mundo, mide 6 competencias y 22 comportamientos de liderazgo, no se necesita más). Como la paella, uno de los grande platos nacionales. La clave está en el recipiente, en la confianza, en la credibilidad, en la influencia honesta, en la autoridad moral.
Tres expertos: Guillermo Navarro, José Maza y Paco Alonso, crearon hace un año “Wikipaella”, una asociación sin ánimo de lucro para definir los ingredientes esenciales de la paella. Han hablado con los responsables de 170 restaurantes valencianos y 70 chefs de la tierra para consensuar la esencia. Guillermo Navarro expuso ayer que el “ADN” de la paella valenciana es garrofó, tomate, judía ferradura, pollo, conejo, sal, aceite, arroz, agua y azafrán. Depende de las zonas geográficas, se puede incorporar pimentón, caracoles, romero, ajo, pato, tavella, alcachofas o costillas de cerdo. Guillermo se cura en salud: “Yo nunca le diré a nadie que lo que hace su madre no es una paella”. En la Wikipaella, seis cocineros de prestigio (Jesús Melero, Luis Arrufat, Evarist Miralles, Mª Carmen Donet, Rafael Vidal y Juan Carlos Galbís) muestran sendos vídeos de paellas de la Ribera Alta, la Ribera Baixa, la Safor, Camp del Turia, Castellón y Marina Baixa. Viva la identidad y la diversidad, que son complementarias. Mi gratitud a Salvador Enguix por compartir esta información en ‘La Vanguardia’.
Liderazgo como el de las madres y padres de l@s alumn@s que han obtenido matrícula de honor (artículo de Sara Sans, también en LV). La clave son los progenitores, que alimentan la curiosidad, valoran que sean buenas personas por encima de todo lo demás (no les dan premios por las notas), les forjan el carácter frente a la adversidad y que mantengan una dosis de frustración. Inteligencia emocional, en suma.
A los 13 años es el momento de detectar el potencial, según el catedrático Josep Grané (UPC). “Si no hay una motivación propia del estudiante, es muy difícil que alcancen ese nivel de excelencia”. Ya sabes, la motivación es interna, y se alimenta con propósito, autonomía y aprendizaje (Daniel Pink).
La Dra. Silvia Damiano me envía un artículo muy valioso que ha publicado en The Huffington Post: “Houston, tenemos un problema… de Liderazgo”. www.huffingtonpost.com/silvia-damiano/houston-we-have-a-leaders_b_5602856.html Gracias, Silvia, por tu sabiduría. Apenas el 25% de l@s líderes son mujeres; ¡qué falta de aprovechamiento del talento!