Páginas vistas en total

martes, 17 de junio de 2014

10 mitos sobre el Talento que dificultan la atracción y fidelización de los mejores


Cena anoche en Alabaster (Montalbán, 9) con todo el equipo de dirección, al completo, de nuestro Grupo. Somos una veintena, lo que resulta excesivo a todas luces (los expertos consideran que 9 es el número de un equipo ideal, y que un quinteto funciona con una agilidad especial). Sin embargo,  equilibramos el número con una relación muy cercana y un liderazgo, el de Raúl, tan brillante como cariñoso.
Avión a Bilbao a las 6,35 de la mañana. En el vuelo, leo la entrevista a Juan Mata, uno de los futbolistas que más admiro (hablábamos de él Unai Emery, que lo tuvo en el Valencia CF, y un servidor en ‘Mentalidad Ganadora’) realizada por Lu Martín en Brasil. Mata es una persona culta, que lee mucho, y tiene dos carreras universitarias. Cuando el periodista le pregunta qué libro está leyendo en estos momentos, en la concentración del Mundial, responde que el de Jorge Carretero. Un honor y una gran satisfacción que ‘Atrévete a motivarte’ esté teniendo tanto éxito.
He estado participando esta mañana en la jornada de APD sobre atracción y fidelización de talento en la sede del BBVA en Bilbao, con una conferencia-coloquio en la que he querido compartir con l@s asistentes diez mitos sobre la misma, porque en estos inicios del Talentismo (ya sabes, la nueva era en la que el Talento es más escaso –y más valioso- que el Capital), hemos de admitir que mucha gente se refiere al Talento sin precisión, con modelos mentales del pasado.
Los diez mitos del Talento que dificultan la atracción y fidelización de l@s mejores son, en mi humilde opinión, los siguientes:
1. El Talento como Inteligencia (un nombre sin apellido, un término sin calificar). Siguiendo al maestro José Antonio Marina, el Talento es “inteligencia triunfante”. El resto es “inteligencia fracasada”. Por ello, hemos de pasar de los conocimientos (cada vez más accesible) a los comportamientos, a los hábitos ganadores.
2. El Talento como mera Capacidad. Lyle Spencer, en los primeros 80, definió la Capacidad (Ability) como Aptitud (Conocimientos, Habilidades) + Actitud (Comportamientos, en lenguaje de competencias). La Aptitud es condición necesaria; la Actitud, suficiente. Dave Ulrich nos enseñó que el Talento es Capacidad por Compromiso. Sin el Compromiso, el Talento queda en poca cosa.
3. Confundir la Actitud con el Compromiso. En las camisetas del Valencia Basket, equipo que ha estado a punto de dar la sorpresa y convertirse en finalista de la Liga de baloncesto, podemos leer “Cultura del Esfuerzo”. Solemos creer que la Actitud y el Compromiso son sinónimos, cuando no es así. La Actitud tiene que ver con la Inteligencia Emocional; el Compromiso, que es la energía que le ponemos a un proyecto, está relacionada con el “factor E” (que ha sido portada de Newsweek). El premio Nóbel James Heckman, Adam Cox, Daniel Goleman (‘Focus’) o Joaquín Fuster (‘Cerebro y libertad’). El “Executive control” (inteligencia ejecutiva) supone la gestión de la atención, la memoria, las emociones y el comportamiento. El Compromiso es la suma de cuatro energías: física, mental, emocional y de valores. Falta compromiso cuando el talento se encuentra exhausto, desanimado, descentrado o anómico (falto de valores).
4. Pensar en el Talento como algo fijo, que se tiene o no se tiene. La Dra. Carol Dweck nos advierte de esta peligrosa y difundida idea. En realidad, el Talento que no se aprecia se deprecia. El Talento depende de la mentalidad, que puede ser fija o ganadora. De ahí, la importancia de la Fluidez (Flow), de marcarse unos retos y elevar las capacidades a la altura de los mismos. Por ello, el Talento es cuestión de Disfrute, Diversidad, Dedicación y Dominio. En el libro ‘Messi, Falcao y Cristiano Ronaldo’, la Dra. Leonor Gallardo y un servidor estudiábamos el cultivo del talento de estos tres grandes jugadores y se sucesivas secuencias de 10.000 horas.
5. El Liderazgo, que es un especial tipo de talento, como Carisma. El Carisma, entendido como un don, un magnetismo mágico, no existe. Existe la presencia, que se trabaja, que se forja desde el carácter. El Liderazgo es marcar la pauta, hacer equipo e infundir energía (convertir la energía latente en expresa). El 60% de la productividad se explica desde la Calidad Directiva.
6. La Motivación como algo externo, como palo y zanahoria (premio y castigo). En realidad, nadie motiva a nadie. La Motivación es algo intrínseco, activado por un propósito (un sentido), la autonomía (libertad) y el aprendizaje. Lo que podemos hacer como directiv@s es dar ejemplo, “ilustrar en lo que consiste la excelencia”.
7. Las personas con talento encajan en cualquier sitio. Erasmo llamó a su amigo Tomás Moro “un hombre para todas las ocasiones”, como algo verdaderamente extraño. La tercera C del Talento, junto con la Capacidad y Compromiso, es el Contexto: Cultura corporativa, Clima laboral, Cooperación y Compensación.
8. La fidelización del talento. Es cuestión de emociones, de una proporción adecuada, como ha demostrado John Gottman. Barbara Fredrickson, experta en Positividad, nos enseña que la fidelización se da en la empresa cuando el ratio entre emociones positivas y negativas es al menos de 3 a 1. La productividad aumenta hasta 13 a 1. Recordemos que, por término medio, generamos 22.000 emociones al día (Kahneman). Los líderes tóxicos tiran el talento por la borda, por falta de inteligencia emocional (que es el 90% del Liderazgo).
9. El desarrollo del Liderazgo a partir de prueba y error. El Liderazgo no se puede improvisar; hay que entrenarlo. Por eso, el coaching (proceso de acompañamiento) es imprescindible. Un/a líder sin coach es como un/a deportista autodidacta. “Se juega como se entrena”.
10. La búsqueda de la Felicidad. Sabemos (científicamente) por Sonja Lyubomirsky que la Felicidad no se busca, se crea. Debemos ser arquitect@s de nuestra Felicidad, a partir de 12 actividades deliberadas, desde la Gratitud, Optimismo, Fluidez, Saboreo, Relaciones sociales, etc.
Iván Jiménez, Managing Director de bizkaia:talent, nos ha hablado de Atracción de Talento, como experiencia empresarial de la jornada. Me ha gustado mucho su planteamiento. Un Ecosistema de Talento, en palabras de Iván, incluye la estructura científica y tecnológica, el capital humano, la capacidad de conexión, las bases institucionales, las infraestructuras y comunicaciones y el entorno social y cultural.
Euskadi ofrece muchas razones para la atracción de talento. Se sitúa en el 4º puesto en el Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas, su esperanza de vida es de 82 años (una de las más altas del mundo), es uno de los territorios que más invierte en educación (solo por detrás de Dinamarca y Austria) y tiene un 43% de graduados en ciencia y tecnología.
Iván Jiménez ha desmontado el mito de la “fuga de talento”. Analizando en series temporales con una diferencia de tres años, el 82’2% de las personas con alta cualificación se quedan en Euskadi, el 9’7% está en movilidad exterior (en 2008, respecto a 2005, era el 11’7%). “El Paro para personas de alta cualificación va a ser prácticamente nulo”, ha resaltado, “dada la pirámide demográfica actual y futura”.
En ingresos netos/hogar, Euskadi está 5º del mundo, tras EE UU, Luxemburgo, Noruega y Suiza. Ocupa el podio de lugares más seguros del planeta (el ratio de homicidios más bajo, tras Islandia y Japón). 5ª en tiempo libre, tras Dinamarca, España, Bélgica, Noruega. 3ª en satisfacción con la vida, tras Suiza y Noruega. Bilbao es la cuarta ciudad más atractiva para los negocios del sur de Europa, tras Barcelona, Lisboa y Oporto.
Por supuesto, hay dificultades, como que la mayoría de las personas en Euskadi no habla inglés y que no es fácil integrarse. Iván nos ha puesto el vídeo ‘La mirada sueca’ (www.youtube.com/watch?v=H_W64RWS1Lo), que se burla de la productividad española. Sin caer en los tópicos, lo que pide el Talento son seis claves: una cultura no presencialista, jefes que otorguen y merezcan Confianza, Equilibrio de vida personal y profesional, Meritocracia, Flexibilidad, Medición por Resultados.
He aprendido mucho de la experiencia de bizkaia:talent (www.bizkaiatalent.org/en/Pages/default.aspx). Gracias, Iván, por compartirla con nosotr@s esta mañana.    
El tema del talento no puede estar de más actualidad. En la portada del número de junio de Harvard Business Review, un niño con gafas y el titular ‘How to Spot Talent. Hint: Experience is Overrated’ (‘Cómo Apreciar el Talento. Truco: la Experiencia está Sobrevalorada). Claudio Fernández Arazoz (Egon Zender) considera que las competencias ya no sirven. La clave, para él, es el potencial. Con todo respeto, las competencias nos siguen pareciendo el lenguaje del talento. Coincido con el autor en que el futuro no es una prolongación del pasado, y que lo importante no es lo que has hecho, sino lo que estás dispuesto a hacer (porque sabes, quieres y puedes).
Mi gratitud a la APD Norte: a Mikel, Leyre, Virginia y todo el equipo, y a mis compañeros de ManpowerGroup: Montse, Cristina, Sonia, Luis, Joserra, por la jornada de hoy.