Páginas vistas en total

domingo, 25 de mayo de 2014

Por qué nos emociona el fútbol y nos aburren las elecciones europeas: Fe, Fans, Fatiga y Fantasía


Impresionante la Final de la Champions League ayer en Lisboa. Hubo suspense (empate en el minuto 93), épica (ninguno de los dos conjuntos madrileños se dio por vencido), emoción a raudales. Los aficionados pasaron, alternativamente, del llanto a la alegría y de la alegría al llanto. Millones de personas de todo el planeta disfrutaron de un espectáculo único.
“El fútbol está hecho de errores, porque el partido perfecto es 0-0”, declaró en su día el exjugador francés y actual presidente de la UEFA, Michel Platini. Simeone se equivocó al alinear a Diego Costa (que hubo de ser sustituido a los 9 minutos; el Cholo se quedó con dos cambios y sus jugadores estaban exhaustos en la segunda parte de la prórroga). Carlo Ancelotti erró al apostar por Khedira, al que le falta ritmo de competición tras su lesión, y situarlo en una demarcación que no corresponde a su talento (el gol de Atleti es un error de marcaje del futbolista alemán, no de Iker). Tampoco Benzema estaba para jugar, lo que supone una cierta falta de respeto hacia otros jugadores que estaban más en forma. Como el Real Madrid tiene más “fondo de armario”, a media hora para el final salieron Isco y Marcelo y cambió el panorama. Tal es el poder del talento y de la Calidad Directiva (del coach).
En cualquier caso, da qué pensar que nos emocione tanto el fútbol (el moderno “opio del pueblo”) y nos provoque tedio la elección europea del 25-M. Es una cuestión emocional (al fin y al cabo, más del 90% del Liderazgo es pura inteligencia emocional). Para comprender la diferencia entre ambos fenómenos, creo que hemos de atender a 4 Fs:
- Fe. Del latín “fides”, que tiene que ver con el cumplimiento de las promesas. En las sociedades democráticas, a ambos lados del Atlántico, nos hemos acostumbrado a que los políticos incumplan sistemáticamente sus programas electores, y que como gestores (más o menos incompetentes) no nos presenten un futuro que nos ilusione. Sin embargo, el deporte en general y el fútbol en particular cuenta con reglas del juego, es una sana competición, hay ganadores y perdedores… La Fe solo puede surgir de la posibilidad de alcanzar nuestros sueños. ¿Qué fue del “sueño europeo” tras la II Guerra Mundial? “Es justamente la posibilidad de alcanzar un sueño lo que hace que la vida resulte interesante” (Paulo Coelho).
- Fans. “El tipo puede cambiar de todo. De cara, de casa, de familia, de novia, de religión, de Dios. Pero hay una cosa que no puede cambiar. No puede cambiar de pasión” (‘El secreto de sus ojos’). Para los aficionados, el fútbol es una pasión. No ocurre lo mismo, en general, con la política. Se vota por interés, pero no hay una “tribu”. Las tribus con comunidades humanas conectadas por una idea y por un líder. “El Liderazgo es el arte de dar a las personas una plataforma para expandir ideas que funcionan”.
- Fatiga. Conviene recordar que el compromiso es energía al servicio de un proyecto. De hecho, la combinación de cuatro energías: física, mental, emocional y espiritual (valores). En el deporte, el éxito consiste en esforzarse al máximo (es algo que reconocemos y apreciamos en los grandes equipos); en otros ámbitos, como la política, no está tan claro. La vocación de servicio público debería generar fatiga (el término proviene del mundo ecuestre, cuando a los caballos se les agotaba hasta casi hacerlos reventar). Como diría el maestro Julián Marías (y repetimos en ‘Atrévete a Motivarte’), el verbo de la ilusión es desvivirse. “Queda prohibido no sonreír a los demás, no luchar por lo que quieres, abandonarlo todo por miedo, no convertir en realidad tus sueños” (Pablo Neruda).
- Fantasía. La fantasía es “la facultad que tiene el ánimo de reproducir por medio de imágenes las cosas pasadas o lejanas, de representar los ideales en forma sensible o de idealizar las reales”, según la primera acepción del DRAE. En la mente de los aficionados, de la tribu del futbol, tenemos imágenes registradas para siempre (el gol de Iniesta en el Mundial de Sudáfrica, el de Torres en la Euro 2008, Casillas levantando los trofeos). ¿Dónde están las imágenes de la Unión Europea?
Generar una Fe, contar con Fans (una tribu), luchar hasta la extenuación (Fatiga), generar imágenes (Fantasear)… Así logramos emocionarnos. Apliquémoslo a nuestras organizaciones, para lograr estados de ánimo ganadores.
De la prensa de hoy, me quedo con el artículo de Rosa Carvajal ‘Director de Recursos Humanos, mucho más que un jefe de personal’, en La Razón, en la que tiene la amabilidad de citarme, junto a Roberto Luna (Universidad de Valencia), Alfonso Garrido-Lestache  (Manises), Juan Pablo Borregón (Eulen), Antonio Fernández (Fenosa) y Sandra Matas (SGS). El ‘Cine de Gestión’ de mi amigo Iñaki García Leániz, que conecta ‘Una noche en el viejo México’ con la metodología GROW de Coaching de John Whitmore (concluye con los míticos versos de Kavafis: “Cuando emprendas tu viaje a Ítaca/ pide que el camino sea largo,/ lleno de aventuras, lleno de experiencias”). El artículo del maestro José Antonio Marina sobre la inquina en su columna ‘Ideas’. Y el de mi admirado Ignacio Camacho sobre ‘La Europa de las tribus’.
“¿Por qué triunfa Ten con Ten?” se preguntan en el dominical ‘Fuera de serie’. En un sector que en cinco años (2008-2013) ha visto cerrar 72.000 restaurantes y cafeterías en España, el establecimiento de moda en la calle Ayala, 6 atiende en dos turnos a unos 7.000 clientes (medio millón desde su apertura en mayo de 2011). Sus dos propietarios son el exfutbolista Sandro Silva (40 años) y su esposa Marta Seco (37), asturianos, con dos hijos y en espera del tercero. Mantienen un estilo cercano, humilde y profesional, que sirve de inspiración al equipo (el ejemplo hace al líder). Sandro está a cargo de la carta y los fogones; Marta es la relaciones públicas. Él se curtió con su tío Fernando Martín, primer chef del Principado en obtener una estrella Michelín. “Quisimos crear un espacio donde la gente se sienta especial”, explica Marta. “El secreto del éxito es que estamos al cien por cien con los propietarios”, cuenta Guillermo Herrezuelo, jefe de sala. “Por la mañana, ejecutivos, empresarios, grupos de amigas; por la noche, políticos, faranduleo, mucho extranjero”. El boca a oreja funciona a las mil maravillas. Variedad de espacios y cuatro mosqueteros (Giovanni, Calderón, Einsen y Rod) cocinan a la carta para 400 personas por servicio, el equivalente a una boda diaria. En junio de este año abrirán una mezcla de tienda de ultramarinos y lugar de encuentro para 60 personas. Y en el Florida Park montarán un restaurante-cabaret en la línea del Lío de Ibiza. “La vida es un Ten con Ten” (moderación en el diálogo).
Mi gratitud a las personas que nos hacéis emocionarnos, conmovernos, en la vida y en el deporte.