Páginas vistas en total

viernes, 16 de mayo de 2014

La despedida de dos grandes talentos: Carles Puyol y Víctor Valdés


Ayer a las 19,30 horas, presentación del libro ‘Marca Profesional’ en FUNDESEM, la Escuela de Negocios de Alicante. Mis felicitaciones a la autora, a la organizadora del evento (Liliana Brando) y a tod@s l@s participantes, que llenaron la sala y compraron todos los libros disponible. Todo un éxito de crítica y público.
Durante la cena de anoche, el debate entre los candidatos a las elecciones europeas de los dos grandes partidos. Como escribía hoy Juan José Millás, empeñados en defender que “no son lo mismo”, aunque hayan votado conjuntamente el 81% de las iniciativas agrícolas y el 78% en Justicia e Interior (un Pareto, como es habitual). “El candidato del PP leía y leía sin rubor, son entonación, sin ganas”, “La socialista tenía que pelear contra su oponente y contr sí misma” (Millás).
He estado leyendo en diferentes medios sobre el homenaje de despedida a Carles Puyol ayer en el Auditorio 1899 de Barcelona. Tras 15 años en el Barça, Puyol (La Pobla de Segur, 1978) se veía jugando hasta los 40 pero no ha podido ser. Las rodillas no se lo han permitido. Puyi, o “Faquir” (como le llama su gran amigo Xavi Hernández, con quien hará cosas juntos) se ve haciendo vida normal. “La idea es recuperarme bien, porque este año no he podido jugar (apenas 12 encuentros esta temporada). Lo que quiero es poder hacer vida normal, correr o simplemente jugar al pádel”, declaró Carles. En este acto, los expresidentes Joan Laporta, Gaspart, Josep Lluis Núñez, el actual (Bartomeu), el director deportivo Andoni Zubizarreta, Camacho, Hierro, Iñaki Sáez, Antic, Jorge Pérez, Mª José Claramunt... Ha conseguido 21 títulos (6 Ligas, 3 Champions, 2 Mundiales de clubes, 2 Supercopas de Europa, 2 Copas del Rey y 6 Supercopas de España). El gesto del que se siente más orgulloso es cuando cedió el honor de levantar la Champions de Wembley a Éric Abidal, que acaba de superar un cáncer hepático. Formado en La Masía, estuvo a punto de ser traspasado al Málaga por 150 M ptas. (en el último momento su descubridor, Joan Martínez Vilaseca le pidió al coach Van Gaal que lo impidiera). No se ve como entrenador, pero sí trabajando con la cantera. Me quedo con dos momentos de su carrera (escribimos la Dra. Gallardo y un servidor sobre Puyi en ‘Los Mosqueteros de Guardiola’): cuando Radomir Antic (prologuista de ‘Messi, Falcao y Cristiano Ronaldo’) le colocó en el centro de la defensa, porque era rápido, corregía bien y era ideal para una zaga adelantada. Y la simbiosis con Josep Piqué, recién llegado del Manchester United (cómo aumentaron los dos de valor: el gol a Alemania en la semifinal del Mundial 2010 fue bicéfalo).  “He cumplido el sueño de millones de niños. Sé que he sido muy afortunado”. “Llegué como un niño y me voy con una familia de la que estoy muy orgulloso”. “Hay que saber ponerse el brazalete; se lleva en el alma”. Eso es empleabilidad, amigo mío.
La despedida del Gran Capitán del FCB contrasta con la de uno de los mejores porteros del mundo, Víctor Valdés. Ya he dicho en este blog que me ha gustado mucho su libro y estoy convencido de que haremos cosas juntos en un futuro cercano. Valdés se ha despedido de su club y de su afición (como sabes, lleva un tiempo lesionado y había declarado que no continuaría en el Barça) por carta abierta. En La Vanguardia, Joan Golobart ha escrito: “Tengo la sensación de que mi admirado Víctor es un tipo extremadamente sensible”. Yo también. “Ha preferido reprimir sus emociones” en una despedida que pudo ser y no fue. Golobart lo atribuye a la falta de valentía (el coraje que precisamente tiene como guardamente). Un servidor prefiere considerar que nos falta información. Puyol se ha ido por la puerta grande y Valdés lo hubiera merecido; sin embargo, creo que con Víctor lo mejor está por llegar.
Por lo demás, Larry Summers (catedrático de Harvard y ex secretario del Tesoro con Clinton) nos advierte de las “conmemoraciones” de este 2014: en 1914, inicio de la IGM; en 1939, inicio de la IIGM; en 1964, tras el asesinato de Kennedy, guerra del Vietnam; en 1989, caída del Muro de Berlín. “Está en nuestras manos determinar lo que alguien vaya a decir en 2114 cuando reflexione sobre los anteriores 100 años”.
Y en La Contra de La Vanguardia, el premio Nobel de Física Jack Steinberger: “Una sociedad llega a desaprovechar a los mejores porque valora más las jerarquías que los resultados y el talento. Y el país que no emplea a su talento joven se vuelve idiota”. Apliquémonos el cuento.