Páginas vistas en total

sábado, 19 de abril de 2014

El espíritu de Aloha, la filosofía hawaiana para el talento y la felicidad


¡Qué maravillosos días de descanso, de familia, de un tiempo maravilloso, en los que uno se despierta sin despertador, come sin prisas, practica ejercicio con moderación y deja hueco para la espiritualidad y la alegría!
Ayer, tras salir de ver “The Muppet Tour” (la secuela de Los teleñecos), me encontré con Laura González-Molero, CEO de Merck Latam, y su marido Fernando. ¡Una gratísima sorpresa! 
Y estuve leyendo “El espíritu de Aloha. El poder de Ser feliz ahora”, de la Dra. Mª Carmen Martínez Tomás. Un libro estupendo sobre la filosofía de vida hawaiana para honrar, respetar y celebrar la vida.
Los chamanes kahuna (que preservan la sabiduría de los habitantes de Hawai, lo que queda del continente Mu, que se hundió hace 12.000 años) saben y practican que “todos los seres humanos somos uno porque estamos conectados a través de una mente universal”. Practican Ho’oponopono y consiguen el “kala” (restaurar la luz). Su filosofía es la “huna”, la causa del espíritu amoroso, hospitalario y feliz de ese mágico lugar, con alma.
“Aloha”, el saludo, palabra sagrada que proviene de “Alo” (presencia) y “ha” (presencia de Dios), significa “saludo la presencia del aliento divino en ti” y supone “la alegría de compartir energía vital en el omento presente”. Porque la verdadera felicidad es “una actitud interior, consciente, amorosa y activa”. El amor es “la raíz, el fundamento y la piedra filosofal del espíritu de Aloha”.
¿Cuáles son las claves de ese amor que fluye constante y en libertad? Bien pensar (el pensamiento es el creador de la realidad), Bien decir (ben-decir) de todo y de todos, Bien hacer, Apreciar, Compartir (dar y recibir)… para lograr la Alegría. “La alegría es la expresión gozosa de un corazón abierto que sabe valorar y apreciar la vida, compartiendo lo que tiene con los demás, a quienes reconoce como hermanos”.
Según el Kybalión, como nos recuerda la autora, los principios universales son siete: el principio del mentalismo (Todo es mente, el universo es mental), el principio de correspondencia (Como es arriba, es abajo. Como es abajo, es arriba), el principio de vibración (Nada es inmóvil. Todo se mueve. Todo vibra), el principio de polaridad (Todo es dual. Todo tiene dos polos), el principio del ritmo (Todo fluye y refluye. Todo tiene sus periodos de avance y retroceso), el principio de causa y efecto (Toda causa produce un efecto y todo efecto tiene una causa), el principio de generación (Todo tiene sus principios masculino y femenino. La generación se mantiene en todos los planos). El surf, sobre las olas, como deporte de Hawai y el círculo como símbolo de unidad.
Mª Carmen practica los “círculos de sanación” del Ho’oponopono, en cinco pasos:
1.     Sintonizar
2.     Compartir
3.     Sanación personal
4.     Sanación grupal (con las cuatro palabras sanadoras: “lo siento, perdóname, te amo, gracias)
5.     Sanación planetaria
Más de la mitad del libro está dedicado a experiencias y testimonios, sobre la enfermedad, la carencia económica, la prosperidad (la Dra. Martínez Tomás explica que “abundancia es tener mucho de algo, prosperidad significa disponer en cada momento de todo lo que necesitamos”), los deseos, los conflictos familiares, las enfermedades mentales, la sincronicidad, las relaciones, los dolores, el perdón, el propósito, etc. el texto concluye con un ejercicio de visualización y movimiento corporal para “ser luz” (“el secreto para alcanzar la auténtica felicidad consiste en convertirnos en aquello que somos de verdad”, escribe Mª Carmen) en cinco pasos: enraizar, sintonizar, cargar (de energía el corazón), expandir e irradiar.
“El espíritu de Aloha” es un libro estupendo, muy práctico y de gran valor. La web de la Dra. Mª Carmen Martínez Tomás es www.luzradiante.es
Mª Carmen dedica el libro a l@s guardianes de la sabiduría ancestral. Y yo les agradezco mucho que, como ella, compartan sus conocimientos con nosotr@s.