Páginas vistas en total

viernes, 28 de marzo de 2014

Gestión del Talento. El papel del entrenador


Hoy he tenido el honor de impartir la conferencia “Gestión del Talento. El papel del entrenador” en el Club Asturiano de Oviedo, un espacio de particular belleza en la ladera del Naranco, con unas espectaculares vistas a la capital asturiana. Ha sido un éxito de público (más de 100 personas, con algunos asistentes de pie por falta de asientos), con decenas de entrenadores de distintas disciplinas deportivas. Unos 45 minutos de exposición y más de una hora de debate, con preguntas muy interesantes.
He hecho una exposición de lo que hemos podido aprender, en el deporte y en la empresa, durante la última década (y que hemos expuesto la Dra. Leonor Gallardo en varios libros sobre Liderazgo en ambos mundos, sobre La Roja, sobre Mourinho y Guardiola, sobre la Mentalidad Ganadora de Unai Émery, sobre Falcao, Cristiano y Messi).
En síntesis, la competición nos enseña que el éxito no es por casualidad. Es cuestión de Estrategia, Equipo, Emociones (Inteligencia emocional), Esfuerzo (aprovechamiento del potencial) y Equilibrio (entre la perseverancia en pos de los objetivos y flexibilidad para alcanzarlos). Y la sexta E, la Ética, “el modo más inteligente de vivir” (José Antonio Marina).
Como la Calidad Directiva es el 60% de la productividad y la competitividad, se impone la figura del líder-coach, que desarrolla el talento de las personas que están junto a él/ella. Alguien con autoridad moral, que sabe escuchar con atención, que no pierde la calma (serenidad, resiliencia), que decide con criterio, que prescinde de gente tóxica, que es ecuánime en sus decisiones (sabe explicarlas bien) y huye de filias y fobias.
No hay líder sin equipo ni equipo sin líder. Nuestra selección nacional, La Roja, que durante mucho tiempo ha sufrido de “vértigo emocional” (temor a ganar, especialmente en cuartos, en la antesala del éxito) se ha convertido en un equipo de leyenda, tras triunfar en las Eurocopas de 2008 y 2012 y en el Mundial de 2010.
En definitiva, podemos aprender mucho de la calidad de nuestro deporte, de las mejores prácticas de nuestros mejores entrenadores y de lo que significa de verdad ser un equipo.
Me he apoyado además con tres vídeos: el de las charlas de Luis Aragonés como seleccionador durante la Eurocopa de 2008, el del vestuario español antes de la final contra Holanda en el Mundial de 2010 y el de “Gladiator”, que le pidió Pep Guardiola a un periodista de TV3 para mentalizar a sus jugadores antes de la final de la Champions en Roma, que conquistó contra el Manchester United.
Mi agradecimiento a Luis, Marta, Íñigo, Covadonga, a todo el equipo del Club Asturiano de Oviedo (16.000 socios) y a los participantes en el acto.