Páginas vistas en total

domingo, 30 de marzo de 2014

100 consejos para ser centenari@


Domingo de entrenamiento de fútbol de Zoe y de comida en casa de mis padres. Nuestra amiga Marta nos regaló un “Isidrín”, para beber la sidra como si la estuvieran escanciando en Asturias, y lo hemos disfrutado con gusto. Gracias, Marta, por el regalo.
He estado leyendo el número de este mes de la revista Muy Interesante, una de mis publicaciones fijas. En portada, “100 consejos para vivir 100 años. La ciencia demuestra que pequeños cambios en tu hábitos pueden alargarte (mucho) la vida”.
El dossier de Elena Sanz, que recomienda la web de Jay Olshanky (Universidad de Illinois) y el libro “Aferrados a la vida” de Jonathan Weiner, nos aporta un centenar de consejos para llegar a centenari@s:
A) Estrechamiento de las arterias coronarias, cuidado con la hipertensión a partir de los 45 años, las personas más inteligentes son más longevas, cuidado con la ingenuidad (no el optimismo inteligente, sino no cuidarse) porque acorta la vida, no gruñir, visitar más al médico (en Japón lo hacen 13’4 veces al año, el triple que en Europa), estudiar, tocar un instrumento, no dispersarse, huir de las grasas saturadas, ser eterno aprendiz, rodearte de amig@s, sentirte joven (percepción subjetiva), un vaso de leche al día, no ser fumador pasivo, saber idiomas (dos o más), evitar la depresión, cultivar aficiones, fitness mental, cultivar una vida digital, no pasarte de calorías, deporte, tai-chi, malabarismos, kárate.
B) Respirar aire puro, no quedarse con las ganas de practicar sexo, relaciones más de 3 veces por semana, olores agradables, bombear el cerebro, moverse, apuntarse a un vuelo espacial, no fumar, estar un máximo de tres horas diarias sentados, running, yoga, dormir lo adecuado, no correr maratón pasados los 50, las responsabilidades, no tener una estatura elevada, cierta exposición al frío, mantener a raya el colesterol malo (LDL) y el azúcar, dar buenos apretones de manos, usar protector solar, la sirtuina-1, el klotho, la melatonina, el Apo E.
C) La dieta mediterránea, los frutos secos, los polifenoles, el café, un buen desayuno, las frutas y verduras, los antioxidantes, las manzanas, el zumo de granada, una copa de vino, el pan integral, cuidar la línea, un régimen hipocalórico, el aceite de oliva virgen, los arándanos, el pescado azul, la Raíz de oro, el té verde, té blanco, las pipas, la coenzima Q10, los aminoácidos, la dietas Polymeal (chocolate, vino, frutas y verduras, ajo), las nueces.
D) Y finalmente ser feliz (gozar de la vida), la siesta de 45 minutos, la cara de niño, el voluntariado, tener más hijos que hijas, el buen clima laboral, mudarse a Okinawa (Japón), tener un ingreso medio-alto, ganar premios, practicar actividades de ocio saludable, leer asiduamente, vivir en zonas de cierta altitud, discutir civilizadamente, asistir a misa, las nalgas voluminosas, seguir un horario, arriesgarte (una personalidad activs, sociable y audaz), ser am@ de casa, presentarte a unas elecciones, estar felizmente casad@, contar con una mascota, evitar la delgadez extrema, la fama, el desempleo y la soledad.
Como ha escrito David Ponce en Facebook, la salud es una ecuación con cuatro ingredientes: alimentación idónea, ejercicio físico tonificante, descanso reparador y estabilidad emocional. Analiza tus fortalezas y aprovecha tus oportunidades de mejora.
Elena Sanz también en “Muy Interesante”, nos explica “¿Por qué el tiempo no pasa siempre a la misma velocidad?”. La percepción en los seres humanos depende del asombro, la motivación, el mañana (el futuro siempre está más cerca que el pasado), la edad, el miedo y la depresión. Ya sabes, se trata de fluir.
Y las preciosas fotos premiadas en la sexta edición de los International Loupe Awards.
En “Fotogramas”, además de la películas del próximo mes de abril, un recuerdo a Harold Ramis, que falleció el pasado 24 de febrero. En su filmografía, la magistral “Atrapado en el tiempo” (1993), el repetido día de la marmota de Phil Connors. Y también “Una terapia peligrosa” (1999), con Robert de Niro y Billy Cristal, así como su secuela, dos años después. El actor de “Los cazafantasmas” (1984) fue un genio de la comedia como guionista (“Desmadre a la americana”, “Los incorregibles albóndigas”, “El pelotón chiflado”, “Los cazafantasmas”) y director (además de los mencionados, “Al diablo con el Diablo”, “La cosecha de hielo”, “Año cero”).
Para el mes entrante, “Noé” (me fío de Darren Aronofsky, director de “Cisne negro”), tal vez las “Crónicas Diplomáticas” de Bertrand Tavernier y, en función de que Zoe quiera, “Río 2” o “Spiderman 2”. Va a ser difícil elegir, y no por exceso sino por escasez.