Páginas vistas en total

miércoles, 22 de enero de 2014

La Mentalidad Ganadora en el deporte y en la empresa: somos pura química


Ayer disfruté mucho con la jornada sobre Talento Organizativo organizada por el Club de Excelencia en la Gestión en la sede de Garrigues (su salón de actos es espléndido y el edificio, rediseñado en su día por Aguirre Newman, maravilloso). Lourdes Ramos, la directora de RR HH de Garrigues, Carlos Pelegrín Fernández (director de desarrollo de RR HH de Iberia) y Raquel Casero (directora del Programa de Coaching Deportivo y Ejecutivo de la Universidad de Málaga) estuvieron especialmente brillantes. Mi gratitud a Mercedes y su equipo del CEG, a Sara (VP del Club), a Lourdes, Carlos P. y Raquel, y l@s asistentes (entre ell@s, la Dra. Leonor Gallardo).

Y esta tarde de nuevo en Deusto, para impartir una conferencia, organizada por APD, sobre Mentalidad Ganadora en el deporte y en la empresa. Como bien sabes, “Mentalidad Ganadora” es el título del libro que hice con el entrenador vasco Unai Emery (ahora en el Sevilla FC; el pasadp domingo logró un meritorio empate a domicilio ante el Atlético de Madrid del “cholo” Simeone, co-líder). Y lo he enfocado desde el punto de vista de las hormonas. 

Y es que el Liderazgo, “cuestión de carácter” como diría mi buen amigo Santiago Álvarez de Mon, es por ello un tema de bioquímica (la ciencia que estudia la composición química de los seres vivos), de estímulo-respuesta y más concretamente de hormonas (las sustancias secretadas por las glándulas endocrinas). Las hormonas pertenecen al grupo de los mensajeros químicos, como los neurotransmisores y las feromonas. Casi todo lo que sabemos sobre el asunto es del último siglo. El concepto de secreción interna es de 1851 (Claude Bernard), la primera hormona descubierta es la adrenalina (Jokichi Takamine, 1901) y el nombre, “hormona” (del griego “ormón”, estímulo) es de 1905. De las principales hormonas, unas 60, me he centrado en once principales hormonas y neurotransmisores (las hormonas se transmiten por la sangre, los neurotransmisores a través de conexiones neuronales).

 
Hemos recordado el modelo de Emery (Espíritu de equipo, Mentalidad ganadora, Esfuerzo canalizado, Razón + emoción, Y serempatía) y he tratado de explicar la conexión de la bioquímica (hormonas y neurotransmisores) con diez dilemas de Liderazgo:

q  Cómo detectar el Talento: Cuestión de endorfinas, la clave de la felicidad. Son la llave de nuestra calidad de vida. He presentado un “endorfímetro” para medir cómo estamos de endorfinas a partir de diez actividades y poder realizar un plan de acción. Estas actividades son:
·       Ejercicio físico moderado (caminar, nadar, bicicleta).
·       Relaciones sexuales satisfactorias.
·       Reírme a menudo, buen humor.
·       Contacto con la naturaleza y tomar el sol.
·       Relajación y Masajes.
·       Dedicar tiempo a mis aficiones.
·       Tomar zumos, verduras, chocolate.
·       Actividades artísticas: música, baile, pintura.
·       Compañía y Generosidad.
·       Pensar de forma positiva.

q  Cómo conseguir que mejore un profesional: La serotonina, hormona del placer (inhibe la ira, la agresión, el mal humor, el sueño, el apetito). Los cuatro grandes antidepresivos son la gratitud, el sexo, el chocolate y el prozac.
q  Cómo presentar los objetivos de la temporada. Marcarse retos eleva los niveles de dopamina, un “anestésico natural” asociado a recompensa en el cerebro.
q  Cómo resolver conflictos entre jugadores. Me he referido al cortisol, la hormona del estrés. Útil para la supervivencia (permite canalizar la energía metabólica) pero peligrosa en otros casos. He incluido en la presentación un “cortisómetro” con seis actividades:
·       Dieta apropiada.
·       Cereales integrales, huevos, leche.
·       Evito bebidas excitantes.
·       Duermo bien (8 horas).
·       Practico yoga, tai-chi, relajación o meditación.
·       Tomo Vitamina C, Vitamina A, Te verde, Ginseng o Regaliz

q  Cómo cambiar una mala racha. “La gente no quiere cambiar porque eleva su nivel de ansiedad” (Shlomo Bretzniz, Universidad de Haifa). La adrenalina o epinefrina es la hormona de “lucha o huida”, que acelera los sistemas corporales.
q  Cómo prescindir del que no vale. La “falta de talento” suele ser por falta de trabajo (esfuerzo, compromiso) y/o tenacidad. La acetilcolina es el neurotransmisor activador de la memoria.
q  Cómo gestionar el ambiente del vestuario. La oxitocina: la hormona del amor, la generosidad, la confianza, del abrazo, de la calma… influye agradablemente en distintos aspectos de nuestra vida. Mejora la capacidad de los sujetos de confiar en otras personas, promover la actividad social, superar el temor a la traición y crear un círculo de confianza y afecto.
q  Cómo pedirles un esfuerzo extra. La testosterona, hormona competitiva. Si falta (andropausia), es escasa la energía, la motivación, el entusiasmo. Si sobra (apoptosis), es similar al Alzheimer. El “testosterómetro” nos puede ayudar para tener niveles adecuados de testisterona.
q  Cómo celebrar los éxitos… y ponerlos en valor. Sin euforia. La norepinefrina (o noradrenalina) es la hormona “anti-lucha y huida”, que canaliza los niveles del cuerpo. El GABA (ácido gamma-aminobutírico) es el neurotransmisor relajante, que ralentiza las transmisiones de otras neuronas.
q  Cómo liderar a tu jefe. La vasopresina u hormona antidiurética, que controla la sed y la secreción. El balance del agua es esencial en el organismo (el ser humano pierde diariamente 2’5-3 litros de agua, y rara vez modifica su equilibrio más de un 1-2%).


Endorfinas, serotonina, dopamina, cortisol, adrenalina, acetilcolina, oxitocina, testosterona, norepinefrina, vasopresina. Somos química, bioquímica. El deporte español, a este respecto, nos sigue dando grandes alegrías cada semana. El coaching, entre otras muchas cosas, aplica en la empresa lo que los mejores entrenadores hacen en nuestro deporte.