Páginas vistas en total

lunes, 30 de septiembre de 2013

¿Te atreves con un coach sexual?


Comienza la semana, acaba septiembre, se inicia el otoño. Mi banda sonora de hoy es Misty, en la versión de Ella Fitzgerald (www.youtube.com/watch?v=rPOlakkBlj8) y una balada otoñal de José Luis Perales, Balada para una despedida (la de este verano en el que he aprendido tanto): “Hoy mis ojos miran, como tantas veces, este otoño gris./ Hoy te estoy pidiendo, que a pesar de todo, seas feliz”: www.youtube.com/watch?v=rPOlakkBlj8   
Vuelo a La Coruña a las 7,25 para estar en la ciudad en la que nadie es forastero y en Ferrol. Temas de empresa, de deporte, de ilusión y de felicidad.
Ayer domingo me hice una matinal con mi hija Zoe y con mi padre (tres generaciones de Cubeiro, de 12 a 78 años), para ver La gran familia española de Daniel Sánchez-Arévalo. Una película maravillosa, que trata de emociones y de esperanzas, que no te puedes perder. El guión es poderoso y las interpretaciones, inolvidables. Mis frases favoritas de tan hermosa cinta son las siguientes: “Un amor de verdad nunca se supera”, “Me has degradado de novia a amante”, “Lo normal en una familia es que no haya nadie normal”, “¿Me curas la herida? ¿Cuál de ellas?”, “No necesitaba que me ames. Me bastaba con amarte yo a ti”, “Las chicas se van siempre con el chico malo”, “Yo no he ocupado tu rol; tú lo tiraste”, “No es cuestión de sexo, sino de piel, de deseo incontrolable”, “Pasarán muchos hombres por mi vida, pero ninguno será tan importante como tú”, “Haz lo que tengas que hacer”, “No creo que necesites un mapa para encontrar tu tesoro”, “El tiempo es como los quesitos. Aunque te gusten mucho, si los guardas, se ponen malos. Hay que comerlos cuando toca”, “Su corazón está roto; en realidad, lleva mucho tiempo roto”, “Vive tu vida, y no la de los demás”. Estoy seguro de que volveré a ver esta película (a ser posible, en el cine).
Revista Psychologies España, nº 104. En portada, Crear nuestra suerte. Actitudes que consiguen atraer la felicidad. Dossier de Núria Berlanga y Laurence Lemoine que diferencia el puro azar de la suerte duradera, que un@ construye. “La suerte es también una mirada al mundo. La invocamos con nuestra capacidad de asombro” (Elsa Godart). Entrevista a mi buen amigo Álex Rovira (“La confianza es el principio fundamental de actuación”), las cuatro actitudes que atraen la buena suerte (Richard Wiseman), encontrar a la pareja (“Nos sentimos atraídos por el otro porque nos recuerda al niño que fuimos”, Marcel Proust).
También en esa revista, la actriz Silvia Abascal (que ha escrito Todo un viaje, tras su derrame cerebral), nos habla de su pareja, el fotógrafo Rubén Martín: “No hay entrada, salida, portal, sala de espera o consulta que no asocie a su amor. Acompañar es una cosa, estar es otra”. Recomendaciones: la exposición “El surrealismo y el sueño” (Museo Thyssen Bornemisza, del 8 de octubre al 12 de enero), el libro Estoy mucho mejor de David Foenkinos y la película La espuma de los días, con Audrey Tatou. Entrevista a Alejandro Jodorwsky, test sobre lo que los demás piensan de ti, autorretrato de Pastora Soler y psicomasajes (método Rosen, sensitivo gestáltico, ayurvédico).
Coaching sexual: ¿qué tipo de amante quieres llegar a ser? La coach sexual es la directora de los másteres de Coaching y Liderazgo Personal (en los que tengo el honor de participar como docente desde hace años) y de Pareja de la Universidad de Barcelona Herminia Gomá. “Lo importante es que tod@s podemos llegar a ser el/la amante que queremos”, nos explica la profesora Gomá. Entre seis y ocho sesiones para dar la mejor versión de nosotr@s mism@s. “No doy pautas”, comenta Herminia. “Solo le diría a la gente: ‘Conócete, acéptate, sé flexible al cambio, cree en ti, atrévete a soñar y confía en que puedes llegar a ser el amante que quieres ser”. Sus seminarios son “una ITV de la pareja que hay que pasar de vez en cuando”, porque hay personas que conviven y duermen en el mismo colchón pero acaban siendo dos desconocidos.         

domingo, 29 de septiembre de 2013

Libertad Interior


Delicioso fin de semana, netamente otoñal, de comidas familiares.
He estado leyendo el último número de la revista MENTE SANA que edita Jorge Bucay. El especial de portada, “Gana Libertad Interior”. Un concepto apasionante y utilísimo.
“Una de las principales causas de sufrimiento surge de nuestro apego a las cosas o a las personas, de la incapacidad de renunciar al deseo cuando éste resulta dañinos”, escribe Walter Riso, autor del artículo y de Desapegarse sin anestesia. “Los apegos obnubilan y reducen la capacidad cognitiva, mientras que el desapego genera paz y ayuda a desatar los nudos emocionales que impiden pensar libremente. Uno te hunde, el otro te saca”. El apego es una vinculación mental y emocional  -generalmente obsesiva-, originada en la creencia de que este vínculo proveerá, de manera única y permanente, placer, seguridad o autorrealización. Lo que define el apego no es el deseo sino la incapacidad de renunciar a él. Sin el deseo “perderíamos nuestra esencia” (Spinoza), “seríamos unos fríos seres pensantes” (Aristóteles). Lo malo es no estar preparad@ para la pérdida.
“¿El apego es adicción? No cabe duda”, afirma Walter Riso. Todos los apegos son dolorosos y afectan a la salud mental. “No estar apegado no significa que queramos menos a una persona, sino que no estamos preocupados por la relación” (Matthieu Ricard).
La clave es la despreocupación y ausencia de ansiedad, sea como sea el vínculo. El desapego se basa en una “filosofía de desprendimiento”, que es actuar para ser psicológicamente más libres. “Si estamos dispuestos a la pérdida, aunque disfrutemos del vínculo y lo cuidemos, estamos despegados”. En el desapego uno sigue adelante, sin deprimirse ni dejarse abatir por la pérdida. No es “falta de compromiso”, no es lavarse las manos, sino ser responsables sin sentir angustia o culpa anticipada.
El tema me ha interesado tanto que he leído Desapegarse sin anestesia de Walter Riso. Parte de una sentencia del Lama Yeshe: “Todos los problemas del mundo provienen del apego”. Efectivamente, la gente realizada es libre y la despegada, esclava de sus necesidades. Ser emocionalmente independiente (desapego) no significa una autonomía egoísta, sino prescindir de aquello que obstaculiza nuestra mejora personal.
El texto consta de tres partes:
I. Limpiando el camino conceptual, en el que se explica qué es apego y desapego. Debemos saber diferenciar pasión armoniosa de pasión obsesiva, comprender el sentido de no permanencia de las cosas y aplicarlo a la vida cotidiana, saber manejar la incertidumbre, aceptar lo peor que puede ocurrir, hablar cara a cara con el deseo.
II. Identificar el apego y no dejarse vencer por él. Apegarse es sufrir, quitar la dignidad, ser esclavizado (perder la libertad), soñar con que su fuente de apego también está atado a él. En la práctica del desapego, para recuperar la libertad interior, Walter Riso nos recomienda activar el Espartaco que llevamos dentro (“es uno quien se hace mal a sí mismo”), no estar donde no te quieren o te hacen daño, abstenerse como sufrimiento útil que ayuda a desapegarnos, hacer listas de liberación personal y quitarle poder a las necesidades irracionales. No hay apego sin temor a perderlo: “El miedo llamó a la puerta, la confianza abrió y fuera no había nadie” (proverbio chino). “Si te apegas, ya no sabrás quién eres”. Hemos de dejar espacio para la sorpresa y la admiración. Amar no es poseer. “La dependencia acaba con tu capacidad de asombro y hace que la vida cotidiana se vuelva grotescamente previsible”.
III. ¿Por qué nos apegamos? Tres puertas nos condicen al apego: la debilidad por el placer (la inmadurez emocional como vulnerabilidad al apego), buscar señales de seguridad en lugar de resolver los déficit personales (la autoexigencia como señal de seguridad) y la compulsión de “querer ser más” (el crecimiento personal como desarrollo sostenible).
El libro nos ofrece hasta 38 recursos para hacer frente al apego, desde el mencionado “activar el Espartaco que llevamos dentro” hasta “la vida significativa como fuente de bienestar”.
Volviendo a la revista MENTE SANA, Jorge Bucay escribe sobre “Descubrir nuestro Valor”: “Ir al encuentro de una buena autoestima y descubrirnos valios@s, desead@s, querid@s y necesari@s es un camino sin retorno”. “¿Cuál es el mensaje de La Cenicienta? Quizá que si alguien se enamora de ti, seguirá viéndote apuesto o hermosa a pesar de tus harapos”. “La magia del hada no reside en convertir a Cenicienta en princesa, sino en lograr que la bella princesa que está en ella sea revelada”. “Descubrir que podemos sentirnos útiles, potentes, capaces y apreciad@s por lo que somos puede representar un acto mágico”. La Dra. Rosa Casafont nos regala ejercicios para aliviar el estrés, Ferrán Ramón-Cortés habla de practicar la generosidad y Serge Kahili King (Huna. El secreto hawaiano) nos propone una práctica para enviar amor a larga distancia: elegir una flor o fragancia e imaginarnos que nos convertimos en ella, pensar a quién mandársela y con qué fin, lanzar el perfume al aire, visualizar que llega a su destino y consigue su propósito.
Sin libertad interior, el obsesivo apego nos machaca. Gracias a Walter Riso, a Jorge Bucay y a quienes nos ayudan a desapegarnos. 

sábado, 28 de septiembre de 2013

El futuro de España y la identidad profesional


Divertidísima la improvisada cena de anoche, junto al Auditorio Nacional, con las dos Cristinas, David, Tania y Yesenia. ¡Cuánto talento en las artes, la psicología, la producción teatral y el coaching! Mi agradecimiento a todas vosotras y a David Serrato, mi coach de energía y calidad de vida, que organiza un nuevo taller (“retiro”, prefiere llamarlo él) en Soria del 25 al 27 de octubre. Si puedes, no te lo pierdas porque es fantástico. Más información en www.retiros.info
La revista Vanity Fair celebra su quinto aniversario en España con un reportaje muy sugerente titulado ¿Cuál es el futuro de España? 55 personalidades (el presidente de México Enrique Peña Nieto, el embajador de EE UU Alan Solomont, el de Francia Jérome Bonnafont, el de Alemania Reinhard Silberberg; ministros como De Guindos, García Margallo, Gallardón,  deportistas como Pau Gasol, Iniesta, Jorge Lorenzo, Olazábal o Ángel Nieto;   empresarios como Villar Mir, Enrique Loewe, Reinaldo Herrera, Lara, Joan Rosell, Jorge Herralde, Carlos Falcó, Antonio Huertas o Mª Luz Barreiros; escritores como Jorge Edwards o Héctor Abad; periodistas como Roger Cohen; restauradores como Ferrán Adrià, Berasategui o Elena Arzak; diseñadores como Manolo Blahnik, cardiólogos como Valentín Fuster,  jueces como Baltasar Garzón, Margarita Robles, Teresa Fdez de la Vega o Santiago Pedraz; políticos como Rubalcaba, Rosa Díez o Manuel Valls; economistas como Guillermo de la Dehesa, analistas como Susan George, escritores como  Javier Marías, cantantes como Ricky Martin, arquitectos como Emilio Tuñón, dramaturgos como José Sanchís, compositores como Joan Albert Amargós, bailarinas como Tamara Rojo, fotógrafos como Mario Testino, galeristas como Helga de Alvear, directores de cine como José Luis Cuerda, el director del CNI Félix Sanz Roldán, el del Thyssen Guillermo Solana, el del Reina Sofía Borja Villel o el ARCO Carlos Urroz, la Baronesa Thyssen…
Tres preguntas para estos 55 líderes de tan diversos campos, cada un@ una marca en lo suyo: Cómo imagina España tras la crisis, Qué es España para él/ella, Qué valores o cualidades debe garantía de futuro.
Respecto a la España post-crisis, hablan mucho de superación, esfuerzo, salir reforzados, confianza, innovación y competitividad, ilusión, sensatez. “La España post-crisis estará basada en el esfuerzo, la competitividad y el mérito” (Luis de Guindos).
Qué es España: “Una aventura apasionante en la historia de la humanidad. Es un foco de cultura, valores y civilización extraordinarios” (Enrique Loewe). “Mi país para mí es el mejor… por un millón de motivos” (Andrés Iniesta). “Spain, en inglés, significa ‘es dolor” (Santiago Pedraz).
Valores: “La comunidad española de mi nación, trabajadora y talentosa, es una muestra del gran activo de España” (Peña Nieto), “Apostar por la excelencia en la educación y formación” (Villar Mir), “¡El espíritu de resistencia! ¡La imaginación!” (Susan George), “¡España está llena de ventajas!” (Manuel Valls, ministro francés de Interior).
Estupendo compendio sobre lo que somos y nuestro futuro. Mi gratitud a la directora de Vanity Fair, Lourdes Garzón, y su equipo. Felicidades por los cinco años.  
Y hablando de identidades profesionales, ayer en Expansión la periodista Ángela Méndez escribía sobre “La Identidad profesional que te hace más visible”: www.expansion.com/2013/09/27/emprendedores-empleo/desarrollo-de-carrera/1380298375.html  Enrique Alcat: “La marca personal o te la construyes tú o te la construyen los demás”, “Ser políticamente correcto en las formas te ahorrará posibles disgustos” (Alfonso Alonso), “La visibilidad excesiva puede resultar peligrosa, porque puede confundirse con propaganda” (Rosaura Alastruey).
La Marca España vale más o vale menos en función de su propio talento (emprendedores/as e intraemprendedores/as). Una Marca de país sin marcas de sus profesionales es muy poca cosa.

viernes, 27 de septiembre de 2013

El Arte de ser humano en la empresa


Viernes en Madrid. Esta noche pasada he sufrido un pequeño corte de digestión (ya sabes que el cerebro es el órgano de las emociones), pero nada importante. A seguir en la brecha. Almuerzo con uno de los principales head-hunters de nuestro país y a las 18,30 en el Instituto de Empresa para ver la presentación del libro El arte de ser humano de Raúl Baltar, presidente del Banco Exterior de Venezuela. Una semana más tarde, “devolución de la visita” a la que le hizo un servidor en Caracas.
Me gustó mucho ayer por la tarde (a eso de las 7 pm) el espacio Gen40, con Chenoa (1975). Nos habló de los Hombres G (“Sufre, mamón”), de su primera versión (“On my own” de Nikka Costa), de Luis Miguel, de Miguel Bosé, del dueto entre Whitney Houston y María Carey (“When you believe”), de los Beatles, de las coreografías de Rafaella Carrá (“Para hacer bien el amor hay que venir al sur”) y M. C. Hammer… La canción que le pone de buen humor es “Todo irá bien”, de ella misma (la canta en casa). Me quito el sombrero ante el criterio y el talento de Chenoa.
He estado leyendo, por supuesto, El arte de ser humano (en la empresa) de Raúl Baltar. Un libro que dedica a Pamela, su esposa, María y Luana, sus hijas. La obra de un hombre culto, muy aficionado a la lectura (Raúl confiesa leer unos 25 libros al año), al que le gustaría escribir y que Pamela animó para que lo hiciera. Un acierto. Gracias, Pamela, por esa motivación.
Divide el autor la obra en siete apartados:
1. Liderazgo, algo nada sencillo. Raúl establece interesantes paralelismos entre la empresa y el deporte. “Creo firmemente que los líderes para tiempos de crisis comienzan a serlo justo desde los tiempos de bonanza”, afirma con acierto. Nos habla de cómo han cambiado los tiempos: la Catedral de Santiago tardó en terminarse 236 años, la Torre de Dubai cinco; el primer transplante de corazón (Dr. Christian Barnard, 1967) tardó 9 horas, ahora menos de 3 (el primer paciente vivió 18 días más y ahora 3 de cada 4 sobreviven más de 5 años); el vuelo de los hermanos Wright, 97 km/h… Y después establece un paralelismo muy interesante entre Doce hombres sin piedad (Sidney Lumet, 1957) y el primer partido de La Roja en Sudáfrica 2010, contra Suiza (una dolorosa derrota). “El convertirse en juez puede parecer sencillo pero entraña una complejidad técnica y ética considerable.” En el capítulo, varios apuntes sobre Arthur Andersen (gran empresa a la que ambos pertenecimos y de la que nos sentimos muy orgullosos), El corazón de las tinieblas de Joseph Conrad, el Clima Laboral (medido en variables como Credibilidad, Respeto, Imparcialidad, Camaradería y Orgullo, como hace el Great Place to Work) y El extraño caso del Dr. Jeckyll y Mr. Hyde de Stevenson. “No hay nada como una buena intención y una herramienta de clima laboral para que esas dualidades se evidencien y puedan evitarse”.
2. Trabajo en Equipo: Raúl nos ofrece la parábola de Sadhu, peregrino en la India. “Necesitamos honrar más a nuestros equipos y menos a nuestros líderes agresivos y a nuestros talentos rebeldes” (Robert Reich). El autor compara al “flautista de Hamelín”, al gran Michael Jordan (6 anillos de la NBA) y al coach Phil Jackson (11 anillos: 6 con Jordan, 3 con Shaq, 2 con Kobe). De Mr. Scrooge (Cuento de Navidad) a Evaristo González (Banco Zaragozano) y Lance Armstrong (la lucha por la vida).
3. Comunicación. Filípides (la Maratón), El Hablador de Mario Vargas Llosa, Don Quijote y los molinos.
4. Preparación. La primera Maratón de Raúl, Nueva York; las expectativas, El viejo y el mar de Hemingway, El discurso del rey, Jack Welch, la Coca-Cola…
5. Valores. El Coaching, el Evangelio según San Mateo (“Si un ciego se mete a guiar a otro ciego, ambos caen en el hoyo”), Bernard Shaw (“La libertad genera responsabilidad. Es lo que la mayoría de los hombres ignoran”), el juramento hipocrático y el código de Harvard de 2007. El Gatopardo de Lampedusa y El traje nuevo del Emperador de Andersen.
6. Cambio = Evolución. El Beagle y Darwin, el Apolo 13 (“Houston, tenemos un problema”), el Efecto Beckett, la ley de la reciprocidad (Cialdini) y El miedo a la libertad de Erich Fromm.
7. Calidad, en tres actos. “El verdadero potencial de una persona se pone en marcha no cuando se le dice hacia dónde tiene que ir, sino cuando esa persona descubre el mejor lugar al que dirigirse” (Mario Alonso Puig). Las ISO, Leonardo, el “Imagine” de Lennon, Un mundo feliz de Huxley, El Discurso del Método de Descartes y El economista camuflado de Tim Hartford (“No necesitamos a Hawking para explicar cómo funciona un banco”).    
Me ha parecido que El arte de ser humano (en la empresa) es un libro muy personal, muy valiente y muy generoso. Un libro que no te puedes perder, basado en reflexiones íntimas de un gran deportista, ejecutivo y sobre todo ser humano.   
Este libro tan estupendo, que alimenta la introspección, me ha recordado la canción “Ser humano otra vez” (de La bella y la bestia, aunque no aparecía en la película original y sí en el musical). Los utensilios (la Sra. Potts, Dingdong, Lumiére) cantan juntos: “Barre el dolor, la falta de amor y tíralos ya/ 
Ser humano otra vez, solo humano otra vez/ 
Pues la chica nos va a liberar/ 
Es volver a sentir, es volver a reír/ 
De la vida poder disfrutar/ 
Es jugar otra vez, descansar otra vez/ 
Que su amor no se haga esperar /
Coladitos están, cuándo lo admitirán/ 
Y que vuelva a ser yo logrará.../ Es bailar otra vez, es girar otra vez /
y es mover fácilmente los pies/ 
Ser humano otra vez, solo humano otra vez/ 
con aquel viejo vals, un, dos, tres/ 
Y frotar otra vez, y limpiarse otra vez/ 
y pisar fuerte estés donde estés/
Volveré a ser real/ 
Volverá a ser genial/ 
Cuando al amanecer, pueda al fin renacer/
¡Ser humano igual que ayer!”. Puedes recordarlo en www.youtube.com/watch?v=E3EGY5m1iXA El Amor hace cumplir los sueños.

jueves, 26 de septiembre de 2013

Con menos glamour que Jobs


Ayer celebramos el I Cine Fórum Empresarial APD de las Islas Baeares en Mallorca, con la película JOBS. Un biopic sobre Steve Jobs que me parece muy interesante. No es una gran película (el director filma a borbotones y la música, más allá de Bob Dylan, es manifiestamente mejorable), pero los secundarios son excelentes (nada menos que James Woods, Delmot Mulroney, Josh Gad, Matthew Modine, J. K. Simmons, lesley Ann Warren…) y Ashton Kutchner (mucho más guapo que el difunto Jobs, todo hay que decirlo) que hace un esfuerzo notable por acercarse al personaje. Una historia de luces y sombras que da mucho que pensar sobre el diseño, la tecnología, la marca y el liderazgo.
Sebastián Escarrer, Presidente de APD Illes Balears, hizo una presentación especialmente brillante. Un servidor introdujo la película con los llamados “doce secretos del Éxito de Steve Jobs”:
1. Haz lo que te gusta hacer. Encuentra tu verdadera pasión. La única manera de hacer un gran trabajo es hacer lo que te gusta.
2. Sé diferente. Piensa diferente.
3. Esfuérzate al máximo. Haz tu mejor esfuerzo en cualquier trabajo. ¡No te duermas! El éxito genera más éxito. Así que mantente hambriento de éxito. Contrata a gente con pasión por la excelencia.
4. Haz un análisis DAFO. Tan pronto como inicies/crees una empresa haz una lista escrita de fortalezas y debilidades de ti y tu empresa. No dudes en eliminar las manzanas podridas.
5. Sé emprendedor. Busca lo próximo que viene. Encuentra un grupo de ideas sobre las que hay que actuar rápida y decididamente y métete en eso. A veces el primer paso es el más difícil. ¡Solo hazlo! Ten el coraje de seguir a tu corazón y tu intuición.
6. Comienza en pequeño, piensa en grande. No te preocupes de demasiadas cosas a la vez. Toma un puñado de cosas simples para comenzar, y entonces ve progresando hacia cosas más complejas. No pienses solo en el mañana, sino también en el futuro distante.
7. Aspira a ser líder. Posee y controla la tecnología primaria en todo lo que haces. Si hay una mejor tecnología disponible, úsala, no importa si no hay nadie más usándola. Sé el primero, y conviértelo en un estándar de la industria.
8. Enfócate en el resultado. La gente te juzga por el resultado, así que enfócate en el resultado. Sé un patrón de calidad. Algunas personas no están acostumbradas a un ambiente donde se espera la excelencia. Promociona. Si no saben de ti, no te van a comprar. Pon atención en el diseño. "El diseño no es solo como se ve o qué parece, es como funciona."
9. Pide la opinión. Pide la opinión de personas con distintos trasfondos. Cada uno de ellos te dirá algo útil. Enfócate en aquellos que van a usar tu producto. Escucha a tus clientes.
10. Innova. La innovación distingue a un líder de los seguidores. Delega, deja que otros hagan el 50% del trabajo administrativo para poder pasar el 50% de tu tiempo en cosas nuevas. Concéntrate en las creaciones importantes y en la innovación radical. Contrata a personas que quieran hacer las mejores cosas del mundo. Necesitas una cultura orientada al producto, incluso en una empresa de tecnología.
11. Aprende del fracaso. Algunas veces, cuando innovas cometes errores. Es bueno admitirlos rápidamente y seguir mejorando tus otras innovaciones.
12. Aprende continuamente. ¡Siempre hay "algo mas" para aprender! Haz polinización cruzada de ideas tanto dentro como fuera de la empresa. Aprende de clientes, competidores y socios. Y eres socio de alguien que no te gusta, aprende a quererlo, halágalo y aprende a beneficiarte de él. Aprende a criticar a tus enemigos abierta y honestamente.

Éxito de público y de calidad de debate el del primer Cine Fórum Empresarial APD de Palma. Mi gratitud a Mercè, a Sonia, a Sergi, a Sebastián, a Juan Jesús y a tod@s l@s que lo han hecho posible.
Si puedes, no te pierdas el V Afterwork APD de Barcelona 9-10-11-12-13, el 11 de octubre, con Jaume Guardiola (CEO del Banc Sabadell), Risto Mejide, Santiago Dexeus, Conchita Martínez, Christian Gálvez, Enrique Tomás (el jamón ibérico por el mundo), Julia Gómez-Cora (productora de El Rey León), Gabriel Ginebra (mejor libro KnowHow 2012) y un servidor, con el mago Jorge Blas en la clausura, presentado por Emilio Cuatrecasas, Raúl Grijalba (presidente de ManpowerGroup), Joaquim Montsant (CESCE) y Jaume Buxó (Deloitte). Un gran acto, con plazas limitadas (seremos 2.000 y ya ha confirmado la mayoría). Ya sabes, en www.apd.es/Inicio/Actividad.aspx?i=C131024
Regreso a Madrid hoy a las 8 de la mañana. Reunión con Daniel Romero Abreu tras el X Aniversario de Thinking Heads (ahora hay que ir a por los diez siguientes) y almuerzo con otro gran amigo, Martín Hernández Palacio, DG de Aliter, la Escuela de Negocios. Mañana comienza el XIV Curso de Liderazgo Femenino, un éxito muy notable. Allí estaremos, por supuesto.
Mi agradecimiento a los emprendedores como Martín y como Dani, que inician, perseveran, siguen en la brecha y dan su mejor versión para sacar sus proyectos siempre adelante. Tal vez con menos glamour que Jobs, pero con mucha mayor humanidad.   

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Steve Jobs y el profeta en su tierra


Último miércoles de septiembre, entre dos Comunidades a las que adoro, en el Cantábrico y en el Mediterráneo. Vuelo Santander-Madrid a las 7,30 de la mañana (después de haberme tomado el imprescindible sobao pasiego en la cafetería del aeropuerto de Parayas) y, tras el desayuno con una de las principales líderes españolas, vuelta a Barajas para volar a Palma de Mallorca a la hora de comer. Por la tarde, Cine Fórum Empresarial APD con la película JOBS, recién estrenada. Gracias, Mercè, a ti y a todo tu equipo de APD Zona Mediterránea (que en Baleares preside Sebastián Escarrer), por estar en vanguardia de las iniciativas empresariales.
Ayer me recogieron en el aeropuerto de Santander el vicerrector de Estudiantes, Empleabilidad y Emprendimiento de la UC, Rafael Torres, y mi buen amigo Carlos Herreros de las Cuevas. Almuerzo en el Chiqui con ellos Pablo, Paco y Héctor, que forman parte del Foro UC-Empresas de la Universidad de Cantabria, en el que no podían faltar unas deliciosas rabas de peludín. A los postres se incorporó Pablo Herreros, el primatólogo más reconocido de nuestro país, que acaba de estar con Eduard Punset en Pineda de Mar. Pablo próximamente publicará el libro Yo, mono, que leeré con toda seguridad. Fue un placer verle después de que compartiéramos el último Congreso de la Felicidad en el Trabajo en A Coruña. Y conferencia a las 7,30 pm en la Universidad de Cantabria sobre las relaciones entre la Universidad y la Empresa desde el punto de vista del talento.
Muchas gracias a todos ellos (especialmente a Pablo de Castro, anfitrión perfecto de la visita, que siempre está a la última en las nuevas tecnologías) y a los participantes en el acto (que me hicieron un montón de preguntas, desde lo que deben hacer las empresas que altruistamente se acercan a la Universidad y no encuentran respuesta de alumnos ni de profesores –estamos en un mundo paretiano- a los riesgos del nacionalismo). Aun a riesgo de dejarme en el tintero a muchas personas (os pido disculpas de antemano), quiero agradecer a Jesús y a Antonio, a Pablo, a José Miguel (un abrazo al gran Enrique Campos), a los grandes cocineros Jesús Sánchez (El cenador de Amós) y Koldo (La vinoteca; exquisita la cena con Pablo, Bernardo y Eduardo), a las profesoras de CESTE Mª Eugenia y Mª Cristina (La sensación de fluidez es el libro de texto de Liderazgo en la Escuela de Turismo), a tantos y tantos amigos que se acercaron a la Universidad…
Me presentó Carlos Herreros de las Cuevas, presidente de honor de AECOP como un servidor. Dije de él antes de empezar a conferencia, y lo creo firmemente, que es uno de los mejores coaches no solo de habla hispana, sino del panorama internacional. Actualizado permanentemente (le apasiona la neurociencia), dedicado, autor de libros de gran calidad, profesional de gran prestigio… Cantabria debería tenerle en más estima, pero nadie es profeta en su tierra. Imagino que Jobs, para sus vecinos, nunca dejó de ser un friki excéntrico. Tampoco él sería “profeta en su tierra”.
Como sabes, este dicho proviene de los Evangelios (el propio Jesús de Nazaret no dejó nunca de ser el hijo del carpintero para muchos de sus vecinos) y es un “daño colateral” del Efecto Pigmalion, de las expectativas que tenemos sobre los demás. Un vecino, al que hemos visto crecer y desarrollarse, no puede ser un héroe, porque los mitos necesitan cierta distancia.
Admiramos, hasta idolatramos, a un Steve Jobs al que apenas conocemos por su vídeo en la Universidad de Stanford, por sus citas y por los panegíricos que han escrito sobre él, y no tomamos en justa consideración a personas cercanas a nosotr@s que han realizado logros notables.
Esto ya lo decía el humorista Gila: “¡Es que es americano!”. Una lástima. Me gustaría que Carlos Herreros, y los grandes talentos como él, l@s mejores coaches, fueran profetas en su tierra.
En cualquier caso, he encontrado a la tierra de mi madre un tanto baja de tono, de estado de ánimo. El proyecto eólico quedó en nada, el Rácing está en Segunda, el Centro Botín aparece como una gran esperanza para la capital y la región… Incertidumbres y dudas en la bella tierruca.
He estado leyendo en Cantabria Negocios sobre los emprendedores en tiempos de crisis (ya sabes, en realidad se trata de un cambio de época, del inicio del Talentismo). En julio se crearon 62 nuevas empresas, 11 más que en el mismo mes en 2012 (este crecimiento es el doble de la media nacional). Emprendimientos como Xtratos, Shop&Go o conMymo. Por otro lado, la Universidad de Cantabria, que ha visto descender su presupuesto desde los 124 M € a menos de 100 entre 2012 y 2013, ha reducido las tasas un 4’7%. Cantabria es, tras Galicia, la Comunidad Autónoma donde la educación superior pública es más asequible.
Anoche recordábamos los momentos de crecimiento del empleo y de desarrollo tecnológico en esta región. Ojalá vuelvan pronto. Cantabria merece crecer y desarrollarse sosteniblemente, para aprovechar como debe el talento con el que cuenta.      

martes, 24 de septiembre de 2013

Las relaciones entre la Universidad y la Empresa, desde el punto de vista del Talento


Hoy martes 24 he vuelto a Cantabria, la tierra de mi familia materna (los Villar), de mi abuelo Leopoldo, donde he pasado la mayor parte de mis veranos de niñez y juventud, donde pude forjarme en cierto modo en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, mi querida UIMP del Palacio de la Magdalena y Las Llamas. Espero que algún día hagamos un curso juntos en ese precioso paraje…
Y lo hago, para participar en el prestigioso Foro UC-Empresas de la Universidad de Cantabria, un proyecto muy interesante impulsado por su Rector y por el Presidente del Consejo Social, en el marco de los Objetivos de Cantabria Campus Internacional. Un Foro con 117 entidades adheridas (pymes, grandes empresas de la región, entidades de ámbito local, asociaciones profesionales, etc). En la sala Guillermo Gómez Laa, en el Edificio de las facultades de Derecho y Ciencias Económicas y Empresariales de la UC, se ha reunido desde las 5 horas pm el Grupo de Mejora de la Empleabilidad del Foro UC-Empresas, presidido por el Rector José Carlos Gómez Sal y posteriormente un servidor ha hablado desde las 7,30 pm de “Las relaciones entre la Universidad y la Empresa desde el punto de vista del Talento”, con acceso libre hasta completar el aforo. 
He querido comenzar, desde la misión de la Universidad (imprescindible recordar a D. José Ortega y Gasset, con su obra del mismo título) con una foto tomada el pasado viernes en el Banco Exterior de Venezuela. Estaba con Raúl Baltar, presidente del Banco, compañero de la facultad, y Maickel Melamed, también universitario. La vida de ninguno de nosotros tres tendría el mismo sentido sin haber pasado por las aulas universitarias. Estamos muy agradecidos a cómo hemos sido formados, no solo en nuestros conocimientos, sino en nuestra actitud ante la vida y nuestro compromiso con las organizaciones de las que formamos parte. No se pone suficientemente en valor el privilegio que supone haber estudiado en una buena universidad.
A partir de esta gratitud inicial, me he referido al talento como “inteligencia triunfante” (José Antonio Marina), como “poner en valor lo que uno sabe, quiere y puede hacer” (marca profesional, el gran concepto de la nueva temporada), como “capacidad por compromiso en el contexto adecuado”. He explicado las 4 D del Talento: Disfrute, Diversidad, Dedicación y Dominio, y a la pregunta si el Talento nace o se hace, la respuesta de que el Talento se forja o se cultiva (la semilla es la voluntad, la vocación, el querer). Además, me he referido a las aportaciones de Carol Dweck sobre el Talento como mentalidad fija y de superación y al concepto, tan querido, de “fluidez” (flow) de Mihalyi Csikzentmihalyi.
Y más tarde me he referido a tres papeles que creo que debe jugar la Universidad en este paso “del Capitalismo al Talentismo”: en el emprendizaje, en el liderazgo, en la felicidad.
Respecto a si la Universidad debería enseñar a emprender, he utilizado mi decálogo personal que ya conoces por este blog (el que comparto en el exitoso Master de Emprendedores que dirige Sergio Fernández): Como el emprendedor/a es “la persona que se siente enganchada a un proyecto vital”, es imprescindible descubrir la propia vocación, no caer en “la trampa de la pasta” (he puesto como ejemplo a Richard Branson; leer la edición actualizada de Perdiendo la virginidad me parece imprescindible), liderar tu propia vida, explicar tu misión (“Si no puedes describir tu posición en menos de ocho palabras, es que no tienes una posición”, Seth Godin), emprender como Talento, venderse adecuadamente (optimismo vital), Hacer arte (conmover, según Zygmunt Bauman), mejorar (el Talento que no se aprecia se deprecia), hacer Equipo (la actitud “Sol@ ante el peligro” es suicida) y ser feliz.
¿Enseña la Universidad a Liderar? Me he referido a la etimología de la palabra Liderazgo (ese guía que marca la pauta, hace equipo e infunde energía), a su concepto como “Talento para influir decisivamente en l@s demás”, a las siete actividades del/la líder, a que “nadie motiva a nadie” (la motivación es intrínseca: autonomía, maestría, propósito), y a los intangibles como el 95-98% del valor de las empresas (capital humano, marca, capital clientes, expectativas de futuro).
Y finalmente, si enseña la Universidad a ser feliz. Imprescindible referirse a las investigaciones de Sonja Lyubomirsky (más de dos décadas analizando científicamente el concepto), a su 40% voluntario (10% son circunstancias externas: salud, dinero, amor; 50% de referencia de base) y sus “doce campanadas”: gratitud, optimismo, evitar darle demasiadas vueltas, amabilidad, relaciones sociales, resiliencia, perdón, fluidez, saboreo, objetivos, valores y ejercicio físico/mental (“ocuparte de tu cuerpo y de tu alma”).
Un honor y un placer participar hoy en este Foro. Mi agradecimiento a mi buen amigo Carlos Herreros, enorme coach, Presidente de Honor de AECOP como un servidor y al vicerrector Rafael Torres (vicerrector de Estudiantes, Empleabilidad y Emprendimiento de la UC), que tan amablemente me invitó.
Creo en una Universidad libre, ágil y que sirve a la sociedad, y no en una jerarquía férrea que sirva a sus propios intereses (como han demostrado Robinson y Acemoglu, ese tipo de instituciones fracasan antes o después).  



lunes, 23 de septiembre de 2013

La herencia de Chávez


Ya de nuevo en España, después de 10 días muy intensos en Venezuela: desayuno de prensa y entrevistas con distintos medios de prensa, radio y televisión, dos cenas de gala (en casa del Dr. José Miguel Torres y con motivo del 65º aniversario de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela), seis conferencias a sendas empresas e instituciones (CAVESPA, Sodexo, Banco Mercantil, Polar, Banco Exterior, PwC) y el Ciclo de Liderazgo Gerencial de toda una jornada, para descansar día y medio en playa Grande. Mi más absoluto agradecimiento a Nelson, Myrna, Morelba, Rosario, Daniela, María Corina y sus familias, a la señora Tere, a José, Natalia, Elizabeth y Sergio, Miren, Raúl, Pedro, Luis y sus equipos  y al más de un millar de venezolanos que he tenido la oportunidad de tratar directamente esta semana pasada. ¡Súper chévere!
La otra cara de la moneda fueron los cuatro controles a los que me sometieron en Maiquetía y que, aún así, me dejaran la maleta en Caracas. Menos mal que los profesionales de Iberia son extraordinariamente amables y me han asegurado que mañana la maleta estará en España.
Para tratar de entender lo que le ocurre a este maravilloso país, he estado leyendo Venezuela, ¿nación o tribu? La herencia de Chávez, de Miguel Ángel Perera. El Dr. Perera, que es uno de los grandes antropólogos venezolanos (dirigió el Instituto Caribe), se atreve a “hurgar en los mecanismos de la llamada identidad nacional”. Fascinante. Y dedica el texto “a los que se van o se han ido”.
En el prólogo, el autor se pregunta respecto a Chávez: “¿cómo es que después de 12 años de gobierno todavía no se le ha revocado el mandato mediante los mecanismos constitucionales vigentes, si pensamos que Carlos Andrés Pérez fuer destituido por el Congreso Nacional por cometer delitos de corrupción y peculado insignificantes al lado de los que son denunciados periódicamente bajo la gestión del comandante presidente? ¿Qué determina la obscena obsecuencia de ministros, militares y parlamentarios de la actual Asamblea Nacional?”. Y concluye: “La tribalización de ese espacio geográfico llamado Venezuela, con sus singularidades culturales y económicas, puede extraviarnos del camino a seguir para ser un país, una república en el sentido de la racionalidad política y de la convivencia civil, sumiéndonos en la maraña onírica y complaciente de los mitos arquetipales; en las fábulas de sus gestas fundacionales y en otras quimeras más recientes”.
Venezuela es una colección de mitos, explica Perera, el más importante de los cuales es Simón Bolívar. Hay un mito en la guerra de la independencia, en la patria-nación y en la venezonalidad (que oscila entre la nostalgia y la utopía). “Sigue privando en una aplastante mayoría de los venezolanos el mito del país inmensamente rico predestinado por la naturaleza a asegurar a todos sus habitantes el mayor bienestar material”.
El culto al héroe (Bolívar) fundamenta la organización social, y eso ha llevado a la “mitificación santurrona” del Libertador. Hay un Bolívar marxista, un Bolívar fascista, un Bolívar cristiano, un Bolívar pagano, un Bolívar mestizo.
Hugo Chávez Frías ha llevado su régimen al “delirio bolivariano”, con un culto a Bolívar mezclado con santería. Chávez emergió de la explosión de su fallida asonada en medio de una profunda crisis social y de legitimidad de las instituciones y los partidos de la cuarta república. Se considera heredero directo de la lucha armada de los 60 y 70, su revolución nació con el “Caracazo” (1989) y el 4 F de 1992, y como prestidigitador de la palabra (“en un orden político basado en la dominación carismática la palabra sostiene para sus adeptos tanto la nueva historia como su futuro), ganó las elecciones y cuando se borró la oposición, se hizo cargo de todo el régimen.
Luces y sombras. “Con Chávez los sectores populares más desposeídos han alcanzado un protagonismo que sobrepasa el ofrecido por los partidos políticos tradicionales”. Las misiones (20.000 profesionales cubanos merced al Convenio de 2003-2004) tienen como función la adhesión popular al régimen. Pero “llamado a ser anticapitalista, el chavismo, procurando desarrollar una economía socialista desde el rentismo estatal, ha profundizado la consolidación del viejo capitalismo de Estado como ningún otro gobierno”. Un sistema que aspira proyectarse al siglo XXI, anclado en el XIX.
“El chavismo no pasará de ser otro fiasco histórico, una revolución con pies de barro, en un país altamente lluvioso, que se sostuvo con mitos frágiles y de reciente factura como el guaicapurismo, la negritud rebelde, el espíritu “socialista” de Bolívar, el “Caracazo” y los fallidos golpes de Estado de 1992, que como movimientos insurrecionales no reflejaron otra cosa que la descomposición y crisis de legitimidad circunstancial de la democracia y de sus instituciones”.
Perera dedica el último tercio del libro a “la tribu que somos”. El parejismo o igualitarismo nacional, el estado y el rencor como bases de la in-convivencia nacional, la república como proyecto sin terminar, el omnipresente petróleo (descubierto en 1914, 12 años después superaba a todos los demás productos de exportación), el caudillismo y la tutela militar… En la Venezuela tribal, la tribalización es el alcance y propósito de la revolución.
Muy interesante la perspectiva que nos ofrece esta Herencia de Chávez. Gracias, profesor Perera, por ofrecernos esta visión del pasado, presente (¿y futuro?) de Venezuela.    

domingo, 22 de septiembre de 2013

Los diez aciertos clave del emprendedor/a


Delicioso fin de semana en Venezuela, en Playa Grande, donde Nelson Ríos y sus amigos me han llevado para disfrutar de la playa, del Yacht Club y de la deliciosa gastronomía de la Comandancia. Y de ahí al aeropuerto de Maiquetía, para volar hacia Madrid. Ya sabes, de vuelta a Europa procuro no comer nada en el avión y dormir desde el minuto uno, porque mañana hay mucho que hacer.
He estado leyendo Quiénes son, qué piensan y cómo trabajan nuestros emprendedores, un libro-investigación del periodista digital Fernando García Mongay a partir de entrevistas con los miembros de la Asociación de Inversores y Emprendedores de Internet (AIEI): Yago Arbeloa (“Cuantas más veces fracasas, más cerca estás del éxito”), Ángel Asín (“Si el modelo es bueno, acabará funcionando”), François Derbaix (“Es muy importante pensar en un equipo pluridisciplinar y no en uno de clones”), Ismael Il-Qudsi (“No quemes los puentes”), Jesús Encinar (“Hay que empezar por querer ser el primero”), Gustavo García Brusilovsky (“Internet es quien ejecuta las ideas”), Javier Martín (“Busca un socio, no vayas solo”), Luis Martín Cabledes (“El éxito se produce cuando retorna dinero al inversor”), Joshua Novick (“Quise vender como quería comprar”), Eneko Knörr (“El precio de los contenidos tiende a cero”), José Antonio Paunero (“La vida del emprendedor es tan complicada que no merece la pena tener más preocupaciones que una hipoteca”), Aquilino Peña (“Twitter es un medio excelente para conocer y llegar a los inversores”) y Alejandro Suárez (“El oro no es lo importante”). Solo por estos consejos, el libro ya compensa, y mucho.
Como colofón de alto valor, “Los diez errores más comunes del emprendedor español”, de mi admirado Alejandro Suárez Sánchez-Ocaña, que publicó el 12 de marzo de 2012 en El Mundo (en su columna “Hay un gurú en mi sopa”). Me he permitido transformar esos errores (en positivo) en aciertos para compartirlos contigo y poner comentarios de mi cosecha:
- Formación en gestión empresarial. Somos el país 51º del mundo en Calidad Directiva (una lástima para la 12ª economía del planeta). La mayor parte de los emprendedores no poseen estudios universitarios (es probable que sea así porque en la universidad enseñamos “aversión al riesgo”). “Si bien es cierto que los self-made man existen, no lo es menos que la formación minimiza el porcentaje de fracasos”, escribía Alejandro. Estudia, aprende y serás mejor emprendedor.
- Motivación del promotor/a del negocio. Hambre, voluntad, vocación, compromiso… “son el principal factor de éxito de un emprendedor. Si no te apasiona lo que emprendes, no funcionará.
- Elegir l@s soci@s adecuad@s. “Es difícil encontrar buenos compañeros de camino, pero también es cierto que si quieres llegar lejos, es mejor ir solo. Si quieres llegar lejos, ve bien acompañado” (ASSO). El emprendimiento es un deporte de equipo.
- Disponer de un gran equipo. Es el gran talón de Aquiles (junto con la falta de financiación) cuando no ocurre. Recordemos que un equipo de verdad es un grupo humano que genera sinergias (el resultado es mayor que cada un@ por separado). Si no hay sinergias, no hay equipo.
- Empezar con liquidez suficiente. Alejandro escribe: “Muchas empresas que observo tienen problemas de liquidez a los 6-12 meses debido a una mala previsión de gastos”.
- Estructuras ligeras, ágiles y con un coste operativo fijo que no es un lastre. En un mercado pequeño y con parón de consumo, una gran estructura (con frecuencia, fruto de un éxito inicial) puede costar la vida de la empresa.
- Ser escéptico respecto al producto, por bueno que sea. El marketing y la comunicación son imprescindibles; el producto nunca “se vende solo”. Hay que llegar al consumidor, no esperar que venga, nos enseña Alejandro.
- Ser globales en términos de mercado. Cuidado con pensar –y actuar- solo en modo local. “Si la solución no está en el mercado local, internet nos permite abrir una ventana al mundo”.
- No confundir una buena idea con una oportunidad. Las ideas están a nuestro alrededor por doquier. “Es importante analizar el contexto”, considera Alejandro, para saber si la idea es adecuada ahora y para el/la emprendedor/a.
- Admitir y corregir los errores. Del error se aprende; el fracaso te hunde. Cuidado con la falsa persistencia, que puede ser tozudez. “Muchos emprendedores se obcecan en pensar que todos los consumidores son como él y que deben compartir sus criterios”, escribe Alejandro. Emprender es disfrutar del camino y ser “flexeverante” (perseverante en los ideales: misión, visión y valores, y flexible en las circunstancias).
Muchas gracias, Alejandro, por estos sabios consejos. Un decálogo muy potente que debemos guardar, estudiar y seguir.

sábado, 21 de septiembre de 2013

La sabiduría de los CEOs


Ayer disfruté mucho tanto con la buena gente del Banco Mercantil como con los profesionales de las empresas Polar y con la Sociedad Anticancerosa de Venezuela, en la celebración de su 65º aniversario. Actos multitudinarios con personas muy capacitadas y comprometidas, en auditorios magníficos (tanto las salas de actos del Mercantil y Polar en sus sedes corporativas como el Monteverde en el caso de la cena de gala de la sociedad anticancerosa) y con la empresa y el deporte hermanados a través del Liderazgo, el Talento y su desarrollo a través del Coaching. Muchas gracias a los departamentos de RR HH de estas grandes empresas y a los directores de la SAV, por invitarme y acogerme de una forma inmejorable, como los venezolanos saben hacerlo.
He estado leyendo “Sabiduría para un joven CEO” (Wisdom for a Young CEO) de Douglas Barry. Cuando tenía 14 años, allá por 2003, Douglas le pidió a una serie de altos directivos de todo el mundo sus enseñanzas para responder a la pregunta: “¿Qué hace falta para llegar a CEO (Consejero Delegado, primer ejecutivo)?
A la vista de las respuestas, de las lecciones de los CEOs, el autor divide esa sabiduría en siete claves:
- Pasión: Haz lo que amas, ama lo que haces. Es el entusiasmo sin medida. “Es más una cuestión de pasión, dirección y creer en ti mism@ que de intelecto, relaciones y suerte”, respondió uno de los CEOs. Es la primera D del Talento: Disfrute. Y ligado a ello, Autoconfianza (seguridad en ti mism@) y seguir a tu corazón (que encuentra razones que la razón no entiende).
- Respeto. Haz de las personas tu prioridad. Compasión, Inspiración, Liderazgo de servicio. “Tu gente no trabaja para ti, sino tú para ell@s”.
- Visión. Comunica claramente el futuro. “Los mejores CEOs crean un equipo para alcanzar el sueño”. Compartir la visión, establecer prioridades, celebrar y compartir la gloria.
- Humanidad. No va de dinero. “Aprende cada día, exígete lo mejor a ti y a l@s demás y devuelve a la empresa y a la comunidad” (Jeffrey Immelt, General Electric). “Céntrate en hacer una contribución y no en hacer una carrera” (CEO de Phillips).
- Curiosidad. Observa, escucha y aprende. Es el poder de la persistencia, del aprendizaje permanente. “El verdadero líder siempre escucha, aprende y está abierto al mundo”.
- Integridad. La honestidad está por encima de todos y de todos. La ética alimenta la confianza. “Los valores nunca pasan de moda”.
- Pragmatismo. Saber lo que un@ no sabe. L@s líderes son humildes. Para el CEO de GAP, hay cuatro cualidades esenciales: trabajar cuando eres joven, no saber todas las respuestas, confiar en tu instinto y sentido común. Aprender del éxito y del error. Para Larry Bossidy (Allied Signal), hay 12 características en el/la CEO: Energía, Entusiasmo, Comunicación, Persuasión, Pasión, Determinación, Decisión, Foco, Humildad, Sencillez y Autoconfianza.
Un libro muy práctico este de Douglas Barry. Como no puede ser de otra manera (como sabes, Liderar es Marcar la Pauta, Hacer Equipo e Infundir energía), estas siete claves se encuentran presentes en el Modelo Integral de Liderazgo:
-                Estrategia convertida en Reto emocional y en Movilización.
-                Equipo, con un Clima de satisfacción, desempeño y desarrollo y una Cultura de alto rendimiento.
-                Energía: Optimismo, Ilusión y Coaching (desarrollo del talento, el/la líder-coach).   

Es la sabiduría de los grandes CEOs, que hoy he encontrado en Raúl Baltar (Presidente ejecutivo del Banco Exterior aquí en Venezuela; Raúl y un servidor fuimos compañeros de carrera en la Universidad Autónoma de Madrid y nos licenciamos en Ciencias Económicas y Empresariales en 1987) y en Pedro Pacheco, socio director de Price Waterhouse (me enorgullece ser alumni de Price, como ex profesional de Coopers & Lybrand en los 90). Muchas gracias a Raúl y Pedro por su liderazgo en organizaciones admiradas y muy importantes. 

viernes, 20 de septiembre de 2013

Si lo sueñas, haz que pase


Un viernes extraordinario el de ayer. En el Banco Exterior, el reencuentro con Raúl Baltar, presidente ejecutivo de la entidad y compañero en la facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid (ambos terminamos en 1987). Tuve el honor de compartir con Raúl y con su equipo un par de horas para hablar del Líder-coach y de conocer a Maickel Melamed, un extraordinario ser humano, referente de Vamos, la iniciativa del Banco Exterior.
Y tras el almuerzo con Raúl y su comité de dirección, la tarde en Pricewaterhouse con Pedro Pachecho y más de un centenar de profesionales de la firma, para compartir experiencias sobre el Liderazgo en la empresa y en el deporte. Mi profundo agradecimiento a todos los participantes, tanto del Banco Exterior como de PricewaterhouseCoopers. El broche de oro a estos maravillosos diez días en Venezuela, un país que adoro, cuyo principal recurso es el Talento, así con mayúsculas.
Nelson Ríos, mi hermano venezolano, nos invitó a cenar a Lasserre, su restaurante favorito. Unas gulas al ajillo y un steak tartar verdaderamente espectaculares, en un ambiente extremadamente grato, con pianista en vivo.
Esta mañana he estado leyendo el libro de Maickel Melamed, Si lo sueñas, haz que pase. Un libro imprescindible para mejorar como persona.
Maickel dedica el libro al amor, su mayor maestro, y a “aquellos que dejan de entender para empezar a creer, actuar y vivir”, además de a su padre y a la vida. En el prólogo, Eli Bravo nos cuenta que “hay gente que nació para caminar y otra que nació para abrir caminos. Maickel Melamed nació para ambas cosas y también inspirar a los seres humanos a emprender su propio andar por la vida”. Sí, la misión de Maickel, como dice la prologuista, es abrir mentes y corazones. “Nada es tan grande como para no intentarlo”.
El libro es un conjunto de vivencias y reflexiones, desde su nacimiento. Nació sin signos vitales y los médicos le colocaron una bomba de oxígeno vacía, por lo que murieron las células de su médula espinal (milagrosamente, sobrevivieron las de la corteza de su cerebro). Le dieron siete días de vida, y aquí está (38 años) porque decidió vivir.
Entre sus héroes, su “equipo original” (su familia), su pediatra, su nana… Citando a Pablo Milanés, su entorno, si no perfecto “se acerca/ a lo que yo/ simplemente soñé”.
Reconoce que siempre ha sido una buena noticia y que su infancia estuvo llena de millones de escenas de amor. “Siendo nuestros propios dioses, descubriendo por nosotros mismos o por los demás nuestra potencialidad, podemos lograr muchas cosas”, escribe Maickel. Y practica lo que predica.
Estudió Economía en la Universidad Católica Andrés Bello (1998), se formó como psicoterapeuta y coach y desde hace más de una década es conferencista e inspirador motivacional.
“La vida te ofrece opciones que tú te permites darte o no”, nos enseña. “El amor verdadero no es el utópico, es el cotidiano”. El amor es una esencia y por ello, citando a Bucay, debemos “amarnos con los ojos abiertos”.
Maickel es un gran ejemplo de liderazgo para Venezuela y para el mundo. Ha ascendido al pico más alto del país, el pico Bolívar, y corre maratones (en las que puede tardar más de 14 horas). Para él, somos como piezas de Lego: “Nos vamos armando pieza por pieza, pero con la libertad de desarmarnos cuando queramos, manteniendo las mismas piezas”. Y como una gran pasión para él es la música de Silvio Rodríguez, debemos recordar aquellas palabras de Silvio: “El que siga buen camino tendrá sillas que lo inviten a parar”.
¿Qué es para Maickel la felicidad? “La Felicidad es ese tejido que vamos construyendo de forma armónica y desde el deseo”. “El dolor es natural; el sufrimiento, una elección” (Dalai Lama).
“No me digas no, dime cómo”, repite Maickel. Un gran libro, una excepcional persona. Ayer, durante la conferencia y el debate posterior, él dijo de un servidor que tenía una sonrisa permanente. Simplemente, me debía estar mostrando, como un espejo, hacia lo que él es.
Mi agradecimiento a Maickel, a Perla (su socia, como dice él), a Raúl por presentármelo y a la buena gente que hace posible Vamos. Así se sale adelante.

jueves, 19 de septiembre de 2013

Bendita locura


Disfruté mucho ayer del III Ciclo de Liderazgo Gerencial, en el que traté el Desarrollo de nuestro propio Liderazgo. La agenda que compartimos desde las 8 de la mañana en el Hotel Caracas Palace fue la siguiente:
I. Autodesarrollo del Liderazgo en el Talentismo: Cómo liderar en esta nueva época, en la que el talento es más escaso que el capital.
Estamos en un cambio de era: Conceptual, Conductual y de Generosidad
Las nuevas competencias del líder transformador
Estilo de liderazgo en un entorno global, de cambio acelerado y de desarrollo tecnológico
II. El líder en la gestión de intangibles: Claves prácticas para generar mucho más valor
La responsabilidad del líder sobre el capital humano: atracción, fidelización, productividad
Qué debe hacer el líder respecto a la marca de la empresa: humilde visibilidad
El líder y el capital clientes: calidad de servicio, excelencia, compartir mejores prácticas, ejemplaridad
El líder y las expectativas de futuro: visión de negocio, impacto
III. Autodesarrollo del  líder-coach: obtener la mejor versión de cada uno de los colaboradores
Qué es y qué no es un líder-coach
Las 4 fases y los 10 pasos del coaching
Errores más comunes desde la buena voluntad
Conversaciones de coaching: reconocimiento frente a instrucciones

Y hoy, sesiones de trabajo con el Banco Mercantil, con el grupo de empresas Polar y con la Sociedad Anticancerosa de Venezuela (cena de gala con motivo de su 65º aniversario).
Una bendita locura (ya descansaré durante el fin de semana, incluido el viaje de vuelta a España).
Como sabes, hasta finales del siglo XIX se consideraba locura a cualquier comportamiento distinto a la norma social establecida. Los filólogos no tienen nada clara la etimología de “locura”; sin embargo, aparece en textos del siglo X y significaba “tonto” o “cretino”, más que “demente” (Coromina se inclina por una voz prerromana “laucus”, de origen desconocido). Como la locura es “privación del uso de la razón”, en tanto que la mayor parte de los comportamientos humanos son más instintivos y emocionales que racionales, la locura está ampliamente presente.
"La sabiduría inoportuna es una locura, del mismo modo que es imprudente la prudencia mal entendida", escribió Erasmo de Rotterdam.
Sentirse loc@ por un proyecto o por una persona (sea tu pareja o tus hijos) es un signo de bendita locura. El mundo sería un lugar terrible si fuéramos seres exclusivamente racionales.
Ayer, al inicio y al final del III Ciclo de Liderazgo Gerencial de Congresis, Luis nos puso la canción “Qué bonita es la vida” de Jorge Celedón.
Mi gratitud y admiración a las personas apasionadas por la vida.