Páginas vistas en total

martes, 30 de abril de 2013

¿Quieres vender más? Aprende de PLANETA


Ayer lunes tuve el honor de abrir el Programa Superior Executive de la APD Zona Mediterránea con el título People Skills Management, en su II Edición, en Barcelona.
Por la mañana estuve trabajando (con un selecto grupo de 15 directivas y directivos) El Cambio en la Calidad Directiva en la empresa hoy con el foco puesto en EL NUEVO LIDERAZGO: Potenciar identidad, cultura del esfuerzo inteligente, estados de ánimo ganadores. Hoy trabajado temas como los siguientes:
·¿Cuál es tu marca personal? ¿Cómo conseguir que tu equipo dé lo mejor de sí mismo?
·Retos claros, dirección por objetivos, gestión del desempeño
·Herramientas concretas del líder para reinventar el presente y redefinir el futuro del equipo
·Equipo vs grupo humano. Claves del liderazgo versátil y cómo aplicarlas
·Atracción, fidelización y valorización del talento
·Desarrollo del liderazgo personal, de equipo y organizativo
·Las 10 cualidades del líder coach y cómo adquirirlas.
Mi profundo agradecimiento a todos los participantes en el People Skills Management. He disfrutado mucho aprendiendo con vosotr@s.
Tras el almuerzo en El Trovador, Juan José Prieto, Director de Formación de EDITORIAL PLANETA, nos ha contado el Caso Práctico de su compañía, líder mundial en español y el mayor grupo editorial de Europa. Una empresa con 1.000 comerciales, centrada en el vendedor, el cliente y el producto.
Juanjo nos ha hablado de la labor de los jefes de equipo (con responsabilidad sobre una media de cuatro vendedores) que se comportan como auténticos coaches, puesto que: transmiten una imagen fiel, son facilitadores, ayudan a descubrir sus puntos fuertes, están orientados a soluciones y facilitan el desarrollo. En estos tiempos difíciles, si quieres que tu empresa venda más (y con más margen), haz como Planeta: transforma tus jefes de equipo de capataces latigueros en líderes-coaches.
En 2009, Juanjo y su equipo investigaron qué les motivaba a sus vendedores. Más allá del dinero, del tiempo y de las promociones, era EL RECONOCIMIENTO. El Liderazgo actual, el del Talentismo, practica habitualmente el reconocimiento y no la adulación. “Su gasolina es el reconocimiento”, ha dicho Juan José Prieto respecto a los comerciales de Planeta.
En una Cultura del Esfuerzo Inteligente (adecuadamente enfocado), los líderes son ante todo gestores de personas y su objetivo son los resultados (cifra de venta), que son la consecuencia de gestionar correctamente los recursos a su disposición, el equipo profesional y el equipo humano (el componente emocional de las personas). “A un mando no se le dan materiales si antes no ha sido suficientemente preparado”, nos ha contado.
Ocho ideas básicas:
1. SACAR EL MAYOR PARTIDO DE TODAS LAS PERSONAS.
2. NO HAY LIDERAZGO SIN VALORES. No vale todo para vender.
3. LIDERAR ES SERVIR. No sirve de nada el “jefe jefe”.
4. ACEPTAR EL RIESGO DE FORMAR Y QUE SE VAYA, ANTES DE NO FORMAR Y QUE SE QUEDE.
5. SER HUMANO, HUMILDE Y CON SENTIDO DEL HUMOR. La Asertividad es el arte de decir lo que piensas, sin ofender.
6. LA SINCERIDAD ES UNA MANIFESTACIÓN DE NUESTRA VOLUNTAD DE AYUDAR.
7. LA CONFIANZA EN UNO MISMO ES EL PRIMER SECRETO DEL ÉXITO.
8. CONSEGUIR LOS OBJETIVOS DEPENDERÁ DE TU CAPACIDAD DE TRANSMITIR TU VISIÓN. “¿Cómo quieres que nos sigan si no les digo dónde quiero llegar?”.

En la Editorial Planeta hay un Plan de Formación Básica de Liderazgo de cuatro meses (con la Escuela de Administración de Empresas, EAE), lo que exige paciencia en la apuesta por el talento, y contrato laboral indefinido (hay una alta rotación entre los vendedores, y prácticamente nula entre los jefes de equipo).
Se trata de profesionalizar la función comercial, de una política retributiva vinculada al vendedor (con varios salarios a lo largo del mes: premios de lo más variado), de motivación e incentivos. Una estructura formativa clara, con la formación inicial, formación semanal y formación continuada (una estructura formativa clara, que se cumple a rajatabla).
Plan de carrera, porque “la expectativa mueve a la realidad”: programa de futuribles. Control de gestión autogestionada y dirigida. Retribución quincenal y reparto de ficheros (fichas de clientes) aleatorio, para que no haya discriminación. ES MOTIVO DE DESPIDO FULMINANTE UN RETRASO EN EL PAGO.
Trabajo en equipo entre los vendedores, sus jefes de equipo, jefes de área, monitores (un 1% de supervendedores) y directores de ventas. Sistema de Comunicación Bidireccional e incentivos cercanos. Incentiva quien está más cerca de la persona.
El éxito no es por casualidad; me gusta repetirlo. El Grupo Planeta está donde está y lleva 60 años en la brecha porque gestiona el desempeño de sus comerciales de una forma altamente profesional.
Muchas gracias, Juanjo, por abrirnos los ojos con esta excelente práctica. No se me ocurre una lección mejor para mañana, el día del trabajo. 

lunes, 29 de abril de 2013

O Estado (elefantiásico) o Talento


Me ha ido de maravilla respecto al cine el pasado fin de semana, el último de abril. El viernes por la tarde (tras volver de Ecuador y dejar a Zoe en la fiesta de cumpleaños de su amigo Miguel, en una ciudad deportiva), Ayer no termina nunca, un espléndido drama con dos grandes interpretaciones. El sábado por la tarde, con Zoe y su amigo José, Ironman 3, una de acción muy entretenida (y de paso, la tesis de que Mandarín –una especie de Bin Laden o Gadaffi- es un actorcillo que personifica el mal en beneficio de grandes corporaciones). Y ayer domingo por la mañana, Un gran equipo, comedia francesa de éxito taquillero que, como Intocable y otras pelis galas recientes, deja un excelente sabor de boca. Por qué no haremos en España comedias de este tipo, tan positivas como inteligentes.
Y por la tarde, en el AVE de las 7 a Barcelona, vi En la casa (Dans la maison), de François Ozon. En su estreno, fue avalada por las mejores críticas. Antes de ayer la encontré en unos grandes almacenes y la compré. La historia de un alumno con enorme talento literario que escribe por entregas a su profesor sobre lo que sucede en la casa de su mejor amigo y compañero de clase, a quien le ayuda con las matemáticas. ¿Un proceso de coaching? ¿Una reflexión sobre la labor docente y la necesidad humana de contar historias? En cualquier caso, una gran película, imprescindible. Concha de Oro del pasado Festival de San Sebastián a la mejor película y al mejor guión, nominada al Goya a la mejor película, seis nominaciones a los César… Fue estrenada ante 2.500 profesores. “Yo no tengo derecho a corregir en rojo, sino en verde, porque el rojo produce ansiedad”. “Ni siquiera la lluvia baila descalza”. “Siempre se puede entrar en la casa”.
Respecto a la situación (económica) española, El Mundo es el más crítico con el gobierno: “Clamor contra Rajoy por subir impuestos sin reducir el Estado”, con opiniones críticas de cinco de nuestros mejores economistas: David Taguas, Juan Ramón Rallo, Daniel Lacalle, Manuel Conthe y José María Gay de Liébana. Desde posiciones que van desde el neoliberalismo a la socialdemocracia, denuncian que no se adelgaza una estructura administrativa hipertrofiada y que el poder político opta por una mayor presión fiscal.
Y El País presenta a los políticos jóvenes (Eduardo Madina, Beatriz Talegón, Alberto Garzón, Albert Rivera, Juan López de Uralde, Guillermo Fernández Vara, Emilio García Page, Joan Mesquida, Antonio Basagoiti, Alfonso Alonso, Patxi López, David Ortega), que tienen mayor valoración que la triple R (Rajoy, Rubalcaba, Rosa Díez). ¿Dan por finiquitada a Esperanza Aguirre? Yo de ellos no lo haría.
Estado o Talento. Tenemos un Estado desmesurado, con 20.000 asesores intocables, y sin ponerlo en forma no salimos de ésta. En el China Daily de esta semana (26 de abril – 2 de mayo), el artículo de portada era Talent Quest (La búsqueda del talento). China busca que los mejores talentos trabajen y vivan allí, sea como sea. En su Plan 2010-2020, se propone contar con 180 millones de personas de gran talento, frente a los 120 millones actuales. A ello destina ayudas adicionales de 124.000 € anuales a quienes se animen a vivir allí.  Sí, la nueva era va de atraer, fidelizar y desarrollar talentos, para lo cual necesitamos contextos ganadores (cultura, clima, compensación y cooperación) y capital organizativo. Aquí la ciencia ha “recortado” en 600 millones de euros.
Por lo demás, el artículo de John Carlin sobre la OPA de Catar al mundo del fútbol. Dueños del Paris Saint Germain, patrocinio de 30 M € anuales al FC Barcelona, derechos de Eurosport, Mundial en 2022 (que le “costado” 33 millones de euros, 10 M € en “embajadores”). “Detrás del fútbol hay mucho más, el deseo de Catar de convertirse en un Londres económico o en Washington político”.
Y un libro recomendado sobre las políticas económicas en Iberoamérica (Brasil, Ecuador, Bolivia, Uruguay y Venezuela): ¿Alternativas al neoliberalismo en América Latina? Me lo pido y ya te cuento.
Mi gratitud a quienes siguen luchando por el desarrollo del talento y no por aprovecharse del Estado en su propio beneficio.   

domingo, 28 de abril de 2013

Lo que hacemos cuando no tenemos miedo


Este fin de semana he estado viendo Ayer no termina nunca, la última película de Isabel Coixet. Una cinta audaz, valiente, con dos grandes interpretaciones (las de Candela Peña y Javier Cámara) y un guión muy completo.
Me gusta el cine de Isabel Coixet y el hecho de que tanto ella y yo como su hija Zoe y la mía nos llevemos cuatro años. De su cine (nueve películas, un documental y un corto), me quedo con Mi vida sin mí, La vida secreta de las palabras, Elegy y Mapa de los sonidos de Tokio. Un cine personal, emotivo y muy inteligente. De ella, Sarah Polley (protagonista en Mi vida sin mí) dijo en el prólogo del libro Isabel Coixet de Rafael Cerrato lo siguiente: “personalmente, es la persona más generosa, divertida, temperamental, sabia, inmadura, maternal, infantil que nunca he conocido. Lo es todo a la vez, estallando de vida. Tiene una empatía y una perspicacia para otros seres humanos que es asombrosa. Es alguien que hace que la vida parezca vertiginosa. Nunca he visto a nadie leer tantos libros, ver tantas películas, probar tantos restaurantes y viajar a tantos sitios en una semana.”
El argumento es: Barcelona, 2017. Una expareja se reencuentra después de cinco años de perder a su hijo por una negligencia médica. Él se marchó como profesor a Colonia, como tantos que emigraron al extranjero con la crisis. Ella se ha quedado y mantiene su dolor, viviendo con extrema dificultad.
Es una película de bajo presupuesto, pero no es una película pequeña, porque durante casi dos horas Carmen y Javier se preguntan por los sentimientos, por el dolor, por la reconciliación y la resignación. ¿Una cinta sobre la crisis? Más bien sobre un estado de ánimo triste, sin futuro, sin proyecto.
En el número de mayo de Fotogramas, Nuria Vidal le da un 4 sobre 5 y declara que “es su película más luminosa, más esperanzadora”. Y Pere Vall le entrevista: “A mí lo que me cansa es no hacer nada, la inactividad. Me agota. En los rodajes no me canso”. “Mientras haces la película, eres feliz. Eres como el capitán de un barco, y ese barco es tu universo. Y alrededor no hay nada más, solo el mar. No hay palabras para describir esa sensación”. “Ayer no termina nunca se alimenta de gente que me rodea, de las relaciones de pareja, la manera que tienen las mujeres y los hombres de gestionar el dolor de maneras diferentes, y también por esa niebla irrespirable que intentamos respirar”. Para la directora, se oponen una manera visceral y otra cerebral de enfrentarse al dolor (ella se sitúa entre ambos, más bien emocional).
Y también he estado leyendo Qué harías si no tuvieras miedo. El valor de reinventarse profesionalmente, de Borja Vilaseca. Le tengo mucha admiración intelectual y cariño personal a Borja (creo que Borja Vilaseca es a Barcelona lo que Sergio Fernández: periodistas, buenos autores, directores de Masters innovadores y apóstoles del pensamiento positivo).
Un libro con tres partes: Una cultura orientada al tener (el capitalismo), Una cultura orientada al cambio, Una cultura orientada al ser (la era del conocimiento, la empresa consciente). Es el fin de la era industrial, de un sistema educativo obsoleto (“gente desmotivada que explica información inútil a gente que no le interesa”), de la Corporatocracia.
Su consultora, Koerentia, ha hecho una encuesta nacional sobre El estado emocional de las empresas españolas (enero 2010- marzo 2012) a una muestra de 3.876 personas de 171 empresas. Según ésta, el 75% de los empleados se levantan por la mañana del lunes con resignación e indiferencia. Básicamente, porque “no les gusta lo que hacen y se dedican básicamente a cumplir con lo que les toca”. Casi el 80% de los empleados afirma que su jefe es autoritario y egocéntrico. El 62% de los trabajadores afirma que su jefe los controla constantemente y les impide “gozar de libertad y autonomía”. El 63% afirma que en su empresa abundan los conflictos, la negatividad y la gente insatisfecha. El 71% de los empleados rinden por debajo de sus capacidades, “haciendo el mínimo esfuerzo para cumplir con sus obligaciones”. Aún así, solo uno de cada diez piensa en cambiar de trabajo. El 73% de los empleados considera que la cultura corporativa no promueve a mandos que actúen como buenos líderes, ni la potenciación del talento ni la creatividad. Esto se combina con la opinión de nueve de cada diez directivos de que “es difícil encontrar en el mercado laboral responsables, competentes, motivados y comprometidos” (Otto Walter) y con que al menos 7 millones de trabajadores viven bastante estresados (4 millones, “quemados”), según la Universidad de Alcalá de Henares. Más de un millón de españoles falta cada día a su puesto de trabajo, un 6% del PIB o 64.000 M €.
Borja nos habla de la era del conocimiento (el talentismo, para algunos de nosotros), de clase creativa (Richard Florida), de educación emocional, de inteligencia financiera, de marca personal (“elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida”, Confucio). Y por supuesto, de la gratitud: “La medida más fiable de que una relación profesional es el mutuo sentimiento de gratitud”. El capítulo 29 es precisamente “la apuesta por el talento”. De la selección de personal a la elección de personas.   
Una cita inicial importante: “La libertad conlleva responsabilidad. Por eso a la mayoría de personas les aterroriza” (George Bernard Shaw). Y la dedicatoria: “A Irene, por escogerme como compañero de viaje. A tu lado estoy aprendiendo a vencer mis miedos”. Toda una declaración de amor.

Mi agradecimiento a Isabel Coixet y a Borja Vilaseca. De Barcelona para el mundo.

sábado, 27 de abril de 2013

12 medidas (radicales) para salir de esta crisis YA


De vuelta a éste nuestro país, ayer me encuentro en los diarios con los datos de la vergüenza: 6.202.700 desempleados, más del 27% de la población activa, con un desempleo juvenil del 57%. "El Ejecutivo tendrá que declarar la bancarrota de una política económica incapaz de frenar el agravamiento de la recesión y el principal problema asociado a ella, el desempleo. (...) El desempleo no puede ser considerado ya como un efecto colateral, indeseado pero inevitable, de un plan quirúrgico de ajuste financiero. El equipo económico debe entender con toda claridad que incluso en el improbable caso de que se produjera una recuperación a principios de 2014, la economía tardaría quizá años en reabsorber los 6,2 millones de parados existentes, a los que quizá habría que sumar los millares de jóvenes que han optado por la emigración ante la evidencia de que el mercado laboral no los acepta. (...) Si no se toman decisiones directas sobre el mercado laboral y se aplican políticas de demanda y creación de empleo, la ocupación, y con ella la economía pública y privada, se aproximan a toda velocidad a un colapso total" (El País), “El récord del paro echa por tierra la labor del Gobierno” (El Mundo), “Las vísperas de la reunión del BCE, en la que se especula con una bajada de los tipos de interés, se nos van a hacer largas. Ayer fue la canciller alemana la que lanzó un mensaje en sentido diametralmente contrario, es decir, que abogó por la subida del precio del dinero, medida que condena a los países en problemas (España, entre otros muchos) a salir aún más tarde de la recesión. Fijarse solo en su interés electoral (tiene comicios en septiembre) es miope y cortoplacista. A Alemania también le interesa que el resto de los socios salgan del hoyo" (ABC), “"Las cifras de la EPA del primer trimestre del año nos recordaron de nuevo las dolorosas dimensiones del desempleo en nuestro país. España superó los seis millones de parados por primera vez en la historia. Sabemos que no hay otro problema más urgente, pero igualmente debemos ser conscientes de que no existen atajos ni pócimas magistrales. Nuestra economía no generará puestos de trabajo si no crece, y para ello deben estimularla y librarla de todas las ataduras que la constriñen y limitan. El Gobierno anuncia hoy una agenda reformista para abundar en ese propósito. Y ése es el camino. Más largo y duro, pero el correcto" (La Razón).
Y después, en el Consejo de Ministros, una supuesta reforma que significa más presión fiscal y paños calientes. “El Gobierno se rinde ante el paro y sólo ofrece más impuestos” (El Mundo). “El fin de la crisis se retrasa a 2016” (El País).
Esto, respecto a un gobierno inoperante. ¿Y la oposición? El Sr. Rubalcaba, reuniéndose con sus colegas socialistas del sur de Europa (los franceses, en el poder; los portugueses, en la oposición pero subiendo en las encuestas, en tanto que el PSOE se encamina al abismo), denuncia la “dictadura de la austeridad” y recomienda “renegociar con los países endeudados a fin de darles más aliento para que puedan salir de la crisis sin tanto esfuerzo”.
Patético en ambos casos. No se enteran o no quieren enterarse de que no se sale en un “cambio de época”, el talentismo, aplicando políticas del capitalismo tardío.
Como de lo que se trata de acabar con esto YA, me animo a proponer como ciudadano doce recetas radicales:
A. Tenemos un grave problema de deuda, que no se resuelve con mayor presión fiscal ni con recortar en los servicios esenciales del Estado del Bienestar (educación, sanidad, justicia).
1. Reforma de la Administración, de verdad. Gastamos en salarios por encima de la media de la Unión Europea, pero con menos profesionales. La calidad directiva, de la que depende el 60% de la productividad, es baja porque está compuesta por políticos mayoritariamente sin preparación. Afrontar la calidad directiva en las empresas y organismos públicos, exigiendo que sean directivos de verdad y no jefes tóxicos.
2. Reducir drásticamente los impuestos, especialmente Renta y Sociedades. Ya hemos sobrepasado el punto de la curva de Laffer en el que el Estado recauda menos por haber subido demasiado los impuestos.
B. Tenemos un grave problema de partitocracia. El Estado del Bienestar se ha convertido en el Bienestar del Estado porque una casta política se beneficia de los trabajadores.
3. Reducir subvenciones (15.000 M), asesores que no aportan y duplicidades en las administraciones duplicadas (22.000 M) e inversiones improductivas (infraestructuras por 11.000 M). Estoy con el economista Daniel Lacalle en que podemos ahorrarnos 100.000 M anuales sin recortes de pensiones, despidos de funcionarios ni reducciones en las prestaciones de desempleo.
4. Eliminar las subvenciones a los partidos políticos, sindicatos y asociaciones empresariales. Que se financien como cualquier otra organización de esas características, con las cuotas de sus afiliados. Y que caiga todo el peso de la ley sobre la corrupción, sin maquillajes de “leyes de transparencia”.
C. Tenemos un grave problema de Calidad Directiva (también en la empresa privada): nº 43 del mundo, lo que no corresponde a la 12ª economía ni a la calidad de nuestras escuelas de negocios. Y de supervivencia de las empresas (se sigue destruyendo más tejido empresarial del que se crea). Y en general de productividad (trabajadores poco preparados para un escenario internacional).
5. Exigir que los directivos de todas las empresas de más de 250 profesionales cuenten con certificación de calidad (modelo EFQM, criterio 1: Liderazgo). Y lo mismo para las nuevas empresas (la tasa de actividad emprendedora ha caído en las empresas en consolidación).
6. Declarar exentas del pago de impuestos las operaciones de exportación de bienes y servicios, para potenciar los beneficios de la globalización ante la caída de la demanda nacional. Exigir que cada profesional tenga al menos 20 horas de formación al año y cuente con gestión del desempeño, multando a la empresa con una cuantiosa suma en caso de que no lo cumpla.
D. Tenemos un grave problema de educación y cultura a todos los niveles.
7. Frenar el fracaso escolar, que es una lacra indecente. Convencer por todos los medios posibles a nuestros jóvenes de que deben seguir estudiando, puesto que es la inversión más rentable (1.700% de ROI). Repudiar el modelo de “contertulios ignorantes” propio de ciertos medios de comunicación.
8. Mejorar la calidad de los centros escolares, para lo que es imprescindible el liderazgo en los propios centros. Desarrollar entre los directores un modelo de calidad.
9. Retirar la subvención por desempleo a todos aquellos que no estén realizando algún curso (gratuito) y que no demuestren una mejora importante en su empleabilidad. No podemos permitirnos holgazanes que prefieren “cobrar el paro” que avanzar.
10. Todos los bienes culturales (libros, DVDs, espectáculos teatrales, cine, etc) a IVA cero. Un país sin cultura es un país sin futuro.
E. Tenemos un grave problema de crédito. El acceso a la financiación es, junto con la baja demanda, el principal problema de las empresas.
11. Exigir que las entidades financieras concedan operaciones de activo en función de los perfiles de competencias (capacidad y compromiso) de los prestatarios. Y publicitar ante la ciudadanía las entidades que sí cumplen (muchos preferiremos ser clientes de bancos que activan la economía que de los que solo se benefician a sí mismos).
12. Olvidarnos ya de vincular crecimiento económico con ladrillo (un modelo insostenible) y turismo barato. Penalizar fiscalmente los activos inmobiliarios de los bancos que no se pongan a la venta (para que se abarate la vivienda de una vez por todas) e incentivar el alquiler de verdad.

Son medidas simples, valientes, que cambian la situación. Necesitamos atraer capitales, fomentar la Marca España (que, no nos engañemos, es la marca de nuestras empresas y nuestros profesionales) y contar con un proyecto de futuro, no con medidas miserables de rapiña. Al menos, así lo creo. En el Talentismo, con más de lo mismo no nos comemos una rosca.

viernes, 26 de abril de 2013

Las semifinales de la Champions y el choque de democracias


Ya de vuelta en Madrid, tras volar desde Guayaquil esta pasada noche. Mi más profundo agradecimiento a los profesionales del IESS Pensiones, que apuestan por la capacitación (y pronto por el coaching, espero), y a Karla, Pancho, Alfonso, Telmo y Pardo. Sois excelentes personas.
Al encontrarme en Iberoamérica, no pude ver en directo ninguno de los partidos de ida de las semifinales de la Champions. Los resultados (4-0 al FC Barcelona, 4-1 al Real Madrid) suenan a auténtica paliza; sin embargo, cuando se analizan los partidos con serenidad, uno comprueba que no ha sido tanto. En el de Munich, el segundo y tercer gol del Bayern son claramente ilegales (un fuera de juego clamoroso, un empujón al defensa culé). En el de Dortmund, el penalti no es tal. Mucho poderío físico, errores estratégicos de los entrenadores de los equipos españoles, pero no tanto como para que las semifinales estén resueltas. Todavía creo que es posible, porque en el fútbol todo puede pasar.
Ayer, en el aeropuerto de Guayaquil, estuve leyendo en la edición internacional de El País el artículo “Choque de democracias”, de Mark Leonard y José Ignacio Torreblanca.
Comienza así: “Hubo un tiempo en el que se consideraba una enfermedad británica. Pero ahora el euroescepticismo se ha extendido por todo el continente como un virus. Como muestran los datos del Eurobarómetro, la confianza en el proyecto europeo ha disminuido incluso a más velocidad que las tasas de crecimiento. Desde el comienzo de la crisis, la confianza en la Unión Europea ha caído 32 puntos en Francia, 49 en Alemania, 52 en Italia, 94 en España, 44 en Polonia y 36 en el Reino Unido.
Lo más llamativo es que en la UE todo el mundo ha perdido esa fe: tanto los acreedores como los endeudados, los países de la eurozona, los aspirantes a serlo y los que decidieron no adherirse al euro. En 2007, pensábamos que el Reino Unido, donde la confianza era de menos 13 puntos, era el bicho raro con su euroescepticismo. Ahora, los cuatro países más grandes de la eurozona tienen niveles de confianza en las instituciones de la UE inferiores a los de Gran Bretaña entonces: Alemania, menos 29, Francia e Italia, menos 22, y España, menos 52. ¿Cuál es la explicación?
El argumento al que se solía recurrir para justificar el euroescepticismo era la supuesta existencia de un déficit democrático en la UE. Las decisiones, decían los críticos, las tomaban unas instituciones que no rendían cuentas a nadie, y no los Gobiernos nacionales elegidos. Pero la crisis actual no surgió de un choque entre Bruselas y los Estados miembros, sino de un choque entre las voluntades democráticas de los ciudadanos de Europa del norte y los del sur, los llamados países del centro y la periferia. Y ambas partes están utilizando las instituciones de la UE para defender sus intereses.
Antiguamente, había una norma no escrita de que las instituciones de la UE debían vigilar el mercado común y otras áreas técnicas —desde los criterios comunes para la composición de la salsa de tomate hasta las emisiones acústicas de las segadoras de césped— y los Gobiernos nacionales seguirían teniendo el monopolio de la provisión de servicios y las decisiones políticas en los terrenos más delicados de los que dependían las elecciones nacionales.
Desde que comenzó la crisis, los ciudadanos de los países acreedores se resisten a asumir la responsabilidad de las deudas de otros sin tener a su disposición unos mecanismos para controlar su gasto. Con el pacto fiscal y las exigencias del BCE de que se lleven a cabo amplias reformas en cada país, los eurócratas han cruzado muchas líneas rojas de la soberanía nacional y han invadido campos que van mucho más allá de las normas de seguridad alimentaria para controlar las pensiones, los impuestos, los salarios, el mercado laboral y los funcionarios de la Administración Pública. Es decir, ámbitos que constituyen el núcleo de los Estados de bienestar y las identidades nacionales.
Para un número cada vez mayor de ciudadanos de los países del sur de Europa, la UE representa lo que era el FMI para los latinoamericanos: una camisa de fuerza de oro que está estrangulando el margen de maniobra de la política nacional y vaciando de contenido sus democracias nacionales. En esta nueva situación, pasan los Gobiernos pero las políticas son básicamente las mismas, y no hay forma de oponerse a ellas. Mientras tanto, en los países del norte de Europa opinan, cada vez más, que la UE ha fracasado a la hora de controlar las políticas de la franja meridional. Los acreedores tienen un sentimiento de víctimas muy parecido al de los deudores.
Si la soberanía se define como la capacidad de los ciudadanos de decidir lo que quieren para su país, está claro que hoy quedan pocos, tanto en el norte como en el sur, que se sientan soberanos. Ha desaparecido una parte importante de la democracia nacional que no se ha sustituido a escala europea.
En un sistema político nacional como es debido, los partidos políticos podrían expresar todos estos puntos de vista diferentes y, tal vez, hacer de árbitros y encontrar puntos en común entre ellos. Pero eso es precisamente lo que el sistema político europeo no puede proporcionar: como no tiene genuinos partidos políticos, un Gobierno de verdad ni una esfera pública, la UE no puede compensar los fallos de las democracias nacionales. En lugar de ser un terreno para la batalla de las ideas, la UE se ha visto perjudicada por un círculo vicioso entre el populismo antieuropeo y los acuerdos tecnocráticos entre unos Estados miembros que tienen miedo a sus ciudadanos.
¿El populismo anti-UE va a convertirse en algo permanente? Esperemos que, a medida que se recupere el crecimiento, el euroescepticismo se debilite y acabe por retroceder. Pero el descenso de la confianza en la UE tiene raíces más profundas. El entusiasmo europeísta no volverá si la UE no cambia drásticamente su forma de relacionarse con los Estados miembros y sus ciudadanos.
Y después repasaba algunos países: “Los alemanes se consideran víctimas de la crisis del euro. Creen que se les ha traicionado y tienen miedo de que se les pida pagar más impuestos o aceptar unos niveles más altos de inflación para salvar el euro. Sin embargo, en Alemania existen sentimientos encontrados sobre la UE. El Eurobarómetro muestra que el 56% de los alemanes “no confía” en la UE y solo el 30% tiene una imagen “bastante positiva” de la Unión. Por otra parte, el populismo, hasta ahora, está contenido: todos los grandes partidos políticos apoyan el euro y las últimas encuestas indican que tres cuartas partes de los alemanes están en contra de abandonar la divisa común. Acaba de nacer un nuevo partido contrario al euro, la Alternativa por Alemania, pero hasta ahora sus proyecciones más optimistas le dan un 2% de los votos en las elecciones generales de septiembre. Puede que los alemanes ya no tengan afecto al euro, pero eso no quiere decir que deseen dejarlo.”
¿Y España? “Durante décadas, España pensó que su relación con Europa reflejaba el dictamen de Ortega y Gasset: “España es el problema y Europa la solución”. La espectacular caída sin precedentes de la confianza en la UE desde que comenzó la crisis no es solo resultado de las medidas de austeridad. Al fin y al cabo, los españoles tuvieron que someterse a dolorosas reformas para entrar en la Unión y después en el euro, además de superar su trágico pasado. Sin embargo, ahora, la falta de una visión clara sobre el futuro nacional y el europeo hace que los sacrificios que se les exigen no cuenten con consenso ni legitimidad. Los españoles no culpan a Europa de la crisis ni quieren abandonar el euro. Lo que ha erosionado su lealtad a Europa y su confianza en ella es que no tienen voz ni voto y no pueden discutir unas políticas que es evidente que no están funcionando. Los españoles no se han vuelto euroescépticos, pero sí unos feroces eurocríticos.”
Lo comentaba en Del Capitalismo al Talentismo: Alemania empieza ganando las guerras (mundiales, y la actual guerra económica) y las acaba perdiendo. Ojalá también pierda las semis de la Champions, por partida doble. Una final española en Wembley sabría ahora mejor que nunca. 

jueves, 25 de abril de 2013

Rubén Turienzo nos hace sonreír


Vuelo de vuelta Guayaquil-Madrid esta noche de jueves. En los últimos días, desde mi llegada a este ciudad costeña ecuatoriana, ocho talleres sobre el talento y la gestión del desempeño a una media de 30-35 profesionales del IESS (Instituto Ecuatoriano de la Seguridad Social) por taller, tanto en Quito como en Guayaquil a partes iguales. Me voy con un cierto agotamiento, pero con la satisfacción del deber cumplido.
Entre los libros que me han acompañado en este viaje, el nuevo de mi buen amigo Rubén Turienzo, Smile. El arte de la actitud positiva. Conozco a Rubén desde hace muchos años, y he tenido el honor de prologar su Dirige de cine (inolvidable la presentación del libro por Juan Luis Galiardo, en un favor de última hora al que responden los grandes amigos). En este libro, tiene la generosidad de incluirme en su conclusión (Receta para un bizcocho sonriente”) junto a titanes de la talla de Viktor Frankl, Sonja Lyubomirsky, Ed Diener, Tal Ben Shahat, Martin Seligman y Eduard Punset. Un honor inmerecido.
Smile (Sonríe) tiene un diseño muy atractivo y nos propone que nos comprometamos realmente con la felicidad. Para vivir en positivo, mantener la actitus adecuada (“No se trata de ver el vaso medio lleno, sino de dosificar lo que tenemos mientras la sed desaparece”). Obtenemos lo que merecemos, que es lo mismo que ofrecemos a los demás. Un potente alegato a favor de la generosidad.
El modelo SMILE de Rubén Turienzo es: Simplifica, Relativiza, Positiviza, Ilusiona y Modifica. Siguiendo a Sonja L., la Felicidad es Predisposición (50%), Condiciones de vida (10%) y actividades voluntarias (40%). “Así que pide lo imposible: Ser un aspersor de sonrisas espontáneas, Ser una persona llena de energía positiva, Ser un imán de la buena suerte, Ser una persona que hace que sus deseos se hagan realidad”.
“Un optimista es un realista que siempre ve una salida”. Me gusta esa definición que nos ofrece Rubén. Porque “quien bien te quiere te hará FELIZ”.
Rubén nos habla de los cinco enemigos de una actitud positiva: desconocer nuestra verdadera identidad, aferrarnos a la idea de permanencia, temer al cambio, identificarnos con el ego y temer a la muerte. “Solo quien se plantea grandes retos celebra grandes victorias”.
Simplificar: La vida no es fácil, pero es sencilla. Relativizar: “El sabor de tu felicidad no depende del suceso, sino de los ingredientes con que lo mezcles”. Positivizar: “LA felicidad depende de aprender a ver las cosas desde un prisma positivo y practicar más el humor”. Ilusionar: “No existe naa con lo que no se pueda construir”. Modificar: “Por muchas cerraduras que tenga, toda puerta se hizo para ser abierta”. A cada queja, una propuesta.
Y además, Rubén Turienzo nos ofrece cuatro técnicas básicas muy interesantes: el “Clean Sweep” (limpieza vital: 100 elementos que dan mucha libertad personal), el método Smile (Simplifica, Relativiza, Positiviza, Ilusiona y Modifica), el método MEJORA (Meta, Escenario, Juicios, Oportunidades, Reordenación y Acción) y el Happy Passport (aeropuerto de destino, aduana de entrada, aduana de salida, aeropuerto de origen).
De coach a coach: “El mundo necesita espejos”.
Finalmente, Rubén nos presenta una veintena de ejemplos de utilización del método SMILE en la vida cotidiana. Más claro, imposible.
Y un consejo final: “Quien exige más de lo que da, no desea amar sino poseer”.    
Séptimo libro de Rubén Turienzo. Sonríe es un libro muy útil para entrenarnos en los sanos hábitos de la actitud positiva. Muchas gracias, querido Rubén, por ofrecernos generosamente estas lecciones de vida.

miércoles, 24 de abril de 2013

La Gestión del Desempeño y la mejora del Clima laboral


Aquí en Ecuador, tanto en Guayaquil como en Quito, estamos trabajando esta semana con 232 profesionales del IESS (Seguridad Social) la evaluación del desempeño como clave para la calidad.
Soy un ferviente convencido del valor de una buena gestión del desempeño (en su día, en el libro Liderazgo Guardiola, que he tenido el gusto de ver en la librería del aeropuerto de Guayaquil, comentábamos que una excelente gestión del desempeño de sus jugadores fue una clave del éxito de Pep en su primera temporada como entrenador del FC Barcelona). Creo que la gestión del desempeño, que es un proceso de análisis y de mejora continua a lo largo de todo el año, marca la diferencia entre los auténticos líderes y los directivos que no pasan de gestores.
Sin embargo, la gestión del desempeño no se improvisa. Lamentablemente, en muchas organizaciones (públicas y privadas, pequeñas y grandes, brilla por su ausencia). O no existe como tal o se ha convertido en una rutina (“ah, sí, el papelito que nos mandan rellenar una vez al año los de Recursos Humanos, en el que deprisa y corriendo pongo que todos mis colaboradores lo hacen estupendamente, sin discriminar, para no tener problemas con ellos”). Una lástima, porque es bien sabido que la calidad directiva determina la productividad en un 60% y, repito, la calidad directiva es mucho menor en aquell@s jefes que no saben/pueden/quieren/logran gestionar adecuadamente el desempeño de sus colaboradores.
Una buena gestión del desempeño influye positivamente en la escucha atenta en la organización, en la capacidad de valorar sugerencias, en la confianza como capital social, en el respeto, la coherencia (practica lo que predicas), la comunicación a todos los niveles y por supuesto en el desarrollo del talento de los profesionales (gestión del potencial), que son las siete claves prácticas para que una organización funcione como debe y obtenga los resultados que merece.
Y por supuesto, la gestión del desempeño bien hecha, como un hábito sano en la empresa, impacta decisivamente sobre el clima laboral, sobre el ambiente de trabajo, que explica el 44% de los resultados de la misma.
Según las investigaciones de Gallup (Buckingham, M. & Coffman, C. First, break all the rules, The Gallup Organization, 1999), las doce preguntas más importantes para medir el clima laboral son:
¿Hasta qué punto...
        Conozco qué se espera de mí?
        Tengo los medios para desempeñar mi rol con éxito?
        Tengo la oportunidad de realizar lo que mejor sé hacer cada día?
        He recibido reconocimiento por las cosas bien hechas en la última semana?
        Le intereso a mi superior, o a cualquier colega, como persona?
        Estimula alguien mi desarrollo profesional?
        Se toman en consideración mis opiniones?
        Hace la misión de mi empresa sentirme que mi trabajo es importante?
        Están comprometidos mis colegas con realizar un trabajo de calidad?
        Tengo algún amigo en el trabajo?
        He hablado en estos últimos seis meses con alguien sobre mi progreso?
        He tenido oportunidades de aprender y desarrollarme?

Evidentemente, la gestión del desempeño impacta en las doce cuestiones: en la claridad de expectativas, los medios, la oportunidad, el reconocimiento, el interés, el desarrollo, sentirnos importantes, la misión, el compromiso, el progreso, el aprendizaje y las buenas relaciones personales. No se me ocurre otro proceso dentro del liderazgo que influye de forma más determinante en el clima.
Mi agradecimiento a l@s profesionales que gestionan eficazmente el desempeño de l@s integrantes de sus equipos. Así logran atraer, fidelizar y desarrollar el talento. De ell@s es el éxito, porque el éxito no es por casualidad. 

martes, 23 de abril de 2013

En el día del libro, Cocinar de cine


Día de Sant Jordi, del libro y de la rosa. ¡Qué recuerdos firmando ejemplares en Barcelona hace algunos años! Es una fiesta ciudadana que me encanta.
Tras dos días en Guayaquil y ahora otros dos en Quito,  estoy disfrutando muchísimo, como en el viaje de hace un mes, con la gastronomía ecuatoriana. Toda una sorpresa para los sentidos. Le auguro un gran futuro a la cocina de Ecuador; de hecho, en Madrid ya hay restaurantes ecuatorianos de lo más variado: Sabor andino, Com i latina, El costeñito ecuatoriano, El rincón imbabureño, El fogón, El sabor latino, Mi lindo Quito, San Francisco de Quito, Bucks, Cumbres ecuatorianas, El ranchito, Mi lindo Guayaquil, D’lara, Kikiriki, El chef latino, Los pilares, Camina y ven, Tapas latinas, Las gemelas, El paraíso latino, El festejo, Exquisiteces latinas, El fogón de Claudia, Norky’s y Forastero, La perla del Pacífico, El costeñito ecuatoriano, Rincón ecuatoriano, Rincón manabita, Sabor guayaco, La ronda, El rincón pacteño, Los mesegares, Los Peña, El encuentro, San Valentín, Ladys, El Chimborazo, Paraíso ecuatoriano, Virgen del cisne, La casa del Charquito… y en Barcelona, otros ocho. En Valencia, Diego II, El manglar y la pastelería Royal.
Creo que hay cinco grandes cocinas del mundo: la española, la francesa, la italiana, la mexicana y la china. Pero atención a la cocina peruana, que está muy de moda por algo, y las que vienen: la venezolana y la ecuatoriana.
Me he traído a este viaje para saborearlo bien un delicioso y voluminoso libro, Cocinar de cine, de Xabier Gutiérrez y Juan Miguel Gutiérrez. Me lo ha regalado mi amiga Berta del Barrio, del Basque Culinary Center. En este libro Juan Miguel, hombre de cine, hace una reflexión (culinaria) de estupendas películas, y Xabier, responsable del laboratorio de investigación de Arzak, nos propone recetas sumamente innovadora. Y como diría Vicente del Bosque “hay que triangular”: Mikel Alonso ha hecho para este libro unas fotos fabulosas.
Algunos ejemplos: Fresas salvajes de Ingmar Bergman y unos Ajos y fresones tiernos, El desayuno del bebé de Lumiére y una Papilla helada y leche, El festín de Babette de Gabriel Axel y unas Codornices envueltas, Indiana Jones y el templo maldito de Spielberg y una Sopa de ojos de chipirón, La gran comilona de Marco Ferreri y La corteza de la ostra, Blancanieves de Walt Disney y un Tótem de manzana y arena de vainilla… mojada, Txotx! de Asier Altuna y Telmo Esnal y una Chuleta ácida y pan de ajo y casia, Urga de Nikita Mihalkov y un Cordero asado con pieles, Como agua para chocolate de Alfonso Arau y un Consomé de cacao para la presa de un cerdo, El evangelio según San Mateo de Pasolini y una Morcilla de cigalas, Chocolat de Lasse Halstrom y unas Trufas aplastadas, Drácula de Coppola y Lo crudo, lo cocido y lo asado en una papaya, Fresa y chocolate de Tomás Gutiérrez Alea y Caldo de bacalao con tomate, Jamón, jamón de Bigas Luna y una Tortilla de patatas en bocadillo. Y así decenas y decenas de películas y de recetas maravillosas (ambas). De todas ellas, el podio: Deliciosa Martha (¡Qué gran película!) y su Foie-gras muy poco hecho; El hijo de la novia y su Tiramisú de Idiazábal; El silencio de los corderos y su Más rojo que el atún rojo.
¡Qué libro más extraordinario! Muchas gracias, Berta, por regalármelo (no lo conocía). Una delicia para la vista, para el tacto, para el oído (si lees en voz alta algunos comentarios y recetas) y, por supuesto, si uno tiene la fortuna de disfrutar de los platos, también para el olfato y para el gusto. 54 pelis y sus correspondientes recetas innovadoras. ¿Te imaginas pasar un año así, disfrutando de una cinta y un plato a la semana? Sería un paraíso, sin duda.
Atención al Basque Culinary Center, donde Berta y su equipo están haciendo historia. Un modelo de institución educativa del que podemos aprender mucho.
       


lunes, 22 de abril de 2013

10 grandes ideas para impactar de verdad


Entre col y col, lechuga. Ese genio editorial llamado Roger Domingo (director de Alienta, Deusto, Gestión 2000 y Para Dummies) intercala, entre textos de fácil digestión, simpáticos y agradables, algunas “bombas de relojería” que dinamitan el viejo orden para dar lugar a lo nuevo. La crisis no es un tiempo (prolongado) en el que el PIB decrece (estoy con Daniel Lacalle en esto de que el PIB no es muy fiable), sino una etapa de transición en el que lo viejo está muriendo y lo  nuevo no acaba de nacer. Pues bien, algunos libros nos presentan lo nuevo, con fuerza inusitada.
En los últimos años, sitúo en esta categoría ¿Eres imprescindible? (2010) de Seth Godin, La sorprendente verdad sobre qué nos motiva (2010) de Daniel Pink, Generación de modelos de negocio (2011) de Osterwalder y Pygneur, El arte de cautivar (2011) de Guy Kawasaki (y me gustaría que estuviera también ahí) Del Capitalismo al Talentismo. Sin duda, en esa vanguardia debemos colocar La fórmula del éxito de Chris Brogan y Julien Smith.
¿Un manual sobre redes sociales? Como apuntan los autores, eso es como decir que “Moby Dick es un libro sobre barcos”. Se trata de un texto impactante sobre cómo crear ideas y difundirlas adecuadamente.
Y de un libro absolutamente recomendable como éste me permito extraer diez conceptos:
- ¿Eres una lechuga o un manzano? Una lechuga se planta y en 3 meses la tienes; pero no resiste mucho tiempo, se pierde en invierno y sus usos son muy limitados. Un manzano tarda seis años desde su semilla, y se puede perder en el camino. Pero da muchas manzanas, con múltiples usos. La frase es de un documentalista llamado Brett Rogers, y explica muy bien el cultivo del talento. Pocos son manzanos, muchos son lechugas (rápido y superficial)… y muchos más, lechuguinos, como diría mi madre.
- La ecuación del impacto (nombre original del libro) es CREATE: Diferenciación (Contraste) por la suma de Alcance (reach), Exposición, Articulación, Confianza (trust) y Eco. Somos la primera generación de humanos consumidores de medios y a la vez creadores y propietarios de los medios, y eso lo cambia todo (se ve que los medios tradicionales no se enteran o no quieren enterarse).
- Todos somos canales de televisión en ciernes. Me parece que a este respecto no hay nada que añadir. O eres actor/actriz o eres espectador/a. Punto pelota.
- Diferenciación. Se trata de las ideas (memes). “Los humanos son poco más que poderosas máquinas de reconocimiento de patrones”. Para tener mejores ideas: meta (propósito), marco (propio), mérito (esfuerzo), método (pasos, recursos), mejora (¿Cuándo dejarlo? Está en El método Lean startup de Eric Ries). Las buenas ideas te hacen sentir (son “una obra de arte” porque conmueven). Para tener más ideas, juega y disfruta (Chris y Julien comentan que los editores usan “el bombardeo”: “lanzar todos sus libros contra la pared y a ver cuáles se quedan pegados”). La valentía es una experiencia progresiva (y con un/a coach es más fácil ser valiente, me permito añadir). El contenido inteligente es un contenido emocional (como “caso de éxito”: Skylanders).
- Articulación: “Explícamelo como si tuviera 6 años” (Ken Hadge). Simplifica, ata cabos, sé breve y claro, haz mapas mentales, triangula (tres iconos), usa la X de la Y (personaje de tema), obtén la intersección de información y emociones. Ejemplo de éxito: Instagram.
- Plataformas: Herramientas para llegar a otros. Determinan el Alcance (caso de éxito: Paulo Coelho) y la Exposición. Se trata de capturar Valor (como TED) y enfocar bien el lanzamiento. “La exposición es el arte de llegar a la gente, una y otra vez”. Anticípate y comparte los valores de tu público.
- Redes: es la última parte de la montaña rusa. “Si te interesa progresar en cualquier forma de arte humano, ya sea vendiendo, construyendo una red o cualquier otra cuestión, tienes que considerarte un estudiante perpetuo.” Una red incluye más de una comunidad (personas que interactúan contigo).
- Confianza. También hay una fórmula: C = C . R . I / S La Confianza es Credibilidad (aval por tus referencias) por Fiabilidad (reliability, cumplir lo que prometes) por Intimidad (me entiende de verdad) partido por Interés personal (self interest). Como ejemplo, Pokemon (los niños aprenden a desarrollar, como entrenadores, el talento de sus criaturas).
- Eco, eco. Chris y Julien nos proponen analizar el concierto de Adele en el Albert Hall (septiembre de 2011). La cantante habla al público como si fueran sus amigos. En internet, más allá de la información, se necesita motivación, inspiración y fe. Depura el mensaje, descubre su emoción subyacente, brinda ese sentimiento una y otra vez desde distintos ángulos, ve de lo alto a lo bajo, de lo general a lo específico y luego de arriba abajo… y practica mucho. Se trata de empatizar para influir.
- Cada un@ de nosotr@s es el héroe (o la heroína) de su propia historia. “La vida no es una película, así que cuando llega el final feliz, no salen los créditos”. Disfrútala al máximo y deja tu huella en el universo.

Guau, ¡qué libro! Te animo a que lo estudies y lo practiques, porque te va a venir de maravilla. Mi agradecimiento a estos dos tipos con pinta de frikis, Chris Brogan y Julien Smith, que son sumamente listos y generosos. A Blanca Ribera de Madariaga por traducirlo (que no es nada fácil) Y a Roger Domingo, por ponerlo a nuestro alcance (en nuestra lengua materna). Que el mercado te lo pague con un superventas, que bien lo merece.