Páginas vistas en total

jueves, 31 de enero de 2013

Mi (cuádruple) aproximación al Liderazgo


Contraste ayer por la tarde. La sesión de control en el Congreso de los Diputados, dedicada a la corrupción, fue un fiasco. “Usted tiene un problema de corrupción en su partido que afecta a comunidades autónomas, ayuntamientos y decenas de responsables políticos. Le pido que como presidente del partido actúe con contundencia, celeridad y ejemplaridad”, le dijo el líder de la oposición al presidente del gobierno. “Estoy de acuerdo con lo que usted ha dicho sobre la corrupción y no se me ocurre otra cosa que hacerle la misma recomendación que me ha hecho usted a mí”, le respondió Rajoy. Rubalcaba aseguró que el PSOE hace muchos años que aprendió la lección "para siempre”, mientras que el PP "se fue de rositas con triquiñuelas legales". "Se creyeron impunes, y eso es lo que están pagando ahora, porque la impunidad en este país, por suerte, ya no existe". El presidente del Gobierno le dijo que "no ha estado muy afortunado". "Supongo que la situación de su partido le obliga a hacer esos papelones". Un infantil “y tú más” de vergüenza ajena que no beneficia en nada a la credibilidad de los partidos políticos en gobierno y oposición.
El partido de ida de semifinal de la Copa del Rey, entre el Real Madrid y el FC Barcelona, afortunadamente fue otra cosa. Un encuentro de los que crean afición. Disfruté mucho con mi amigo Mikel en una cafetería de Bilbao de ese “Clásico” entre dos de los mejores equipos del mundo.

Hoy, taller Liderazgo innovador: clave de la productividad y la eficiencia, con unos 30 directiv@s y empresari@s de importantes empresas de Vizcaya. En este cambio de era, hay organizaciones ganadoras (que apuestan por el aprendizaje como clave de sostenibilidad, por el desarrollo del talento, el liderazgo y el coaching) y organizaciones perdedoras, destinadas a desaparecer por repetir las pautas que ya no funcionan.
Me gusta recordar que mi aproximación al Liderazgo es cuádruple.
De una parte, desde el Coaching estratégico como proceso de acompañamiento para el desarrollo del liderazgo en la alta dirección. Reflexión, descubrimiento de fortalezas y oportunidades de mejora, planes de acción y generación de hábitos.
Por otra, la sensibilización del Liderazgo desde el mundo del deporte, especialmente el fútbol, en los cursos de Gestión y Dirección deportiva con la Real Federación Española de Fútbol y con los diez libros escritos y publicados sobre La Roja, Guardiola y Mourinho, el Método Emery o el cultivo del talento en Messi, Cristiano Ronaldo y Falcao.
En tercer lugar, la docencia executive (desde hace 15 años en Deusto, y también en NovaGalicia, Fundesem, ESIC, etc) y las conferencias en medio mundo sobre el Liderazgo, que obliga a sistematizar las mejores prácticas.
Y la observación de l@s mejores líderes (ad-mirar) que se concreta en 36 libros, el último de los cuales ha sido Del Capitalismo al Talentismo y el próximo (a primeros de marzo), El per-verso libro de las carencias del alma, coescrito con la gran poeta Yolanda Sáenz de Tejada.
Como sabes, David Kolb nos enseñó que en el ciclo de aprendizaje necesitamos pasar por distintas fases (que disfrutamos en mayor o menor medida): aprender a través de los sentimientos (experiencia concreta), aprender observando y escuchando (observación reflexiva), aprender pensando (conceptualización abstracta) y aprender haciendo (experimentación activa).
En mi caso, con toda modestia, me permito aprender haciendo mediante el coaching estratégico y la consultoría, aprender sintiendo desde el deporte, aprender pensando mediante las clases y conferencias y aprender observando a través de los libros.
Me siento sanamente orgulloso de ese cuádruple enfoque integral del Liderazgo, y por ese camino pienso seguir.

Y te animo a hacerlo. ¿Aprendes del Liderazgo observando (admirando las mejores prácticas)? ¿Aprendes del Liderazgo pensando (modelos mentales apropiados)? ¿Aprendes del Liderazgo sintiendo (con actividades de liderazgo que despiertan tu pasión)? ¿Aprendes del Liderazgo haciendo (con un/a coach)? Las sinergias de aprendizaje son inimaginables.

Mi gratitud a Mikel, Patxi y todo el equipo de APD Norte. Han sido unos días estupendos en el País Vasco, con profesionales de alto nivel personal y profesional. 

miércoles, 30 de enero de 2013

Las diez claves prácticas para que la ilusión te guíe


¡Cómo he disfrutado ayer del taller con l@s coaches de Deusto trabajando el Desarrollo del Liderazgo! Gracias, Almudena y María, por seguir llevando adelante un modelo tan ilusionante. Y a tod@s l@s que participasteis en el taller, por mantener viva la llama.
Después, fui al Golem Alhóndiga a ver Las sesiones, una película de la que esperaba mucho y me defraudó. Como el año pasado Los descendientes, con George Clooney, se trata de una cinta supuestamente independiente que es un rollo. La historia de un chico con discapacidad, virgen, que busca una “suplente sexual” (los puritanos estadounidenses se encargan de recordar insistentemente que no se trata de una prostituta, porque tiene un número limitado de sesiones, y al final de cada una de ellas parece grabar sus impresiones como si fuera una terapeuta). En fin, una tontada completamente prescindible.
He estado leyendo en el último número de Psychologies Recuperar la ilusión está en tu mano, de Ariane Basaguren. Una reflexión muy interesante sobre cómo lograr la ilusión, definida por la RAE como “esperanza cuyo cumplimiento parece especialmente atractivo”.
Mis “cuatro jinetes” de la ilusión son el filósofo Julián Marías (autor del magnífico Breve tratado de la ilusión), la psicóloga María Jesús Álava (autora de Recuperar la ilusión), el consultor Fernando Botella y el mago Jorge Blass (autores de La fuerza de la ilusión). Tengo la suerte de ser amigo de Mª Jesús, Fernando y Jorge; me habría gustado mucho ser discípulo de D. Julián Marías (1914-2005).
No deja de sorprender que, aunque no podamos vivir sin ilusión, en general (y especialmente en esta parte del mundo) gestionemos la ilusión con tan poca eficacia. Te propongo diez claves prácticas para que la ilusión guíe tu vida, en tres bloques.
A.   Inspiración: Haz que los cinco sentidos jueguen a tu favor.
1.    Ten cerca una “banda sonora de la ilusión” con tus 5-10 canciones favoritas. Escúchalas frecuentemente.
2.    Elige tus tres poemas favoritos. Recítalos y memorízalos. Degústalos.
3.    Monta tu “pinacoteca” personal, con los cuadros (entre 7 y 10) que prefieras y ten cerca las imágenes.
4.     Escoge la fragancia que mejor le sienta a tu cuerpo, a tu cuarto y a tu casa. Tenlas presentes en tu vida.
5.    Regálate con cierta frecuencia (una vez al mes) tu plato favorito.

B.   Integración: Comparte más y mejor tiempo con tu gente.
6.    Dedica tiempo de calidad a tus padres y familiares más queridos.
7.    Monta una cena en casa con buenos amigos.

C.   Implicación: Comprométete con lo que merece la pena
8.    Márcate retos valiosos (no más de 3) y ve a por ellos.
9.     Cambia (y acomoda) tu entorno: lo tangible influye en lo intangible.
10. Aprende cosas nuevas: idiomas, habilidades, etc.

Ariane Basaguren se hace eco, en el mencionado artículo, del primer Barómetro de la ilusión en España, elaborado por GFK y Cofidis. El proyecto estrella de nuestros compatriotas para generar ilusión es hacer un viaje (49%), seguido de pasar más tiempo con los familiares (37%) y conseguir un trabajo (25%). ¿Qué nota sacan los españoles en ilusión? Un 5’9 sobre 10. L@s vasc@s son l@s que más se ilusionan (7’1), seguidos de aragoneses (6’6) y valencian@s (6’5). L@s jóvenes de 15 a 24 años, l@s que más se ilusionan; jubilad@s y amas de casa, l@s que menos. Las mujeres se ilusionan más que los hombres, porque tienen más proyectos (6 vs 5). Las chicas tienen más ilusión después de casarse; los chicos, antes. Para los solteros, enamorarse en la primera ilusión; para las solteras, no está ni entre los 10 primeros en el ranking.

Taller de Liderazgo Innovador, la clave de la productividad y la eficiencia, organizado por APD y la Cámara de Guipúzcoa, hoy en San Sebastián. Gracias, Javier, Jesús V., Ana U., Estitxu, Gerardo, Raquel, Amaia, Idoia, Ana María, Iñaki, Goyo, Gorka, Jesús N. y Asier por vuestra participación y vuestra generosidad. Si ejecutiv@s de empresas relevantes del País Vasco como CAF, Vicinay Cadenas, Lagun Aro, Grupo Matia, Kursaal, Oimar, Arrospe o la propia Cámara invierten tiempo y esfuerzo en el desarrollo del liderazgo, las cosas salrán adelante, con ilusión. No me cabe la menor duda.  

martes, 29 de enero de 2013

El coaching, los políticos y la Clase Creativa


Tres días en el País Vasco, en Bilbao y San Sebastián, para trabajar el Desarrollo del Liderazgo con los coaches del Programa de la Universidad Comercial de Deusto (hoy) e impartiendo los talleres de Liderazgo Innovador. Clave de la eficiencia y la productividad, organizados por APD, en Bilbao y Donostia.
Almuerzo con el decano de la Comercial, Guillermo Dorronsoro, y con la vicedecana, mi buena amiga y coach Almudena Izaguirre. Vicepresidente ejecutivo de la alianza tecnológica IK4, Guillermo asumió el decanato el pasado mes de septiembre. Es Doctor Ingeniero Industrial por la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales y de Telecomunicaciones (ETSIIT) de Bilbao, Master en Ordenación del Territorio y Urbanismo por la Universidad de Valencia y miembro de la Fundación Altuna para Estudios Avanzados de Innovación. Ha sido profesor de la UPV-EHU y actualmente lo es en la Universidad de Deusto en Gestión de la Innovación en Empresas e Instituciones, Globalización y Sostenibilidad. También ha sido director académico de la primera edición del Master de Deusto Business School. Ha trabajado en consultoría tecnológica en Socintec/Indra, Accenture, Iberdrola, Naturgas, Grupo IDE e IK4. Ha sido presidente de la Fundación Vasca para el desarrollo de Tecnologías Energéticas (Enerlan), consejero de Pridesa, Kristina Internet Business Solution, Aesol y Cromion. Es además experto evaluador en programas de la Unión Europea y del Ministerio de Ciencia e Innovación, muy activo en redes sociales y fundador del blog 'Thoutght in Euskadi' centrado en la aportación de la ciencia y la tecnología al proceso de transformación económica y social.  El Dr. Dorronsoro representa la transformación que, como ha dicho el rector de la Universidad, Jaime Oráa, es el resultado del intento permanente de conseguir la excelencia. Un intento permanente que exige una actualización y una “reinvención” en este cambio de época.
He estado leyendo el artículo Elogio y desprecio de la clase política, de Daniel Inerarity. Como probablemente sepas, Inerarity (catedrático de Filosofía Política y Social, investigador Ikerbasque en la Universidad del País Vasco y profesor visitante en el Robert Schuman Centre for Advanced Studies del Instituto Europeo de Florencia) es uno de mis pensadores favoritos. En esta ocasión, parte de una premisa: “Nos recuerdan las encuestas que este es nuestro principal problema. La misma expresión “clase política” incluye un desafecto, alude a una distancia, a una falta de coincidencia entre sus intereses y los nuestros. No es nueva esta crítica; lo novedoso tal vez sea que, gracias al poder multiplicador de los medios y las redes, la crítica ha adquirido las dimensiones de un auténtico linchamiento. Además de las causas objetivas que justifican este malestar (que van desde la incompetencia hasta la corrupción), se ha producido una constelación desfavorable hacia la política por muy diversos motivos, a veces incluso contradictorios, como es frecuente en las coincidencias reunidas en torno a la indignación: unos están seducidos por el éxtasis de la democracia directa; otros tienen aspiraciones más modestas en torno a la reforma electoral; los hay que hacen un cálculo de rentabilidad y se preocupan porque tal vez los políticos sean demasiados y ganen en exceso; otros se frotan las manos porque una sociedad con un sistema político débil les beneficia…”. ¿Defensa? “Que los políticos y las políticas dejen mucho que desear es una evidencia en la que no merece la pena perder demasiado tiempo. Tampoco es algo que debería sorprender a quien conozca cómo funcionan otras profesiones, ninguna de las cuales se libra de un serio repaso, con mayor o menor dureza. Ocurre, sin embargo, que esos otros oficios también manifiestamente mejorables tienen la suerte de estar menos expuestos al escrutinio público. La pregunta que yo me hago es cómo pueden encontrarse todavía candidatos para una actividad tan vilipendiada, dura, competitiva, discontinua, escrutada y poco comprendida. Estoy convencido de que, en general, los políticos son mejores que la fama que tienen. Pero el problema, adelantando un poco mi posición, no es exactamente este. Si así fuera, sería más fácil de resolver con una simple sustitución. A lo que estamos aludiendo cuando tomamos nota de la desafección política es a la crítica hacia cualquiera que esté desempeñando esa tarea (“todos son iguales”, etcétera) y aquí el problema adquiere una naturaleza más grave.” Por ello, “conviene advertir que la actitud crítica hacia la política es una señal de madurez democrática y no la antesala de su agotamiento. Que todo el mundo se crea competente para juzgar a sus representantes, incluso cuando estos tienen que tomar decisiones de enorme complejidad, es algo que debería tranquilizarnos, aunque solo sea porque lo contrario sería más preocupante. Una sociedad no es democráticamente madura hasta que no deja de reverenciar a sus representantes y administra celosamente su confianza en ellos.” La noticia no es la honradez de muchos políticos, sino la corrupción de unos cuantos (y que ninguno de los más de 300 imputados esté en la cárcel, me permito añadir).
“¿Tiene sentido mantener al mismo tiempo ciertas críticas hacia nuestros representantes políticos y exhibir la inocencia de los representados? Hay una contradicción en pretender que nuestros representantes sean como nosotros y al mismo tiempo esperar de ellos cualidades de élite. Es imposible que unas élites tan incompetentes hayan surgido de una sociedad que, por lo visto, sabe perfectamente lo que debería hacerse”, se pregunta Inerarity. ¿Suprimir la clase política? “¿Quién la podría sustituir? ¿Quién mandaría en un espacio social sin formatear políticamente? ¿A quién beneficiaría un mundo así? La política es una actividad que se puede mejorar pero, sobre todo, algo inevitable.” El autor concluye: “¿Hay algo peor que la mala política? Si, su ausencia, la mentalidad antipolítica, con la que se desvanecerían los deseos de quienes no tienen otra esperanza que la política porque no son poderosos en otros ámbitos. En un mundo sin política nos ahorraríamos algunos sueldos y algunos espectáculos bochornosos, pero perderían la representación de sus intereses y sus aspiraciones de igualdad quienes no tienen otro medio de hacerse valer. ¿Que a pesar de la política no les va demasiado bien? Pensemos cuál sería su destino si ni siquiera pudieran contar con una articulación política de sus derechos.”
No creo que sea un debate entre clase política y populismo, sino que la clase política, si quiere dejar de ser una “institución suicida” (como comento en Del Capitalismo al Talentismo), debe convertirse en Clase Creativa. Decente, segura de sí misma, serena, con iniciativa, haciendo equipo, orientada de verdad al servicio público.

Mi gratitud a Almudena, María, Guillermo y los coaches de la Comercial. Ell@s (como mi querida y admirada Susana Rodríguez Vidarte, mi decana de honor) sí que son “Clase Creativa”.   

lunes, 28 de enero de 2013

Innovación: El poder de las ideas redondas


La semana empezó ayer domingo a las 19,30 h con el vuelo Madrid – Palma de Mallorca. A mi llegada a la isla, me estaban esperando Sonia y Aiste de APD Zona Mediterránea para cenar en La Cuchara, un delicioso restaurante del Paseo de Mallorca. Y de allí al Castillo Hotel Son Vida, un edificio del siglo XIII en la parte alta de Palma, donde hoy hemos celebrado el taller de Liderazgo Innovador: Clave de la eficiencia y la productividad con una veintena de profesionales mallorquines. Gracias Caty, Toni, Natasha, Rafael, Carmen, Federico, Àngels, Isabel I., Isabel T., Yolanda, Carlos, Aina, Silvi, Susana C., Antonio, Javier, Susana D. y Carlos V. por vuestra generosidad, vuestra concentración, vuestra actitud. Apuntarse a talleres como éste y disfrutarlos como lo habéis hecho es en sí mismo un importante signo de Liderazgo. He disfrutado mucho estando con vosotr@s. Espero volver muy pronto a Mallorca, la isla de las mil caras.
Ayer empecé a leer Televisores cuadrados, ideas redondas, de Mikel Lejarza y Santiago Gómez Amigo. Es un elogio a los mayores creadores de la historia de la televisión, escrito por dos grandes expertos (los dos, profesores universitarios e hinchas del Athletic, aunque uno es directivo de Mediaset y el otro de Antena 3). Está dividido en 21 capítulos, desde quién es el inventor de la televisión (Paul Gottlieb Nipkoen o John Logie Bair), el lanzamiento de la tele en España (28 de octubre de 1956, con dos documentales del NODO, los coros y danzas de la sección femenina de la Falange, el pianista Enrique Cubiles y la orquesta de Roberto Inglez, con Mona Bell como solista), I love Lucy (1951-1957), Mary Tyler Moore (1970-77), el show de Ed Sullivan (1948-1971), los informativos (Walter Cronkite, Dan Rather, Larry King), las series (Hombre rico, Hombre pobre; Dallas; Dinastía; Falcon Crest; Dinastía), los programas de James Burrows (Taxi, Cheers, Frasier, Friends, Two and a half men, The Big Bang Theory), los de Tartikoff (La hora de Bill Cosby, Hill Street Blues, Seinfeld), Narciso Ibáñez Serrador (Historias para no dormir; Un, dos tres), la familia Aragón (Había una vez un circo), la Fox (House, Matrimonio con hijos, Ally McBeal, Melrose Place, Fringe, Glee, Los Simpson), Jesús Hermida, los realities (Gran Hermano, Supervivientes, Operación Triunfo, Mira quién baila), la Trinca (Tariro Tariro, Amor a primera vista, La luna de miel, Lluvia de estrellas, Crónicas marcianas, Operación Triunfo, Tú sí que vales, ¡Allá tú!, Mira quién baila), las series españolas (Cuéntame), más series en Estados Unidos (Mad men, Mujeres desesperadas, CSI, 24, El ala oeste de la Casa Blanca, The office) e Inglaterra (el humor de los Monty Python, Los roper, Mr Bean o Ricky Gervais), las chicas de la tele (Oprah Winfrey, A mi manera, María Teresa Campos, Ana Rosa Quintana, Susanna Griso) o Mercero (Crónicas de un pueblo, Verano Azul).    
Me ha quedado claro que “son los espectadores los que definen con sus gustos la oferta de las cadenas” (es decir, tenemos la televisión, como el gobierno, que nos merecemos), que “el secreto para que un programa o una serie de televisión sea un auténtico éxito consiste en hacer justo lo contrario de lo que en ese momento está de moda” (Tartikoff en su libro de memorias, The Last Great Ride). Como dicen los autores, “La televisión es un lenguaje cuyo objetivo principal es contar historias, y mientras éstas atraigan el interés del público su porvenir no corre peligro”. No veo mucha televisión, pero coincido con Mikel y Santiago que el riesgo para la televisión (como para todos nosotros, nos dediquemos a lo que nos dediquemos) no son las nuevas tecnologías, sino simplemente aburrir.
El mundo del cine es de los directores; el de la televisión, de los productores.
Una lectura muy amena e interesante. Un ejemplo, en la tele, de la innovación como la búsqueda –incesante- de ideas redondas.    

domingo, 27 de enero de 2013

Liderazgo en la historia reciente



Esta mañana de domingo he estado viendo en 40 TV la gala de los 40 celebrada en el Palacio de los Deportes el pasado jueves. ¡Qué espectáculo más completo, más ágil, más entretenido! El talento de músicos como Pittbul o David Guetta (por no hablar de Alejandro Sanz, Pablo Alborán o La Oreja de Van Gogh) es impresionante… Enhorabuena a los organizadores (la frase de la gala es: “Somos tan buenas personas que Gandhi a nuestro lado es como Mourinho”).  Y después, he ido a ver El vuelo, la última película de Robert Zemeckis, con Denzel Washington como el piloto que salvó a todo un avión de la muerte segura. Muy pero que muy interesante reflexión sobre la libertad, la arrogancia y, sí, el liderazgo. Dos frases de la cinta: “Ojalá pudiera embotellar lo que siento sobre lo hermoso que es cada aliento de vida”; “Traicioné la confianza pública”.
En la prensa de hoy, Rocío García escribe en El País sobre Una historia con palomitas. Cita a David W. Griffith, el padre del cine moderno, en 1915: “Llegará un momento en el que a los niños de las escuelas se les enseñe prácticamente todo a través de las películas; nunca más se verán obligados a leer libros de historia”. La periodista pone como ejemplos El verdugo de Berlanga, Las uvas de la ira de John Ford, La vida de los otros de Florian Henckel von Donnersmarck,  Lo imposible de Jota Bayona y las tres favoritas de los Óscar de este año: Lincoln, Argo y La noche más oscura. He visto las dos primeras (me han gustado mucho); me resisto a ver la de Kathryn Bigelow porque es una apología de la violencia (con la ayuda de la CIA), aunque mi amigo Miguel Ángel me la ha recomendado como ejemplo de intuición y pasión femeninas.
En ABC, entrevista a Juan Antonio Bayona: “No quiero ser la cara del éxito del cine español, no es verdad”. “No se puede vivir de una o dos películas, el cine español debe tener una producción regular que atraiga al público”. El mismo diario se hace eco del éxito en Sundance de jOBS, recibida entre aclamaciones. La biografía cinematográfica de Steve Jobs, otro ejemplo de historia reciente (como La red social, El discurso del rey, La dama de hierro o Intocable).
En El País Negocios, Redefiniendo lo normal, por el gran economista Luis Garicano (London Business School). Se refiere a “la burbuja inmobiliaria y el daño que ha hecho a nuestras instituciones”. Sobreendeudamiento, falta de inversión en capital humano (nuestro país sufre un problema educativo, desde el fracaso escolar a la baja calidad directiva). Pero también influye, y de qué manera, en la corrupción. “Si los corruptos y demás criminales no reciben castigo, ¿qué disuadirá a los que plantean estas actividades de llevarlas a cabo?”, se pregunta el profesor Garicano. Y añade: “Las consecuencias de tal impunidad para el crecimiento económico pueden ser brutales”. Y cita, cómo no, a Acemoglu y Robinson en su Por qué fracasan los países. Sistema garantista, jueces politizados, indultos caprichosos y maquinaria judicial lenta… El presidente del gobierno ordena que se abra una “auditoría interna” en su partido y con ello pretende cerrar la hemorragia; al parecer, el extesorero tiene artillería (donaciones, sobresueldos, etc) como para escandalizar durante semanas y semanas. Y entretanto, la economía agoniza.
Tres buenas noticias, para que no todo sea lamentable.
La iniciativa de la Fundación ONCE para la integración de personas con discapacidad de la que se han beneficiado miles de profesionales y de la que se hacía eco a página entera El País Negocios.
La campaña de Ibercaja: “Hablar con hechos es nuestra forma de hablar”. Una reconocida solvencia, un servicio de calidad. Y el lema: “Ibercaja. Puedes confiar en nosotros”. Mi enhorabuena a su Director General, José Luis Aguirre, a quien admiro desde hace un cuarto de siglo, y a su equipo.
Y la final del Campeonato Mundial de balonmano: España, 35 – Dinamarca, 19. Un partidazo de los hispanos. Un título histórico de la selección de Valero Rivera (me he acordado de nuestro amigo común, Santiago Álvarez de Mon, que se habrá alegrado muchísimo). Sí, en balonmano como en tantas cosas somos unos Quijotes, y en eso reside nuestra grandeza.

sábado, 26 de enero de 2013

El líder equilibrado


Sábado en Madrid, con una temperatura muy agradable. Esta mañana he asistido como alumno al Taller El líder equilibrado: 4 pilares para la felicidad y el éxito, impartido por Ana Alamillo y Carmen Santamaría. Ana es psicóloga y terapeuta, especializada además en musicoterapia; desde 2008 forma parte de la división de RR HH del principal grupo financiero de nuestro país. Carmen es coachtriz; coach certificada por AECOP/EMCC, formada en PNL, hipnosis ericksoniana y licenciada en arte dramático por la Universidad de Kent. Está destinada a ser una de nuestras mejores actrices cómicas, y si no al tiempo.
De 9 a 3 hemos estado trabajando, con multitud de ejercicios prácticos, las cuatro energías: espiritual, emocional, mental y física. Hemos explorado los cuatro pilares (a los que dedicamos más tiempo, los que tenemos más olvidados) y hemos decidido individualmente las acciones para “equilibrar la cometa”. En el pilar de la energía espiritual, lo que tengo y no quiero, lo que quiero y no tengo. Y desde la reflexión personal, el plan de acción. En el pilar de la energía emocional, la escucha activa, la inteligencia emocional, la asertividad. En el pilar de la energía mental, el aprendizaje de los errores y el liderazgo orientado a los resultados/a las personas. En el pilar de la energía física, las bases para nuestro bienestar: correcta alimentación, actividad y descanso. Hidratación (cuidado con los “ladrones de agua”), nivel de glucosa en sangre (el azúcar como “veneno”), qué comer para aumentar la serotonina (verduras, nueces, plátano, avena, almendras + sonreír, caminar, convivir con la naturaleza), comidas arco iris, moverse para no oxidarse.
En un par de recesos, he podido entrar en directo en Aragón Radio, en el programa Despierta Aragón, para hablar de gente tóxica; y a las 13,30 h en Pensamiento Positivo, el programa de ABC punto radio que dirige Sergio Fernández, para recomendar un libro y una película sobre “la despedida”. La cinta, Mi vida sin mí, de Isabel Coixet, con una preciosa canción en la banda sonora: “Senza fine”, de Gino Paoli: www.youtube.com/watch?v=BDIOPEDeV5E. El texto, La última lección, de Randy Pausch. Se puede ver al difundo profesor en su famosa conferencia, en Youtube: www.youtube.com/watch?v=y26IzachIsA
Sí, es la energía y no el tiempo, el recurso más valioso. Ha sido un taller excelente. Carmen y Ana forman un tándem valioso, sinérgico, y han elaborado un taller muy práctico. Enhorabuena por vuestra capacidad empática y didáctica, y gracias por ayudarnos a aprender.
Después he ido a “Hoy comemos con… Yolanda Saénz de Tejada”, la mejor poeta de España. Ha sido en Garaje Lumiére, organizado por Arabella Siles, una gran gestora cultural. En honor a Yolanda, el actor Emilio Linder ha recitado poemas, la cantante Bel ha interpretado varias de sus canciones, el artista plástico Belin ha pintado un mural y Daniel Torres nos ha invitado a degustar el aceite Oleove virgen extra. Y después, a comer. Arabella ha planteado un juego con versos de Poemas desde mi ombligo, de YST (el mío era el 10: “Ella es un espejo tibio/ donde me miro y me amo”).
En el almuerzo he tenido la ocasión de disfrutar con varios amigos: con Patri y con Fran, con Tania y con Carlos, con Vera y con la propia Yolanda, con Bel Gordillo (me he comprado su CD, que es estupendo)… En fin, un evento lleno de talento. Gracias a todos vosotros y al resto de los asistentes.

Para liderar nuestra propia vida, hemos de atender a nuestra energía espiritual (nuestra individualidad), emocional, mental y física (a través de una correcta alimentación, ejercicio y descanso). Y disfrutar de buenos talleres (la educación es la inversión más rentable) y de actos maravillosos como este “Comemos con…”

viernes, 25 de enero de 2013

Talentismo para emprendedores


Hay una especie de “justicia poética”, a veces alegre, a veces triste. El entrenador del Real Madrid mandó a la suplencia al mejor portero del mundo durante cinco años consecutivos y ahora estará lesionado durante dos meses, como consecuencia de una patada involuntaria de un compañero. Alfredo Relaño escribe en el AS: “Entre la polvareda de cuánto aguantan o no aguantan los capitanes del Madrid a su entrenador (yo creo que le aguantan muy poco) emerge el verdadero problema del Madrid para los próximos dos meses: Casillas no va a estar ni en la semifinal de Copa ni en octavos de la Champions. Es un problema mayor que va a colocar a Mourinho ante la tesitura de apostar de verdad o no por Adán, ahora ya sin faroles. O eso, o salir al mercado a por un buen guardameta con posibilidades de aguantar esa portería en condiciones particularmente difíciles: con la temporada en juego y con todas las miradas encima.
Curioso lo que le ha pasado a Mourinho. Será verdad eso de que Dios castiga sin piedra ni palo. Nadie se imaginaba un Madrid sin Casillas desde hace mucho tiempo. Ni siquiera Florentino, que tanto acarició la tentación de fichar a Buffon o a algún otro pero no se atrevió a hacerlo. Tan poco concebible es un Madrid sin Casillas que nada más producirse su lesión corrió el macutazo de que no era para tanto. Nadie quería imaginar eso grave. A tanto llegó esa confianza (¿o era algo malicioso?) que a la vuelta de Valencia fue él solo, conduciendo su coche a una mano, al hospital, a pasar la primera revisión.
He ahí algo asombroso. Esa foto de Casillas, el mejor portero del mundo, abandonado por su club, conduciendo a una mano en la madrugada para ir al médico me parece la expresión gráfica más extrema del despelote de una institución que cada día se desmerece más a sí misma. ¿Qué más tenían que hacer tantos auxiliares como pululan en torno a la expedición, directivos, delegados, personal médico, cuadrilla mourinhana, etcétera, etcétera, que acompañar a Casillas a esa revisión? ¿Se imaginan algo así con un Kobe Bryant o un Federer? ¿En qué clase de cosa han convertido al Real Madrid?”
El desempleo alcanza en España el 26’02%. Un auténtico drama social. El 55% de los desempleados lo son de larga duración. El desempleo juvenil alcanza el 50% (en países europeos como Austria, es apenas del 8%). En 2012 han desaparecido 850.500 puestos de trabajo. La Encuesta de la Población Activa (EPA) roza los seis millones de desempleados. En el último trimestre del año, la Población Activa ha caído en 176.300 personas, y ha quedado en 22.922.000 profesionales. De octubre a diciembre de 2012, salieron de nuestro país 125.500 jóvenes entre 20 y 35 años, y retornaron a los suyos 87.000 extranjeros. Y aumentó en 14.800 los trabajadores independientes o empresarios sin asalariados. Seis años de aumento del desempleo, niveles de ocupación de 2003. Y todavía no sabemos cuándo se va a revertir la tendencia.
Esta tarde he estado impartiendo en Madrid Talentismo para emprendedores en el Master de emprendedores de Developia, liderada por el periodista y comunicador Sergio Fernández (conductor de Pensamiento Positivo y autor de Vivir sin jefe, Vivir sin miedos y El Sorprendedor). Un día después de los terribles datos de la EPA. Estamos en un cambio de era y tenemos, juntos, que “ponernos las pilas”.
Durante cinco horas, hemos estado trabajando (con un grupo estupendo, muy especial), las Los 10 reglas Cubeiro del Talentismo para emprendedores:
1.                   Descubre tu verdadera vocación y descubrirás qué debes emprender.
2.                   Cuidado con “la trampa de la pasta” (la subvención, la financiación)
3.                   Quien emprende, lidera su propia vida
4.                   “Si no puedes describir tu posición (concepto) en menos de ocho palabras, es que no tienes una posición” (Seth Godin)
5.                   Emprender debe ser tu tipo especial de Talento (poner en valor lo que sabes, quieres y puedes hacer)
6.                   “Vender es relacionarse adecuadamente” (Dan Pink) y para ello el Optimismo es vital
7.                   O “haces arte” (conmueves) o vales poco como emprendedor/a
8.                   El talento (emprendedor) que no se aprecia, se deprecia. Invierte un 30% de tu tiempo a desarrollarlo
9.                   Si estás sol@, no triunfas
10.               Si no eres feliz, no estás emprendiendo como debes

Son tiempos fascinantes, abiertos a la posibilidad. Hemos de “cambiar el chip” para emprender y disfrutar del camino, apostando por nuestra felicidad, individual y colectiva.

Gracias, Sergio, Mónica y todo el equipo por esta gloriosa iniciativa del Master para emprendedores. 

jueves, 24 de enero de 2013

La ética, el cambio de tendencia y el DIA menos pensado


Jueves en Madrid, en Alentis (más de 2.000 profesionales con otras capacidades, más de 12.000 profesionales en total), uno de los buques insignia de la ONCE. Me siento muy orgulloso del avance de estos grupos empresariales (Ceosa-Fundosa) en años tan difíciles.
Especialmente interesante el artículo de Adela Cortina ayer sobre Cómo cambiar la tendencia. “El descubrimiento diario de casos de corrupción aumenta la desmoralización de un país como el nuestro, del que Ortega dijo con razón: “Los españoles. Ese pueblo que ha pasado de querer ser demasiado a demasiado no querer ser”. ¿Cómo cambiar la tendencia? ¿Cómo ilusionarse con querer ser en un país en el que actuar con justicia sea una obviedad?
En principio, la corrupción política se produce cuando intervienen tres actores: el pueblo, que mal que bien deposita su confianza en los representantes a través de elecciones libres; los representantes, que presuntamente van a gestionar los asuntos y dineros públicos con vistas al bien común; y un tercer actor que ofrece ganancias a los representantes si le favorecen de una forma especial, quebrantando la ley. En este juego se escurre dinero público hacia cloacas privadas, y actualmente en cantidades astronómicas; un dinero que no solo es de todos, sino que además después se reclama a ciudadanos que forman parte del pueblo, y son los engañados por los otros dos actores.
De donde se sigue no solo el robo de dinero, no solo la violación de la legalidad, no solo el sacrificio de las capas más desprotegidas, sino también la quiebra de la confianza, ese capital ético tan difícil de generar y tan difícil de reponer cuando se ha perdido.
Por si faltara poco, esta forma de corrupción es la que se entiende técnicamente como corrupción política. Pero en la realidad cotidiana, la corrupción se amplía a todas aquellas ocasiones en que una actividad, sea política, bancaria, judicial o sanitaria, ha dejado de perseguir la meta por la que cobra legitimidad social y solo beneficia a los intereses particulares de algunos de los actores en juego, que defraudan la confianza de los demás. La corrupción de las actividades sociales, cuando las metas que deberían perseguir se cambian por el bien individual y grupal, aumenta la desmoralización de la sociedad.
Hay que reducir el número de políticos y que los malos gestores devuelvan el dinero
A ello se añaden los privilegios de la clase política y de la financiera, inadmisibles en una sociedad democrática, regida por el principio de igualdad. Los ciudadanos reaccionan indignados ante los privilegios de unas élites que se aseguran una vida espléndida con solo unos años de profesión, que gozan de retiros millonarios después de haber gestionado un banco de forma tan pésima que ha quebrado, un banco al que se ha inyectado dinero público. Después de haber llevado a un país a la ruina, sueldos elevados, buena colocación, coche oficial. El mundo del privilegio sin justificación posible no tiene sentido en una sociedad democrática.
No hace falta detallar casos de corrupción ni tampoco privilegios injustificados, porque se han ganado a pulso estar en los medios de comunicación y en las redes todos los días. Pero sí que urge forjar una ética pública que sirva de antídoto frente a la corrupción.
Algunas sugerencias nacidas de esa ética para ir reforzando el vigor de la justicia serían las siguientes: reducir el número de políticos a lo estrictamente necesario; ajustar su intervención en la economía a lo indispensable para asegurar un Estado de Justicia; desarrollar mecanismos institucionales para descubrir la corrupción y combatirla, empezando por la Ley de Transparencia; las leyes deberían ser pocas, claras y tendría que asegurarse su cumplimiento; exigir que los corruptos y quienes han gestionado mal el dinero público lo devuelvan y que no tengan que asumir las deudas el Estado o la comunidad autónoma correspondiente; eliminar los privilegios de cuantos hacen uso de fondos públicos y equipararlos al resto de los ciudadanos; impedir que los procesos judiciales consistan en manipular el derecho en vez de tratar de administrar justicia; aumentar el nivel de rechazo de la población hacia este tipo de prácticas, empezando por los puestos de mayor poder y responsabilidad, que deben ser ejemplares.
Y convertir todo esto en hábito, en costumbre, en lo que va de suyo porque es lo justo y lo que nos corresponde como seres humanos. Eso es lo que significa “ética pública”, incorporar en el êthos, en el carácter de las personas y de los pueblos esas formas de actuar, que son las propias de gentes cabales.
La ética no es el clavo ardiendo al que se recurre al final de un artículo o de una conferencia cuando ya no se sabe qué decir. Es el oxígeno imprescindible para respirar, y es lamentable que solo lo echemos de menos cuando nos falta. Hace años, en la preparación de un congreso, los organizadores de un determinado partido montaron una mesa de economía, otra de derecho y otra de ética. Las de economía y derecho ocuparon las grandes salas de la planta baja, la ética quedó en una salita reducida del primer piso: en la superestructura. Pero acabó desbordándose de militantes que decían: es por esos valores por lo que ingresé en el partido. Ojalá esto siguiera siendo así.
Porque la ética pública consiste en gestionar con responsabilidad los dineros y las aspiraciones públicas, haciendo de la justicia la virtud soberana de la vida compartida. Incorporarla es cosa de toda la sociedad, pero las élites políticas, económicas y mediáticas tienen mayor poder y, por tanto, mayor responsabilidad.”
En el número de Actualidad Económica de febrero, dos artículos que merecen mucho la pena. El de portada, de Marta García Aller, titulado El día menos pensado. Un análisis de 9 páginas sobre la empresa de moda en el Ibex: renueva tiendas y formatos, crece en el exterior, innova… Ricardo Currás, su consejero delegado, dejó Arthur Andersen hace 27 años para entrar en lo que era una pyme (hoy es la tercera empresa de distribución, tras Mercadona y Carrefour, y pronto serán los segundos). Día la preside mi buena amiga Ana Mª Llopis y va a crecer más que nadie en el sector, merced a sus nuevos formatos (es la primera franquiciadora del país).
Miguel Ors Villarejo entrevista a Arthur Laffer (72 años), “padre” de la curva que lleva su nombre, y que dibujó a Rumsfeld y Cheney en una servilleta: “Si alguna vez se entera de una economía que se haya enriquecido a base de subir impuestos, no deje de llamarme. Es la cosa más absurda que he oído. Cuando gravas a la gente que trabaja y pagas a la que no trabaja, acabas teniendo un montón de gente que no trabaja”. Mira en qué país ha venido a decirlo. Laffer cree que el Estado debe suministrar los bienes públicos (defensa, justicia, algunas infraestructuras) que el mercado no produce de forma eficiente. “Bastaría con un tipo único del 12% en el IRPF y otro del 12% en el IVA”. Cada paso más allá de allí, nos empobrece en su conjunto.

Gracias, Dra. Cortina; gracias, Marta; gracias, Miguel. Necesitamos aprender de buenos ejemplos (como el de Día) y del magisterio de Adela Cortina y Arthur Laffer para cambiar, desde la ética, la actual tendencia. 

miércoles, 23 de enero de 2013

A vueltas con el rescate de España


Me está encantando participar en el PDL (Programa de Desarrollo del Liderazgo) de Ceosa-Fundosa a lo largo de la semana pasada y ésta (martes-miércoles-jueves) en Alentis, en la sede de Comandante Azcárraga. El Liderazgo es más importante que nunca, y que un gran grupo de más de 30.000 profesionales, referencia de la Economía Social, invierta en su integración y en su desarrollo es una excelente noticia (recordemos las investigaciones de James Heckman: la inversión en educación ofrece un ROI, una rentabilidad de la inversión, de 17 veces, del 1.700%).
He estado leyendo El rescate, de Emilio Ontiveros (uno de los mejores economistas españoles, catedrático de la UAM, director de la revista Economistas desde su fundación a diciembre de 2011, autor de diversos libros, el último de los cuales es Una nueva época. Los grandes retos del siglo XXI, que he comentado en este blog) e Ignacio Escolar (periodista, director de eldiario.es, analista político).
En la contraportada podemos leer: “¿Qué implica la palabra rescate? ¿Es necesario? ¿Es el rescate de los bancos o de los ciudadanos? ¿Qué significa deuda pública? ¿Qué consecuencias psicológicas tiene en la ciudadanía? ¿Está en peligro el euro? ¿Qué diferencias hay entre el rescate español y el griego o el portugués?El economista Emilio Ontiveros y el periodista Ignacio Escolar responden a estas y a otras muchas preguntas y ofrecen un análisis económico certero e inteligente que despeja todas las dudas que han empezado a surgir en la opinión pública a tenor de los últimos acontecimientos políticos y financieros. Haciendo gala de un estilo directo, incisivo, fruto de la conversación cara a cara, esta obra pone los puntos sobre las íes al rescate, lo llama por su nombre y arroja luz sobre las incógnitas acerca de un término que esconde la realidad de España y más: su futuro.”
Admiro mucho a Emilio Ontiveros (fue mi profesor de Economía de la Empresa en la Autónoma hace 30 años –tengo el orgullo de que me puso sobresaliente- y desde entonces mantenemos una cierta amistad) y, como dice Ignacio Escolar en el libro, “es sin duda el mejor en algo especialmente difícil y que los periodistas solemos valorar porque es una cualidad inusual: él sabe cómo explicar de forma comprensible una materia tan compleja como la economía sin perder en el camino ni medio gramo de rigor”. Estoy plenamente de acuerdo. Habría sido un enorme ministro de economía tras Solbes; sin embargo, entiendo –se lo pregunté en su día- que sus múltiples ocupaciones en Analistas Financieros Internacionales y en otras no se lo hicieron posible.
El libro parte con una cronología de la crisis (de julio de 2007 a finales de 2012), sus causas (origen en EE UU), la responsabilidad de los bancos (en diciembre de 2007, el 52% de los activos bancarios en España estaban en el sector inmobiliario), la prima de riesgo (nunca antes había leído una explicación tan clara sobre el concepto como en este capítulo), la crisis europea y el efecto de la crisis en los ciudadanos.
Me gustan los libros –y las películas- de historia reciente (prácticamente, de historia en tiempo real). El rescate es una buena muestra de ello. Ignacio Escolar (Burgos, 1975) se muestra como un periodista muy competente, incisivo, que mueve a la reflexión. Y Emilio Ontiveros (Ciudad Real, 1948), como un economista con las ideas claras; el tipo de expertos que ennoblece la profesión. Este diálogo (el diálogo es lo más profundamente humanista), en el que asistimos como espectadores, es muy valioso y útil.
El año ha empezado bien, en lo que a autores españoles se refiere. Mi agradecimiento a Emilio, a Ignacio, y a su editor, Pablo Alvarez, que ha hecho posible el mismo.

martes, 22 de enero de 2013

El coaching y la buena educación


Me encantó la presentación ayer lunes por la tarde del Programa de Coaching Ejecutivo (tercera edición) en Fundesem y del libro Coaching en Acción. Gabriel Ferrer, responsable del programa por parte de la Escuela de Negocios (como comentó un servidor, Fundesem es una Business School “situada presencialmente en Alicante”, pero que está donde se hallan sus alumn@s y profesores), abrió el evento (más de 100 personas en el salón de actos, incluyendo las dos promociones anteriores: el equipo Alejandría y el equipo Mandala). Irene Martínez, co-directora del programa, expuso las claves y las ventajas del mismo. Liliana, Laura y María José, co-autoras de Coaching en acción (junto con el resto de componentes del Equipo Alejandría, alumn@s de la primera edición del Programa), expusieron la secuencia de elaboración de la obra, los fundamentos del coaching y la relación entre el coahcing y la PNL respectivamente. Y un servidor tuvo el privilegio de cerrar el acto, hablando durante 30 minutos del impacto del coaching en el paso Del Capitalismo al Talentismo. Finalmente, los miembros del Equipo Alejandría subieron al estrado a recibir el aplauso unánime de toda la sala.
Coaching en Acción es un libro con las 50 principales herramientas de coaching. Un libro valioso, útil, muy bien estructurado, escrito por un equipo de profesionales que aman el coaching y se nota. Si el coaching te va, no te lo pierdas.
Gracias, una vez más, a la buena gente de FUNDESEM, a los miembros del Club de Coaching y a los participantes en el evento de ayer.
En el avión de vuelta a Madrid he estado leyendo La buena educación, de María Jesús Álava Reyes y Susana Aldecoa. Mi buena amiga María Jesús Álava es una de las mejores psicólogas que tenemos (no solo en España, sino a nivel internacional): sólida como ninguna otra, práctica al máximo y con una capacidad de comunicación subyugante. Sus libros se encuentran entre lo mejor de la psicología divulgativa y son grandes éxitos de ventas. Susana Aldecoa, historiadora del arte, es la directora del Colegio Estilo (lleva más de 30 años en esa maravillosa institución educativa) y la hija de Josefina Aldecoa e Ignacio Aldecoa. Nada menos que dos de los mejores intelectuales españoles de todos los tiempos. Con autoras de tal calibre, el libro no me podía defraudar.
“La educación es un proceso que no termina nunca”, gustaba de decir Josefina Aldecoa. Mª Jesús y Susana definen “la buena educación” como “el mejor legado que unos padres pueden dejar a sus hijos y nos de los principales objetivos de nuestra sociedad”. La educación empieza antes del nacimiento del niño, no solo por su “hábitat” en el periodo de gestación, sino por las ideas previas que sus padres tengan sobre cómo educarlo. “Cada niño es único y singular desde el proceso de su nacimiento. Sabemos que es único porque no existe nadie como él. Incluso aunque tenga un gemelo con su misma dotación genética, él habrá nacido con un temperamento exclusivo, diferente siempre del de su hermano”.
El libro nos cuenta la historia del Colegio Estilo, un proyecto basado en los principios krausistas de la Institución Libre de Enseñanza, con unos valores muy concretos: la libertad de pensamiento, el respeto hacia los demás, la tolerancia, la sensibilidad hacia todas las manifestaciones artísticas, la voluntad de innovación, el conocimiento de otras culturas, los deseos constantes por aprender e investigar, la capacidad de superación, la perseverancia para alcanzar los objetivos cruciales de la vida, la lealtad y el culto a la amistad… “Educar para saber vivir”, como decía Josefina Aldecoa.
La educación es el camino a la felicidad, y se basa en el respeto y en el afecto entre profesores y alumnos (buen gusto cultural, escala de valores, buen estado emocional y afectivo). “Se hace ética en cada clase, impartiendo cualquier asignatura”.
Aprender desde la curiosidad y la motivación. “La curiosidad intelectual se moviliza mediante la lectura”. Lectura, reflexión, memoria.
El libro destaca los principios psicológicos de una buena educación: la importancia de los 0-6 años; la necesidad de implantar normas, hábitos y límites; la importancia de observar a los niños. Y posteriormente se centra en la Inteligencia Ejecutiva, desde el concepto de José Antonio Marina (2012). ¿Se puede mejorar? Afortunadamente, sí. Y la Inteligencia Emocional. ¿Se puede trabajar? Se puede y se debe trabajar.
“Aprender es pensar”. En el Colegio Estilo, l@s niñ@s elaboran sus propios libros de texto. La buena educación fomenta el placer de descubrir e investigar (observación, reflexión), la memoria como instrumento esencial para el aprendizaje, el amor por el arte en sus distintas manifestaciones, la cercanía sostenida de los profesores, el pacto como compromiso, los grupos escolares como primera sociedad adulta a escala, el desgaste de la autoridad (los profesores como líderes de ellos mismos). “Ser profesor (como ser coach, me permito añadir) es mucho más que una profesión; es una forma de entender la vida”.
La buena educación nos ofrece numerosos casos de niños que han mejorado gracias a la psicología, un estudio con una muestra de 331 niños y jóvenes que recibieron ayuda psicológica (el 75%, problemas de conducta; en su mayoría, por el escaso tiempo que les dedicaban sus padres) y 50 páginas finales de padres y profesores del Colegio Estilo.
Gran libro. Interesantísimo, clarificador, imprescindible. Gracias, María Jesús y Susana, por un texto tan valioso.