Páginas vistas en total

miércoles, 27 de noviembre de 2013

¿Qué tiene de especial el cerebro humano?


Vuelvo a Madrid encantado de la vida tras los dos días de Coaching de Equipo en Fuenterrabía, Guipúzcoa. Un equipo directivo de personas técnicamente muy preparadas (ingenieros aeronáuticos) que salen con mayor cohesión como equipo, con misión, visión de futuro y valores compartidos, con un poderoso autodiagnóstico, con mayor conocimiento de sus fortalezas y oportunidades de mejora, con análisis de confianza y desconfianza en el seno del equipo, de sus estilos de aprendizaje, con reglas de compromiso, con la parrilla ERAC, con un plan de acción colectivo y planes de acción individuales (que seguiremos durante seis meses). En fin, son mucho más equipo que cuando empezó la semana.
Estoy abonado al servicio de novedades de TED, que te recomiendo. El último vídeo que nos han propuesto –del TEDGlobal 2013- es “What’s so special about the human brain?” (¿Qué tiene de especial el cerebro humano?”), de Suzana Herculano-Houzel. www.ted.com/talks/suzana_herculano_houzel_what_is_so_special_about_the_human_brain.html?utm_source=newsletter_daily&utm_campaign=daily&utm_medium=email&utm_content=button__2013-11-26
Suzana Herculano-Houzel es una neurocientífica brasileña (www.suzanaherculanohouzel.com/lab) que trabaja en el Laboratorio de Neuroanatomía comparada de la Universidad Federal de Río de Janeiro. En este laboratorio utilizan desde 2005 el Fraccionador isotrópico para comparar los cerebros de distintas especies (solo entre los mamíferos, la diferencia entre los menos hábiles y el humano puede estar en una proporción de 1:100.000).
Los cinco principales hallazgos de Suzana Herculano-Houzel y su equipo son:
- No todos los cerebros son creados igual. El tamaño del cerebro no correlaciona con el número de neuronas. Las especies siguen diferentes escalas neuronales. En cambio, la relación entre el cerebro y el resto de las células (por ejemplo, las células gliales y endoteliales) sí las comparten todos los cerebros analizados hasta la fecha.
- El cerebro humano no es tan especial. El cerebro de las personas es impresionante. Pero no destaca por el número de neuronas ni por su tamaño, sino por la comparación entre el cerebro y el resto del cuerpo (primates más grandes que nosotr@s, por ejemplo, no tienen el cerebro más grande). No sabemos por qué el nuestro consume el 20% de la energía total del cuerpo… de momento.
- El gasto metabólico del ser humano. Nuestro cerebro consume unas 500 kcal diarias (como se ha dicho antes, el 20% del consumo total de energía corporal). Este gasto metabólico tiene que ver con el número de neuronas, 14.000 M (unas 6 Kcalorías por mil millones de neuronas por día). Según Suzana, los grandes primates no pueden permitirse un cerebro mayor por el consumo energético. La invención de la cocina, hace dos millones de años, ha sido determinante para el ser humano.
- ¿Necesitan los cuerpos más grandes cerebros más grandes? Los animales mayores necesitan cerebros mayores, aunque a medida que crecen es menos necesario (en una proporción de 0’6 a 1). Los grandes primates poseen más células en la médula espinal, en un ratio de 0’3. Las neuronas motores faciales están, en los marsupiales y en los primates, en un 20%. La masa corporal no es tan relevante, según los estudios comparativos.
- Algunos mitos desmontados. El cerebro humano no posee 100.000 M de neuronas, sino algo menos: 86.000 M. No hay una proporción de 10 células gliales por cada neurona, sino aproximadamente 1:1. La proporción entre ambas no crece con el tamaño del cerebro, sino más bien decrece, por la densidad neuronal. El número de neuronas a más de 2 mm por debajo de la corteza frontal no es uniforme entre las distintas especies; la superficie cortical está determinada por la materia blanca. Frente a la creencia generalizada de que la neurogénesis ya está terminada en el nacimiento, está comprobado que la neurogénesis continúa después de nacer, tanto en las ratas como en los humanos. El córtex cerebral y el cerebelo ganan neuronas independientemente del crecimiento en el tamaño cortical.

Mi agradecimiento a Chris Anderson y su equipo de TED, que es una fantástica herramienta de aprendizaje, y a Suzana y su equipo de la Universidad en Río por sus investigaciones punteras sobre el cerebro.