Páginas vistas en total

martes, 29 de octubre de 2013

Empleabilidad, Talento y quererse un@ mism@


Hoy en la imperial Toledo, la ciudad de la tolerancia, he tenido el honor de inaugurar el 8º Foro de de Empleo, con la conferencia “Talento y Empleabilidad: ponte en valor en el mercado laboral”. Más de 1.200 estudiantes, además de otros estamentos de la comunidad universitaria, en el paraninfo del bellísimo Campus Tecnológico, antigua fábrica de armas. Me ha presentado mi gran amiga la Dra. Leonor Gallardo, profesora de la citada universidad, con la que he escrito una decena de libros de Liderazgo y Deporte. Muchas gracias, Leonor, por una presentación tan cercana y por ser una perfecta anfitriona en la UCLM. He tenido la ocasión de estar con su equipo (ya sabes que no hay equipo sin líder ni líder sin equipo) y de disfrutar del ambiente de la investigación (en este caso, en gestión deportiva), del IGOID. Mi gratitud a todo el equipo: gente joven con extraordinario talento.
En la conferencia sobre Talento y Empleabilidad, he querido compartir con l@s asistentes diez ideas que pudieran resultarles de utilidad:
1. Ya no estamos en Crisis. Se trata de un cambio de época, el paso del Capitalismo al Talentismo. Una nueva era (conceptual, conductual y de generosidad) en la que el Talento es más escaso que el Capital.
2. No esperes ofertas. Estamos en un mundo en el que el 20% obtiene el 80% de los resultados (Pareto al poder). He citado a mi amigo el difunto Juan Luis Galiardo: “No soy un actor que las espera (las ofertas). Hace años monté mi propio grupo de trabajo y las preparo yo. No confío en que, dado los tiempos que corren,  piensen en mí. Aunque aparecen muchas. Formamos parte de un sistema feudal, paternalista, donde se piensa que el papá Estado ya nos proveerá. Pues yo no creo en eso”. Y a la gran actriz Julianne Moore, a sus 51 años: “Hay que buscar proyectos, no esperar a que alguien te ofrezca el gran papel. No aguardo a que suene el teléfono. Leo todos los guiones que puedo, me reúno con directores, estoy metida en el sector. Hay que crear las oportunidades. ¡Siempre he dicho que soy como un castor, que no es muy elegante, pero que trabaja a tope!”.
3. Define tu Talento… u otr@s lo harán por ti. El Talento es “inteligencia triunfante” (J. A. Marina), es convertir los conocimientos en comportamientos, es capacidad por compromiso en el contexto adecuado, es poner en valor lo que un@ sabe, quiere y puede hacer. Las 4 D: Disfrute, Diversidad, Dedicación y Dominio. Cada un@ ha de definir su propio talento (actual y potencial).
4. ¿Tienes Marca? O eres interesante o eres irrelevante. La Marca es la huella y debe trabajarse concienzudamente.
5. Empleabilidad. El contrato entre la organización y la persona ha cambiado: de “obediencia a cambio de empleo para toda la vida” a “servicio al cliente, innovación, trabajo en equipo a cambio de empleabilidad”. Las organizaciones han de asegurar que sus profesionales valgan más cuando salgan que cuando entraron en ellas. “Has de tener el valor (el coraje, la valentía) de seguir tus valores (tus principios) para ponerte en valor (para mostrar tu talento)”.
6. Invierte en Aprendizaje. La educación es la inversión más rentable (James Heckman, Premio Nobel de Economía), con un retorno de la inversión (en tiempo y dinero) del 1.700%. En el feudalismo, la inversión era mayoritariamente en tierras; en el capitalismo, en bienes (pisos, principalmente); en el talentismo, en educación.
7. Fluidez y Reto. Necesitamos un proyecto ilusionante al que dedicar nuestras mejores energías para elevar nuestra capacidad. Si no, caeremos en la ansiedad (el desafío es excesivo) o en el aburrimiento (falta de proyecto). Debemos ser artistas” (Seth Godin) para emprender (que no depende de que trabajemos por cuenta propia o ajena, sino que nos sintamos pres@s de un proyecto).
8. Hacer Equipo. Un equipo es un grupo humano que genera sinergias. Damos lo mejor en equipo, no “solos ante el peligro”. Hemos de elegir un tándem, un quinteto y un equipo.
9. Situarnos en los contextos (cultura, clima, compensación y cooperación) adecuados. Es cuestión de capital organizativo.
10. Construir la Felicidad. La felicidad no hemos de buscarla, sino de construirla, con 12 actividades.
Mi gratitud a Llanos López Muñoz, responsable del 8º Foro de Empleo UCLM, al Vicerrector de transferencia y relaciones con empresas y a todas las empresas e instituciones participantes.
Preparando esta ponencia, me he acordado de las palabras de Kevin Roberts, CEO de Saatchi & Saatchi y autor del concepto de Lovemarks, en una entrevista: “Lo que necesita España más que otra cosa es quererse de nuevo”.
Kevin Roberts decía que “no existe ninguna crisis, se trata de una nueva norma. Vivimos en un mundo vuca (volátil, incierto, complejo y ambiguo, en sus siglas en inglés). Se trata de una nueva realidad. Hablar de la crisis no es útil para nadie. Nuestra mentalidad es contemplar el mundo no como ha sido antaño, no como nos gustaría que fuera, sino tal y como es”. Ponía como ejemplo a David Silva, jugador de La Roja y ex jugador del Valencia, que ahora juega en el Manchester City (equipo de Kevin Roberts), que juega en ese mundo vuca. Es volátil, nadie sabe hacia dónde va ir, ve cosas que nadie ve… Los ganadores serán las personas que creen en el poder no razonable de la creatividad, como Silva”. El dinero sólo es importante cuando no lo tienes, y el sexo también. Yo estoy lleno de ambas cosas, así que soy muy feliz.” Lo primero que le viene a la cabeza con la palabra España es “Felicidad. Para los de mi generación de los sesenta, para mí que nací en la lluviosa Inglaterra, España fue el primer lugar para ir de vacaciones. Si pienso en Barcelona, pienso en Gaudí, en Miró. Pienso en los vinos de España. Creo que tenéis suerte. Y todo lo que necesitáis es olvidaros del Gobierno, porque está durmiendo. Porque subir los impuestos y el IVA es un sinsentido, porque no podéis crecer a través del castigo, de la austeridad, solo podéis crecer a través de las ideas y estas no vienen del Gobierno. Las ideas vendrán de la gente, de las regiones, de lo local...”. “España no debería ser una marca. Debería ser una lovemark. Alemania es una marca, Suiza es una marca, Portugal es un producto. Italia y España pueden llegar a ser una lovemark. ¿Cuál es la diferencia? Una marca crea lealtad por una razón. Alemania está llena de razones: ingeniería, cerveza… Una lovemark crea ventas más allá de la razón. Gaudí está más allá de la razón. Para convertirse en lovemark, tienes que disponer de misterio, sensualidad e intimidad. España tiene todas estas cosas en su historia, pero contáis la historia equivocada. Si pones España en Google solo se habla de crisis…”. Sobre la canción de los Beatles All you need is love, a Kevin Roberts le encanta. “La tengo en todas mis casas. Sabe, mi suegro es el que tocaba el saxo en la famosa grabación de la canción. Es un buen eslogan y para España, también. Lo que necesita España más que otra cosa es quererse de nuevo y luego podremos querer a España.”
Así es. España como lovemark. Y tú también, por supuesto.