Páginas vistas en total

domingo, 6 de octubre de 2013

El Tiempo de Dios es perfecto


Fantástico día en Galicia. Desde La Coruña hemos ido a Santiago (Plaza del Obradoiro, Catedral, rúa do Villar, París-Dakar), a las Rías Bajas (almuerzo en el restuarante Laurel, en San Adrián de Cobres, en el mismo puerto deportivo, en Villaboa, Toñi Vicente vuelve a sus raíces; gracias, Juan Luis, por la excelente recomendación, una comida de ensueño sobre el Atlántico), café en el Gran Talaso Hotel Sanxenxo, frente a la playa, visita a la isla de la Toja y vuelta a La Coruña. Un tiempo impresionante (el verano se alarga) y la gratísima compañía de Mar, Myrna, Enrique y Nelson. Maravilloso.
Como dice Myrna Cegarra, que es una persona encantadora y cultísima, “el tiempo de Dios es perfecto” (ponga cada un@, según sus creencias, Dios, el Universo, el destino o lo que quiera; al fin y al cabo, Dios es Amor). Es decir, todo a su debido tiempo. Tratar de forzar las cosas es tan malo como tratar de evitar lo inevitable.
He estado leyendo, ya en el Hotel Hesperia, en la web de Jorge Jiménez PNL y Desarrollo Personal (www.pnlydesarrollopersonal.com)  “Los 7 tips de la persona exitosa” (los siete trucos de las personas con éxito). Se trata de:
-       Cómo inviertes tu tiempo (prioridades, agenda) o si lo malgastas
-       Los libros que lees (o que no lees)
-       Las personas con las que relacionas
-       Tu planificación
-       Tu aprovechamiento de la jornada (me parece reiterativo con el primer punto, pero bueno)
-       La visualización y la autoexpectativa positiva
-       La disciplina y la perseverancia

El próximo martes 8 a las 19,30 h en el Venezuelan Business Club de España (c/Gran Vía, 16-3º de Madrid), “Construyendo tu marca personal”, con Vladimir Gómez (DG de Trinodus) y Francisco Cerdá (Fundador de Talent and Coach). Más información en infomadrid@venbc.org  

Sí, el tiempo es el adecuado. El problema es que solemos darnos cuenta a posteriori. Si nos percatáramos de ello a cada momento, nos libraríamos de muchos sufrimientos.