Páginas vistas en total

lunes, 7 de octubre de 2013

Crear empleo en 2-3 años y el futuro de la prensa


Vuelta de Galicia a Madrid (hoy es fiesta en La Coruña, la Virgen del Rosario; felicidades a todas las Charos) y comienzo el XVI Curso de Directores Deportivos de la Real Federación Española de Fútbol en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Más de 1.000 alumnos han pasado por este prestigioso programa. Enhorabuena a Jorge Carretero, artífice del Curso y portavoz de la RFEF, y a su equipo por este éxito.
He estado leyendo la revista Capital. Su director es ahora Arturo Criado y en calidad de tal está poniendo su impronta. En portada se pregunta “¿Hacia dónde va la prensa”: la buena información vale dinero (modestamente, creo que no es una cuestión de información, sino de valioso análisis y de sabiduría) y opiniones de los poderosos, como Juan Luis Cebrián del Grupo Prisa: “Estamos ante un auténtico cambio de civilización” (sí, un cambio de era) o Antonio Fernández-Galiano de Unidad Editorial: “La prensa tiene que recuperar su influencia y prestigio”. En fin, me temo que es cuestión de talento, porque los medios son un mundo paretiano.
Entrevistas a Alejandro Agag (Fórmula E), a los abogados Juan Antonio e Íñigo Sagardoy: “En dos o tres años crearemos empleo con regularidad”, a Rafael Varela, DG del Banco Madrid: “La crisis es una oportunidad para la banca privada”. Reportajes de las compañías que se presentan a concurso de acreedores (menos del 10% sobrevive), de los vinos españoles por el mundo, de Chocolates Valor, el musical de los Hombres G, la D. O. Rías Baixas… En lo que llaman Afterwork, la fiesta de los 10 años de Thinking Heads (Daniel Romero-Abreu, Kike Sarasola, Jorge Valdano, Risto Mejide, Carmen Posadas, José Luis Rodríguez Zapatero, Jordi Sevilla). Y un especial sobre Alcobendas, con entrevista al alcalde.    
Han cambiado los columnistas: Sol de Lorenzo (Universidad Europea), José Carlos Díez (ICADE), Luis Fernando Linares (abogado) y Alejandro Suárez Sánchez-Ocaña (presidente de Capital).
Supuestamente, en la revista los grandes editores internacionales nos iban a contar sus planes de futuro. Francamente, no he visto mucho de ello. pensar en términos de digital o papel, de los nuevos lectores (la mayoría de los jóvenes pasa de la prensa y de los medios en general), de costes y precios es marear la perdiz. El Talentismo requiere de una comunicación radicalmente diferente a la época anterior. Se trata de tribus, de sus intereses, de aprendizaje acelerado, de diversión y, sí, por supuesto, de talento individual y colectivo. Incompatible con una mentalidad fija, cicatera o mezquina. Por eso hay y habrá ganadores (ni siquiera el 20%) y perdedores (más del 80%). Es un proceso de selección natural, darwiniano, de supervivencia del que mejor se adapta, del que mejor aprende, en realidad del más humilde.