Páginas vistas en total

lunes, 9 de septiembre de 2013

O aprende o muere


Ayer domingo el maestro José Antonio Marina, que tantas y tan buenas sorpresas nos va a deparar esta nueva temporada (estoy seguro) retomaba su columna Ideas en El Mundo. El tema, “La era del aprendizaje”. El contenido, el siguiente:
“Para los docentes, el año comienza con el curso escolar. Es el momento de los proyectos. También se reanuda esta sección. ¿Cuál es mi proyecto para el año próximo? Aprender. El lector pensará que es un propósito absurdo. Escribir no es aprender, sino lo contrario: pretender enseñar o adoctrinar. No ocurre en mi caso, como he repetido en muchos libros. Cuando quiero saber una cosa que ignoro, mi truco es comprometerme a escribir sobre ella. Así me fuerzo a aprender. De eso se trata. Es falso que hayamos entrado en la “era del conocimiento”. Donde hemos entrado es en la “era del aprendizaje permanente”. La consigna es: “O aprende o muere”. Por ello, debemos fomentar en todas las edades el gusto por aprender. Degustar esa experiencia, que es maravillosa. No se trata de estudiar. Estudiar es al aprender como entrenarse al bailar. Un trámite molesto pero necesario. La neurología, que es la única ciencia optimista, nos dice que podemos aprender siempre, y más cosas de las que creíamos. Este es el tema que me interesa explorar. Se puede aprender el talento, se puede aprender la creatividad, incluso se puede aprender a convivir amorosamente. Puede verlo en www.universidaddepadres.es
¡Con qué fuerza ha empezado la nueva temporada José Antonio Marina! Efectivamente, la nueva era no es del conocimiento, sino del aprendizaje permanente, que es una experiencia deliciosa (la era del aprendizaje es la era del talento, el talentismo, porque como suelo repetir y sé que te gusta, “el talento que no se aprecia se deprecia”).
Como en el caso de JAM, investigador privado de la más alta calidad, también a un servidor le gusta escribir (libros o este blog, sobre Liderazgo, Talento y Coaching, en la empresa y en el deporte) para seguir aprendiendo. Quien deja de aprender deja de vivir.
¿Sobre qué aprender en esta temporada 2013-2014 que precisamente ahora comienza? Sobre el Talento, evidentemente (el reciente Messi, Falcao y Cristiano Ronaldo parte de la voluntad de aprendizaje sobre el desarrollo del talento, con la metáfora del azafrán, la flor más cara y valiosa); este nuevo año, atención al talento colectivo (el tándem, el equipo, la organización). Aprender a disfrutar más de la vida, con familia y amig@s. Aprender inteligencia financiera: paz y solidez. Y sobre todo, como dice José Antonio Marina, aprender a convivir amorosamente, desde el desapego (amar sin sufrir) y la pasión inspiradora de compartir las mejores emociones. El equilibrio que se observa en la naturaleza, el compromiso que es energía y la evitación del maldito Ego. No es poca cosa.
Esta nueva temporada me pido un país y una sociedad volcados en el aprendizaje. Con dirigentes que busquen desarrollar su Liderazgo en lugar de instalarse en la complacencia y la mediocridad. Con profesionales que tienen la humildad práctica de seguir aprendiendo (conocimientos, habilidades, idiomas). Con unos medios de comunicación que abandonen la mezquindad y apuesten por la grandeza de seguir mejorando y aprendiendo, con optimismo inteligente, con positividad y proyecto…
En esta era del aprendizaje, en el talentismo, la educación lo es todo. Los zafios, los mal o poco educados, se quedan al otro lado, en el capitalismo obsoleto. La Educación está llamada a ser el gran sector de esta década (fue el propio Marina quien me lo enseñó) y no nos queda otra.
Mi gratitud a l@s docentes de todo tipo, y a quienes quieren seguir aprendiendo, y lo practican. Son las personas realmente humildes que heredarán esta Tierra.