Páginas vistas en total

martes, 10 de septiembre de 2013

Hemos caído ocho puestos en Calidad Directiva


Me gusta analizar el Informe de Competitividad Global (Global Competitiveness Report) que suele publicar el World Economic Forum por estas fechas (www.weforum.org)
Para el periodo 2013-2014, España se sitúa en el puesto nº 35 en Competitividad y Productividad, uno más que el año pasado y el anterior. Los diez primeros son Suiza, Singapur, Finlandia, Alemania, Estados Unidos, Suecia, Hong Kong, Holanda, Japón y el Reino Unido.
España es el primer país del mundo en inflación, el 5º en infraestructuras ferroviarias, el 4º en Escuelas de negocios, el 11º en científicos e ingenieros, 18º en calidad de la policía, 36º en marketing, 47º en las políticas antimonopolios, 50º en I+D, 57º en Innovación, 62º en orientación al cliente, 91º en exportaciones como % del PIB, 97º en formación del personal, 105º en tiempo para montar un negocio, 107º en relaciones entre capital y trabajo, 123º en prácticas de selección y desvinculación, 127º en sistema financiera, 131º en flexibilidad salarial, 132º en compensación ligada a productividad,    
Y lo que es especialmente importante: nuestro país es el 51º en Calidad Directiva (reliance on professional management). Una caída de ocho puestos en el último año. Los 27º en 2008-2009, los 28º en 2009-2010, los 35º en 2010-2011, los 45º en 2011-2012 y los 43º en 2012-2013.
¿Quiénes son los mejores países en Calidad Directiva? El Top Ten lo conforman Nueva Zelanda, Finlandia, Noruega, Suecia, Holanda, Dinamarca, Suiza, Singapur, Reino Unido y Canadá. En la Unión Europea, Irlanda es 13ª en Calidad Directiva, Alemania la 19ª, Bélgica la 20ª, Austria la 22ª, Islandia la 24ª, Estonia la 26ª, Francia la 37ª, Grecia la 101ª, Rusia la 105ª, Italia la 121ª. En el mundo ibérico, Chile es la 36ª, Perú la 45ª, Venezuela la 59ª, Argentina la 63ª, Colombia la 69ª, Portugal la 73ª, Guatemala 74ª, México la 76ª, Ecuador la 83ª, Bolivia la 106ª, Panamá la 109ª, República Dominicana la 115ª, Paraguay la 132ª.    
Los factores que en mayor grado dificultan la forma de hacer negocios en España son el acceso a la financiación, la burocracia gubernamental, la legislación laboral, los impuestos y la falta de capacidad innovadora.
Entre escándalos de corrupción, candidaturas olímpicas y otras cortinas de humo, se nos ha pasado el Informe de la Competitividad. Y no digamos el tema de la Calidad Directiva, que es deplorable. Si no somos conscientes de las oportunidades de mejora, ¿cómo vamos a avanzar en un asunto tan importante?
Mi gratitud a l@s directiv@s que tienen calidad de verdad, que lideran a sus equipos, que desarrollan el talento de sus colaboradores, que inspiran a los demás. Esa minoría paretiana (no llega al 20%) frente a la mayoría de jefes tóxicos que generan climas laborales irrespirables, con efectos muy nocivos sobre la productividad, la orientación al cliente y los resultados de negocio.  Bajar ocho escalones en un solo año en Calidad Directiva es un dato terrible.