Páginas vistas en total

domingo, 4 de agosto de 2013

El impresionante poder del fútbol


El delantero ecuatoriano Christian Benítez, apodado “El Chucho”, falleció a los 26 años en Qatar casi hace una semana de paro cardiaco (su esposa le llevó al hospital y debió administrarle algún medicamento que era alérgico). Todos estos días ha sido prácticamente la única noticia del país. Desde el viernes su féretro está en el Coliseo Rumiñahui y miles y miles de personas han pasado a despedirse de él. La selección ecuatoriana decidió que su dorsal, el 11, no lo llevará ningún otro jugador.
Tal es el poder del fútbol y la necesidad de héroes en la sociedad actual. Un joven que ha sido cuidado por su abuela (su madre emigró a Italia, como tantas y tantas ecuatorianas), que amasó antes de los 30 años una fortuna personal de unos 15 millones de dólares, un ídolo cuya pérdida ha causado tanto dolor en su país, en México (el Chucho jugó en el América) y en todo el planeta del balompié (tanto la Real Federación Española de Fútbol como Casillas e Iniesta han manifestado sus condolencias, y aquí en Ecuador se ha agradecido mucho).
El fútbol interesa vivamente al 81% de los ecuatorianos (el baloncesto, segundo deporte en adeptos, al 25%); el 89% de ellos sigue el Campeonato Nacional ecuatoriano, el 69% la Copa Libertadores, el 64% la Copa sudamericana, el 58% la Champions League y casi un 40% la Liga española. Por equipos, el 63% son simpatizantes del FC Barcelona, el 53% del Manchester United, el 32% del Real Madrid y el 12% del Chelsea. En el fútbol ecuatoriano, el 51% son del Barcelona de Guayaquil, el 33% de la LDU, el 21% del Emelec y el 7% del Nacional). Sus futbolistas más admirados son Luis Antonio Valencia (61%), Christian Noboa (20%), Felipe Caicedo (19%), Narciso Muñoz (17%) y Jefferson Pérez (13%). El 76% asocia el deporte a Adidas, el 68% a Nike, el 39% a Puma, el 39% a Marathon (una marca de ropa deportiva que viste a la selección nacional), el 21% a Pilsener (líder cervecero), el 20% a Reebok, el 19% a Gatorade, el 18% a Coca-Cola, el 12% a Ferrari y el 9% al Banco Pichincha.
En España, el fútbol representa el 1’7% del PIB, es seguido por el 54% de la población, aporta 9.000 M € a la economía, hay 30.000 partidos oficiales cada fin de semana (la RFEF organiza un millón de partidos al año), genera 85.000 empleos directos e indirectos, hay 869.320 federados, 14 millones de personas acuden a los campos de fútbol cada año, 174 millones lo ven por televisión y la quiniela mueve 500 M € anuales.
En el mundo el fútbol mueve 380.000 M € (sería la 17ª economía del planeta), hay 240 millones de jugadores (el 4% de la población mundial), un millón y medio de equipos afiliados y la final la siguieron 1.500 millones de espectadores (el 21% de las personas del planeta).
Los futbolistas mejor pagados son Cristiano Ronaldo (34 M € anuales), Leo Messi (32 M), Rooney, Drogba y Yaya Touré (cada uno de estos tres, 16 M), Neymar (15’5 M) y Fernando Torres (15 M). Los veinte equipos más valiosos del planeta son, por este orden, Real Madrid, FC Barcelona, Manchester United, Bayern Munich, Chelsea, Arsenal, Manchester City, Milan, Liverpool, Juventus, Borussia Dortmund, Inter, Tottenham, Schalke 04, Nápoles, Olympique de Marsella, Olympique de Lyon, Hamburgo, Roma y Newcastle.
Mi gratitud a estos gladiadores del mundo actual que nos ofrecen espectáculo y a quienes utilizan el poder del fútbol para inculcar los mejores valores humanos.