Páginas vistas en total

lunes, 8 de julio de 2013

La Bundesliga y la buena gestión empresarial


El Consejero Delegado de la Bundesliga (la asociación que reúne a los 36 principales clubs alemanes), Christian Seifert ha estado en España para explicar las claves del éxito del modelo alemán (esta vez, en el fútbol). Una prueba más de que el triunfo no es por casualidad.
- Afluencia a los estadios: Desde hace siete años, la liga alemana es la de mayor promedio de afluencia de espectadores a los estadios de toda Europa. 44.293 personas por estadio en la Bundes, frente a 34.600 de la Premier, 28.478 de nuestra Liga y 22.493 de la Serie A italiana. Solo el fútbol americano, la NFL (61.591 espectadores por partido) supera a la Bundesliga.  El Concepto es Penetración social. ¿Cómo lo consiguen los alemanes? Con precios asequibles, autobuses y trenes de desplazamiento al estadio gratuitos, 10% del aforo para el equipo visitante, prohibición de palcos VIPS, entrenamientos a puerta abierta, contacto entre jugadores y público. El 91% de los asientos de la liga alemana están ocupados. “Es de sentido común que todos los miembros de la Bundesliga, entrenadores, jugadores, directivos, estemos a disposición de aficionados y periodistas", responde el CEO cuando le preguntan si hay obligación de que los entrenadores asistan a las ruedas de prensa.
- Salud financiera: Es inimaginable que en la Bundesliga un club no pague los salarios a sus jugadores. Se le retiraría la licencia inmediatamente. Para comprar un club, la regla es que debe estar apoyando al mismo de manera significativa durante al menos 20 años. Los salarios de los jugadores son el 38% de los gastos del club (la mitad que algunos de la Premier) y en los últimos 12 años los clubes germanos han ganado 171 M €. Nada de grandes fichajes.
- Futbolistas formados en casa: el 60% de los jugadores de primera división y el 75% de los de segunda son alemanes. Las canteras son obligatorias, y en diez años el promedio de edad ha pasado de 27’1 años a 25’2 años.
- Distribución solidaria: “La distribución de los ingresos televisivos es decisiva. En Alemania, el campeón de liga gana exactamente el doble (5,8 %) que el último clasificado de Primera División (2,9 %), quien a su vez solo gana un poco más que el campeón de Segunda (2 %), en tanto el último clasificado de 2ª percibe casi la mitad (0,7 %) que dicho ganador. ¿Por qué? Porque los 36 clubes competidores (18 + 18) entienden que es imprescindible la solidaridad entre ellos para mantener viva la competitividad. Incluso más: dicha distribución se ajusta con un factor temporal de 5 años por si algún club importante sufriera un cataclismo y descendiera de categoría. Si así sucede, sus ingresos apenas se ven afectados para que pueda mantener el mismo nivel de gastos en Segunda que en Primera.” ¿Por qué los grandes clubes (Bayern, Stuttgart, Borussia Dortmund) no son egoístas? Porque son inteligentes: “"Ellos quieren estadios llenos, ingresos por taquilla y competitividad máxima para también ser competitivos en Europa". Los equipos alemanes han mejorado notablemente su eficacia en competiciones europeas: en los últimos cinco años, su balance contra cuadros españoles, ingleses, alemanes y franceses se ha incrementado un 68 %, pasando de ganar solo uno de cada cuatro encuentros a casi uno de cada dos, mientras la Bundesliga se consagraba como el campeonato más goleador del último decenio, con 2.86 tantos por encuentro (2.68 en España)”. En los últimos cuatro años han ganado cuatro conjuntos diferentes (nada de ligas “a la escocesa”, con dos pretendientes alejados de los demás).
- Liderazgo de las ideas: Después de contar con Raúl González Blanco, el excapitán del Real Madrid, ahora tienen a Pep Guardiola. "En Alemania todo el mundo está entusiasmado con él. En todos los clubes está ocurriendo. No existe envidia o celos por ese fichaje, ni la menor irritación. En todas partes se considera que es una bendición que favorecerá a la Bundesliga en general". Por eso, los clubes alemanes consideran el título liguero el más importante (más que la Champions) y no quieren ligas europeas ni nada por el estilo.
Solidaridad, generosidad, decencia, cantera, foco en lo importante. Son los principios de la Bundesliga, de las Mittelstand (las pymes germanas), de la calidad directiva alemana… y por eso nos llevan la delantera. “Se trata de aprender y mejorar”, dice el consejero delegado de la Bundesliga. ¡Qué tipo tan talentista!

1 comentario:

Juanki Lungarán dijo...

La diferencia está en el carácter social... No hay duda. Gestiones sanas hechas por gente sana.