Páginas vistas en total

miércoles, 3 de julio de 2013

Celebrar mi cumpleaños y el significado del éxito


Estoy absolutamente abrumado (no se me ocurre otra palabra) por la cantidad de muestras de cariño con motivo de 49º cumpleaños hoy. Desde Australia (la gran experta en Inteligencia Emocional Silvia Damiano, poco después de las 12 de la noche) a México (mi buen amigo Alejandro), Ecuador, Colombia, Perú… Y de España, centenares y centenares de vosotr@s. Muchas, muchas, muchísimas gracias a tod@s vosotr@s. Si las redes sociales sirven para hacer a alguien feliz a través del cariño, ya son una maravilla.
Hablando de felicidad y de éxito, he estado leyendo el último número de Muy interesante que precisamente lleva en su portada “La fórmula del éxito”. Se refiere al libro The art of doing: How superachievers do what they do and how they do it so well (El hacer de lograrlo: cómo la gente de éxito hace lo que hace y por qué lo hacen tan bien) de Camille Sweeney y Josh Goshfield, que entrevistaron durante más de 100 horas a personas de rendimiento excepcional, desde el actor Alec Baldwin a la tenista Martina Navratilova. El denominador común es un decálogo:
1. Dedicación: Creer en el proyecto y asumirlo con todas las consecuencias.
2. Persistir con inteligencia: Seguir a pesar de las adversidades y los rechazoz.
3. Crear comunidad: Lograr que un grupo de gente crea en tu proyecto y trabaje para ello.
4. Escuchar.
5. Tener una historia que contar.
6. Poner a prueba las ideas tan pronto como se puedad.
7. Controlar las emociones.
8. Evolucionar: La capacidad de avanzar en los fines y avanzar en nuevos entornos.
9. Ser paciente: No buscar las recompensas inmediatas.
10. Ser feliz: Los superexitosos disfrutan y lo pasan bien con la actividad que llevan a cabo.
También en el especial de esa publicación se refieren al libro The Success Equation (La ecuación del éxito) de Michael J. Mauboussin, director de estrategias de inversión global de Credit Suisse (Harvard Business Press, 2012). La tesis es: “Tu resultado refleja tu capacidad más una parte de suerte”. “Si tu hijo saca un 10 en matemáticas, ¿cuál será tu reacción? Probablemente alabarlo. Pero ¿qué es más probable que ocurra en su próximo examen? Que no tenga tanta suerte, saque una nota peor y le echemos una bronca.
Con todo respeto hacia este señor, que en inversiones globales debe ser un lince, de talento no sabe por dónde va el aire. Confunde suerte con azar (dan ganas de regalarle el clásico La buena suerte de Álex Rovira y Fernando Trías de Bes) y con serendipia. Sr. Mauboussin, “la suerte favorece a la mente preparada” (Isaac Asimov).
Y respecto al estudio de Sweeney y Gosfield, con la debida humildad, no se trata de preguntar a la gente de éxito por sus opiniones (muchas veces un@ no sabe por qué ha conseguido lo que se propone), sino en analizar, en investigar realmente “qué han hecho”. Como muestra, nuestro libro Messi, Falcao y Cristiano Ronaldo. La Dra. Leonor Gallardo es una de la mejores investigadoras de nuestro país o por eso, cuando analiza el éxito de verdad se fija en detalles relevantes (si le hubiéramos preguntado directamente a Leo Messi, CR7 o Radamel Falcao, sí, probablemente lo atribuirían a la suerte, al destino o al supremo creador).
En el reportaje Pros y contras de ser el mejor nos proponen que veamos el documental Searching for Sugar Man, del que ya he hablado en este blog. Estoy de acuerdo. Es imprescindible.
En fin, que podemos tener éxito, pero cada uno debe definir su propio éxito. Un servidor, con la cantidad de felicitaciones que he recibido hoy, me siento superexitoso; much@s habéis dicho: “se cosecha lo que se siembra”, pero en fin, no creo merecer tanto. Y para lograr lo que cada uno desea, el mundo anglosajón y el tardocapitalismo sigue pensando de forma individualista; el latino, el oriental y el talentismo, de forma comunitaria. No se me ocurre el éxito desde la soledad, desde el egoísmo y desde el aislamiento (si quieres leer lo que no es el éxito precisamente, Solo en la bolera del sociólogo Robert Putnam).
Gracias de nuevo por el día de hoy.