Páginas vistas en total

sábado, 11 de mayo de 2013

El Talento de los Equipos y los 10 ladrones de la energía


Ayer tuve la grata sorpresa de encontrarme con Enrique Alcat, gran amigo y uno de los grandes de la comunicación en España (ha formado a más de 5.000 directivos, autor de Influye, ya en 6ª edición). Cenita juntos de fritura de pescado.
Me ha alegrado que mi amiga Marta Robles ha ganado el premio Fernando Lara de novela con Luisa y los espejos, una historia de amor en la Venecia de los años 20. Marta es una gran periodista y una comunicadora excepcional.
Viernes y hoy sábado en los que he impartido Coaching de Equipo en el Programa de Coaching Ejecutivo (3ª edición) que tengo el honor de dirigir en FUNDESEM, Alicante. Como le contaba a los alumnos, el Coaching de Equipos (acompañar para convertir un grupo profesional en un auténtico equipo de trabajo) es de una de las labores más fascinantes. Partiendo del autodiagnóstico (cómo están las cosas/cómo deberían ser en 50 items, siguiendo los modelos de Richard Hackman), trabajamos la Visión Compartida, el Proceso de Análisis de problemas, toma de decisiones y ejecución, la Diversidad (especialmente la Diversidad intangibles, a través de los estilos de aprendizaje y el diversigrama), la Confianza como “Capital Social” y el Compromiso (a través de la creación de reglas asumidas y que se aplican), el Aprendizaje y el Análisis del Entorno (para ser percibidos como únicos, la “parrilla ERAC”). Un grupo humano que no sigue un proceso de coaching serio y sistemático tiene menos de un 10% deposibilidades de convertirse en Equipo de VERDAD.
En el último número de la revista Mente y cerebro, comprobamos “la evolución del pensamiento”: La cooperación, el sentido social y la cultura marcan el curso de la humanidad. Efectivamente, el altruismo, la generosidad y la cooperación nos hacen (juntos) más aptos. El capitalismo egoísta (ése de “la búsqueda del propio interés”) es suicida.
He comprobado a lo largo de más de 25 años en consultoría que la risa es una gran distinción entre los verdaderos equipos y sus sucedáneos. Los equipos tienden a reir; los pseudoequipos que generan anti-sinergias (los clanes, las asambleas) se ríen poco o nada.
Beneficios de reír: nos enumera el profesor Nicolás Guéguen, de la universidad de Bretaña Sur en un artículo de la mencionada publicación científica:
- Reírse en un rasgo exclusivo de nuestra escpecie (Henry Bergson, Premio Nobel de Literatura 1927).
- La risa genera contagio (“epidemias de risa”), Robert Provine (universidad de Maryland) y Christian Hempelmann (Experto en lingüística computacional).
- La risa activa las neuronas espejo: Leonhard Schilbach, Universidad de Colonia. A más risa, más empatía.
- Las risas de los demás (aunque sean artificiales, como en ciertos programas de televisión) activan la tuya: Robert Cialdini, Universidad de Texas. La risa es una forma de aprobación social.
- La risa es intercambio, desde temprana edad: Antony Chapman, Universidad de Cardiff.
- La risa mejora el sistema inmunitario: Herbert Lefcourt, Universidad de Waterloo.
- La risa es un arma de seducción, y mejora la convivencia en las parejas: Myra Angel, Universidad Vanderbilt (Tenesee), Robert McBrien (Universidad de Salisbury), Doris Bazzini (Universidad de Connecticut).
- La risa es un gran tratamiento contra el dolor: Deborah Hudak, Universidad de Allegheny.
- La risa elimina el estrés: Takashi Hayashi y KAzuo Murakami, Universidad de Tsukuba.
- Las madres risueñas amamantan a sus hijos con leche de mejor calidad: Hajime Kimata, Hospital Moriguchi-Kijinkai de Osaka.
Ríete con los tuyos y ayudarás a hacer equipo. Creo que las personas que más y mejor ríen son las más atractivas.   
La risa da energía; hay ladrones que te la quitan. Mi amiga Belinda Washington, gran actriz y extraordinaria persona, publicó ayer en Facebook lo que para el Dalai Lama son “los 10 ladrones de la energía”:
1- Deja ir a personas que sólo llegan para compartir quejas, problemas, historias desastrosas, miedo y juicio de los demás. Si alguien busca un cubo para echar su basura, procura que no sea en tu mente.
2- Paga tus cuentas a tiempo. Al mismo tiempo cobra a quién te debe o elige dejarlo ir, si ya es imposible cobrarle.
3- Cumple tus promesas. Si no has cumplido, pregúntate por qué tienes resistencia. Siempre tienes derecho a cambiar de opinión, a disculparte, a compensar, a re-negociar y a ofrecer otra alternativa hacia una promesa no cumplida; aunque no como costumbre. La forma más fácil de evitar el no cumplir con algo que no quieres hacer, es decir NO desde el principio.
4- Elimina en lo posible y delega aquellas tareas que no prefieres hacer y dedica tu tiempo a hacer las que sí disfrutas.
5- Date permiso para descansar si estás en un momento que lo necesitas y date permiso para actuar si estás en un momento de oportunidad.
6- Tira, recoge y organiza, nada te toma más energía que un espacio desordenado y lleno de cosas del pasado que ya no necesitas.
7- Da prioridad a tu salud, sin la maquinaria de tu cuerpo trabajando al máximo, no puedes hacer mucho. Tómate algunos descansos.
8- Enfrenta las situaciones tóxicas que estás tolerando, desde rescatar a un amigo o a un familiar, hasta tolerar acciones negativas de una pareja o un grupo; toma la acción necesaria.
9- Acepta. No es resignación, pero nada te hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar.
10-Perdona, deja ir una situación que te esté causando dolor, siempre puedes elegir dejar el dolor del recuerdo.
Gracias, Belinda, por compartir generosamente este decálogo con tod@s nosotr@s.
Programa doble de Daniel Calpasoro. El jueves vi en el cine Combustión, una cinta entretenida con buenas interpretaciones (creo que Adriana Ugarte mejora cuando hace de cañera que de buenecita, Álex González lo borda, Alberto Amman interpreta un malo completísimo y María Castro revela un personaje ingrato, pero muy creíble). Un triángulo-rombo interesante el de este thriller.
Y ayer viernes, en el tren a Alicante, Invasor. Una historia sobre la guerra de Irak y el poder de la verdad. Alberto Amann, Antonio de la Torre, Karra Elejalde, Inma Cuesta. Interpretaciones intensas y dilemas éticos.
Mi gratitud a los auténticos equipos, que logran de sus integrantes dar lo mejor de sí mism@s.