Páginas vistas en total

domingo, 26 de mayo de 2013

El Arte del Liderazgo


No recuerdo desde cuándo conozco a Eugenio Palomero, pero seguro que fue en la primera mitad de los 80 (por tanto, hace más de un cuarto de siglo). Por ello, ha sido un agradable reencuentro leer su nuevo libro, LiderArte. En los agradecimientos, al final de la obra, he comprobado que compartimos la misma agencia de conferenciantes (Thinking Heads, con Daniel Romero-Abreu, Luis García Martín y Gregorio Doval), el mismo editor (el gran Roger Domingo), varios amigos (Luis Galindo, Mario Alonso Puig), instituciones educativas (la UAM, Deusto, EBS, CaixaNovaGalicia, en su día el IE) y distintos clientes (Santander, Banesto, Telefónica, Iberia, etc). Me ha encantado comprobar a quienes comparto con el Dr. Palomero.
En el prólogo de LiderArte, Carlos Espinosa de los Monteros (uno de los mejores directivos españoles de todos los tiempos) nos recuerda que “el liderazgo no es un don que la naturaleza otorga a unas personas, pero niega a otras”. Efectivamente, el/la líder no nace. Ni siquiera un poquito. “El Liderazgo es un Arte”, cree Eugenio Palomero (“no una ciencia ni una técnica”, comenta el prologuista; un servidor cree, humildemente, que el Liderazgo es arte, ciencia –creada por Warren Bennis en 1961- y ética, sobre todo ética). Y como tal, sigue unas reglas.
173 páginas, un bagaje impresionante, 180 citas, cuatro prefacios (de Rafael Martínez Toledo, grupo Lever; Jesús Zabalza, Banco Santander; Miguel Sendagorta, Axel Lexus y Toyota Kuruma; Jesús Palomero, catedrático de Historia del Arte) y cinco bloques:
A. La naturaleza del Liderazgo. Cita a la periodista Oriana Fallaci y su lamento: “Hemos dejado de tener líderes a finales del siglo XX”, así como al hispanista John Elliot y nuestros tres corsés culturales: la providencia (el destino), la procedencia y la reputación. ¿Cuáles son las palancas del liderazgo? La reflexión, la emulación y la inspiración (en el coaching estratégico lo llamamos reflexión, descubrimiento, acción y hábito). Las diez etapas del camino del líder son:
1. Se fija unas metas claras y planifica su metamorfosis.
2. Autoevalúa constantemente sus propias acciones.
3. Elige dificultades acordes con sus destrezas.
4. No tiene miedo al fracaso.
5. No se permite distracciones.
6. Es libre y nada le coarta o le limita.
7. Distorsiona su sentido del tiempo.
8. La actividad le da nuevas energías.
9. Moviliza e ilusiona a los demás.
10. Lleva sus actos hacia sus últimas consecuencias.
B. El ecosistema del líder. Es la toma de conciencia de la realidad, en plena “revolución silenciosa” (los tiempos han cambiado).
C. Ventajas competitivas del líder. “El líder es, ante todo, una buena persona” (me parece la frase más importante del libro), con ciertos atributos: sabe ser justo, sabe delegar, sabe reconocer, sabe delegar, sabe promocionar, sabe seleccionar y formar equipos.
D. El sistema de valores del líder. Se trata, para el autor, de la curiosidad, la creatividad, la memoria selectiva, la tenacidad, el perfeccionismo (la exigencia, en realidad), el optimismo, la disciplina, la autoexigencia y el equilibrio emocional. Es la unión entre la visión y la ambición.
E. La “caja de herramientas” del líder. Nueve herramientas: la facilidad cognitiva (capacidad de anticipar acontecimientos antes de que ocurran), un sentido común fuera de lo habitual, una gran confianza en sí mismo, una escucha interior, un equipaje de afectividad, un cerebro expandido (no ver solo lo que uno tiene delante), un jardín de ideas, una reserva de emociones y la polinización cruzada (está continuamente sembrando).
Como dice Carlos Espinosa de los Monteros en el prólogo, Eugenio Palomero es un ameno argumentador y un avezado polemista. En esta obra condensa su amplia experiencia como experto en marketing y en competencias directivas. Muchas gracias, Eugenio, por compartirla con nosotr@s. Liderazgo a la española y para mejorar; hoy resulta esencial.

Esta tarde he estado viendo en DVD “Una pistola en cada mano”, de Cesc Gay. Una radiografía de ocho hombres alrededor de los 40 (nada menos que Ricardo Darín, Luis Tosar, Javier Cámara, Eduard Fernández, Eduardo Noriega, Alberto San Juan, Leonardo Sbaraglia, Jordi Mollá) que hablan entre ellos y con sus mujeres o ex (Candela Peña -Goya por esta interpretación-, Leonor Waitling, Cayetana Guillén Cuervo, Clara Segura). Se estrenó en España el pasado 5 de diciembre. Con excelentes interpretaciones, la cinta se plantea de qué hablan los hombres cuando están entre ellos. Es como tomar un trozo de realidad y mostrársela a unos “voyeurs”. Ingeniosa y simpática.