Páginas vistas en total

viernes, 10 de mayo de 2013

Cómo se forja una Cultura innovadora


Ayer en el día de Europa, estuve participando en la grabación del piloto de un programa sobre Educación dirigido y presentado por José Antonio Marina. Un gran honor y una enorme satisfacción formar parte, humildemente, de una iniciativa tan grandiosa como la de mostrar el aprendizaje en un formato televisivo. Ojalá el programa funcione muy bien, porque sería síntoma de una sociedad sana y en avance. Mi agradecimiento a José Antonio, Cortijo, David y todo el resto del equipo.
Antes de ayer por la tarde, tras llegar de Barcelona, estuve trabajando con el Comité de Dirección de Recursos Humanos  de una de las principales empresas europeas, líder absoluta en su sector, que destaca ampliamente por la innovación en tecnología y que sin embargo considera que tiene campo para la mejora en generar una cultura innovadora, en la innovación en la gestión y en el elemento humano.
Básicamente estuvimos trabajando sobre dos modelos: el llamado “del ADN de la Innovación” de Jeff Dyer, Hal Gregersen y Clayton Christensen (el padre de la Innovación disruptiva) y el Impacto en la comunicación (modelo CREATE) de Chris Brogan y Julien Smith.
El ADN de la Innovación (en realidad, la Cultura de la Innovación, porque el ADN es inmutable y la cultura está viva) parte de la premisa de que la innovación disruptiva está en cada un@ de nosotr@s y de que debemos fomentar cinco hábitos (para Christensen et al, son cinco habilidades; creo que debemos convertirlas en comportamientos; es más, en conductas habituales), que son:
- la Asociación (mezclar ideas en principio disjuntas).
- la Observación
- el Cuestionamiento
- el Networking (redes sociales)
- la Experimentación
Hemos estado aprovechando buenas prácticas como llas de Apple Computer, Inditex, las invenciones de Leonardo o Facebook para que los participantes, a través de pequeños ejercicios, las adapten a la realidad de su admirable empresa.
Repecto al modelo CREATE, pone el foco en la Diferenciación (Contrast, en inglés), el Alcance (Reach), la Exposición (Exposure), la Confianza (Trust) y el Eco (Echo). A través de ejemplos como El Circo del Sol, Paulo Coelho, El Celler de Can Roca, TED o la cantante británica Adéle pueden surgir reflexiones y descubrimientos para la acción.
Mi gratitud a Ana C. y Ana M., Antonio, Blas, Daniel, Felipe, Fernando L. y Fernando R., Jorge, José Luis, Mariano, Marisa, Pilar, Santiago, Soledad y Tamara.
Bien sabes que los equipos no se improvisan (si entendemos un equipo como un grupo humano que suma, que genera sinergias) y los equipos innovadores, aún menos. Da gusto aprender junto a grandes profesionales, de enorme valía, que son muy conscientes de que todavía no han alcanzado la mejor versión de sí mismos. Mi enhorabuena por ello. Lo mejor está por llegar.