Páginas vistas en total

miércoles, 3 de abril de 2013

Los 5 elementos del pensamiento efectivo


Ayer disfruté mucho en el taller (sexta sesión, primer grupo) de “El/la líder como coach” dentro del Programa de Desarrollo de Liderazgo de Fundosa-Ceosa. Nuestro anfitrión fue Juan Antonio González, Consejero Delegado de Personalia. Una empresa de unos mil profesionales, el 22% de los cuales tiene otras capacidades. Un ejemplo de calidad (por ejemplo, la Teleasistencia en la ciudad de Madrid, con una valoración entre las personas superior al 9’7 sobre 10). Un modelo de negocio basado en la excelencia (certificado por las ISOs), con un crecimiento prudente y sostenible. Me gustan los “casos prácticos” basados en nuestra realidad cercana, aquí y ahora, como el que nos ha presentado Juan Antonio respecto a Personalia.
He estado leyendo Los 5 elementos del pensamiento efectivo de Edward Burger y Michael Starbird, dos profesores universitarios de Texas. Nos ofrece un modelo para pensar mejor basado en los cinco elementos de la cultura china:
1. Tierra: fundamentar nuestro pensamiento; comprender bien las cosas.
2. Fuego: aprender de los errores para enfocar las cosas de manera distinta y productiva.
3. Aire: ser nuestro propio Sócrates (la mayéutica, las buenas preguntas).
4. Agua: seguir la fluidez de las ideas, mirando atrás y hacia delante, creando nuevas ideas a partir de las viejas.
5. La quintaesencia: practicar para implicarnos en el cambio y transformarnos.
El modelo es simple, pero muy útil (en la segunda parte de La sensación de fluidez, titulada El bosque del líder, utilizaba los cinco elementos para la configuración de un verdadero equipo a lo largo del Camino de Santiago: el fuego de los Pirineos (misión, visión y valores), el aire de Navarra y La Rioja (diversidad, creatividad), la tierra en la vieja Castilla (pisar las cosas) y la fluidez de Galicia. Un modelo muy similar, en ese caso para el coaching de equipo.
Por lo demás, las citas del libro son muy simples, y los ejemplos dan para poco. En fin.
Ayer estuve viendo el partido del FC Barcelona en París (el Barça controló la situación) y hoy he ido con Zoe al Bernabéu a ver los cuartos de Champions del Real Madrid frente al Galatasaray. Es una maravilla contar con tres equipos españoles a esta altura de la competición (ojalá estén los tres en semifinales). Es el poderío de nuestro fútbol, con permiso de alemanes, franceses, italianos y turcos (ningún otro país mantiene a tres representantes).
Mi agradecimiento a los que piensan con ideas claras, sean ejecutivos como Juan Antonio o equipos como el Barça, Málaga y Real Madrid.