Páginas vistas en total

martes, 12 de febrero de 2013

Lo límites y la importancia de ser auténtico


Comencé la semana ayer lunes asistiendo al taller-degustación de DiTowanda (de 10 a 12) junto con una docena de directivos, consultores y coaches para conocer las excelencias de esta empresa dedicada al desarrollo de la comunicación a través de técnicas teatrales. Mi profundo agradecimiento al actor y diputado Toni Cantó, a su socio Diego Martos, a la pedagoga teatral Ángela Encinar y a la coach y experta en inteligencia emocional Mar Mellado por su generosidad y sabiduría. Un cuarteto mágico. Di Towanda (http://di-towanda.com/) ofrece servicios de muy alto valor, que me han encantado. Me quedo con la frase de Ángela ayer: “¡Qué importante es ser auténtico!”.
Por la tarde, después del almuerzo con Mónica Galán (que está organizando un seminario impresionante sobre Libertad financiera con uno de los mayores expertos en Europa, Marcus di Maria el 1, 2 y 3 de marzo y que este jueves 14 ofrece un taller gratuito “Mejora tu futuro financiero. Reprográmate para el éxito” a las 19 h en la Utopic gallery, c/ Concepción Jerónima, 22), he hecho un hueco para ver una peli que me apetecía mucho (me la habían recomendado en México en diciembre): No, de Pablo Larraín, protagonizada por Gael García Bernal. La verdadera historia del plebiscito sobre Pinochet en 1988 (basada en la obra teatral de Antonio Skármeta). Una cinta IMPRESIONANTE. Intocable ganará el Óscar a la mejor película en habla no inglesa; No es la mejor cinta de habla hispana. Si puedes, no te la pierdas. Una realidad que supera a la ficción.    
En La Opinión de A Coruña reprodujeron ayer mi entrevista sobre Del Capitalismo al Talentismo: “Tener un jefe tóxico reduce más la esperanza de vida que el trabajo”. Puedes leerla en www.laopinioncoruna.es/contraportada/2013/02/11/jefe-toxico-reduce-esperanza-vida-tabaco/691673.html

He lamentado el fallecimiento del pensador Eugenio Trías Sagnier, “el filósofo del límite”. Nacido en Barcelona en 1942, profesor de Filosofía Contemporánea, publicó su autobiografía en 2003 con el título de El árbol de la vida (mucho más divertida que la película del mismo título, sin duda). Un servidor compartía con él su amor por el cine y por la música, que afloraron en sus obras Drama e identidad (1974), en la que establecía un paralelismo entre la sonata y la tragedia; El artista y la verdad (1975); Lo bello y lo siniestro (1983), Premio Nacional de Ensayo; Lógica del límite (1991) y Vértigo y pasión (1998), un ensayo sobre Vértigo de Hitchcock. En 1995 recibió el Premio Nietzsche, que es como el Nobel de filosofía.
Mis ocho (número chino de la suerte) frases favoritas de Eugenio Trías: “El pensamiento tiene que ser duro de cabeza y ligero de pies”, “El genio convierte la excepción en regla”, “La polisemia del lenguaje constituye el combustible del pensamiento”, “En esta vida hay que morir varias veces para después renacer. Y las crisis, aunque atemorizan, sirven para cancelar una época e inaugurar otra”, “El intelectual necesita la libertad como el aire mismo que respira”, “El criterio de verdad de un enunciado es siempre ampliar la capacidad de seducción”, “Se confunde a veces precisión y sopor”, “El creador, si verdaderamente lo es, debe tener algo más que capacidad analítica de diagnóstico; debe poseer coraje en relación a flagrantes transgresiones de la libertad o de la justicia”.
El filósofo del límite siempre vivirá en nosotros. Ay, los límites. Los límites que superamos mediante el autoconocimiento, mediante el teatro. Límites que Josef Ajram, day trader, depotista “Ironman” y escritor de éxito, desconoce (su libro No sé dónde está el límite, pero sí sé dónde no está ya está en 3ª edición; sin límites). Enhorabuena, Josef, por tu triunfo en momentos editoriales tan difíciles. Para este “profeta del esfuerzo”, el fracaso está en no volver a tratar de hacerlo.
Mi ídolo en esto de los límites (o, más bien, de los “ilímites”) es mi buen amigo Iago Santalla. Si quieres ver cómo se las gasta el gran Iago –y su socio y pupilo de coaching Manuel Rivero-, no te pierdas “La visualización del ilímite”: www.slideshare.net/qcoach/5-la-visualizacin-del-ilmite-iago-santalla-manuel-rivero-modo-de-compatibilidad en el XIC 2011 (allí nos conocimos). Y si quieres ir más allá, su libro El ilímite del potencial humano. Gracias, Iago, Manolo, por vuestra generosidad y vuestra sabiduría.
Y hablando de límites (y de ilímites), todo el ánimo para Fernando Vázquez Pena, nuevo entrenador del Deportivo de A Coruña. Ha sido ‘coach’ del Lalín, Racing de Ferrol, Lugo, Compostela, Celta, selección gallega… en Galicia le faltaba el Dépor. Y además, Real Oviedo, Mallorca, Betis, UD Las Palmas, Rayo Vallecano y Valladolid. 58 años, más de un cuarto de siglo como entrenador. Después de Paciencia, Experiencia.