Páginas vistas en total

jueves, 14 de febrero de 2013

ARCO: el arte y el marketing


14 de febrero, San Valentín, día de l@s enamorad@s: entre el Amor y el desapego, ¿con qué te quedas? (Antonio García Vaquerizo). No se recordará precisamente el Real Madrid – Manchester United de ida de octavos de la UEFA Champions League de anoche. Un Real Madrid indolente, estático, predecible ante unos “diablos rojos” que fácilmente pudieron ganar en el Bernabéu. Si el conjunto blanco no avanza en la Champions (lo más probable, visto el 1-1) y es eliminado por el FC Barcelona en la Copa del Rey, me temo que la suerte del entrenador portugués está echada.
Estamos en días de ARCO, la feria de arte más internacional de las celebradas en nuestro país. En El Cultural Elena Vozmediano se pregunta qué arte se vende y a quién. Este año 2013 son 68 las galerías españolas admitidas; un número algo más bajo que otros años: el stand más pequeño, de 40 m2, cuesta casi 13.000 euros (de ellos, la inclusión en el catálogo  supone 1.500 euros). Los museos han dejado de adquirir obras de arte (así son los tiempos que vivimos, en los que se degrada lo público). Tampoco esperan gran cosa de las colecciones empresariales (apenas el 20% esperan venderles algo). La gran esperanza es el coleccionista internacional (para Isabel Hurley y Travesía Cuatro, los latinoamericanos). En cuanto a los precios, para el 40% de los galeristas lo más realista es partir de entre 1.000 y 3.000 euros; para un 35%, por debajo de 1.000 euros. El máximo recomendable, entre 9.000 y 15.000 euros (malos tiempos para la lírica) para un tercio y entre 20.000 y 30.000 para otro tercio. Un 18% piensa que se puede llegar hasta los 60.000 euros. En cinco galerías pueden llegar sus obras hasta el millón de euros.
Pinturas, fotografías, esculturas… El vídeo y las obras “de performance” poseen menor demanda.
Los artistas españoles jóvenes serán los que mejor vendan y triunfarán las de base conceptual, para la mitad de los galeristas. Un 55% de ell@s considera que si las ventas no son las adecuadas tendrán serias dificultades para mantenerse en el negocio (aunque en ningún caso, su supervivencia depende de ARCO). Para cubrir gastos en esta feria, la mitad necesita vender entre 50.000 y 70.000 euros y 7 galeristas deben superar los 80.000 euros. Un 75% piensa que lo conseguirá y la cuarta parte que no. 
Dos líneas de negocio se perfilan como las más atractivas, siempre según el análisis de Elena Vozmediano. Para el mercado más local: lamentablemente, muchos artistas españoles no trabajan con galerías en el exterior, así que no hay guerra de precios posible (“una feria sin soporte de coleccionismo nacional es imposible”, Fernando Cordero). Para nuestras galerías internacionales: el éxito en la feria no es vital, porque venden a coleccionistas extranjeros todo el año y participan en otras ferias. Julián Rodríguez, de Casa sin fin, se desmarca y cree que “la única manera de competir es trazar un programa al margen de tendencias o modas. Los problemas de competencia del arte español no son sólo achacables a la deficitaria estructura del coleccionismo y el mercado, sino, muy fundamentalmente, a la precariedad teórica de muchas propuestas galerísticas”. A contracorriente.
Mi agradecimiento a Elena por un reportaje tan interesante. ARCO es un microcosmos que reproduce lo que nos está pasando.
¿Qué es arte? Para un servidor, todo aquello que conmueve (que emociona, que motiva, que moviliza). Por eso el coaching, además de ciencia y ética, tiene un alto componente artístico (debe estimular las emociones).
ARTETING: el arte del marketing. El marketing es la ciencia del posicionamiento, de poner en valor (¿acaso no llamamos Talento a “por en valor lo que un@ sabe, quiere y puede hacer?”). El arte ha de ponerse en valor constantemente. Y debe hacerse a través de la ciencia, arte y ética (desde la integridad, la coherencia) que llamamos marketing.
Necesitamos arte en nuestras vidas, y marketing en nuestro arte. Mi agradecimiento a l@s artistas y a l@s marketiner@s que nos lo proporcionan.