Páginas vistas en total

miércoles, 31 de octubre de 2012

Más impuestos, menos consumo, más exportaciones


Tres reuniones comerciales sumamente importantes, con directivos de sectores bien diversos, pero con un denominador común: la importancia estratégica del desarrollo individual y colectivo.
Un servidor recuerda de cuando estudió economía en los 80 aquello de la Curva de Laffer. Arthur Laffer (partidario de la “economía de la oferta”) explicó en su día que la relación entre tipos impositivos y recaudación fiscal sigue la forma de una U invertida: si los tipos son del 0%, la recaudación es 0; si es del 100%, también es 0 (nadie paga impuestos). A partir de un punto, “la disminución de la oferta del bien reduce hasta tal punto los ingresos fiscales que la subida del tipo impositivo no compensa la disminución de la oferta”. Es lo que se llama efecto Laffer, y en realidad no era nuevo (J. M. Keynes ya lo había proclamado).
En el número de este mes de Actualidad Económica, Miguel Ors Villarejo se pregunta ¿Por qué nos fríe a impuestos Montoro? Se refiere el periodista, claro está, a la subida del tipo máximo del IRPF al 52% (medalla de bronce en Europa, tras Suecia -56,6%- y Bélgica -53,7%-) y al “nuevo IVA”. Lorenzo Bernardo de Quirós comenta que “si subes el Impuesto de la Renta a unas familias que están hasta arriba de deudas y que tienen a varios miembros en el paro, el consumo se te cae, es de libro”. “Y si subes el Impuesto de Sociedades a unas empresas que cada vez venden menos y que no tienen acceso a la financiación, se te hunde la inversión. No hay ningún país que haya logrado reducir su déficit con un planteamiento semejante”. Y añade: “La experiencia de los últimos 30 años enseña que, en cuanto cargas la mano con los impuestos, la recesión se te agudiza”. LBQ explica que “la regla de oro es que el 70% de la consolidación recaiga en un disminución de los desembolsos del Estado”. En estos momentos, el 58% son recortes y el 42% mayores impuestos.
En el mismo artículo, José Luis Feito (CEOE) cita al economista de Harvard Alberto Alessina, que en un artículo de agosto de este año examina a 17 países de la OCDE entre 1980 y 2005: “Los planes basados en aumentos de impuestos inducen largas y profundas recesiones, mientras que los basados en aumentos de gastos se asocian con recesiones suaves y breves, en algún caso inexistentes”.
Y la desigualdad, como he comentado en este blog en diversas ocasiones. En 2005, el índice de Gini era del 31,8; en 2011, del 34. España es el país de mayor desigualdad social tras Letonia y Lituania. Muy lejos de Noruega (23), Eslovenia (23) y Suecia (24). La media europea, del 30. “La principal responsable de la desigualdad es la carrera entre la tecnología y la educación” (Lawrence Katz y Claudia Goldin, de Harvard). Es la dualidad entre talento (escaso, valioso) y simplemente trabajo. Miguel Ors concluye su espléndido artículo con el desafío de España a largo plazo: MEJORAR SU EDUCACIÓN.
“El gobierno debe pinchar de inmediato la burbuja del sector público, que pisotea la recuperación” (Juan Ramón Rallo). Evidentemente, la burbuja del sector público no se pincha deteriorando las condiciones laborales de los funcionarios (prefiero denominarlos “servidores públicos”), sino profesionalizando (que no politizando) el liderazgo de los mismos.
La subida del IVA en septiembre (llamada por algunos medios “el hachazo”) ha supuesto un crecimiento de los ingresos para el Estado de un 11,9% (casi 700 M €) y por tanto un descenso del déficit hasta el 4,39%. Pero el IPC ha subido al 3,5% (más desempleo, más inflación), por lo que de seguir así la actualización de las pensiones costaría unos 5.000 millones de euros.
Una caída del consumo del 12% (nada menos) en septiembre  y una fuga de capitales que bate un triste récord en los ocho primeros meses del año: 247.172.700.000  €. Catorce meses seguidos de salidas netas.

En el Talentismo, las cosas van de otra manera. En lugar de un “círculo vicioso” de menos empleo, menos consumo, menos inversión, menos recaudación, el “círculo virtuoso” de más (y mejor empleo), más consumo, más inversión, mayor recaudación…
¿Utópico? En absoluto. Porque hay ganadores y perdedores. El otro artículo que quiero destacar de este último número de Actualidad Económica es el de Marta García Aller: La salida de la crisis está ahí fuera. Se refiere Marta a las 25.000 empresas que se han lanzado al mercado exterior (un 27% más que en 2007). De casi 100.000 a 123.000 compañías. Las exportaciones alcanzaron los 214.500 M € en 2011. Por ello, y por el turismo, tuvo un saldo positivo en su balanza por cuenta corriente en julio. “Innovar es también mejorar la imagen de marca, motivar empleados e invertir en formación” (Federico Steinberg, UAM). Estoy plenamente de acuerdo.
Y queda mucho camino por delante. Para crear empleo (que necesita un crecimiento del PIB de al menos el 2%), las exportaciones deben crecer un 11% en términos reales. En España, las exportaciones son el 20% del PIB, muy lejos del 34% de la eurozona y el 43% de Alemania. 123.000 empresas exportadoras son el 4% de los tres millones de compañías en España. “El mayor reto es aumentar la competitividad. Si el índice de competitividad volviera a niveles precedentes a la incorporación a la zona euro, las exportaciones reales aumentarían entre el 8,4% y el 18,3% respecto a 2011” (departamento de Análisis Económico de La Caixa). ¿Y si recordamos que el 60% de la productividad depende de la Calidad Directiva y que en esta variable somos la nación 43ª del mundo?
Directivos y empresarios globales, directivos y empresarios competitivos, directivos y empresarios competentes. “Da igual el tamaño y no importa el sector. Lo mismo da que vendas trufas o que construyas rascacielos. La salida de la crisis está ahí fuera” (Marta García Aller).

Gracias, Marta y Miguel, por dos análisis tan profundos. Y mi gratitud a los responsables de las empresas que exportan. Les necesitamos, y mucho.         

martes, 30 de octubre de 2012

Profecías que se autocumplen y falacias inconscientes


¡Qué día más lluvioso en Madrid! Hemos recibido los contratos de las ediciones en coreano y en japonés de Código Mourinho. Una gran alegría que un libro sobre liderazgo escrito por dos autores españoles cruce fronteras, tanto en Occidente (portugués, italiano, inglés) como en el Lejano Oriente (coreano, japonés y tal vez pronto en chino mandarín).
En el mencionado Código Mourinho, la Dra. Leonor Gallardo y un servidor tratamos en el caso del entrenador luso el poder de las profecías que se autocumplen. En el capítulo 3. Diseña la estrategia que deseas, escribíamos lo siguiente:
Anticipar lo que va a pasar
José Mourinho se ha ganado, por encima de cualquier entrenador, la fama de anticiparse a lo que va a pasar.

Vítor Baía ha contado la historia de un Benfica-Oporto (temporada 2002-2003) que ocurrió cuando Mourinho le entrenaba: “Antes del partido, llegó a decir cuál iba a ser la alineación del Benfica y qué ocurriría cuando marcásemos primero. “Ya saben que Camacho (José Antonio Camacho, el ex jugador del Real Madrid y ex seleccionador español, que por entonces era el ‘coach’ del Benfica) siempre pone a Sokota cuando está en desventaja, por eso tenemos que adaptarnos de esta forma…” Y añadió: “en el caso de que un jugador rival sea expulsado, así es cómo vamos a hacer”. En ese partido ocurrió lo que Mourinho “había previsto”. El Oporto marcó a los 36 minutos (gol de Deco). Camacho hizo entrar a Tomo Sokota diez minutos después. Ricardo Rocha, defensa del Benfica, fue expulsado a 20 minutos del final… y el equipo de Mourinho ganó 0-1 en casa de su eterno rival. El propio José Mourinho explicaba este triunfo a los medios: www.youtube.com/watch?v=vH_7GrcEevk&feature=related. Y atribuía la victoria a que su conjunto fue más fuerte mentalmente.
Relatos como éste se suceden en el Chelsea, en el Inter o en el Real Madrid cuando Mourinho ha sido su entrenador. Didier Drogba, la estrella del Chelsea, ha comentado sobre el ‘coach’ portugués: “En el banquillo, le oía describir lo que iba a suceder de una forma casi quirúrgica. A veces esto resultaba inquietante. Parecía como si fuera capaz de ver el futuro”. 
Es como si pudiera leer con una bola de cristal lo que va a pasar. Y no sólo es sugestión de los jugadores. Massimo Moratti, presidente y dueño del Internazionale de Milán, ha comentado el caso de un encuentro de la máxima rivalidad milanesa, Inter-Milan (24 de enero de 2010). En el medio tiempo, dado que su equipo estaba ganando por la mínima (1-0 en el minuto 10), el defensa Lucio tenía una tarjeta amarilla muy rigurosa y precisamente el goleador Sneijder había sido expulsado por protestar la tarjeta de Lucio (según Moratti, el arbitraje les estaba perjudicando), bajó al vestuario porque se imaginaba que el equipo estaría especialmente nervioso. No fue así. Lo que encontró fue silencio, plena concentración y a los jugadores escuchando a Mourinho, que les decía “lo que iba a pasar en la segunda parte”: “Los del Milan se pondrán nerviosos, porque no nos van a poder hacer un gol contra 10; entonces nosotros aprovecharemos la ocasión, haremos otro gol y ganaremos 2-0”. Y así fue. El segundo gol del Inter lo marcó Goran Pandev a saque de una falta.
“Me preparaba para sustituir a Pandev. Pero en ese preciso momento surgió una falta a nuestro favor, cerca del área rival. Corrí hacia el cuarto árbitro solicitando retrasar la sustitución. Pandev siguió en el campo un minuto más, lanzó la falta e hizo gol. La falta era desde el mismo lugar que habíamos ensayado muchas veces durante la semana”, José Mourinho.
Ya en el Real Madrid, Karim Benzema explicaba en una entrevista a So Foot (9 de noviembre de 2011): “Hace grandes cosas tácticamente y apenas comete errores. Intenta cosas nuevas y genera éxito y victorias en cada club en el que está. Algunas veces, cuando estamos en el túnel, sabe si vamos a jugar bien o a recibir un gol. No sé qué clase de don tiene, es alucinante”.
“Muchas veces pensábamos que él (José Mourinho) era brujo, porque en más del 95% de las situaciones él adivinaba lo que iba a ocurrir en el terreno de juego”, Nuno Maniche, exjugador del Atl. de Madrid y del Oporto.    


    ¿Poderes adivinatorios?
    ¿Tiene José Mourinho poderes adivinatorios? Creerlo significaría no sólo pensar que el entrenador portugués está dotado de magia, sino que además el destino ya está escrito y él ha podido verlo primero. Cuentos para niños.

    "Trabajaré más, pero no puedo hacer milagros; no soy ni Merlín ni Harry Potter”, José Mourinho, que no cree en sus propios poderes de ‘mago’.

    La destreza de Mourinho como estratega es formular profecías que se autocumplen. Desde la antigüedad, se ha creído que determinadas personas (por ejemplo, la Pitia, la sacerdotisa de Apolo en el santuario de Delfos) tenían el poder de profetizar. Fue el sociólogo Robert Merton quien creó el concepto de “profecías que se autocumplen” (“self-fulfilling prophecy” en inglés) en su libro Teoría Social y Estructura Social de 1968.
Merton parte del Teorema de Thomas: “Si una situación es definida como real, será real en sus consecuencias”. Esto ocurre porque, para el cerebro humano, no hay diferencia entre lo que uno piensa y lo que sucede realmente. Robert Merton lo explicó así: “La explicación pública de una situación futura (predicción o profecía) se convierte en una parte integral de la propia situación y por tanto afecta a las consecuencias de su desarrollo. Esto es propio de los asuntos humanos, aunque no en la naturaleza, independiente de la mano del hombre. Las predicciones del regreso del cometa Halley no influyen en su órbita. Pero los rumores de insolvencia de un banco afectan a su resultado final. La profecía de un colapso guía su propio cumplimiento”.
En las ciencias humanas, muchas profecías se cumplen a sí mismas. El historiador Karl Popper lo llamó “Efecto Edipo”, por la historia de Edipo Rey: la profecía influye en el curso de los acontecimientos. Krishna, Rómulo y Remo, Las 1.001 noches. En la literatura y en el cine, desde Macbeth a Matrix y La guerra de las galaxias… los ejemplos son de lo más variado.

“Una profecía que se autocumple es una asunción o predicción que, simplemente por haberse manifestado, provoca que el evento esperado ocurra y por consiguiente confirma su propia ‘exactitud’”,Paul Watzlawick (1921-2007), experto en comunicación.
En la educación hay numerosos ejemplos de “profecías que se autocumplen”, como el “Efecto Pigmalion”: la expectativas que tiene un profesor sobre sobre sus alumn@s suele cumplirse, porque su actitud influye decisivamente sobre el comportamiento de ell@s. En Economía, con los “modelos de expectativas de la inflación”, ocurre lo mismo. Una “profecía” como el descenso del PIB del 1’5% en un país como España suele alimentar que efectivamente ocurra así a finales de 2012, por ejemplo.
Y en el deporte, por supuesto. El psicólogo Robert Bansley “descubrió” que en el hockey canadiense el 40% de los jugadores de élite han nacido en los tres primeros meses del año, cuando lo normal sería el 25%. ¿Por qué? Porque en las clases están los alumnos del mismo año, y por tanto los del primer trimestre, cuando son jóvenes, son “más fuertes” que los del último trimestre.

“Siembra un pensamiento y cosecharás un acto.
Siembra un acto y cosecharás un hábito.
Siembra un hábito y cosecharás un carácter.
Siembra un carácter y cosecharas un destino”
William Thackeray (1811-1863), novelista inglés

¿Quieres tener el “poder de la profecía”, como Mourinho? Trabaja duro, más que nadie. Prepáralo todo, a conciencia. Explica “no lo que crees que va pasar”, sino “lo que va a pasar”. Y una vez que suceda, recuerda que tú ya lo pronosticaste. Esto te conferirá un poder especial.
No debemos confundir las “profecías que se autocumplen” con las falacias inconscientes. Pongamos varios ejemplos que hoy podíamos leer en la prensa:
- Los presidentes de los gobiernos español e italiano se reunieron ayer en el palacio de La Moncloa (por cuarta vez en lo que va de año). Mariano Rajoy comentó a los periodistas que “el rescate no es imprescindible”. Más concretamente, nuestro primer ministro dijo: “Es un instrumento que está ahí, cualquier país lo puede pedir, y lo más relevante es que exista”. “Cuando crea que es bueno para los intereses generales lo pediré. Si no lo ha pedido el Gobierno es porque entiende que en este momento no es imprescindible”.
- El líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, tras la reunión de la ejecutiva de su partido federal (40 dirigentes, afines al secretario general), explicó: “Me siento unánimemente apoyado”.
- La ministra de trabajo, Fátima Báñez, explicó (después de cinco trimestres consecutivos de caída del empleo y cuando los expertos vaticinan más de un año hasta la creación neta de puestos de trabajo): “Estamos saliendo de la crisis”. “Estamos viendo ya señales esperanzadoras”.
- El presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, destacó después de la tragedia de Marikana (34 mineros muertos por disparos de la policía): “No hay ninguna crisis en Sudáfrica. Exagerar es incorrecto. Decir esto es malentender el país. Estamos en democracia y precisamente por eso la gente puede manifestar sus inquietudes. No podemos concluir que haya crisis”.
Falaz es, según el Diccionario de la Real Academia (en su segunda acepción), quien “halaga o atrae con falsas apariencias”. Desde la buena voluntad, inconscientemente, falta a la verdad quien expone una situación no tal como es, sino como le gustaría que fuera.
Cuidado con confundir las “profecías” (retos, proyectos de futuro) que pueden llegar a cumplirse con las falacias (situaciones del presente que no corresponden a la realidad) que minan la credibilidad de quien las expone. Y cuidado con evitar hablar en positivo, por aquello de “no pienses en un elefante” (el cerebro recoge “pensar” y “elefante”, pero es insensible al “no”). “No es imprescindible” o “No hay ninguna crisis” logran precisamente lo contrario de lo que pretenden.
Mi agradecimiento a los empresarios y directivos con un plan estratégico (como comentó Enrique Ulloa en la presentación de la revista KONEKTO, el 70% de nuestras pymes carecen de él) y sobre todo a los que lo implantan (solo el 50% lo hacen). Si lo comparamos con los ejecutivos de las mittelstand alemanas, que piensan globalmente, tenemos mucho que hacer.

Mi “profecía” es que vamos a mejorar considerablemente en calidad directiva (del puesto nº 43 a estar en el “top ten” en una década). Muchos nos movilizamos para que así sea.     
 

lunes, 29 de octubre de 2012

La Economía en dos tardes... o en cinco años


Jornada de inicio del Programa de Desarrollo del Liderazgo en la integración de CEOSA y FUNDOSA (Grupo ONCE). Un placer y un honor participar activamente en una “fusión” que seguro que saldrá de maravilla. Esta tarde he hablado de tres ejemplos actuales de Liderazgo: Juan Antonio Bayona y su película Lo imposible; María Belón, cuya historia del tsunami (26 de diciembre de 2004) inspiró la mencionada cinta y el premio a Iker Casillas (la bondad) y Xavi Hernández (la inteligencia) como tándem que representa lo mejor de la naturaleza humana.
He estado leyendo La economía en dos tardes, de Jordi Sevilla. He tenido la ocasión de hablar en alguna ocasión con Jordi Sevilla, economista del Estado, profesor del IE y counsellor de PricewaterhouseCoopers. Le admiro como profesional y me gusta mucho cómo escribe.
En este libro, comienza explicando aquella conversación con ZP que le ha lastrado desde finales de septiembre de 2003. Lo que podía hacer José Luis Rodríguez Zapatero en dos tardes era preparar el debate presupuestario contra el Ministro Montoro. Ni el autor ni un servidor consideran que se pueda aprender la Ciencia Económica en dos tardes (me siento muy orgulloso de ser economista y de haber tenido maestros en la Universidad Autónoma de Madrid de los 80, como David Anisi, Eduardo Bueno, Eugenio Galdón, Juan Carlos García Bermejo, Emilio Ontiveros, Ramón Tamames, José Juan Toharia y un largo etcétera.
Como dice el ex VP Pedro Solbes, el libro es útil y comprensible. “Una didáctica introducción a la política económica” (Manuel Conthe, ex presidente de la CNMV). Un texto claro, sencillo y directo, como explica el presidente de Pricewaterhouse Coopers, mi admirado Carlos Mas Ivars. Y el director adjunto de El Mundo, John Müller, añade: “Jordi Sevilla nos debía este libro. Si ZP lo hubiera leído nos habríamos evitado errores. Rajoy todavía está a tiempo de hacerlo. Pero quienes no deben dejar de leerlo son los ciudadanos”. Estoy plenamente de acuerdo.
La Economía en doce capítulos:
- El flujo circular de la renta (“La economía representa una visión especial de las relaciones sociales”). Nunca debemos olvidar que la Economía es una Ciencia Social.
- La riqueza de las naciones: Adam Smith, 1776. El Capital como “trabajo humano acumulado”. Crecer… y repartir.
- En qué se emplea la riqueza. Consumo y ahorro. El sector exterior.
- Dinero, precios e inflación. Teoría del endeudamiento. Inflación y paro.
- Intermediarios financieros: más allá de los bancos. “El dinero mueve la economía”. Tenemos un sistema financiero global, muy grande, autónomo y “no es propiamente un mercado”. Es eficiente, pero con muchos riesgos.
- El papel del Estado en la economía (uno de los asuntos peor entendidos). Los fallos del mercado y cómo corregirlos desde la intervención pública. “Los impuestos son el precio que pagamos por la sociedad civilizada” (Oliver Wendell Holmes).
- El sector exterior. “El concepto tradicional de nación parece que se está quedando para los Juegos Olímpicos, la historia y las Naciones Unidas.”
- Ciclos y crisis. Mercado y Estado. Los 7 años bíblicos de vacas gordas y otros 7 de vacas flacas. “Lo que falla es el mercado capitalista” y las soluciones del Estado. Según el FMI, 122 crisis económicas desde 1929. “Las crisis son al capitalismo tan inevitables y consustanciales como las burbujas al cava.”
- La política económica: del lado de la oferta y desde la demanda (monetaria y presupuestaria).
- La economía del euro. No fue una decisión improvisada. “Entre la aprobación del Tratado (1991) y la primera fecha prevista para inaugurar la UEM (1997) se desató una intensa crisis económica que se llevó por delante el sistema monetario europeo.” “los impulsores del euro (Kohl, Mitterrand, Felipe González) entendieron la UEM como el penúltimo paso hacia la deseada unidad política europea en torno a una Constitución y un sistema de gobierno democrático y común.” “El euro fue el precio que Alemania tuvo que pagar para que se le permitiera llevar adelante la unificación tras la caída del Muro de Berlín.” Los fallos de diseño amplificaron la crisis.
- Comercio internacional y globalización. Desde David Ricardo a la Nueva Teoría (Krugman), del GATT a la OCDE. La Globalización significa que el PIB de los países emergentes supera al de los avanzados, que la población en ciudades supera a la rural, que el futuro de África y América Latina depende más de la relación con los BRIC (especialmente, China). Stigliz piensa que la globalización se equivoca en el ritmo y la secuencia.
- Los números cuentan: el PIB, el IPC, la EPA.

La frase más importante del libro de Jordi Sevilla es para un servidor la siguiente: “el principal factor productivo en la sociedad actual es el talento humano, y de cómo lo organicemos dependerá, cada vez más, el desempeño económico de los países”.
S.M. El Rey nos anima a encarar estos momentos “con el cuchillo en la boca y una sonrisa”. Así debe ser: estudiando y aprendiendo (economía, gestión empresarial y cada uno lo que corresponda a su talento), saliendo fuera (como ha dicho hoy el abogado Javier Cremades, los expatriados pronto volverán, y más preparados), contagiando de optimismo. Este partido, conectados y desde el talentismo, LO VAMOS A GANAR.
Mi agradecimiento a las personas didácticas (como Jordi Sevilla, como Carlos Mas, como Javier Cremades) y a quienes ya llevan “el cuchillo en la boca”, yendo a por todas.

domingo, 28 de octubre de 2012

Obama, ¿un líder cansado?


Esta mañana he ido a ver Argo, la última película de Ben Affleck. Es la historia (real) de la liberación de seis rehenes estadounidenses en el Irán de Jomeini. Una exquisita reflexión (muy fidedigna, como puede verse en las imágenes al final de la cinta) sobre Hollywood como industria del engaño y sobre el peligro de los fanáticos (como los jomeinistas). Fans en un caso y en el otro.
Affleck comenzó con El indomable Will Hunting con su colega Matt Damon (los dos tenían 25 años) y ganaron el Óscar de 1997. Después encadenó varias cintas como actor (Perosguiendo a Amy, Armageddon, Algo que contar, La chica de Jersey) y pasó a la dirección: Adiós, pequeña, adiós (2007), The Town: Ciudad de ladrones (2010) y esta Argo que huele a Óscar. “Hubo un momento en el que sentí la necesidad de parar y fue cuando comencé a tomarme en serio como cineasta. Si algo aprendí de esa época fue que no hay ninguna necesidad de ser prolífico. Como actor y como director, ahora escojo con mucho cuidado todos los proyectos”, ha declarado Affleck. Argo rinde tributo al cine de los 70 (Lumet, Packula, Pollack), y “una reflexión sobre las consecuencias de las revoluciones”. Tony Méndez, un agente de la CIA, trata de sacar a seis funcionarios de la embajada USA en Teherán haciéndolos pasar por miembros del equipo de rodaje de una película de ciencia-ficción. “Hollywood está lleno de mentirosos, traidores, buscavidas… pero también es un lugar en el que hay gente muy creativa haciendo cosas maravillosas. Para triunfar allí tienes que tener una personalidad ganadora y además ser un loco, porque es un sitio muy absurdo” (el cartel medio roto de Hollywood, que fue real, lo dice todo).
A una semana de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, la prensa se hace eco del legado de Obama. Jonathan Schell (Yale) escribe que “el (Obama) de antes era juvenil, carismático, elegante y lleno de esperanza. Su porte era fresco, pero también relajado. Su oratoria impresionaba. Su sonrisa podía cautivar a miles”. Ahora su oratoria no impresiona y “la sonrisa es esporádica y reservada”. Para este ensayista y editor, la Casa Blanca le ha endurecido. No ha podido pactar con los republicanos; sí lo ha hecho con el aparato militar, las farmacéuticas, los bancos y los grandes medios de comunicación. “El Obama de 2008 no ha vuelto ni volverá. Se ha ido para siempre”.
Antonio Caño, desde Cleveland, revela que “Sin una victoria en Ohio, la reelección del demócrata es casi imposible” y que “Las dudas en torno al carácter del presidente tienen un peso muy relevante”. En El País Semanal, firma el reportaje La huella de Obama: “En su mandato, solo el asalto que acabó con Bin Laden exigió una decisión atrevida”. “Obama hace lo que puede y trata de que eso se aproxime a lo que se debe hacer”. “La decepción con Obama es atribuible a tantas razones como diversas eran las esperanzas puestas en él. En Europa, algunos de sus seguidores iniciales se sintieron decepcionados por motivos completamente opuestos a la decepción surgida entre algunos norteamericanos. Mientras unos le reprochaban no haber sido suficientemente de izquierdas, otros le criticaban por haberlo sido demasiado”. Charles Kessler, un intelectual conservador, acaba de publicar Yo soy el cambio, en el que sitúa a Obama en la tradición de Marx y Engels. Para él, es “la última encarnación del porfeta-estadista visionario, que se ve a sí mismo embarcado en una lucha épica: la suecialización de Estados Unidos”.
“¿Por qué Barack Obama no puede ganar por goleada a un competidor tan débil, incierto y hasta ambiguo como Mitt Romeny?”, se pregunta Michele Boldrin. “La respuesta es sencilla: porque Obama no mantuvo prácticamente ninguna de sus promesas electorales en el campo económico”. Más concretamente, “prometió reformar y sanear el sistema financiero y no hizo ninguna de las dos cosas”. La reforma añade burocracia, mantiene el poder de los grandes bancos y da gran poder a la Reserva Federal (no reforma nada), que sigue beneficiando a las entidades y no a los ciudadanos. “Prometió subir los impuestos a los ‘ricos’ para redistribuir renta a los más pobres y no hizo ni una cosa ni otra”. La desigualdad (como antesala de la ruina, Santos Juliá dixit) sigue al alza. “Obama no es el culpable de la disparidad social, pero sí el responsable de haberse comprometido a acabar con ella sin tener la más mínima idea de cómo hacerlo”. “Prometió reformar el sistema sanitario abaratando las prestaciones, pero siguen subiendo incluso a un ritmo mayor que hace unos años”. Y también ha fracasado con la políticas “keynesianas” que tanto apoyó entre 2008 y 2010. Promesas vacías.
Ya nos lo enseñó Michael Porter: quedarse a medio camino es la estrategia suicida. Lo menos pragmático del pragmatismo.
En España, Juan Ramón Rallo presentó Una alternativa liberal para salir de la crisis. ¿La receta? Tres medidas fundamentales: austeridad del sector público (pero de verdad), liberalización del sector privado y no socialización de las pérdidas de la banca. “Que el Estado se retire a un lado para dejar paso a empresas y familias”. Es lo que también pide Actualidad Económica: “El ministro de Hacienda ha elegido la vía equivocada para corregir el déficit público. En lugar de incidir en el ajuste del gasto, recortando el Estado del Bienestar, privatizando o cerrando empresas y reduciendo el volumen de empleo público ha aumentado los impuestos hasta extremos confiscatorios, convirtiendo el país en un territorio hostil para el ahorro y la inversión.” Miguel Ors se pregunta ¿Por qué nos fríe a impuestos Montoro?
A medio camino (entre los liberales de verdad y los keynesianos à la Krugman). El Bank of America ha mandado esta nota a sus clientes: “España no cumplirá el objetivo de déficit este año y el gobierno no ha tomado medidas suficientes medidas para cumplir en 2013 y 2014. Esto implica que España estará sometida a estrictas condiciones al pedir el rescate. Esta condicionalidad podría incluir una reforma constitucional y un cambio radical en la Administración pública. Creemos que el gobierno apenas tiene margen para seguir haciendo el ajuste con pequeños recortes en numerosos capítulos presupuestarios. Se necesita una reforma ambiciosa y el Gobierno puede ser reacio a emprenderla si no le empuja la Troika (UE, BCE, FMI)”.
“Los que se pasan la vida haciendo las revoluciones a medias, no hacen sino cavar sus propias tumbas” (Louis de Saint-Just, revolucionario francés que nació en 1767 y murió a los 27 años).
Mi gratitud hacia los valientes de veras, que saben a dónde van y pisan el acelerador para lograrlo. “Si todo parece bajo control, es que no vas suficientemente rápido” (Mario Andretti, mítico piloto de carreras considerado “el conductor del siglo”; nacido en 1940, sigue vivo y retirado a los 72).  

sábado, 27 de octubre de 2012

La simplicidad, clave del éxito de "Lo imposible"


Mañana de desayuno en el Starbucks de Ortega y Gasset, junto a Deusto Business School en Madrid, de visitar con Zoe la impresionante tienda de Abercrombie & Fitch en la plaza del Marqués de Salamanca, comprar el disfraz de Halloween de mi hija en Los caprichos de Goya y varios libros en El Corte Inglés. Cada una de esas tiendas posee identidad propia, lo que puede apreciarse, más que en el diseño del establecimiento, en el estilo de sus profesionales. Cuestión de Liderazgo.
Hablando de Liderazgo, he adquirido el libro Lo imposible. El libro de la película de Desirée de Fez, sobre la cinta de J. A. Bayona que ya han visto más de tres millones de espectadores en nuestro país. Se trata de una obra voluminosa, con unas fotos magníficas, que incluye el guión de Sergio G. Sánchez (¡qué bien dibuja “Jota” el story-board!) y el argumento original de María Belón, que sufrió el tsunami con su familia en 2004.
En el prólogo, J. A. Bayona nos lo deja claro: “Hay un momento en el relato de María al que me aferré desde el principio del proyecto. Tras el tsunami, María huyó de la costa con su hijo mayor. Estaban solos, y ella se estaba desangrando. Como tenía estudios de medicina, era consciente de que apenas le quedaban unas horas de vida. De repente, un niño pidió auxilio desde la distancia y María decidió ir a auxiliarle antes que buscar ayuda para ellos mismos. En ese momento esa madre sabía que tenía que escoger entre la última cosa que haría en su vida, y eligió mostrarle a su hijo un gesto de amor y de generosidad (…) Mi deseo era que “Lo imposible” hablara de cosas que nos trascienden, del amor, la generosidad, la cultura, la educación… Esos valores que nos definen como personas, por los que lucharon nuestros padres y que nosotros tenemos nuestros padres y que nosotros tenemos que intentar con todas nuestras fuerzas legar a nuestros hijos. Porque solo de esa manera podremos estar a la altura en la más inadmisible de las situaciones. Porque no tiene sentido sobrevivir su no valemos nada como seres humanos.”
Se cierne un tsunami sobre el capitalismo. Algunos, ante esta adversidad, muestran lo peor de sí mismos. Otros, los admirables, asumen su dignidad como María Belón y se muestran en plenitud, arrojando luz sobre la oscuridad.
“¿Cómo hacemos frente a nuestro tsunami?” es, simplemente, la pregunta que esta película quiere que nos hagamos. ¿Desde la solidaridad, desde el amor, desde la entrega, o desde el egoísmo? “La vida no tiene sentido, y al relatarla intentamos dársela” (Sergio Sánchez, guionista). “El verdadero sentido de sobrevivir es encontrar, pues la vida tiene sentido a través del otro. Somos a partir de nuestro encuentro con alguien” (María Belón, superviviente del tsunami del 26 de diciembre de 2004).
En este libro, Ben Perkins, el coach de Tom Holland, Samuel Joslin y Oaklee Pendergast (los hijos), cuenta: “Tom tiene un instinto como actor, una profundidad emocional y una audacia envidiables. Trabajar con él en la búsqueda y el descubrimiento de sentimientos profundos sobre cosas que no había vivido fue realmente inspirador. Es muy talentoso a èsar de su juventud e increíblemente profesional, y contagia su energía a todo el que esté a su lado”.
Un libro maravilloso de 334 páginas que dota de todo el sentido a la película. Para quienes amamos el séptimo arte, un complemento imprescindible.
En Fotogramas del próximo mes de noviembre, ¿Quién dijo IMPOSIBLE? Las 20 claves de un fenómeno: Unos números para desmayarse (el gran triunfo del cine español), Como una ola (Félix Bergés, diseñador de los efectos visuales, y Pau Costa, de los efectos especiales, tardaron un año en preparar la escena del tsunami en la Ciudad de la Luz de Alicante. Bayona se negó a usar efectos digitales), Una historia real, 30 Millones (de euros, de presupuesto) que parecen 100, Escribr el guión, ¡Esos Apaches! (Apaches Entertainment, la productora de Belén Atienza y Enrique López Lavigne), Estrellas que se mojan (Naomi Watts, Ewan McGregor), Cariño, he mojado a los niños (Tom Holland, Oaklee Pendergast, Samuel Joslin), Otras caras del drama (Marta Etura, Geraldine Chaplin), Dirigir a niños (brillantemente, como hizo en El Orfanato), Factoría ESCAC (Óscar Faura, director de fotografía; Elena Ruiz y Bernat Vilaplana, montaje; Oriol Tarragó, diseñador de sonido), Las cicatrices del desastre (Eugenio Caballero, director de arte; Alessandro Bertolazzi, Montse Ribé y David Martí, maquilladores), Oír el silencio (Oriol Tarragó), Una ‘experiencia’ de rodaje (“El rodaje de Lo Imposible es de los que marcan a un equipo”), Promoción y distribución (el despliegue sin precedentes de Telecinco: “un campañón”, en palabras de Paolo Vasile; Warner programó y distribuyó 638 copias), Maestro Spielberg  (Bayona comparte su afectiva y efectiva sensibilidad), La crítica aplaude (The Hollywood Reporter, Variety, The Guardian), Festivaleando (en Toronto, San Sebastián, Sitges), Camino del Óscar (su estreno en EE UU es el 21 de diciembre), Leer es posible (el mencionado libro de Desirée de Fez, crítica de Fotogramas).
20 claves que se resumen en un concepto (la Generosidad ante la Adversidad, que es la Dignidad humana y la Felicidad) y Talento (en el director como líder y en todo el equipo). Talento de España para el Mundo.
He estado leyendo también Increíblemente simple. La obsesión que ha llevado a Apple al éxito, de Ken Segall, creador de la campaña “Think different” (piensa diferente). Un libro enorme, que nos anima a pensar brutalmente, en pequeño, en mínimo, en movimiento, en iconos, en frasal (la importancia de las palabras), informalmente, con humanidad, con escepticismo, con beligerancia. Todo ello hace que pensemos diferente. www.planetadelibros.com/increiblemente-simple-libro-67302.html
Es el mejor libro que he leído sobre Apple y las razones de su éxito (que tiene que ver con el diseño y con el marketing, y no con el “liderazgo” de Steve Jobs, seamos sinceros). Es una biblia del neuromarketing en términos prácticos. Imprescindible.
“La simplicidad es la suprema sofisticación”, escribió Leonardo da Vinci. Y para simplicidad, la pregunta que hoy se hace mi admirada Montse Mateos en Expansión ¿Sirve para algo el coaching? Sinceramente, si a estas alturas del partido como ejecutivo te lo cuestionas, es que estás fuera del mercado. El talento que no es de superación (y por tanto, necesita un/a coach), que no se aprecia, se deprecia. ¿Te imaginas al campeón del mundo de triatlón y medalla olímpica, el ferrolano Javier Gómez Noya, preguntándose si necesita un entrenador?
Montse Mateos recoge un informe de Odgers Berndtson, que ha preguntado a 200 CEOs, DG y DRHs de empresas españolas sobre el coaching. El 92% afirma que “lo ha tenido o lo hará en el futuro”. Cómo es la mentalidad española: capaz de la grandeza (el encuentro con América hace 500 años, la transición democrática, Lo imposible) y la picaresca (El Lazarillo, la amenaza separatista de Artur Mas o responder así a lo del coaching). En el mismo diario, Tino Fernández analiza al ‘coach’ Toni Nadal: “Tengo la suerte de entrenar a un chico normal que sabe que lo único que hace es jugar bien al tenis”. Simplemente.
Mi gratitud a quienes, generosamente, hacen grandes cosas en el arte, en la cultura, en la empresa. Y mi indiferencia a los pícaros de cualquier actividad.

viernes, 26 de octubre de 2012

Príncipes de Asturias de la Generosidad


Excelente noticia la de ayer: La Fundación Amancio Ortega y Cáritas firmaron un convenio de colaboración para el Programa de Atención Básica, que se desarrollará hasta finales de 2013, según informó la ONG católica (no la de Ortega).
Cáritas prestó asistencia a 1.800.000 personas en España en 2011 (200.000 más que en el año anterior), y a más de cuatro millones y medio en terceros países a través de los proyectos de cooperación.
Según la Memoria 2011 presentada esta semana por Cáritas, siete de cada diez euros que recauda procede de donantes privados, que aumentaron su contribución solidaria en un 3,48 por ciento en 2011 respecto al año anterior.
Para el director de gestión de Cáritas, José Luis Pérez Larios, la cantidad aportada por la Fundación Amancio Ortega "es muy importante" y se destinará a "fortalecer la acción" que realiza la organización con la población vulnerable.
Cáritas España invirtió el pasado año 250.697.475 euros en distintos programas sociales (como acogida, empleo, vivienda, inmigración), un 1,28 por ciento más que en 2010 (3,16 millones). De ellos, 166 millones los aportaron donantes privados (el 66,3 %): 136 millones de aportaciones particulares, 24,4 millones de empresas y 5,7 millones de legados solidarios, a los que hay que sumar las cantidades que los particulares destinan en la declaración de la renta a través de la casilla de fines sociales. Los voluntarios  de Cáritas son 64.251 personas.
Tenemos que agradecer a la Fundación Ortega esta donación. ¿Como hacerlo? Bien aportando lo que podamos a Cáritas (cada uno, en función de sus posibilidades), bien –si la economía personal no lo permite- yendo a una de sus tiendas de D. Amancio y dando las gracias a los profesionales de Inditex. Así, espontáneamente. Lo merecen, porque de su esfuerzo y del beneficio de los accionistas del grupo procede esta iniciativa.
También es un gran ejemplo de Generosidad (la cualidad más importante en el Talentismo) el de Fernando Alonso en India. Embajador de UNICEF, el piloto asturiano estuvo ayer con los niños de una escuela de primaria de Tugarpur (estado de Uttar Pradesh, al sudeste de Delhi) para promover el lavado de manos con agua y jabón. En la India, cada año más de 1.000 niños mueren por enfermedades diarreicas provocadas por falta de agua potable e higiene básica. En ese país solo el 53% de las personas se lava las manos después de ir al servicio. En el Día Mundial del Lavado de Manos, niños de 1.300.000 colegios participan en ese programa educativo.
Hoy se celebra la Gala de los premios Príncipe de Asturias. El premio del Deporte, a Iker Casillas y Xavi Hernández. Ayer en Marca tuve el honor de publicar una página sobre ambos. Es la siguiente:
Iker, la bondad
“¿Por qué se llama Iker un chaval de Móstoles?”, se han preguntado muchos aficionados desde que Casillas llegara al primer equipo del Real Madrid. Su familia procede de un pueblo de Ávila y, antes de que naciera, sus padres habían vivido en Bilbao. El nombre les gustó (otra prueba de su querencia por los nombres vascos es que su hermano pequeño se llama Unai) y, ya desde su nacimiento, Iker Casillas es un ejemplo de diversidad en nuestra selección española y de tolerancia con todos.
Considerado el mejor portero del mundo durante los últimos cinco años (San Iker para los forofos merengues y de La Roja), Casillas era un niño gordito y muy travieso apasionado por el fútbol. Consiguió adelgazar y comenzó a jugar con los prebenjamines del Real Madrid con 9 años. Por tanto, lleva más de dos décadas en el equipo blanco. Un tipo natural (“yo no soy galáctico, yo soy de Móstoles”), cuya comida favorita son los huevos fritos con chorizo que le prepara su madre.
Comenzó en la selección absoluta hace 12 años y, como no se lesiona prácticamente nunca (y tiene unos reflejos prodigiosos que le convierten en una garantía), posee el récord de internacionalidades, con 142. También ostenta en la actualidad la marca de imbatibilidad en 818 minutos sin recibir un gol. Un seguro bajo los palos.
Pero lo más admirable de nuestro querido Iker va más allá de sus capacidades (su sangre fría en los lanzamientos de penaltis, decisiva en el Mundial 2010 y las Eurocopas de 2008 y 2012; sus felinos reflejos; su visión anticipada de las jugadas; su concentración en el uno contra uno), porque está en su bondad. Iker Casillas es, como diría el poeta Antonio Machado, “bueno, en el buen sentido de la palabra, bueno”. Unamuno decía de Machado que era “limpio de alma”, y lo mismo podemos decir del capitán del Real Madrid y de La Roja. Una personas con el alma al aire, en paz consigo mismo y con los demás; un ejemplo de conducta. Una persona sencilla, sanamente autocrítica, realmente solidaria y que está como debe de estar cuando hay que estar.
El gran Iker no “llora” por las decisiones arbitrales; sabe ganar, sabe perder y trata de mejorar cada día. Como ha dicho en alguna ocasión: “Caer está permitido, levantarse es obligatorio”.
Casillas se ha ganado por mérito propio el título de capitán en su club y en la selección por sus cualidades de liderazgo: porque hace equipo, porque ilusiona, porque focaliza los esfuerzos y porque desde la portería, marca la letra, la partitura (Xavi, su tándem en el mediocampo, apunta la música, el ritmo).
Él mismo se ha confesado “madridista al máximo, blanco a muerte”, como Xavi culé hasta el tuétano. Eso no impide que sean grandes amigos, porque comparten principios. Si Casillas no se hubiera dedicado al fútbol, habría sido policía (Xavi habría estudiado INEF). Amigos en La Roja, rivales en la Liga. Referentes para todos nosotros. Esto es deporte: la actividad en la que nuestro país muestra su mejor cara, gracias a profesionales enormemente competitivos que nunca jamás renuncian a sus valores.

Xavi, la inteligencia
Comentaba en su día con Santiago Zannou, el director de El alma de La Roja (la película sobre el centenario de la RFEF) que pocos futbolistas son tan inteligentes como Xavi Hernández. La concesión a Xavi y a Iker del Premio Príncipe de Asturias del Deporte nos invita a reflexionar en qué consiste su inteligencia y cómo podemos aplicar su talento a cada uno de nosotros.
Inteligencia proviene de dos palabras latinas”: “inter” + “legere”. Saber escoger. Las personas más inteligentes no son necesariamente las que atesoran mejores conocimientos (esas son las eruditas), sino las que toman mejores decisiones. Xavi Hernández Creus, a sus 32 años, ha elegido muy bien. Eligió bien al dedicar su vida al fútbol, su pasión; eligió bien, primero en el Sabadell, y después en el FC Barcelona, en cuyo primer equipo juega desde los 18 (no fue fácil suceder en el campo al mismísimo Pep Guardiola). Eligió bien aguantando el tipo cuando Rijkaard no confió en su talento. Y elige bien como segundo capitán, formando tándem con Carles Puyol en la capitanía del Barça. Ha elegido bien en la selección española. Elige bien en las ruedas de prensa (por ejemplo, ha dicho: “el que se compara con Messi, queda retratado). Y, sobre todo, toma las mejores decisiones en el campo. Como ha dicho Del Bosque en más de una ocasión, es muy difícil, si no imposible, que Xavi no juegue bien.
Cuando Xavi elige, opta por la concordia y no pierde la cabeza en los duelos (apasionados y vistosos) entre el FC Barcelona y el Real Madrid. Reconoce que fue precisamente un gol que le marcó al eterno rival (1-2 en 2004) el que supuso un cambio de ciclo para el equipo y para él. Aquella Liga la ganó el Valencia, pero supuso un punto de inflexión entre blancos y azulgranas.
Con Iker Casillas en La Roja, es la demostración práctica de que el tándem, formado por dos personas, es la unidad mínima de Liderazgo. Los “llaneros solitarios” cabalgan durante poco tiempo; los tándem son los ganadores. Xavi e Iker, Iker y Xavi, llevan juntos representándonos desde las categorías inferiores de nuestra selección. Juntos consiguieron el Mundial de Nigeria sub20 en 1999. Luis Aragonés le dio la “manija” del centro del campo y juntos ganaron la Eurocopa de 2008 (nunca olvidaremos que el pase a Torres para el gol de la final fue, precisamente, de Xavi). Del Bosque mantuvo el modelo y juntos se han hecho con el Mundial 2010 y la Eurocopa 2012. El tándem nuclear de un Equipo de leyenda.
Tenemos Xavi para rato como jugador. Sin embargo, cuando deje de serlo, estoy convencido de que será un gran entrenador (ya sucedió a Guardiola en el campo, ¿por qué no hacerlo como coach?). Su inteligencia debe estar en el fútbol para siempre.  
Sobre el propio Xavi, me quedo con aquella frase de Míchel, el entrenador del Sevilla y gran jugador del Real Madrid: “Xavi es el más grande porque es el más modesto”. La humildad –en este caso, de Xavi, el futbolista de Tarrasa que más títulos ha ganado con su club- como prueba suprema de inteligencia.

El tándem, la unidad mínima del éxito. Mi agradecimiento a Amancio Ortega Gaona, a Fernando Alonso, a Iker Casillas y a Xavi Hernández. Todos ellos, príncipes de la generosidad.

jueves, 25 de octubre de 2012

¿Es España la cigarra y Alemania la hormiga?


Un día precioso en Alicante, donde he estado trabajando hoy. Gracias, Paco, por ese arroz con pollo, conejo y garbanzos en Casa Filo, que es inmejorable.
“El futuro económico de nuestro país es el de la cigarra, que habiéndose corrido una fiesta espectacular tiene que desarrollar los hábitos pacientes de la hormiga para devolver lo prestado”, escribía hoy Tano Santos, catedrático de finanzas de la Business School de la Universidad de Columbia (Nueva York), en su artículo La España atrapada. El Dr. Santos nos recuerda que la Posición de Inversión Internacional Neta (saldo de activos de los nacionales en el exterior menos los activos de los no residentes en nuestro país) es de -960.000 M €, casi el equivalente al PIB español. Una cifra constante en los últimos tres años. Nuestra deuda externa es prácticamente de 1’8 billones de euros, de las que 237.000 M corresponden a las administraciones públicas (la parte del león es la deuda bancaria). Lo que ha cambiado no es el volumen de endeudamiento, sino la naturaleza del acreedor: de los privados al BCE y MEDE. “Dados estos razonamientos, ¿cuál es nuestro futuro?”, se pregunta Tano Santos. Y añade: “No ha de esperarse mucho. Refinanciados y atados en corto, España va a pagarlo todo, hasta el último centavo. Europa no quiere más experimentos, por ahora, con restructuración de deudas y ahora que nuestro país está refinanciado “oficialmente” se va a intentar que lo pague todo, como se hizo inicialmente con Grecia también, dicho sea de paso. Nada es probable que ocurra hasta que nuestro endeudamiento exterior disminuya, y se produzca la repatriación del riesgo español que evite que España contamine al resto de la eurozona, y esto requiere que nuestro país produzca sostenidos superávits en su cuenta corriente. Como España jamás ha sido, a pesar de la existencia de un saludable sector exportador, un “tigre mediterráneo” y las perspectivas de crecimiento internacional tampoco son muy halagüeñas, no es probable que esto se traduzca en una disminución notable del desempleo. El futuro económico de nuestro país es por tanto el de la cigarra que habiéndose corrido una fiesta espectacular tiene que desarrollar los hábitos pacientes de la hormiga para devolver lo prestado. ¿Funcionará? La senda por la que vamos a caminar es estrechísima y cualquier contratiempo, ya sea político o económico, puede resultar en descarrilamientos: los riesgos son altos.”
Me parece que ni en España todo son cigarras (hay ganadores y perdedores) ni en Alemania todo son hormigas. Baste analizar algunos de los ejemplos empresariales que presentamos en el primer número de la revista Konekto: Comess Group (Lizarrán, Cantina Mariachi), Makro, Kinépolis, Merck, Evo, R, Nortempo, Altia, Martin Códax, Castrosúa… O una empresa como Energy Sistem, que desde Benidorm está creciendo a más del 30% anual, exportando sus innovadores productos a todo el mundo.
El mismo periódico donde podíamos leer el artículo del Dr. Tano Santos llevaba hoy en la contraportada una entrevista con Belén Frau, que desde septiembre del año pasado dirige Ikea en España, empresa que cuenta con el 40% de su sector. Belén es premio FEDEPE 2012 (mi recuerdo y admiración para Gonzalo Antoñanzas, su director general adjunto, con quien compartí presentación en los premios CRF a las mejores empresas para trabajar). Su visión es clara: ““Crear un mejor día a día para los empleados, proveedores y clientes”. Belén Frau, nacida en Bilbao hace 38 años, es ex Arthur Andersen como un servidor. Belén reconoce que forma parte de un “dream team” en el que están Patricia Abril (McDonald’s), Ana María Llopis (Día) y Carina Spilzka (ING Direct). ¡Qué orgulloso me siento de haber trabajado, en diferentes momentos, con todas ellas! Excelentes ejemplos de talento femenino en acción. Belén también “ficharía” es ese equipo a Esperanza Aguirre: “Me encanta. Es una tía cañón, independientemente de sus ideas políticas. Tiene muchísima fuerza, es una mujer carismática y lucha por lo que cree.”
Frau, Abril, Llopis, Spilzka, Aguirre. Hormigas en el Talentismo. Sólo directivas así, puro talento, auténtico liderazgo pueden cambiar las cosas en positivo. Mi gratitud hacia ellas.

Los del The Wall Street Journal comentan en portada que el éxito de Mercadona (6.500 nuevos empleos en el último año) está basado "en una receta alemana": condiciones laborales flexibles, programas intensivos de formación y retribución ligada a la productividad. Francamente, no sé por qué los germanos tienen la patente de la hormiguez (y algunos yanquis desprecian tanto nuestro talento). 

Por cierto, puedes leer las entradas de este blog en la web de Konekto Mundo Empresa (http://konektoempresas.com/), en wordpress, con fotos y todo.  

miércoles, 24 de octubre de 2012

Capital Psicológico


Jornada entre Madrid y Alicante. Por la mañana, con el director de formación y desarrollo de una de las principales compañías de nuestro país, tanto en tamaño como en profesionalidad. Por la tarde, tren hacia Alicante, donde he quedado con mi compañero de coaching y amigo Paco Carreras y donde mañana trabajaré con una empresa de la provincia especialmente innovadora.
La semana pasada tuve el honor de conocer, con motivo de la III Conferencia Internacional de la Felicidad en el Trabajo, a la Dra. Carolyn M. Youssef. De nacionalidad egipcia (ella y su esposo proceden de El Cairo), Carolyn lleva 11 años trabajando en la Bellevue University (Nebraska) con el gran Fred Luthans. El miércoles previo al Congreso tuvimos la oportunidad de conocernos, gracias a los organizadores del mismo (Belén, Santi, Emilio, Pablo, Ana, Javier, Sandra); el jueves disfruté y mucho de su conferencia sobre Capital Psicológico. Después compartimos una “charla con los autores” en la que me maravilló su enfoque certero, basado en investigaciones cientoficas, a diferencia de las ocurrencias poco comprobadas de muchos libros de autoayuda.
Capital Psicológico (Psychological Capital. Developing the Human Competitive Edge) se llama precisamente el libro que han co-escrito Fred Luthans, Carolyn M. Youssef y Bruce J. Avolio (Oxford University Press, 2007). Un texto científico, del máximo rigor, que se ha convertido en el libro de cabecera del POB (siglas en inglés del Comportamiento Organizativo Positivo), porque combina un modelo teórico, evidencias empíricas y aplicaciones prácticas en esta materia. En el prefacio, los autores señalan que “partiendo del capital humano y el capital social como punto de inicio, proponemos que es precisamente lo que llamamos Capital Psicológico (o, simplemente, PsyCap) puede invertirse y desarrollarse para lograr ventajas competitivas sostenibles a través de las personas”.
El nuevo enfoque de Luthans y Youssef parte de que la “guerra por el talento” se gana “invirtiendo, apalancando, desarrollando y gestionando el capital psicológico (PsyCap)”. Un servidor ha recalcado en múltiples ocasiones que las organizaciones, por término medio, no aprovechan ni el 10% de su talento disponible.
El PsyCap va más allá de “lo que sabes” (Capital Humano) y “a quién conoces” (Capital Social) y resulta de la combinación de cuatro poderosos conceptos: la Auto-eficacia, la Esperanza, el Optimismo y la Resiliencia.
La Auto-eficacia parte de Albert Bandura (desde 1997) y se define como “la convicción y confianza de un individuo en sus capacidades para movilizar la motivación, recursos cognitivos y cursos de acción para ejecutar con éxito una tarea específica en un contexto determinado”. Es la creencia personal en que tendremos éxito.
La esperanza (Hope, no como virtud cristiana sino como expectativa de cumplimiento) parte de C. Rick Snyder (2000) y se define como “un estado de motivación positivo que se basa en un sentido de agencia (energía dirigida a un objetivo) y pautas (planificación para alcanzar los objetivos) apropiados”.
El optimismo, a partir de Martin Seligman (1998), se entiende como un estilo de interpretación de la realidad, que explica lo positivo como propio, permanente e influido y lo negativo como externo, provisional y específico de una situación”.
La resiliencia es “la capacidad desarrollable de superar las adversidades, conflictos y errores, e incluso los eventos positivos, con una responsabilidad creciente”.
Respecto a la Auto-eficacia, la PsyCap ha descubierto cinco hallazgos: es específica de unas áreas y no de otras (las personas no mantenemos la misma confianza en todos los ámbitos), está basada en la práctica (maestría), siempre se puede mejorar, está influida por los demás y es variable. Las personas con alta auto-eficacia se marcan metas ambiciosas, aceptan los retos, se automotivan, invierten los esfuerzos necesarios para alcanzar lo que se proponen y persisten cuando se encuentran obstáculos. ¿Cómo se desarrolla la auto-eficacia? A través del ejemplo, del refuerzo positivo, de las experiencias de éxito, de contar con un clima positivo. La auto-eficacia puede ser colectiva en una organización con confianza (es una responsabilidad de l@s líderes).
La Esperanza (Hope) es “the will and the way” (la voluntad y el camino, siguiendo el dicho “when there is a will, there is a way”, cuando hay voluntad se encuentra el camino). Está documentada la correlación entre esperanza y rendimiento, entre esperanza y rentabilidad de la empresa. Y se desarrolla a través del establecimiento de objetivos, el “pensamiento esperanzado”, el “paso a paso” (stepping), el compromiso, los sistemas de recompensa, los recursos, el alineamiento estratégico y la formación. Los profesionales con Esperanza tienden a ser pensadores independientes; sus líderes marcan la pauta. Las organizaciones esperanzadas se nutren de una cultura de alto rendimiento.
Optimismo realista y flexible (otras veces lo hemos llamado “optimismo inteligente” u “optimismo responsable”). Como estilo explicativo de la realidad, se  mide, se analiza, se desarrolla. Necesitamos empleados sanamente optimistas, porque toman mejores decisiones, rinden más y mejor y son más felices. Y por supuesto necesitamos líderes optimistas, con autoconfianza y humildad para seguir desarrollándose. Las organizaciones optimistas son las ganadoras.
Resiliencia, con las aportaciones de Ann Masten (2001), para aguantar en los momentos difíciles. Respecto a la adversidad, los valores son esenciales. Para desarrollar la asertividad, Masten y Reed nos proponen tres vías: las estrategias centradas en los activos (capital humano, social y psicológico), en el riesgo (anticiparlos, concretarlos) y en los procesos (sistemas adaptativos: autoconfianza, serenidad). El liderazgo impacta especialmente en el desarrollo de la resiliencia de los colaboradores. La resiliencia organizativa (Hamel y Välikangas, 2003) se define como “la capacidad de reinventar estrategias y modelos de negocio de forma dinámica en respuesta al cambio inevitable”.
¿Hay otras fortalezas cognitivas (creatividad, sabiduría) o afectivas (bienestar, fluidez, buen humor) que encajan en el PsyCap? Sin duda. Todos esos constructos positivos están asentados en la teoría, son relativamente fijos (rasgos de personalidad) y a la vez maleables, medibles (los autores tienen dudas respecto a los cognitivos), relacionados con el rendimiento laboral y otros efectos positivos. En concreto, Luthans, Youssef y Avolio reconocen que la fluidez (flow) está íntimamente relacionado con la felicidad y las experiencias óptimas. Csikszentmihalyi, en 2003, escribió que “resulta útil pensar en el disfrute como el equivalente psicológico del capital y en el placer como en el equivalente del consumo”.
También las fortalezas sociales (Gratitud, Perdón, Inteligencia emocional, Espiritualidad) y de orden superior (Autenticidad, Valentía) encajan en el PsyCap.
¿Cómo se mide el PsyCap? El libro incluye en su apéndice un cuestionario, el PCQ, con 24 sentencias y 6 opciones (del 1=totalmente en desacuerdo, al 6=totalmente de acuerdo). ¿Y cómo se desarrolla el PsyCap? A través de intervenciones en 8 dimensiones (objetivos y diseño de pautas, anticipación de obstáculos, construcción de autoeficacia, desarrollo de expectativas positivas, modelización, persuasión, activos y evitación de riesgos, influir en los demás) que afectan, dos a dos, en la Auto-eficacia, la Esperanza, el Optimismo y la Resiliencia.
Gran libro. Excelentemente documentado, con todas las referencias y un modelo poderoso. A los cuatro jinetes del Apocalipsis (la victoria, la guerra, el hambre y la muerte) podemos oponer los cuatro jinetes del Capital Psicológico (el caballo de la Auto-eficacia, montado por Albert Bandura; el de la Esperanza, montado por Ryck Snyder; el del Optimismo, montado por Martin Seligman y el de la Resiliencia, montado por Ann Masten). Y dirigiendo esta orquesta ecuestre del PsyCap, la Dra. Carolyn Youssef junto a su maestro Fred Luthans y su colega Bruce Avolio.

Mi agradecimiento a los autores, a Santi Vázquez por presentarme intelectualmente su trabajo (que desconocía) y a l@s organizador@s de la III Conferencia Internacional de la Felicidad en el trabajo, con la presidenta de AEDIPE Galicia, Belén Varela, a la cabeza, por acercarnos a una investigadora de talla mundial.