Páginas vistas en total

martes, 31 de julio de 2012

Reivindicación del Quijote


31 de julio, San Ignacio de Loyola (1491-1556). Felicidades a todos los “Nachos”.
Sin duda, Ignacio de Loyola es uno de los grandes personajes de la historia, un hombre práctico del Renacimiento. En mi libro En un lugar del talento me hacía eco de las investigaciones del extremeño Federico Ortés (publicadas en abril de 2002 en El triunfo de Don Quijote. Cervantes y la Compañía de Jesús: un lenguaje cifrado, de 689 páginas), que demostraba que la vida de Loyola y el relato del Caballero de la Triste Figura son prácticamente idénticos. Ha sido históricamente la tesis defendida por Voltaire, Unamuno, Mayans, Cejador, Cautelar y Ripio, Bowle, Villaegas, Marco Corralini y numerosos jesuitas.
En la Vida del P. Ignacio de Loyola, escrita por el jesuita Pedro Ribadeneyra y publicada en 1583, se cuenta que San Ignacio era muy aficionado a los libros de caballerías, y que tras ser herido por los franceses leyó muchas vidas de santos, se cambió de nombre, renunció a su herencia, veló armas en el Monasterio de Montserrat y se hizo Caballero de Cristo para ayudar a los necesitados, realizando tres salidas de casa… Hay un texto anterior, Autobiografía Relato del peregrino, que Ignacio de Loyola dicta a un compañero (el P. Luis Gonçalves), publicado en 1555 y que desapareció hasta entrado el siglo XX. Federico Ortés encontró hasta 550 coincidencias entre los primeros 14 capítulos de El Quijote y los dos textos biográficos ignacianos (la Vida y el Relato). Esto en lo formal (palabras, giros). En términos de estilo, el Relato es directo, sin concesiones. Explica en 70 páginas la historia de Loyola. La Vida, con 550 páginas, es pesada y farragosa. Lo que hace Miguel de Cervantes, de forma inigualable, es unir las dos narrativas: el estilo del autor es sencillo y el caballero de la triste figura abunda en la hipérbole y en la reiteración. Una vez más, la realidad supera la ficción.  
¿A qué tanto misterio? ¿Por qué ocultar que la realidad (la vida de Loyola) se llevó a la “ficción” cervantina? La respuesta puede estar en la Inquisición. Contesta Federico Ortés: “la clave de este misterio parece estar en el acuerdo secreto suscrito entre jesuitas y dominicos para que, tras la muerte de Loyola, la Compañía renunciara a sus aspectos más renovadores y se sumara al esfuerzo de la Inquisición. Sólo así cesaría la fuerte hostilidad que, especialmente en España, sufrían los jesuitas y se allanarían los obstáculos para la beatificación y canonización de Loyola”. Y nos recuerda que en 1610, durante las fiestas de beatificación de Ignacio de Loyola, se representó en Salamanca una “máscara” titulada El triunfo de Don Quijote.
El Quijote está siempre presente. En la presentación del taller de Desarrollo de otros el viernes pasado en Toluca, el economista Alejandro Beuchot González de la Vega, perteneciente a Pemex, habló de El Quijote, de su amor por el texto cervantino, y de la imprescindible capacidad de soñar.
Allí en Toluca (hoy escribo desde Cuernavaca, en el estado de Morelos), entre la Iglesia del Carmen y el Cosmovitral, en la Plaza de España, hay una preciosa estatua del Quijote y de Sancho obra de Lorenzo de Rafael. Como en Madrid, como en Bruselas. Y desde 1972 se celebra el festival internacional cervantino, el más importante de Iberoamérica; en Guanajuato, México, del 3 al 12 de octubre.
Sí, el 23 de abril, día del libro, es el de día de Cervantes (y de Shakespeare, unidos para siempre). El 31 de julio, San Ignacio, debería ser el día del Quijote.
Frente a lo que a este lado del Atlántico denominan “el problema ibérico” (el maldito hecho de que más de medio millón de pequeñas empresas españolas hayan cerrado en los últimos años, por falta de financiación, por la presión fiscal y la caída de la demanda, y de que más de 163.000 M € hayan salido del país en lo que va de 2012), la capacidad quijotesca de soñar. Y por tanto, de fluir (Csikzentmihalyi) por contar con un reto y elevar las capacidades (individuales y colectivas) a la altura de ese desafío.
El Quijote (el maravilloso relato escrito por Cervantes, basado en la vida de San Ignacio de Loyola) nos enseña a desarrollar la valentía (“¿no sabes tú que no es valentía la temeridad?”), la audacia (“el valor reside en el término medio entre la cobardía y la temeridad”), la voluntad (“a Sancho le vino en voluntad y deseo de hacer lo que otro no pudiera hacer por él”), la amistad (“amistades que son ciertas nadie las puede turbar”), la honestidad (“al bien hacer nunca le falta premio”), la esperanza (“más vale buena esperanza que ruin posesión”), el conocimiento (“el que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho”), el amor (“el amor nunca hizo ningún cobarde”) y por supuesto la libertad (“la libertad es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar; por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida”); nos enseña a evitar la envidia (“¡Oh, envidia, raíz de infinitos males y carcoma de las virtudes!”) y el materialismo (“el mayor cimiento y zanja del mundo es el dinero”), a escribir (“la pluma es la lengua de la mente”), a labrarnos nuestro destino (“cada uno es artífice de su propia ventura”), a predicar con el ejemplo (“bien predica quien bien vive”), a contar con una clara identidad (“yo sé quién soy”). Y, en los tiempos que corren, a apreciar el optimismo y la esperanza: “Confía en el tiempo, que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades”; “Después de las tinieblas, espero la luz”.
Para este verano, te deseo y recomiendo que elijas “al azar” un capítulo de El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha y lo leas con pasión. Te hará mucho bien, estoy seguro.

Mi agradecimiento y admiración a todas las Quijotas y a los Quijotes que siguen soñando y que promueven acciones cotidianas en consonancia con sus sueños.

“Don Quijote soy, y mi profesión la de andante caballería. Son mis leyes, el deshacer entuertos, prodigar el bien y evitar el mal. Huyo de la vida regalada, de la ambición y la hipocresía, y busco para mi propia gloria la senda más angosta y difícil. ¿Es eso, de tonto y mentecato?.”

lunes, 30 de julio de 2012

La rueda del tiempo


Viaje ayer domingo a las 12 de Toluca, en el Estado de México, a Cuernavaca, en el Estado de Morelos, donde residirá toda esta semana. Un precioso viaje de un par de horas, por las lagunas de Zampoala. Espero aprovechar en estos días para visitar Taxco o el pueblo mágico de Tepoztlán.

Entre los libros que he comprado estos días en México, uno destaca respecto al pasado y otro respecto al futuro.
La rueda del tiempo es un libro esencial del antropólogo Carlos Castaneda, una recopilación de las mejores citas de sus ocho primeras obras sobre los chamanes del México antiguo, empezando por Las enseñanzas de Don Juan (durante 13 años, el nagual Don Juan Matus –un líder nato- le guió como aprendiz).
“El objetivo principal de don Juan fue ayudarme a percibir la energía tal como fluye en el universo”, escribe Castaneda. Los chamanes perciben el ser humano como huevo luminoso y esa visión es un hecho energético. Es cuestión de aprendizaje. Para los chamanes, el tiempo era como un pensamiento y el espacio, un ámbito abstracto de actividad. La unidad cognitiva de los chamanes es la rueda del tiempo.
De Las enseñanzas de Don Juan, “El poder reside en el tipo de conocimiento que uno posee”, “Lo que ha de aprenderse debe aprenderse arduamente”, “Un hombre va al conocimiento como quien va a la guerra: bien despierto, con miedo, con respeto y con absoluta confianza”, “Ocuparse demasiado de uno mismo produce una terrible fatiga”, “Por temible que sea el aprendizaje, es más terrible la idea de un hombre sin conocimiento”, “El hombre tiene cuatro enemigos naturales: el miedo, la claridad, el poder y la vejez”.
De Una realidad aparente, “Sentirse importante lo hace a uno pesado, torpe y banal. Para ser un guerrero se necesita ser liviano y fluido”, “Los chamanes del México antiguo dieron el nombre de aliados a unas fuerzas inexplicables que actuaban sobre ellos”, “El modo más eficaz de vivir es vivir como un guerrero”, “Un guerrero vive de actuar, no de pensar en lugar de actuar ni de pensar qué pensará cuando haya actuado”, “No hay vacío en la vida de un guerrero. Todo está lleno a rebosar”, “Un guerrero acepta la responsabilidad de sus actos”, “El mundo es incomprensible. Jamás lo entenderemos; jamás desentrañaremos sus secretos. Por eso, debemos tratarlo como lo que es: un absoluto misterio”.
De Viaje a Ixtlán, “Casi nunca nos damos cuenta de que podemos suprimir cualquier cosa de nuestras vidas en cualquier momentos y en un abrir y cerrar de ojos”, “La historia personal debe ser renovada constantemente”, “Para el hombre corriente el mundo es extraño porque, cuando no se aburre de él, está enemistado con él. Para un guerrero, el mundo es extraño, pavoroso, misterioso, insondable. Un guerrero debe asumir la responsabilidad de estar aquí, en este mundo maravilloso, en este tiempo maravilloso”, “Lo más difícil en este mundo es adoptar el ánimo del guerrero”, “Un guerrero no es más que un hombre, un hombre humilde”, “La clave está en lo que se enfatiza”.
De Relatos de poder, “Es el diálogo interno lo que ata a la gente al mundo cotidiano”, “Un guerrero acepta su suerte, sea cual sea, y lo acepta con toda humildad”, “Lo que cuenta para un guerrero es estar vivo”, “Sólo como guerrero se puede soportar el camino del conocimiento”, “Un guerrero reconoce su dolor pero no se entrega a él”.
De El segundo anillo del poder, “Cuando uno no tiene nada que perder, se vuelve valiente”, “La forma humana es un conglomerado de campos de energía que existe en el universo y que está exclusivamente con los seres humanos”, “Todo hábito requiere de todas sus partes para funcionar. Si alguna de esas partes desaparece, el hábito se desarma”, “Se escoge sólo una vez. Elegimos ser guerreros o ser hombres corrientes”, “Todos podemos ver y, sin embargo, elegimos no recordar lo que vemos”.
De El don del águila, “Ver es un conocimiento temporal”, “Desapegado y sereno, me lanzaré / más allá del Águila para ser libre”, “El don de libertad que ofrece el Águila no es una dádiva, sino la oportunidad de tener una oportunidad”, “Los guerreros encaran el tiempo que llegan”, “Los guerreros tienen una sola cosa en mente: su libertad”.
De El fuego interno, “Uno no está completo sin tristeza ni añoranza, pues sin ellas no hay sobriedad, no hay gentileza. La sabiduría sin gentileza y el conocimiento sin sobriedad son inútiles”, “Para seguir el camino del conocimiento, uno tiene que ser muy imaginativo”, “Una vez que se logra el silencio interno, todo es posible”.
Y de El conocimiento silencioso, “No es que el guerrero aprenda chamanismo con el paso del tiempo; lo que aprende con el paso del tiempo es, más bien, a ahorrar energía”, “El conocimiento silencioso no es sino el contacto directo con el intento”, “Los chamanes han desenmascarado la importancia personal y han descubierto que se trata de autocompasión disfrazada”, “El hombre racional, al aferrarse tercamente a la imagen de sí mismo, se garantiza una ignorancia abismal”.
Muy interesante esta compilación de Carlos Castaneda (publicada originalmente en 1998 y ahora editada en lengua castellana). El camino del guerrero, explicado por los chamanes, ha servido de inspiración a Paulo Coelho y a Deepak Chopra. 

domingo, 29 de julio de 2012

Lo que nos enseñó el último Davos


Estamos tan absortos mirándonos nuestro propio ombligo (por una parte, tratando a toda costa de ser “intervenidos”, mientras las principales instituciones europeas y los países al mando están empeñados en ello), y distraídos con estos “Juegos de la Austeridad”, en los que Gran Bretaña reivindica su glorioso pasado y no ofrece apenas futuro (como todo Museo que se precie), que se nos está pasando lo que ocurre en el planeta: las claves del cambio de era.
Un buen ejemplo es el escaso eco que ha tenido la última reunión en Davos, Suiza. El 42º  Foro Económico Mundial. Fundado en 1971 por el Dr. Klaus Schwab y es el mejor ejemplo de espacio de reflexión global. “Las organizaciones internacionales de largo alcance serán las protagonistas y detonadoras de un nuevo orden mundial, más incluso que los propios estados… Su espectro de ideas y de influencia determina en realidad la marcha global” (Fareed Zakaria, padre del concepto de “post-American world”, un nuevo orden en el que EE UU ya no será el poder predominante). El Foro Económico Mundial lo integran 100 empresas y convoca, por invitación, a más de 250 personalidades que durante cinco días debaten sobre el presente y el futuro. Desgraciadamente, España suele estar muy poco representada. Este año, el tema ha sido “La gran transformación. Dando forma a nuevos modelos”. Más de 1.600 personas (cifra récord) participaron para dar respuesta a la crisis de confianza.
En palabras del fundador Klaus Schwab: “Aún sufrimos las secuelas de 2008 y 2009. Es hora de revisar los límites del capitalismo para el nuevo orden geopolítico que tenemos. Nunca saldremos de la crisis con modelos que ya están superados”. Una afirmación que recuerda aquélla tan famosa de Einstein, según la cual es un tipo de locura hacer siempre lo mismo y esperar algo diferente.
The Economist lo llamó (al modelo vigente, que nos mantiene en crisis) “Capitalismo de Estado”: cada país protege sus industrias para desarrollarlas. En la OCDE, las empresas públicas tienen un valor de dos trillones de dólares y dan empleo a seis millones de personas. En Davos quedó muy claro que el principal problema del planeta es el descenso de Europa a segunda división, el capitalismo de Estado no es la solución. El Estado dejó de regular lo que debía y se metió donde no debía. “En esta era de globalización, en la que los problemas de un país repercuten en otro, donde las economías emergentes alteran el orden al que estábamos acostumbrados y en donde hay empresas que son más grandes que países, muchas democracias se giran hacia el estado en busca de respuestas” (Adrian Wooldridge, editor de management de The Economist). Craso error. En el nuevo modelo, en el Talentismo, se trata de emprender, y no de revivir la fantasía de “papá Estado” otorgando dádivas (“Hay que acabar con los subsidios, las subvenciones y las mamandurrias”, dijo hace unos días la presidenta Aguirre; una mamandurria, ganga, momio o sinecura, significa cobrar un sueldo gracias al esfuerzo de los demás) con una calidad de servicio deplorable y con unos impuestos vergonzosos, que ya han llegado a la abierta piratería para los servicios que nos ofrecen. 
En el Foro Económico Mundial también quedó muy claro que es la hora del Talento Femenino. Según el estudio “Women matter” (Las mujeres importan), de McKinsey, las empresas con ambos géneros en su comité de dirección tuvieron un crecimiento en sus resultados un 41% superior a aquellas que solo cuentan con varones en su alta dirección. Es una cuestión de mejor aprovechamiento del talento, de una cultura de mayor diversidad (¿qué diversidad puede haber en un comité en el que todos son hombres), de un clima de alto rendimiento, satisfacción y desarrollo (que las mujeres evidentemente favorecen, desde el diálogo y la empatía), de una mayor cooperación entre los integrantes de los equipos y de una mayor compensación, más allá de la retribución (por lo general, las féminas sois más sensibles al equilibrio de vida personal y profesional y más imaginativas respecto a las fórmulas compensatorias).
Me ha gustado mucho el artículo de Elvira Lindo A esto lo llaman humanidad. Así concluye: “En tiempos difíciles el mundo se llena de mentes preclaras que entienden la naturaleza de todo lo que ocurre. Enhorabuena. Yo jamás pensé que el mundo se me volvería tan incomprensible. Como una niña con asignaturas suspensas, me volveré a presentar en septiembre”.
Más que tratar de comprender el final de una era, de una época, de una civilización, lo que tenemos que hacer es vivirla. Las mujeres emprendedoras marcan la pauta; los hombres burócratas, alimentados de mamandurrias, están condenados, como dinosaurios, a desaparecer. Así de fácil.
Que cada uno revise sus opciones, porque no queda otra.
Un ejemplo práctico es el de PEMEX, la primera empresa de Iberoamérica y la de mayor crecimiento en ventas de México. Como comentábamos ayer al cierre del Taller de Desarrollo de Otros (el/la líder-coach) en Toluca, cuenta con dos grandes yacimientos de talento: complementar el formidable técnico que poseen sus directivos con mayores dosis de liderazgo capacitador y aprovechar las sinergias entre sus 160.000 profesionales (dos conceptos que los participantes en el taller asumieron con entusiasmo). Así es el Talentismo, la nueva era.

Mi agradecimiento al talento femenino en todos los rincones del planeta. Porque ese talento (que pueden cultivar tanto mujeres como varones) marca los nuevos tiempos. 

sábado, 28 de julio de 2012

México, la nueva China


Ayer y hoy he estado impartiendo en Toluca, en el Estado de México, dos nuevas sesiones del Taller Desarrollo de otros (el líder-coach) del Programa de Formación de Líderes de Pemex. Todos los directivos que han pasado, pasan y pasarán por el Programa (unos 500) reciben como cortesía el libro El Mundial de La Roja. Es un placer firmarles personalmente los ejemplares; la mayoría de los dirigentes de Petróleos Mexicanos son muy futboleros y admiran a nuestra selección.
Como “No hay dos sin tres”, ayer publicamos la Dra. Leonor Gallardo y un servidor el libro Por qué La Roja triunfa y nuestro país (todavía) no. Te lo puedes bajar GRATIS y LEGAL desde la web Planetadelibros.com
En estos tiempos difíciles para la economía y en época estival (en la que apetece leer más), es de agradecer que Alienta Editorial nos ofrezca gratuitamente un libro tan de actualidad. Te animo a que lo disfrutes y, sobre todo, apliques en tu vida profesional y personal algunas de las lecciones de La Roja.
He estado leyendo el número especial de la revista mexicana Expansión referido a las 500 mayores empresas del país. Es “El mundo al revés” (Guillermo  Ortiz, presidente del Grupo Financiero Banorte). En 2011, la economía mundial creció un 3’9%; las economías desarrolladas, un 1’6% (con recesiones en España, Italia y Grecia); las de los países emergentes; un 6’2%. Las 500 mayores empresas mexicanas crecieron casi el triple que la economía de la república, un 15%. Representan el 69’5% del PIB mexicano (cuatro puntos más que el año anterior).
El informe se llama, con razón, Mejor imposible: Las 10 primeras son Pemex (Petróleos Mexicanos), América Móvil, Walmart de México, CFE (Comisión Federal de Electricidad), FEMSA (Fomento Económico Mexicano), Cemex (Cementos mexicanos), Grupo Alfa, General Motors de México, Grupo BAL y Ford Motor Company. BBVA Bancomer pasó del 9º al 12º lugar, a pesar de crecer un 9%.
Fijémonos en Pemex, la nº 1. Ventas por 1.558.428,9 millones de pesos (unos 86.579 M €), un 21’6% más que el año anterior. 160.000 profesionales. Y haciendo ambiciosos programas de desarrollo como el que tengo el honor de participar. O en América Móvil (el grupo de Carlos Slim) “no puede crecer mucho más en América Latina, pero en Europa encuentra empresas depreciadas y usuarios de móviles que gastan más (tiene unos 17 millones de clientes), 158.694 empleados. O en Walmart, que abrirá en el país 400 establecimientos este año, con 25.000 nuevos empleos (de momento tiene 238.128 colaboradores).
Aunque el empleo mexicano, en más de un 80%, lo crean las pymes, en términos de valor las 500 mayores representan casi el 70% de las ventas. “Necesitamos más ‘500’ para que el PIB siga creciendo” (Gonzalo Aránguiz, responsable del ranking).
Y sí, México es la nueva China (Leticia Gasca y Delia Angélica Ortiz así titulan su articulo). Hace una década, un trabajador chino de producción costaba el 2% de uno de EE UU. Los mexicanos costaban cinco veces lo que los trabajadores chinos. Para el Boston Consulting Group, si la tendencia se mantiene, en 2020 será incluso más barato producir en EE UU que en China”. Ya en 2010, sobre base 100 de Estados Unidos, Brasil es 110, China 87, India 80 y México 75 (en 2005, China era 76, India 78 y México 82). ¿Qué ha pasado? Que México está aprovechando su ubicación geográfica, los tratados comerciales y la mano de obra. “Crecimiento del PIB, reservas internacionales mayores que las de EE UU, tratados de libre comercio con el 70% del PIB mundial. Si eres competitivo en México, eres competitivo en el mundo” (Louise Goeser, Presidenta y DG de Siemens Mesoamérica). ¿Y la seguridad? Según la consultora AlixPartners, el 45% de los ejecutivos esperan una mejoría dramática y un 29% una mejoría; solo el 5% piensa que está fuera de control y un 7% que empeorará. Si en 2011 las exportaciones mundiales crecieron un 19’55%, las de México lo hicieron un 17’45% (España, de 2009 a 2011, un 9’5%; la eurozona, un 1%). De momento, México exporta el 78’6% a EE UU, el 5’7% a la Unión Europea y el 7’1% al resto de Iberoamérica. Estados Unidos es, para la misma publicación, “el vecino incómodo”: “El nuevo presidente mexicano debería considerar opciones para diversificar las relaciones comerciales del país”, porque “En EE UU, los problemas son más políticos que económicos (…) Hay pocos puntos de luz en el horizonte económico de Estados Unidos”.     
Me gusta la definición de líder con espíritu emprendedor que proclama el famoso Tecnológico de Monterrey. Una persona que:
- Inventa su futuro y cambia el presente para forjar un mejor país.
- Es un ciudadano del mundo con visión global, que destaca internacionalmente en su ámbito profesional.
- Vive personal y profesionalmente con ética, integridad y un verdadero compromiso ciudadano.
- Participa activamente en la construcción de una sociedad incluyente y solidaria.
- Comparte sus conocimientos y crea oportunidades, sabe que el progreso depende de todos.
- Innova porque entiende que el cambio es el eje de las grandes transformaciones.
- Sabe que emprender es una actitud para ir más allá de lo establecido y ser mejor cada día.
Un perfil definido para la nueva época.       
Mi agradecimiento al equipo de AMEDIRH (la Asociación Mexicana de Directores de RR HH), que lidera tan eficazmente D. Pedro Borda, y por supuesto a PEMEX, por su generosidad. 

viernes, 27 de julio de 2012

Gordon Ramsay y Leopoldo Flores


En estos tiempos tan convulsos, suelo repetir que hay ganadores y perdedores. Por ejemplo, esta mañana me ha llamado mi amigo José Miguel, propietario de varios de los locales más de moda de Madrid, que sigue lleno de ideas y “reinventándose”, como dice él, constantemente. Enhorabuena por ese espíritu alegre y combativo, que es la sal de la vida.
Hoy me apetece escribir sobre dos ganadores. En el mundo de los chefs, en el que la gastronomía española destaca, en el que la peruana se está imponiendo y en el que creo fervientemente que la venezolana es el futuro, el “number one” es Gordon Ramsey. Forbes acaba de declarar a este famoso cocinero escocés el mejor pagado, con unos ingresos de 31 millones de euros. Gordon Ramsey tiene 23 restaurantes en todo el mundo con 11 estrellas Michelin, decenas de libros y varios programas de televisión.
Me encanta el estilo de Ramsey (en España puede verse Pesadilla en la cocina –Hell’s kitchen-). Llega a un establecimiento que las está pasando moradas, prueba las especialidades del mismo (el producto es el producto), aligera la carta (que suele ser demasiado compleja), mejora el clima del equipo (en especial el tándem que deberían formar el cocinero y el jefe de sala) y los resultados llegan. Y lo hace asertivo y directo, llamando a las cosas por su nombre, como lo harían Risto Mejide o José Mourinho (House, el “brutalmente honesto”, es un personaje de ficción).
En realidad, Gordon Ramsey aplica (en sus restaurantes y en los que visita para la televisión), lo conozca o no, el Cuadro de Mando Integral (Balanced Scorecard, creado por Norton y Kaplan). Una secuencia que funciona en un restaurante, en un taller, en una gran petrolera o en un equipo de fútbol.
- Perspectiva del Talento: Individual (capacidad, compromiso) y Colectivo (equipo). Ramsey cambia lo tangible (la decoración) para poder cambiar lo intangible (la Cultura corporativa, el Clima laboral, la Compensación y el grado de Cooperación de quienes trabajan en el restaurante).
- Perspectiva de Procesos: la calidad del producto, la carta, el ritmo entre comanda y entrega, el servicio.
- Perspectiva de Clientes: les pregunta inicialmente lo que les gusta y lo que no les gusta (el escucha con atención, tras formularles preguntas abiertas) y acaba superando sus expectativas, desde un posicionamiento claro del restaurante.
- Perspectiva de Negocios: la consecuencia final. No por casualidad, establecimientos que van fatal transforman su cuenta de resultados.
Me gusta el modelo de chef, como el Chef Ramsey, que marca la pauta, gana dinero y nutre su marca profesional.
En el campo de las artes, quiero destacar al gran Leopoldo Flores. Ayer, aquí en Toluca (a 2.630 m sobre el nivel del mar), estuve en el Cosmovitral, un antiguo mercado junto al Zócalo y la iglesia del Carmen. En un jardín botánico de 3.500 m2, con una estructura art noveau. Leopoldo Flores concibió el mayor vitral (vidriera) del mundo: 71 módulos que suman 3.200 metros cuadrados. Flores concibió la obra a lo largo de todo un año, y en los tres siguientes 60 artesanos ejecutaron la obra (1978-1980): medio millón de piezas de vidrio de 28 colores diferentes, en 30.000 secciones de emplomados; 45 toneladas de vidrio soplado, 25 toneladas de plomo y 75 toneladas de apoyos metálicos. Un vitral que representa “la relación del hombre con el universo”, en todas las paredes del museo botánico. El sol, en el lado este; el día, con tonos brillantes, en el sur; la noche, en azul brillante, en el norte. Es la lucha de la dualidad: la vida y la muerte, el bien y el mal, la creación y la destrucción, en un continuum cósmico.
Diez años más tarde, en 1990, se creó el Cosmoplafón, desde un extremo del edificio al otro. Al fondo, una mujer (maya) y un hombre (con una cara desfugurada, que simula un águila); se tocan manos y pies. A lo largo de todo el techo, las constelaciones y pájaros. En la entrada, el objetivo principal de la obra: un sol de fuego con un hombre que representa a la humanidad. Es el “Hombre-Sol” u “Hombre Dom”. Cada 21 de marzo (equinoccio de primavera) el sol se alinea con el Hombre Sol y a la caída de la tarde, durante unos 20 minutos, pareciera que el hombre está en llamas. Una orquesta de música clásica ameniza ese momento mágico.
Creo que el “Hombre de Vitrubio” de Leonardo da Vinci es al capitalismo lo que este “Hombre-Sol” de Leopoldo Flores es al talentismo, a la nueva era.
Ayer tuve la suerte de que Diego, el guía de Cosmovitral, me contara durante una hora los pormenores de esta obra tan fantástica. Podemos ver cómo la periodista Vanessa Claudio nos presenta el Cosmovitral en un vídeo: www.youtube.com/watch?feature=fvwp&v=R1mkrRX-3WI&NR=1
En el mismo Cosmovitral, pude comprar un gran libro, Monumentalidad y movimiento en el arte de Leopoldo Flores  (también en Youtube: “Leopoldo Flores, más allá del Cosmovitral”, www.youtube.com/watch?v=amJ1uN7Cs3U&feature=related

Este artista mexiquense (mexicano es lo relativo a toda la república, y mexiquense lo propio del Estado de México, cuya capital es Toluca) interactúa con el arte. En el Museo de Arte Moderno del Instituto Mexiquense de Cultura, pude admirar también ayer su gran mural Periplo plástico (2005). Un periplo es un viaje alrededor del mundo (como el de los grandes navegantes, sean Magallanes o mi querido José Luis Ugarte), y es plástico porque inicialmente iba a mostrar la historia de la pintura y acaba mostrando la historia de México y de la humanidad, en un gran cilindro que parte de una gran explosión de luz, las pinturas rupestres (Altamira, Lascaux, Malinalco), Mesopotamia y Creta (los toros bravos), Babilonia, el descendimiento de Cristo, la guerra de la Independencia. Una obra de 200 metros cuadrados, que el maestro Flores tardó tres años en pintar.
¡Qué enorme descubrimiento para un servidor la obra de Leopoldo Flores, el gran continuador del muralismo mexicano! Hoy he tratado de visitar su museo, sito en la Universidad Autónoma del Estado de México, que le nombró Doctor Honoris Causa en julio de 2008. Pero estaba cerrado (una lástima). Espero volver a Toluca y no solo disfrutar de ese Museo, sino de varias de las obras de Leopoldo Flores: El hombre contemporáneo (1971), que está en el Hotel Plaza Morelos; la Aratmósfera (1974), en el cerro de Coatepec; El hombre contemplando al hombre (1972-1983), en el Palacio del Poder Legislativo; El hombre universal (1989), en la UAEM; En búsqueda de la justicia (1991-1992), en la Procuraduría General de Justicia; Tocando el sol (1995), en el Rectorado de la UAEM; De qué color es el principio (2001-2002), en el Colegio Mexiquense; o Cátedra de la Justicia (2004), en la Escuela Judicial del Estado de México.
“Más que por ser el inventor reconocido de nuevas formas de expresión plástica (el mural-pancarta, el arte ecológico o las acciones de arte abierto), Leopoldo Flores tendría que ser estudiado como renovador del viejo concepto de muralismo porque, en un mundo asfixiado por muros, salvó la respiración del arte para devolverla a los perdidos horizontes de la naturaleza no roturada y al todavía diario milagro de la luz solar.” (Alfonso Sánchez Arteche).
A sus 76 años, y a pesar de su Parkinson, el maestro Leopoldo Flores sigue trabajando. Duerme poco, reflexiona mucho, y sigue aportando su talento a la humanidad.

Mi agradecimiento a D. Leopoldo, a Gordon Ramsey y a los grandes artistas, a quienes nos emocionan con sus creaciones. Sin ellos, el mundo no sería lo hermoso que es.     

jueves, 26 de julio de 2012

El divorcio de Rajoy


Permanecer estas semanas al otro lado del Atlántico te aporta una distancia, no solo geográfica sino mental y emocional, que te permite escribir entre otras cosas sobre temas controvertidos del Liderazgo.
Entre ellos, el divorcio de Rajoy. Y no me refiero a un cambio en el estado civil de Don Mariano (le deseo todo lo mejor con su esposa, Elvira Fernández Balboa, con quien “matrimonió” un 28 de diciembre de 1996), sino en el divorcio entre el presidente del gobierno y una buena parte de la ciudadanía española.
En términos cuantitativos, según los expertos de Sigma Dos el Partido Popular ha perdido desde el 20-N nueve puntos en intención de voto, lo que no deja de ser una barbaridad. Un 56% de los españoles tiene una mala imagen del Sr. Rajoy Brey, y un 18% buena (el consuelo que le puede quedar al partido gobernante es que el principal partido de la oposición no recoge prácticamente nada de ese desencanto y que el Sr. Pérez Rubalcaba es aún peor valorado que el primer ministro).
En términos cualitativos, un par de opiniones al respecto. En un artículo titulado Nuestro Monti, el polémico periodista Salvador Sostres escribía: “Rajoy no se comerá los turrones. Tal vez no pase ni de octubre en La Moncloa. Ha demostrado una deslealtad absoluta y una flagrante deslealtad hacia los españoles. Quiso ayudar a su amigote a ser presidente de Andalucía, con el éxito que todos pudimos conocer, y un intolerable ejercicio de irresponsabilidad y de necedad dejó de tomar las urgentes medidas que España necesitaba. Y luego tampoco ha hecho nada, o casi nada, tal que creyendo que, si no era tan drástico, no sufriría tanto desgaste. La catástrofe es de dimensiones tales que Rajoy ha perdido cualquier credibilidad en Europa, y por incompetencia y cobardía ha acabado de hundir lo poco que quedaba en pie. No era mucho, pero era algo. De haber tenido coraje, determinación y valentía, habría podido sentar ya las bases de la recuperación. El único debate serio es quién será nuestro Monti. Rajoy caerá en otoño, si es que no cae mañana, o pasado. La situación era especialmente difícil, pero él ha resultado especialmente nefasto” (El Mundo, 24 de julio).
José Antonio Zarzalejos, por su parte, escribía en Elconfidencial.com (25 de julio) lo siguiente: “El volumen de la ausencia de Mariano Rajoy resultó de tal calibre que demedió hasta niveles insospechados su ya deteriorado liderazgo. Si cuando colapsa el sistema económico; si cuando nuestras empresas sufren una descapitalización que las retrotrae a valoraciones de hace diez años; si nuestro diferencial financiero con el bono alemán está disparado (638) –y se ha doblado en menos de seis meses-; si pagamos intereses insoportables en la financiación con letras con vencimientos a meses; si el exsupervisor financiero pone en la picota al Ejecutivo e inserta una cuña en el corazón del propio Partido Popular, si Francia e Italia se indignan con nuestro ministerio de Exteriores, si cunde el desconcierto… y el presidente del Gobierno no se digna lanzar un mensaje -bastaba un canutazo, una aparición, una entrevista- es que Mariano Rajoy no está a la altura de las circunstancias y desde luego, se encuentra sideralmente alejado de las expectativas de sus votantes -entre los que me cuento, por cierto-que comienzan a experimentar la amargura de la más terrible simetría coloquial que recorre los mentideros de la Villa y Corte según la cual, Zapatero fue al PSOE lo que Rajoy es al PP. ¿Exageración?, ¿decepción?, ¿rabia?, ¿impotencia?... Cabe la esperanza de que si así fuese –si ese paralelismo resultase cierto- el PP no se parezca al PSOE y los populares no permitan que su líder y el del Gobierno destroce a la derecha española y condene a nuestra democracia a un mapa partidario a la griega”. Las de Sostres y Zarzalejos no pasarían de ser un paz de voces críticas (muy duras, eso sí) si el primero no escribiera en El Mundo, diario que pidió abiertamente el voto para Rajoy el 20-N y el Sr. Zarzalejos no hubiera sido director del ABC de 1999 a 2008.
Cuando hay un divorcio entre el líder y buena parte de sus seguidores, ¿qué podemos hacer? ¿qué podemos aprender?
No por casualidad, en el último número de Mente Sana, la revista que dirige Jorge Bucay, hay un artículo muy interesante de la Dra. Rosa Rabbani, especialista en terapia familiar sistémica, sobre Cuatro factores que predicen el divorcio. El primero es diferenciar una queja (que se basa en una conducta) de una crítica (que está dirigida a la persona). “Una queja manifiesta una acción específica que debe ser corregida de un modo muy concreto; la crítica es una enmienda a la totalidad cargada de juicio acusatorio. Es importante prestar atención a las palabras”.
La segunda clave es el desprecio, “hermano gemelo de la crítica”. Se manifiesta a través del sarcasmo, el cinismo, la burla, la hostilidad. La respuesta al desprecio es la actitud defensiva, o la evasión. “Cuando la víctima vislumbra que (su pareja) está a punto de estallar, intenta evitar el conflicto a toda costa, y por eso huye; una fuga que suele traducirse en una ‘desconexión emocional’ de la relación”. Para muestra, nuestro presidente del gobierno, taciturno, dirigiéndose a los olímpicos españoles antes de partir hacia los juegos de Londres.
La evasión de uno provoca la soledad del otro: tercera clave. “Sin embargo”, nos enseña la Dra. Rabbani, “la habilidad que mejor predice la felicidad y sostenibilidad de una relación es la capacidad de ejercer intentos de desagravio”. Es decir, los esfuerzos por mitigar la tensión. En otras palabras, pedir disculpas, corregir errores… En definitiva, la combinación de críticas, desprecio, actitud defensiva y evasión predicen en un 82% el fracaso de una relación. Porcentaje que se eleva al 90% si no hay capacidad de ejercer el desagravio.
Si deseamos una relación, según John Gottman, hacen falta en pareja cinco emociones positivas por cada emoción negativa. Y en términos organizativos, al menos tres emociones positivas por negativa (Barbara Fredrickson). Si un/a líder solo te aporta emociones negativas, por voluntarioso que sea, se está suicidando como tal.

Para aprender de aquello en lo que La Roja funciona y nuestro país (todavía) no, siete diferencias básicas entre el caso que nos ocupa y el admirado Vicente del Bosque:
- Aunque algunos periodistas se quejaron de que jugara el primer partido de la Eurocopa sin delantero centro, no le criticaron a él como seleccionador. Nadie dudaba de su voluntad y de su capacidad de trabajo.
- No se empecinó, sino que realizó cambios de jugadores que siempre resultaron acertados. Corregir es de sabios.
- Siempre dio la cara, antes y después de los partidos. No se ocultó jamás, ni en el empate ni en la victoria. Y fue el primero en la autocrítica.
- Le dijo asertivamente a los españoles cuál era su parte en esto (“hemos pasado de pobres a ricos en poco tiempo”).
- Apostó por el equipo por encima de los individuos, generando un clima de satisfacción, rendimiento y desarrollo. Talento colectivo desde la responsabilidad.
- Mantuvo una identidad, un modo de juego, por encima de las polémicas.
- Desde su estilo “zen”, tan tranquilo, y su filosofía de que “todo lo que sucede, conviene”, se permitió ironizar y mostrar sentido del humor.

Estas siete diferencias pueden resumirse en una: el líder de La Roja nos dio esperanzas para ganar la Eurocopa. Porque la Esperanza es más importante que el miedo. El miedo nos bloquea, saca lo peor de cada uno de nosotros; la esperanza ilusionante eleva nuestra capacidad y nuestro compromiso y nos hace fluir.      

miércoles, 25 de julio de 2012

Descentralización, Despilfarro y Pasión


Ayer, en el vuelo de 12 horas entre España y México, estuve viendo cuatro películas hasta entonces inéditas para mí: Los juegos del hambre, destinada al público adolescente (como el best-seller en el que está basado), con sus dosis de competición, intriga, amistad y algo de romance. One thousand words (Mil palabras), protagonizada por Eddie Murphy, sobre un agente literario charlatán que conoce a un gurú orientalista que le “convence” para que practique el silencio, la reflexión y la transformación (con la apariencia de una comedia disparatada, una cinta interesante). Grabada en 2008, se estrenó en EE UU el 9 de marzo y todavía no lo ha hecho en Europa, que yo sepa. Los diarios del ron, producida y protagonizada por Johnny Depp (estrenada en España el 4 de mayo), sobre un periodista que llega a San Juan de Puerto Rico a trabajar en un diario local; pasable, sin más. Y Es la guerra, comedia romántica sobre dos agentes de la CIA que van tras la misma chica y utilizan los recursos de la agencia para sacar ventaja; bastante simple. Sí, también tenía las opciones de “La dama de hierro” o “La invención de Hugo”, pero, siendo grandes pelis, las tengo bastante vistas.

Como lecturas, Trabajo y felicidad, de Ricardo Gómez, y La Casta autonómica, de los periodistas de investigación Sandra Mir y Gabriel Cruz.
En este libro, que el prologuista Daniel Montero define como una guía, como “una llamada de atención para que no  nos dejemos engañar”. 17 comunidades autónomas, con sus parlamentos regionales, diputaciones (que solo son capaces de cubrir el 20% de sus gastos), mancomunidades, duplicidades en las empresas públicas, embajadas por el mundo (que cuestan más de 400 millones al año), una guerra cada uno por su lado, un guirigay normativo alucinante. Cuando vienen mal dadas, recortan en Educación, en Sanidad (Mª Dolores de Cospedal, por ejemplo, en Castilla-La Mancha: 800 interinos y 8.000 empleados públicos), pero no en las prebendas de los suyos. Ellos mismos se ponen los sueldos, se acompañan de cientos de asesores (hay unos 4.000 altos cargos, asesores y cargos d confianza en las CC AA), se aseguran jubilaciones (11 años en el Congreso, en lugar de los 37 años trabajando de cualquier españolito), tienen pluriempleos, A8 con chófer (Gallardón se paseaba por Madrid con dos modelos valorados en 600.000 euros y ese ayuntamiento tiene una deuda de 7.000 millones, el 25% de la deuda total municipal; el Audi de Touriño en la Xunta de Galicia, 480.000)... Todo eso, para inaugurar aeropuertos sin aviones, AVEs sin pasajeros, televisiones autonómicas con cuotas del 5%, Academias de la Lengua como en Canarias. Y con una formación en muchos casos escasa (José Montilla, ex honorable y ex ministro, José Blanco, ex ministro de fomento, el lehendakari Patxi López o Celia Villalobos, que ha sido alcaldesa de Málaga y ministra de Sanidad, no han acabado la carrera universitaria). Sí, cinco millones de desempleados y un salario medio de 22.500 euros anuales, en tanto que 14 alcaldes cobran más que el presidente del gobierno, que es 78.185, 14 euros.
Como dijo San Agustín, el infierno está empedrado de buenas intenciones. La descentralización, un buen propósito tras la dictadura franquista (que las decisiones se tomaran más cerca de los ciudadanos) se ha convertido en un despilfarro intolerable: 1.500 parlamentarios (europeos, nacionales, autonómicos), más de 75.000 concejales y unas subvenciones a los partidos de más de 131 millones de euros anuales. Da igual la marca (PP, PSOE, IU, UPyD, nacionalistas), estas "instituciones suicidas" nos llevan tomando el pelo más de 30 años. No conocía la anécdota que se relata en el libro, cuando le preguntaron a Mitterand por qué Francia no copiaba el modelo de las autonomías y el presidente galo respondió irónicamente: “España es un país rico y se lo puede permitir”. Chapeau!
Todo ello con una Sanidad despedazada en 17 trocitos y con una Educación muy desigual. Según el Informe PISA, nuestros alumnos de colegios privados están entre los 20 mejores países del mundo; los de colegios públicos, por detrás de Azerbaiyán (repite un 35% de los niños, el doble que la media europea).
Lo peor, según Sandra y Gabriel, es que la política no es para competentes. Y si no lo crees, esta perla de Mariano Rajoy cuando Manuel Pizarro, una persona brillantísima, abandonó su escaño del Congreso: “Ha hecho un gran esfuerzo que yo nunca le agradeceré lo suficiente. Pero la política es muy dura y las leyes que hay no ayudan nada a que la gente competente esté en política”. Hay queda eso.

Competentes, y mucho, eran tres personas que nos han dejado esta semana: José Luis Uribarri, Esther Tusquets y Paco Morán. Talentos de tres mundos diferentes (la tele, la edición, las tablas), pero con un denominador común: la Pasión.
Cuentan que a Esther Tusquets le apasionaba desde niña leer y escribir. A esa vocación dedicó su vida, desde un editorial de referencia. Creó la primera colección dedicada a la literatura de mujeres, apoyó la poesía y nos trajo a Virginia Woolf, Margaret Atwood, Quino, Susan Sontag, Umberto Eco, Beckett o Joyce. En 1996, vendió el sello a Bertelsmann.
José Luis Uribarri ha conducido el festival de Eurovisión en 18 ediciones. Lo vivía como nadie, jugando a las dotes eliminatorias (qué país nos iba a votar y quién no) y apoyando a los cantantes nacionales. Llevaba en la radio desde 1956, aprobó las oposiciones a TVE en 1958 y desde el Eurovisión de Massiel (1969), un cuarto de siglo al pie del cañón. La última, en 2010. Y además tuvo otros éxitos en la pequeña pantalla, como Siempre en domingo (1972) o Aplauso (1978-1983).
Paco Morán, nacido en Almodóvar del Río, Córdoba, hace 82 años, fue cofundador del TEU (Teatro Español Universitario), destacó desde 1969 en Estudio Uno de TVE (protagonizó más de 2.500 programas) y se instaló en Barcelona en los años 70. De 1994 a 1999 representó ininterrumpidamente La extraña pareja, de Neil Simon, junto con Joan Pera. Además, destacó en Cada oveja con su pareja (1973), Punto y coma (1987) o La jaula de las locas (2002).
Esther Tusquets, José Luis Uribarri y Paco Morán quedarán para siempre en la historia de la edición, de la televisión y del teatro porque le ponían pasión a lo que hacían. Dieron su vida por su vocación, y se notaba. Gracias a los tres por ser tan grandes en lo vuestro. 

martes, 24 de julio de 2012

Algunos libros para el verano


Hoy martes parto de nuevo hacia México, con la maleta cargada de libros, como no podía ser de otra manera. Esta vez me dirijo a biografías en cómic/manga, como la de Nietzsche, por Michel Onfray, o la de Steve Jobs, además de textos de las más variadas temáticas, desde la filosofía a la neurociencia, pasando por el management, por supuesto. Y DVDs como los de Arrugas, Uno, Dos, Tres o Ciudadano Kane, que siempre conviene volver a ver

Libros. Me encanta comprobar que La economía del bien común de Christian Felber (que he tenido el honor de prologar) es el más vendido de la editorial Deusto esta semana. Y que nuestros libros (de la Dra. Leonor Gallardo y un servidor) Código Mourinho y Los Mosqueteros de Guardiola se sitúan entre los seis más vendidos de Alienta (el podio lo ocupan muy merecidamente El pequeño libro de las grandes decisiones, BuyVIP.com y ¡Gracias, Pep!). Tercera alegría: en la web de La casa del libro, entre los más vendidos de Administración y gestión empresarial, el 10º es Mentalidad Ganadora, de Unai Emery y un servidor, y el 15º, Liderazgo Guardiola. Muchas gracias a todos los lectores que os interesáis por nuestros libros. Nos animáis a seguir escribiendo.
Y mañana, la grata sorpresa de que puedas leer Por qué La Roja funciona y nuestro país (todavía) no, el tercer libro sobre la elección española de fútbol. Un "diccionario desordenado" de un éxito que no es casualidad. Te lo podrás bajar GRATIS y LEGAL de la web de Planeta de Libros. Con la que está cayendo, tanto la editorial como los autores hemos hecho encantados un esfuerzo didáctico para que no te cueste nada enterarte del porqué de los éxitos de La Roja y cómo aplicarlos a tu vida personal y profesional. Ya me dirás.

Muchos me habéis preguntado por libros publicados muy recientemente que convendría leer estas vacaciones. Además de los ya mencionados, te sugiero esta docena:
- Una mente feliz, de Elaine Fox, con las últimas investigaciones sobre las mentes optimistas y pesimistas.
- El líder que llevas dentro, de Juanma Roca, con valiosas ideas para aumentar tu liderazgo.
- Carisma Complex, de Rubén Turienzo, con las claves de la influencia y la persuasión.
- Cada gota de tu vida, de Yolanda Sáenz de Tejada, una novela poética sobre cuatro amigas, el amor y el sexo.
- El sorprendedor, de Sergio Fernández. Un relato sobre ética, sueños y felicidad. Un mundo feliz en el siglo XXI.
- Innovar para ganar, de Fernando Trías de Bes. Uno de los autores que más ayuda a emprender.
- El ADN del Innovador, de Clay Christensen y otros. Lo nuevo del escritor más influyente en la gestión actual.
- Cosas que me enseñó la vida gracias a la empresa, de Carlos Espinosa de los Monteros. Lecciones valiosas de un directivo muy experimentado.
- China, ¿dragón o parásito? de Julián Pavón. Para entender qué está pasando con el gigante asiático.
- Megatendencias 2010. El surgimiento del capitalismo consciente, de Patricia Aburdene. Algo muy poderoso está cambiando en este fin de ciclo.
- Desnudando a Google, de Alejandro Suárez Sánchez-Ocaña. No es oro todo lo que reluce en la empresa más admirada del mundo.
- Boomerang, de Michael Lewis. El nuevo tercer mundo es, sí, la vieja Europa.


Y si nos los has leído, Los días que vivimos peligrosamente, de Mariano Guindal, Generación de modelos de negocio, de Osterwalder y Pygneur, Rafa, de Rafa Nadal y John Carlin, y Vivir sin jefe, de Sergio Fernández.

Leer es libertad, es aventura, es reflexión, es disfrute. En el talentismo, quienes tienen hábito de lectura cuentan con una enorme ventaja.
Feliz lectura estival.   
                      

lunes, 23 de julio de 2012

Los días que vivimos peligrosamente


¡Qué gran periodista es Mariano Guindal! A sus 61 años (y después de 37 en La Vanguardia, como jefe de Economía y editorialista), está en plena forma intelectual. Su libro El declive de los dioses, del que hablé en su día en este blog (me lo recomendó mi amiga la también periodista Susanna Griso) es uno de los textos que mejor explica la economía española durante el franquismo y la democracia (y el que me dio la pista de que estamos a dos años de un gran relevo generacional en las grandes empresas empresas españolas de nuestro país). Y acaba de publicar Los días que vivimos peligrosamente. La trastienda de la peor crisis económica que ha vivido España, un libro excelente, de obligada lectura este verano. A través de las mejores fuentes (Joaquín Almunia, Luis de Guindos, Luis Garicano, Emilio Ontiveros, Fernando Bécquer, Bernaldo de Quirós, Enric Juliana, el colectivo Jorge Juan y un larguísimo etcétera), nos explica mejor que nadie.

Más que resumir el libro (que, repito, me parece de obligada lectura en estos difíciles momentos), me gustaría algunos apuntes del mismo desde el talento y el liderazgo, que modestamente es lo mío.
El libro empieza con la famosa cita de Einstein sobre la crisis (no por repetida, menos importante): “La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia. El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar salidas y soluciones”. Pereza, por cierto, que no vemos en La Roja, ni en Alonso, ni en Nadal ni en Gasol, y que es muy común en la mayoría de los políticos, de los desempleados y de las personas que tienen trabajo.
Y divide la obra en siete capítulos:
I. De la quiebra de Lehman Brothers a la dimisión de Pedro Solbes (15 de septiembre de 2008 – 7 de abril de 2009). El Financial Times dijo que los “cerdos” (PIGS: Portugal, Ireland, Greece, Spain) habían volado, pero tocaba el aterrizaje. José Luis Rodríguez Zapatero no quiso ver la crisis (tenía elecciones generales el 9 de marzo de 2008, que ganó): “La próxima legislatura veremos el pleno empleo en España”. Tuvo cuatro años para pinchar la burbuja inmobiliaria, pero no lo hizo. Tanto el Banco de España (carta de 26 de mayo de 2006) como otros expertos le advirtieron de “riesgo acumulado” en el sistema financiero. Dijo que nuestros bancos eran los más rentables del mundo, que la crisis era ajena y pasajera, y Solbes fue confundido por datos de MAFO, gobernador del Banco de España. El principio de la segunda legislatura fue autista. Las entidades financieras habían dado créditos al ladrillo por 325.000 millones de euros que no recuperarían. De las 10 primeras fortunas de España, 7 estaban ligadas al ladrillo. Los 50 mayores inversores, que en 2007 metieron en capital riesgo 106.833 M €, redujeron su inversión a 46.523 un año después. Mientras otros países inyectaron liquidez, ZP creó el Plan E: 60.000 millones de euros, el 6% del PIB.  El 15 de abril de 2009 el propio autor se encuentra en la cola del paro, después de haber estado trabajando desde los 14 años.
II. Elena de Troya: España entra en la mayor recesión de su historia. Segundo semestre de 2009. “Con la incorporación de Elena Salgado al gobierno como vicepresidenta segunda, todo cambió en la política económica”. “Zapatero decidió tomar personalmente las riendas de la economía española, como habían hecho sus homólogos en Francia y Alemania. El único problema es que él no tenía ni idea de economía. Pero eso no importaba, ya que él sabía de política y su amigo Miguel Sebastián era considerado entonces como un economista sólido”. “(Elena Salgado) no pasaba de ser una buena secretaria de estado, como me reconocieron destacados miembros de la vieja guardia socialista”. Es el “giro al infierno”: dar falsas esperanzas a los ciudadanos, brotes verdes, etc. “La clave está en la empleabilidad de las personas, hay que poner el acento en el reciclaje profesional. El problema está en el colectivo de los que tienen poca cualificación técnica, en aquellos a los que les resulta muy difícil hacer otra cosa distinta de lo que han hecho toda su vida” (Octavio Granado, secretario de estado en 2009 y responsable económico del PSOE). Los préstamos a la construcción habían pasado del 8% del PIB en 1995 al 29% en 2007. De cada 100 euros que bancos y cajas prestaban, 42 iban a la construcción. “Hay que reconocer que el modelo de crecimiento económico español es fantástico. Los inversores de los países ricos del norte ponen el dinero; los inmigrantes de los países pobres del sur ponen el trabajo. Y ¿qué ponen los españoles?: el suelo y sol. El único problema es que no puede durar mucho”, dijo un periodista inglés. A lo chusco, pero acertó de pleno. Una década y media viviendo por encima de nuestras posibilidades, con una economía sumergida de entre el 23 y el 30% del PIB. “Muchas cajas no sabían lo que hacían. Precisamente, las cajas en las que el capital humano era menos cualificado fueron las que concedieron más créditos inmobiliarios, y las que ahora tienen más préstamos en mora y más impagos” (Luis Garicano, London School of Economics). “Los datos demuestran que una caja administrada por un directivo sin educación de posgrado, sin experiencia anterior en banca y sin experiencia previa en cargos políticos tiene, de media, un porcentaje significativamente mayor de préstamos hipotecarios, menos proporción de préstamos personales, y una tasa de préstamos morosos un 40% superior al de las entidades gestionadas profesionalmente”. El stock de deuda hipotecaria se multiplicó por 6 en la década posterior a 1997, que vino a coincidir con los gobiernos de Aznar. “Los gobiernos del PP crearon la burbuja y los del PSOE no la pincharon”.
III. Crash. De la Presidencia europea a la intervención. Primer semestre de 2010. “Hay una cantidad enorme de gente entre los ricos y los pobres. Son todos aquellos que trabajan soñando en llegar algún día a enriquecerse y temiendo llegar a pobres. Es a ésos a los que debemos gravar con más impuestos. Ésos, cuanto más les quitemos, más trabajarán para compensar lo que les quitamos. Son una reserva inagotable”. Clarísimo. El miércoles 4 de febrero, derrumbe bursátil de un 6%. “Grecia se nos venía encima a toda velocidad, pero el maquinista del tren español estaba distraído”. El 23 de abril, rescate griego. La “tragedia griega” se convirtió en el “drama alemán” y en la “amenaza española”. Empieza la cuenta atrás: el 4 de mayo, Zapatero se asusta realmente. “España necesitará un rescate de 280.000 millones de euros” (el gobierno chino se había puesto nervioso ante la expectativa de perder su dinero al comprar deuda soberana española). Sarkozy y Merkel estaban dispuestos a terminar con la deuda española. The Pain in Spain. Los alemanes reclaman un recorte de 30.000 M € en dos años. El 7 de mayo, ZP traicionó sus principios con un sacrificio singular. “Fue la primera vez en ocho años que Rajoy venció a Zapatero. También fue la primera vez que empezó a creer que podía ser presidente del gobierno. Fue entonces cuando al apacible gallego le nació la mirada asesina del tigre. Estaba dispuesto a hacer todo lo que fuera necesario para conseguirlo, incluso comportarse como un irresponsable absoluto. Había llegado el momento de decirle a los españoles lo que querían oír, aunque no se correspondiese exactamente con lo que estaba sucediendo. Fue como si se hubiesen cambiado los papeles. El irresponsable Zapatero se comportaba como un hombre de Estado y el sensato registrador de la propiedad representaba el papel de líder populista. El primero se hundió electoralmente, mientras que el segundo subió como la espuma”. PSOE y PP fueron incapaces de presentar una alternativa conjunta para sacar al país del atolladero.
IV. Estado de alarma. Segundo semestre de 2010. Merkozy dejó a Irlanda, Portugal, España e Italia a los pies de los caballos. “No existe la menor duda de que el gran responsable intelectual de la crisis fue Miguel Sebastián, el cual siempre creyó que sería una crisis corta que se resolvería incrementando el gasto”. En noviembre, el FMI concede a Irlanda un enorme crédito con un estricto plan: supresión de 24.750 empleos públicos, recorte salarial del 10%, recorte de gasto social, IVA del 21 al 23% y nuevas figuras impositivas, reducción del 11% del salario mínimo interprofesional. ¿A que nos suena? Aterriza como puedas.
V. Portugal, tan lejos, tan cerca. Primer semestre de 2011. “Tuvimos que asustar a la población para tranquilizar a los mercados” (viñeta de El Roto). El 2 de abril, Zapatero anuncia que no será candidato a las generales. Tras la intervención a Irlanda, el ataque a Portugal estaba cantado. El 6 de abril, el país vecino pidió un rescate de 78.000 M €, al haber alcanzado sus bonos a cinco años un interés del 10%. Spanish revolution el 15-M y el 22, abrumador triunfo del PP en las municipales y autonómicas. Para los socialistas, una hecatombe sin precedentes.
VI. La España tutelada. Segundo semestre de 2011. “La conspiración del pánico”, entre Mario Draghi (BCE), Christine Lagarde (FMI) y Angela Merkel. El sur se planta (Yorgos Papandreu, Silvio Berlusconi). ¿Por qué Rubalcaba sucede a Zapatero como candidato? Según Mariano Guindal, porque se lo pidieron Felipe González, Solana, Chaves y Alfonso Guerra. Sabían que había que administrar la derrota y era el más experimentado (Carme Chacón era “Zapatero con faldas”, para el veterano periodista José García Abad). El 5 de agosto de 2011, el BCE envió a Moncloa una carta con ocho puntos: reforma de la negociación colectiva, moderación salarial, despido de bajo coste, concatenación de contratos temporales, consolidación fiscal, control presupuestario sobre las Comunidades Autónomas, nueva reglamentación del gasto. Reforma express de la Constitución el 23 de agosto. El 11 de noviembre, Papandreu deja paso aun tecnócrata, Lucas Papademos, ex VP del BCE. El 20-N gana Rajoy.
VII. La España de Rajoy. Primeros meses de 2012. “Desde el 5 de agosto, el día que Zapatero recibió la carta del BCE, España vive una especie de estado de excepción”. Es el final de la cuenta atrás, porque “si un joven quiere triunfar y hacerse rico en España, es más fácil que lo consiga teniendo un amigo en la administración que con una buena idea. Hasta que esto no cambie será muy difícil salir de la crisis” (Luis Garicano). En los 100 primeros días de Rajoy, ajustes duros, reforma laboral y otras medidas con “sentido de urgencia”. “Llevamos casi cinco años de crisis y apenas hemos iniciado el proceso de desapalancamiento de la economía española. No vamos a poder crecer porque tenemos dos vientos muy fuertes en contra. Las familias y las empresas no consumen ni invierten porque tienen que devolver 1’6 billones de euros y lo que crezca esa cantidad, y el sector público no puede sustituir al sector privado porque tiene que reducir su déficit. Esta situación no va a cambiar hasta 2016, año en que es probable que hayamos devuelto lo que debemos” (Jesús Fernández-Villaverde, profesor de la Universidad de Pensilvania).
¿Llegaremos a pasar de la “economía de los amigotes” a la “economía de las ideas”? Para el autor, los primeros nombramientos en el gobierno no lo auguran precisamente, porque persiste el nepotismo (esposos, cuñados, etc) frente a la meritocracia. El 30 de marzo, amnistía fiscal para los defraudadores del pelotazo inmobiliario.
Juan Ignacio Crespo, uno de nuestros mejores analistas y el que hasta ahora más ha acertado, cree que habrá dos recesiones más (de su libro he hablado en este blog): la actual, con una caída del PIB de dos puntos y 6 millones de desempleados. Y otra de 2016 a 2018. Como es optimista, en el epílogo el autor recurre a la candidata al Nobel de Economía Deirdre McCloskey: “En tres años saldremos de la crisis y volveremos a un nuevo boom. Hay ideas, hay mucho dinero retenido por el miedo… y sobre todo, hay un gran desarrollo tecnológico que no ha sido frenado por la crisis. Cuando se recupere la confianza y vuelva a confluir el dinero, las ideas y la tecnología, volveremos a asistir a un nuevo ciclo expansivo. Siempre  ha sido así. La capacidad de adaptación del ser humano es infinita”. Esa capacidad de adaptación, esa humildad bien entendida, es precisamente el talento.     
En los agradecimientos de final del libro, Mariano Guindal reconoce su aprecio por el editor David Figueras, de Planeta. Se da la circunstancia de que con David Figueras publiqué Clase Creativa. Por ello, también le estoy muy agradecido. Es el inicial de varios editores de la casa, como en su día Jordi Nadal o Carlos Martínez, Ana Lafuente y sobre todo Roger Domingo (con quien llevo una decena de libros).
Gracias a los buenos editores, y a los buenos periodistas como Mariano Guindal podemos entender de verdad lo que nos está ocurriendo en este fin de ciclo.