Páginas vistas en total

sábado, 31 de marzo de 2012

La filosofía de Guardiola, las exportaciones, el localismo y el sentido de urgencia

Esta mañana hemos paseado mi hija Zoe y un servidor en la Gran Vía de Madrid. Una delicia. Hemos desayunado en Starbucks (a Zoe le encanta), hemos estado en la tienda de Vans de Montera, en La Casa del Libro, en la FNAC, en El Corte Inglés, en la Nike Store… La centenaria Gran Vía es una gozada, llena de vida y de diversidad. De Madrid al Cielo.

Hemos almorzado en Tommy Mel’s (Zoe, su amigo José María y yo), después hemos ido a ver Lorax en 3D (una fábula ecológica basada en un relato del Dr. Seuss, que a los niños les ha gustado mucho) y a casa, a jugar con la Wifi y al fútbol en la calle.

De las lecturas de hoy, destaco la entrevista a mi buena amiga Susanna Griso en El Mundo. Su programa, Espejo público, es líder de las mañanas. “Me molesta pensar que por un día o por una semana en el primer puesto ya has conseguido algo. Utilizo mucho la filosofía Guardiola, soy muy culé y de las que dicen que las temporadas empiezan en cada partido. No me gusta pensar que está todo hecho o algo ganado”. Susanna acumula más de 5.000 tuits (como ella dice, “con mis deditos y en muchas ocasiones lo hago mientras me maquillan. Durante las pausas publicitarias también tuiteo”. Lleva años durmiendo pocas horas, sigue siendo “más búho que alondra” y concilia porque es cosa de dos. Un Premio Ondas muy merecido el suyo. Susanna, eres una de las mejores periodistas que tenemos. Sigue desarrollando tu Talento.

En Emprendedores, una buena noticia: en 2011 las exportaciones españolas crecieron un 15’4% (en 2009, un 16’8%). De los más de 200.000 M € en exportaciones, 68.078 M € son tecnología industrial, 26.215 M en productos químicos, 21.483 M en productos químicos, 16.928 M € en auxiliar mecánica, 16.393 M € en energía, 16.162 M € en moda y 11.834 M € en productos hortofrutícolas.

En EE UU, donde se ponen en marcha 750.000 nuevos proyectos al año, el 85% fracasa. Emprendedores resume los mensajes de Álvaro González-Alorda en The talking manager. Estados Unidos “se despereza”: crecerá este año un 1’8% y en 2013 un 2’5%.

¿Qué podemos hacer en nuestras empresas? Esta publicación mensual nos da pistas valiosas para Reestructurar la propuesta de valor, para torear en las ventas, para apostar por el precio, para la estrategia de RRHH, para ingresar por otras vías… Gracias a Alejandro Vesga y a su equipo de Emprendedores.

Está a punto de comenzar el mes de abril y, como cinéfilo, he repasado la revista Fotogramas para elegir lo que veré el mes entrante. En principio, me gustaría ver El Bulli: Cooking in progress, Grupo 7, La pesca del salmón en Yemen, Tres veces 20 años y tal vez De Nicolás a Sarkozy. Y Zoe querrá ver Los vengadores y posiblemente Titanic en 3D y Los juegos del hambre. Veremos.

Por cierto, en abril tendremos en DVD Margin call, El Havre, Verbo, La voz dormida, Eva, Pina, Anonymous…

He estado leyendo All business is local (Todo negocio es local) de John A. Quelch y Katherine E. Jocz. El profesor Quelch es el actual decano del CEIBS en Shanghai, ha sido vicedecano en Harvard y decano de la London Business School. Suelo citarle en los temas de Creación de Valor (Talento es “poner en valor…”). En este libro nos demuestra que los lugares, en una economía global y virtual, son más importantes que nunca. Pone como primer ejemplo, precisamente, al Real Madrid, el club nº 1 en ingresos (por quinto año consecutivo), con sus 91.526 socios. El portavoz del Congreso en EE UU Thomas P. O’Neill dijo en su día qie “toda la política es local”. Pues lo mismo ocurre en el mundo de los negocios. Lugar (Place es una de las 4 P del Marketing Mix desde que las enunciara Jerome McCarthy en 1960): Lugar psicológico, lugar físico, lugar virtual, lugar geográfico, lugar global. “Vivimos en un mundo plano y puntiagudo, gobalizado… y local”. El Real Madrid combina las tradiciones de la ciudad (la Cibeles) con la moderna tecnología y por eso es “inteligentemente local”, un gran ejemplo del Nuevo localismo (Joel Kotkin, 2009).

¿Cómo gestionar el “espacio psicológico”? El lugar es parte de uno. Es intrínseco a la experiencia humana. Por eso, hemos de posicionar la marca en el espacio mental, con herramientas como el “Mapa de concepto de marca” (Deborah Roedder John). ¿Y el espacio físico? Los autores nos recuerdan el comienzo de la película Desayuno con diamantes (Tiffany’s). Y pone el ejemplo de las tiendas de Apple, un gran negocio (en 2010, 2.400 M $ de beneficios, con 34’1 M $ de ingresos por tienda). ¿El espacio virtual? Está demostrado que vender “on line” refuerza el punto de venta físico. Y potencia la conexión con los clientes (Adidas ha descubierto que las redes sociales son cinco veces más rentables que los anuncios de televisión). Y respecto al marketing geográfico, cita a Richard Florida y su libro Who’s your city? Elegimos de una manera u otra dónde vivir.

Quelch nos recuerda que “la globalización de los mercados” es un concepto de Theodore Levitt de 1983 (han pasado 30 años). Hoy el marketing es global y local: HSBC, “el anco local del mundo”. Caben dos estrategias de expansión de mercados: simultánea o en cascada, y ambas son válidas. El CMO (Chief marketing officer, marketinero en jefe) debe cultivar el talento local y global.

Sentido común, pero no siempre práctica común. Best Buy ha cerrado sus 9 tiendas en China en 2011, Home Depot ha abandonado sus establecimientos de Beijing. En 2006, Walmart dejó Alemania y Corea del Sur, y está muy atrás respecto a Carrefour en China. Tal vez, al hablar de “nuevo localismo” estemos tratando seriamente el tema de la empatía (esto lo dice un servidor, no mi admirado Dr. Quelch). Por eso, el lugar (la cultura, la mentalidad local) importan más que nunca en la aldea global.

Y no podemos perdernos el blog Liderando personas de Guillermo Rey-Ardid (http://guillermotomasreyardid.blogspot.com.es/) Un blog magnífico, muy práctico. Impresionante lo que podemos aprender (en siete entradas) sobre el Sentido de Urgencia en el Liderazgo, paso a paso, o sobre los Intangibles del Liderazgo. Gracias, Guillermo, por tu generosidad y tu talento.

Como 1.800 M de personas en el mundo, en 5.251 ciudades de 135 países del globo, he participado en "la hora del planeta" de 20.30 a 21.30 (he dejado de ver el partido Osasuna-Real Madrid y me he ido a dar un largo paseo). Podemos cambiar este mundo a mejor.

Esta madrugada, a eso de las 2, salgo hacia Bucarest para trabajar en Rumanía en un tema precioso de Desarrollo del Liderazgo, formando a profesores de management rumanos. Una iniciativa de la Unión Europea, con mis amigos Carlos Ongallo y Raúl de Tena (EBS). Ya te iré contando.

viernes, 30 de marzo de 2012

Más árboles que ramas

Un precioso día en Barcelona. He estado trabajando en el hotel, a modo de improvisada oficina (entre otras cosas, ultimando la presentación de “Hoy es Marketing” de ESIC el 19 de abril en Madrid y atendiendo a un medio de comunicación por teléfono) y me ha quedado algo de tiempo para visitar dos librerías del Paseo de Gracia (Roquer, en el número 122, y La Casa del Libro), donde he comprado el último libro de Jorge Wagensberg, los tres libros de “La Contra” de La Vanguardia, un Mentalidad Ganadora para regalar, un “Kit de supervivencia” de rumano, compuesto por dos libros y un CD (para los próximos días en Bucarest) y Tu cerebro lo es todo, de varios autores (Mónica Deza, Fernando Botella, Néstor Braidot, etc).

Almuerzo en Mussol (una deliciosa ensalada y un plato muy típico de la cocina catalana: mongetes amb butifarra) y una reunión comercial para preparar el Plan de Desarrollo del Liderazgo del Comité de Dirección de una gran empresa europea.

De 4 a 9 he estado impartiendo una clase de Autoliderazgo y Valores en el Instituto Gomá, dentro del Master en Coaching y Liderazgo Personal (6ª promoción), Universitat de Barcelona. Ha sido una clase magnífica. Estoy convencido de que todo se forja a partir de un buen metal (y después, del disfrute y del duro trabajo), de que para cultivar hace falta una magnífica semilla. En este caso, un grupo humano en proceso de mejora personal, generoso y auténtico, que ha generado un diálogo muy enriquecedor.

Hemos hablado de la “nueva era” (conceptual, conductual y gratuita), el Talentismo, y de cómo definir el Talento desde una complejidad práctica, más allá de los sucedáneos (como la inteligencia fracasada, las apariencias o un tribunal que decida por nosotros). Mentalidad fija o de superación (Carol Dweck). Disfrute, diversidad, dedicación y dominio… En una era en el que el talento es lo más escaso y valioso, se abren grandes ventanas de oportunidad, de par en par, a la libertad, a la dignidad del ser humano, y también a la responsabilidad individual y colectiva. Es una sociedad dual, de talentos felices (que ponen en valor su valía, su grandeza) y de “mini-empleos” con “mini-salarios” y “mini-vidas” autocompasivas lamentándose de su “mala suerte”.

Quisiera recalcar varios momentos de esta tarde. Irene Loureiro, joven emprendedora, nos ha contado sus iniciativas tanto en el sector audiovisual como en el diseño textil. Atención a Irene Loure, porque es un gran ejemplo de talento en la nueva era. Xavier, emprendedor de la mejora continua (kaizen), cómo trabaja simultáneamente con 25 grupos de la misma empresa alemana para innovar y ser más eficientes. Y, hablando de lo que es innato y lo que uno hace, Sara Calviño ha compartido generosamente con un servidor la historia de los gemelos idénticos, Dean y Dan Caten, de origen canadiense y residentes en Londres, que están marcando tendencia en el mundo de la moda, con clientes como Lenny Kravitz, Karl Lagerfeld, Justin Timberlake, Ricky Martin, Rihanna, Christina Aguilera, Fergie, Britney Spears o Madonna. http://en.m.wikipedia.org/wiki/Dean_and_Dan_Caten

He estado leyendo Más árboles que ramas, de Jorge Wagensberg. Como él mismo dice a modo de subtítulo 1116 aforismos para navegar por la realidad. El Dr. Wagensberg es profesor de física de los procesos irreversibles de la Universidad de Barcelona, Premio Nacional de Cultura y Pensamiento Científicos de Cataluña y Director científico de la Fundación “La Caixa” (ha dirigido CosmoCaixa durante 15 años). He leído sus 8 libros anteriores en la colección “Metatemas” y me considero un fan de Jorge Wagensberg, por su capacidad de provocar la sorpresa y de movilizar a la reflexión.

De todos estos aforismos, me quedo con:

· La libertad es un concepto del binomio propio-ajeno.

· La tragedia del humano es que es tan incapaz de vivir solo como incapaz es de vivir con el otro.

· Las pasiones de la convivencia humana son ocho: la compasión, la envidia, el morbo, la alegría empática, la autoestima, la autocompasión, la melancolía y la nostalgia.

· La compasión es el motor del progreso moral. La alegría empática es el motor del progreso social.

· Psicópata: individuo inmune a la compasión.

· Mirar a cámara es mirar a la posteridad.

· No se puede vivir sin contradicciones, pero sí con las mínimas posibles.

· Existen dos clases de personas: las que van más bien a favor de los proyectos y las que van más bien a favor de sí mismos.

· Todo proyecto tiende a empezar bien y a acabar mal porque todos empiezan conducidos por personas que van a favor del propio proyecto y, tarde o temprano, todos acaban conducidos por personas que van a favor de sí mismos.

· Líder no se es por autoproclamarse como tal.

· Líder es, sencillamente, aquel de quien se aprende.

· La tradición es la única manera de perpetuar un odio colectivo.

· La tradición es el recurso con el que el viejo se protege del joven.

· Solo se puede tener fe en la duda.

· Una revolución es siempre alguna clase de rebelión contra alguna clase de mediocridad.

· El gozo intelectual es lo más parecido a una experiencia mística que puede disfrutar alguien negado para las experiencias místicas.

· El gozo intelectual es la bisagra entre la selección natural y la selección cultural.

· Una buena conversación es una cicloide en la que cada vuelta (pregunta) se reconstruye a partir de la anterior (pregunta).

· La clase magistral en la que un profesor pre-lee o post-lee un texto es una monumental estafa pedagógica: en la universidad los alumnos ya saben leer.

· El beneficio social de un museo es el progreso intelectual que genera.

· Un museo es una herramienta de cambio social. Un museo es una herramienta de progreso intelectual.

· La ciencia y la poesía subliman la ilusión de todo lenguaje: evocar lo máximo con lo mínimo.

· Sin lenguaje se puede pensar pero no se puede comprender.

· Un aforismo es un mínimo de máximo.

· Cada jugada de ajedrez elimina trillones de partidas jugables.

· La mente es un seleccionador de secuencias de estados cerebrales.

· Cambiar de respuesta es evolución, cambiar de pregunta es revolución.

· Cambiar la pregunta es el derecho de toda respuesta.

· Las personas que no saben nadar no suelen morir ahogadas.

· Poema: esencia evocada por matices.

· Ideología: carga de creencias que preceden y suceden a todo conocimiento.

· La realidad es inteligible porque no puede haber más árboles que ramas.

· La inteligibilidad de la belleza: muchos artistas tropiezan con ella en cada una de sus obras.

· No hay reflexión sin especulación ni espejo sin reflejo.

· El ser humano es un animal creativo.

· Ciencia y arte son dos maneras de comprender la realidad.

· Hay que ver lo que se observa con solo mirar.

· La intuición es un roce mental entre el pasado y el futuro.

· El Todo es igual a la suma de las partes sólo si no hay interacciones.

· La filosofía es un intento de convertir pensamiento en conocimiento inteligible.

· En ciencia no basta con tener una idea buena (1), también hay que darse cuenta de lo que es (2) y convencer de ello a los demás (3).

· La escritura alimenta la reflexión.

· La crisis es la manera que tiene la incertidumbre de señalar errores.

· Existir es persistir.

· Identidad individual: parte del individuo que tiende a perseverar cuando la incertidumbre aprieta.

· La simbiosis es un buen negocio; el parasitismo, una ruina.

· La creatividad es la capacidad para engendrar alternativas.

· La frase “¡Que inventen ellos!”, dicha y redicha por Unamuno, tiene la dificualtad de que no hay forma humana de sacarla de contexto para matizarla, disculparla o malinterpretarla.

· La inteligencia es la capacidad para anticipar la incertidumbre.

· El cerebro se inventó para salir de casa y la memoria para volver a casa.

· La manada, la simbiosis o la pareja son ejemplos de identidades colectivas emergentes.

· La biodiversidad es el tesoro más valioso de los últimos tres mil millones de años.

· Hiere más profundamente un atentado al sentido estético que un atentado al sentido común.

· El espejo clásico es homogéneo para no robar protagonismo a los objetos.

· Una persona se siente joven mientras perciba que su futuro pes algo más que su pasado.

· Una individualidad es ella misma más o menos individuo según más o menos atienda a las ocho propiedades que siguen: unidad selectiva (1), identidad (2), compacidad (3), irreversibilidad (4), estructura (5), independencia (6), reproducción (7) y desarrollo (8).

· Reservamos una bella palabra –héroe- para el individuo que se inmola al servicio de su identidad colectiva y una palabra miserable –renegado- para el individuo que decide liberarse de ella.

· No existen pirámides sostenibles.

· Bonanza: tregua entre dos crisis.

¡Gran libro! Es una maravillo que una persona tan sabia comparta sus hallazgos con nosotros. Gracias, Jorge, por tu nueva obra.

Y gracias al equipo del Master y a los alumnos por una tarde que he pasado tan bien.

jueves, 29 de marzo de 2012

Gamestorming

En este día de Huelga General, un coche amplio y cómodo me ha llevado de Alicante a Barcelona. Salida de la capital alicantina a las 9 de la mañana y llegada a la ciudad condal a las 15.30 horas. Bastante tráfico en la Diagonal como consecuencia de la huelga, la manifestación y los disturbios.

He estado dando clase en el Instituto Gomá, del Programa de Coaching de la Universidad de Barcelona, sobre Autoliderazgo, Valores y Coaching. En esta nueva era, la del Talentismo, es esencial entender bien en qué consiste el Talento, cómo atraerlo y desarrollarlo, y el papel de las creencias y las emociones en todo ello. Ha sido un placer compartir con los alumnos del programa estos temas tan apasionantes.

Muchas gracias a todos los participantes en el programa. Coaches excelentes que empiezan su carrera profesional en este campo con pasión y entusiasmo, como Pilar Perea. Grandes personas como Vanessa, David, Gifré, Albert, Gemma, Andreu, Ana, Lluis, Ángels, Brenda… o Marisa, la madre de Andrea Huisgen (Miss Barcelona y Miss España), que va a leer el libro Mentalidad Ganadora para conseguir ser Miss Universo… Me apunto al Club de Fans para que lo logre.

He estado leyendo Gamestorming, de Dave Gray, Sunni Brown y James Macanufo. Un texto que nos presenta las ventajas de usar los juegos para fomentar la innovación. Las personas somos “seres lúdicos”, que disfrutamos del juego y eso nos hace humanos. Por ello, necesitamos retos para dar lo mejor de nosotros mismos. Los objetivos implican movernos de A a B, del punto actual en el que estamos a aquel deseado en que queremos estar. El espacio entre A y B es lo que se llama “el espacio del reto” (Challenge Space). Cuando hablamos de innovación rupturista, no siempre es posible determinar durante el proceso de creación cuál es el punto específico al que se pretende llegar.

Como en algunos juegos infantiles, en ciertas innovaciones las reglas no están explicitadas al principio, sino que aparecen a medida que el juego se desarrolla.

Alan Blackwell, de la Universidad de Cambridge, ha investigado el concepto de objetivos difusos y contempla la actividad innovadora como una mezcla entre foco y "Serendipity" (serendipia, supuesto azar). Si el foco está en las personas, es lo que llamamos “serempatía”.

En el Gamestorming, los objetivos difusos deben ser:

- Emocionales: Motivan la pasión y la energía del equipo.

- Sensoriales: Se representan en forma de dibujos o modelos.

- Progresivos: Se van ajustando en el proceso.

¿Cómo se diseña un buen juego para innovar? Según los autores el líder innovador debe pensar como un director de orquesta, organizando las actividades para conseguir la armonía entre creatividad, reflexión, análisis, energía y toma de decisiones. La cantidad de tiempo requerido para cada componente depende del tipo de grupo y la cultura. Por ejemplo, parece ser que en Finlandia son frecuentes los largos silencios antes de responder una pregunta.

Los juegos parten del establecimiento de objetivos y análisis de la situación actual, pasando por la divergencia o generación de ideas, hasta la convergencia. Los resultados de un juego sirven como inicio para el siguiente.

Un libro muy valioso para conocer y practicar juegos que potencien la creatividad como base de la innovación.

Me han venido dos ideas leyéndolo. La primera, recordar una vez más que las personas felices son el triple de creativas (Sonja Lyubomirsky, Ed Diener), por lo que no podemos generar innovación en entornos tristes y en ambientes irrespirables, tóxicos. Y la segunda es que el juego nos adentra en el circuito cerebral del placer, de las recompensas; la seriedad, la rigidez, el excesivo formalismo nos conectan con el circuito de las amenazas, y eso lo cambia todo.

miércoles, 28 de marzo de 2012

Los sondeos y las elecciones

Ayer estuve asistiendo, en ESIC Valencia, a la Masterclass organizada por el Club de Marketing de la ciudad sobre “Smart Creativity. Creatividad inteligente”, que impartió Diana Orero, directora del Instituto de Creatividad Aplicada.

Durante 90 minutos, Diana compartió generosamente con nosotros conceptos poderosos de creatividad en la práctica. La Creatividad, como Diana Orero muy bien enseña, es cuestión de Actitud (por tanto, de Talento, entendido éste no como algo fijo, innato, sino por desarrollar, de superación) y no tanto de técnicas. Muy brillante su exposición, con un montón de ejercicios y clarificadores impactos visuales y relatos para sacarle jugo a la creatividad en esta nueva era del talento.

Cambiando de tercio, ayer publicaba José Juan Toharia Cortes, presidente de Metroscopia, un espléndido análisis de por qué “se equivocaron” los sondeos en las elecciones andaluzas. Es el siguiente:

“Parasitando la afortunada frase inicial de Anna Karénina, cabría decir que todas las estimaciones electorales con final feliz se parecen; las que resultan desdichadas lo son cada una a su modo. Y así es: no hay un relato único que sirva para todos los casos en que, como ha ocurrido ahora, la práctica totalidad de los pronósticos conocidos quedan desmentidos en la noche electoral.

Cada vez que los sondeos electorales yerran (o mejor dicho, cada vez que erramos quienes tenemos por oficio la interpretación de lo que nuestros conciudadanos acceden a contestar en las encuestas para, a partir de ahí, tratar de estimar su comportamiento final más probable) se debe a factores que solo se perciben con claridad a posteriori, es decir, cuando la cosa ya no tiene remedio. Y lo peor es que esta autopsia de lo pronosticado solo sirve para explicar las causas de ese concreto caso, pero ayuda poco o nada a prevenir que algo parecido pueda volver a ocurrir en otro.

Nunca hay dos elecciones exactamente iguales, cada una es un mundo en sí misma, y lo que en cada ocasión se aprende no se puede trasponer, automáticamente y sin más, a la siguiente. De ahí la contumacia con que los encuestólogos repetimos que el análisis de datos de opinión constituye solo un arte estimatorio y en modo alguno una ciencia exacta; que las encuestas y sondeos no son instrumentos predictivos sino descriptivos; que solo proporcionan fotos fijas (por tanto, susceptibles de caducidad temporal), y más o menos claras o borrosas, de los estados de opinión, lo que hace precisa una interpretación experta, pero no infalible (la famosa cocina); y que, en consecuencia, el yerro en las conclusiones que finalmente se proponen nunca puede quedar del todo excluido, por claras que las cosas parezcan.

Pero dicho y sin duda aceptado esto, ¿qué ha pasado en el caso concreto de las (fallidas) estimaciones electorales para las elecciones autonómicas andaluzas? Probablemente (y por mencionar solo lo que resulta más verosímil en un apresurado primer análisis) una de las siguientes tres cosas o, quizá, incluso, y en medida variable, las tres a la vez.

En primer lugar, puede haberse producido lo que se conoce como una espiral del silencio: es decir, la conjunción de una serie de factores ambientales que propician la aparición de un voto oculto y silente (en este caso socialista), avergonzado y remiso a identificarse como tal (de ahí que no pueda ser adecuadamente detectado en los sondeos), pero dispuesto, pese a todo, a permanecer fiel a sus siglas en estas concretas elecciones. ¿Y por qué se ha producido esta reacción de fidelidad, a última hora, del electorado socialista precisamente ahora, en las elecciones autonómicas, y no en las aún cercanas generales y municipales? ¿Quizá porque el protagonismo central estos pasados días del escándalo de los ERE ha podido acabar propiciando una reacción de orgullo herido en algunos votantes socialistas, molestos por ver metido, indiscriminadamente, en el mismo podrido saco a todo el socialismo andaluz? ¿Quizá porque el electorado socialista tiene un especial enganche emocional, superior al del electorado popular, con las elecciones autonómicas, que percibe como más prototípicamente andaluzas, es decir, como más nuestras, que las generales (que son en el fondo cosa de Madrid) o que las municipales (demasiado localistas)? El caso es que esta parte callada, no detectada, pero al final movilizada, del voto socialista parece haber bastado para convertir el derrumbamiento previsto en una derrota dulce incluso muy dulce.

Una segunda posible explicación, relacionada con esta primera, es que, en los últimos días de la campaña, se puede haber producido un leve pero relevante vuelco electoral: es decir, que al menos parte de esa cuarta parte del electorado socialista que en los últimos sondeos se mostraba dubitativa o indecisa haya sido finalmente sensible al temor a la anunciada marea azul, o al llamamiento a reaccionar frente a las medidas del Ejecutivo nacional (las ya tomadas y las por venir), o al claro desenganche de Griñán respecto de la anterior etapa de gobierno de su partido (algo, por ejemplo, que no quiso o no logró hacer Rubalcaba en las generales). Ciertamente, en las encuestas, siete de cada diez andaluces decían desear un cambio de partido gobernante en su región. Incluso casi la mitad del electorado socialista lo decía. Pero, a la hora de la verdad, no pocos pueden haber experimentado alguna suerte de vértigo ante la significación y las posibles consecuencias de cambio tan rotundo como simbólico. Y en consecuencia pueden haber terminado por renunciar al desentendimiento respecto de la elección que durante semanas habían declarado.

Y en tercer lugar, ¿cómo no pensar también que la tan anunciada clara victoria del PP puede haber propiciado un exceso de confianza en su electorado? ¿Cómo entender si no que, con una tasa de participación total apenas superior al 60%, con una elevada fidelidad de voto declarada (y demostrada en dos elecciones consecutivas hace tan solo cuatro y diez meses) los votantes populares no hayan anegado a un electorado socialista que en buena medida se presentaba decepcionado y desentendido de la contienda? En esta ocasión, han vuelto a confluir los dos procesos que en las últimas elecciones se han venido dando y que también ahora se esperaban (plus de motivación participativa en unos, desentendimiento relativo en otros): ¡pero inesperadamente con los protagonistas cambiados!

En todo caso, y desde la radical humildad que no puede sino acompañar a todo intento de prospección electoral, conviene admitir de una vez por todas que esta es una actividad irremisiblemente marcada por el -síndrome Djukic (aquel jugador de fútbol recordado no tanto por su apreciable trayectoria deportiva como por haber fallado un penalti que pudo haber supuesto un título de Liga para su equipo)-. En efecto, tras cada estimación electoral fallida resurgen, impertérritamente potentes, los consabidos tópicos (del tipo: no creo en las encuestas, las encuestas no dan una). Y es que cuando los sondeos aciertan (que suele ser la gran mayoría de las veces: recuérdense si no la casi totalidad de los publicados para las elecciones europeas de 2008, o para las municipales y autonómicas del pasado mayo, o para las generales del 20-N) su propio éxito al anticipar lo que, una vez producido, deviene banal realidad cotidiana a su vez los banaliza y difumina. Pero, en cambio, cada estimación electoral fallida parece dejar en la memoria colectiva un hueco, perenne e irrellenable, a modo de inmarcesible dedo acusador, temporalmente durmiente pero nunca del todo desaparecido. Qué le vamos a hacer.”

Jornada en Fundesem, en Alicante, dentro del Curso Superior de Coaching Estratégico. Hemos estado revisando los procesos de coaching de los propios alumnos para aprender juntos. Que el coaching, como proceso de desarrollo personalizado, ha venido para quedarse es algo de lo que no me cabe la menor duda. El/la líder que no sea líder-coach no será capaz de liderar con eficacia. O desarrollamos el talento de los demás o hacemos poca cosa en este mundo.

Mi agradecimiento a Diana, a José Juan, a Gabi y a todo el equipo de Fundesem, que nos hacen avanzar.

martes, 27 de marzo de 2012

SCARF: Número Uno

Anoche, al llegar a casa desde Sevilla, me puse a ver Número Uno, el nuevo programa de Antena 3. ¿Otro “Operación Triunfo”? Nada de eso. Básicamente por tres aspectos. El primero, porque los concursantes “ya vienen aprendidos de casa”. El segundo, porque el jurado está formado por personalidades de la música española (Miguel Bosé, Ana Torroja, Sergio Dalma, Bustamante y Natalia Jiménez) que muestran un buen rollo espectacular. Y tercero, porque se genera un ambiente de disfrute y no de miedo, riesgo, tensión.

Me puse a pensar en las investigaciones de David Rock sobre los circuitos cerebrales del placer y de la amenaza. David Rock es el padre del Neuroliderazgo y desde mediados de los 90 ha formado a unos 10.000 coaches en todo el mundo, en 64 países. El modelo del Dr. Rock es SCARF (la bufanda). En youtube nos cuenta su modelo. www.youtube.com/watch?v=5Wu33SdjeCs

El modelo SCARF parte de tres ideas clave:

- El cerebro humano trata muchas amenazas y recompensas sociales como si fueran físicas (Liberman & Eisenberger, 2009).

- La capacidad para tomar decisiones, resolver problemas y cooperar con otras personas se reduce si hay una respuesta de amenaza y mejora si hay una respuesta de recompensa (Elliot, 2008).

- La respuesta de amenaza es más intensa y más frecuente, y ha de ser minimizada en las interacciones sociales (Baumeister et al, 2011).

Este modelo es el acrónimo de Status, Certeza, Autonomía, Relación y Ecuanimidad (Fairness, en inglés). Cinco dominios que, según diversos estudios, activan el circuito de las recompensas (Rock, 2009). Los fans de los estudios de Daniel Pink (La sorprendente verdad sobre qué nos motiva) apreciamos un claro paralelismo entre los cinco dominios de SCARF y la motivación intrínseca (Propósito, Autonomía, Dominio) de Pink (o con el modelo de Sodexho: vivir, crecer, relacionarse).

- El Estatus es la importancia relativa que le concedemos a los demás.

- Certeza es la capacidad de anticipar el futuro.

- Autonomía es la sensación de control sobre los acontecimientos.

- Relación es un sentido de seguridad con otros.

- Equidad es la percepción de justicia en los interpersonales.

Mi agradecimiento a la Dra. Silvia Damiano, que nos enseñó el modelo SCARF a la gran mayoría de quienes lo conocemos en España, y a la profesora Irene Martínez, experta en Marca Profesional, que lo explica mejor que nadie.

Pero volvamos a este programa de televisión, Número Uno. La paradoja es que genera un clima de tan buen ambiente (por Paula Vázquez, la presentadora, por el jurado ya mencionado, cantantes de categoría, por el talento de los intervinientes) que los candidatos ya son, cada uno en su estilo, auténticos “números uno”.

¿Y si aplicáramos esta estrategia de gestión del talento a nuestras organizaciones? En lugar de funcionar desde el miedo, el riesgo, la incertidumbre, la amenaza, apostar por la importancia del ser humano, la certeza, la autonomía, las buenas relaciones personales, la equidad meritocrática en el trato… Nos iría, sin duda, mucho mejor a cada uno de nosotr@s y a nuestras empresas.

Seguro que Número Uno va a ser un éxito de audiencia. Se lo merece. El circuito de las recompensas, del placer, nos hace mucho más humanos, más brillantes, mejor gente, que el de las amenazas.

En España hay muchísimo pero que muchísimo talento. Lo único a mejorar es que Miguel Bosé, Bustamante, Ana Torroja, Natalia Jiménez y Sergio Dalma se han referido en ocasiones a "envidiar". Cuando la envidia es sana, no es envidia; es admiración. Como la que sentimos por ellas y ellos.

Y si viéramos lo mismo, aplicando el SCARF desde la Calidad Directiva, en nuestras tiendas, en nuestras cafeterías y restaurantes, en nuestros hoteles, en todas nuestras empresas públicas y privadas, seguro que nos iría muchísimo mejor.

Pues a ponernos “la bufanda”, desde esta primavera, y… ¡manos a la obra!