Páginas vistas en total

viernes, 7 de diciembre de 2012

Vacantes de Talento: un desajuste explicable


Taller de Desarrollo de otros (el último del año) en Cuarnavaca para los directivos de PEMEX, hoy viernes y mañana sábado. Un placer y un honor impartir un programa de desarrollo considerado una de las mejores prácticas.
En mi visita de ayer y anteayer a la Ciudad de México, tuve la ocasión de estar en Amedirh (la Asociación Mexicana de Directores de Recursos Humanos), la asociación de referencia en toda Iberoamérica, y recibir el informe del 48º Congreso Internacional de Recursos Humanos, que se celebrará en la capital mexicana el 11 y 12 de septiembre de 2013. Los speakers previstos son Alejandro Valenzuela (CEO de Banorte Ixe, que dos años antes planteó los retos de la fusión de ambas entidades y va a compartir los logros alcanzados), la experta en gestión del cambio Tammy Erickson (autora de varios libros, entre ellos Workforce Crisis), Pedro Aspe (ex Secretario de Hacienda y Crédito Público de México), el profesor de estrategia Jeff Dyer (El ADN de la Innovación), la experta en el sector farmacéutico de Ernst & Young Carolyn Buck Luce (galardonada como “mujer del año” por las empresariales de la sanidad) y un servidor. Este evento congrega a unos 5.500 Directores de Recursos Humanos de este gran país.
En la web de Amedirh (www.amedirh.com.mx), “El talentismo sustituye al capitalismo”. La página se hace eco del Informe de Escasez de Talento de Manpower, según el cual un tercio de los empleadores en todo el planeta encuentra serias dificultades en cubrir sus plazas vacantes.
En un documento muy interesante, Manpower se pregunta Cómo aprovechar el mayor recurso de América Latina (www.amedirh.com.mx/images/generales/descargas/Noticias/Dic/WEF_Talentism_20120411_ESP.pdf). “Vivimos en la época más transformadora que jamás ha conocido el mundo”, se dice en este informe. Lo llaman Human Age, e insisten en que en esta era “los medios de una nación o corporación para atraer, movilizar y liberar talento serán el diferenciador competitivo”. El porcentaje de empresas que tienen dificultades en Iberoamérica para captar talento se sitúa en el 34%, entre el 57% de Brasil (el Mundial de fútbol generará 700.000 puestos de trabajo), el 42% de México, el 25% de Colombia y el 10% de Perú. Y eso que Brasil tiene 11 millones de desempleados (5’7% de la población activa) y México, 2’6 millones de desempleados (5’2% de la población activa).
¿Qué provoca este desajuste? Siempre según este informe, la falta de experiencia (32% de los casos), la falta de aptitud (24%), la carencia de candidatos disponibles (23%), la falta de valores y mentalidad (12%) o la falta de actitud (7%).
El Talentismo replantea nuestra noción de Talento. La Capacidad incluye, como bien sabes, tanto la Aptitud (conocimientos, habilidades) como la Actitud (comportamientos), acorde con los valores y la cultura (actual, deseada, idónea) de la empresa. Se requiere además de Compromiso (poner energía en el proyecto) Y si las vacantes se refieren a directiv@s, es preciso que se comporten como líderes-coaches, para desarrollar el talento de sus colaboradores. Un mundo nuevo por descubrir.
Durante esta semana, la Directora de Recursos Humanos de una multinacional (una profesional muy preparada, con tres maestrías y que se mantiene perfectamente actualizada) comentaba que su jefe, el CEO, se quejaba de cómo no había cubierto una determinada vacante. “No tengo el candidato adecuado”, respondía ella. “Y no estoy dispuesta a bajar el listón de la Calidad Directiva de la empresa, sino a subirlo”. Así debe ser, porque la Calidad Directiva es más del 60% de la productividad y la competitividad de una compañía.
Desempleo (especialmente en España) y, simultáneamente, dificultad para cubrir vacantes. Carol Dweck, la gran experta de Stanford, nos diría que es porque la mayoría sigue pensando/sintiendo/actuando en el Talento como algo fijo (“Tú sí que vales”) y no algo dinámico, que se aprecia o se deprecia (me gusta recordar que “el Talento que no se aprecia, se deprecia”). O empleabilidad o insignificancia.
Mi agradecimiento a Pedro Borda Hartmann, Director General de Amedirh, galardonado recientemente con el Premio Internacional a la trayectoria en RR HH (un premio más que merecido) y a todo su gran equipo: Alonso, Gloria, German, Angie, Luis y todos los demás.