Páginas vistas en total

sábado, 15 de diciembre de 2012

La respuesta. Cómo convencer a los tayloristas de las bondades del Coaching


¡Vaya dos días en Alicante! Ayer, taller de Vivir el Equipo con casi 50 profesionales de Energy Sistem, durante 9 horas (de 10 am a 7 pm, con almuerzo incluido). En medio, una deliciosa cena al aire libre junto al Teatro Principal (Gracias, Alicia y Paco, por la velada). Y hoy, II Encuentro de Coaching en la Cámara de Comercio de Alicante. Mi gratitud a Cristina, Pilar y todo el equipo de organizadores, así como a los asistentes, que han venido de distintos puntos de España. Un servidor ha  hablado de “Cómo convencer a los tayloristas de las bondades del Coaching”. Un tema que me parece esencial en este cambio de ciclo.
En realidad, ésta es una modalidad del debate tan marketinero sobre si las necesidades de los clientes se aprovechan o se crean. Como ejemplo, cuando le preguntaron a Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, en el Foro de Davos de 2009 cómo se crea una red social. Él respondió que una red social no se crea; estaba ahí y él la aprovechó. Guy Kawasaki, que fuera responsable máximo de marketing –evangelista en jefe- de Apple Computer, cuenta en su libro El arte de cautivar cómo crear esas necesidades.
Pero vayamos por partes. ¿Qué esto de “los tayloristas”? Frederick Winslow Taylor (1856-1915) fue un ingeniero que se especializó en métodos y tiempos, en la eficiencia industrial. Es el padre de “la organización científica del trabajo” (1911) y uno de los primeros consultores empresariales de la historia.
El taylorismo gustó a Lenin y Stalin, pero sobre todo a Henry Ford (1863-1947). Adolf Hitler tenía la foto de Henry Ford en la pared de su despacho y dijo públicamente que “le consideraba su inspiración”; asumió las ideas de éste en Mein Kampf (es el único estadounidense que aparece en la obra hitleriana). Le “reverenciaba” y dijo que “haría todo lo posible por poner en práctica las teorías de Ford en Alemania”. La “integración vertical” y la “motivación salarial” eran tanto para Henry Ford como para Adolf Hitler formas de “arrinconar al sindicalismo”.  En 1938, cinco años después de llegar Hitler al poder, Henry Ford recibió la gran Cruz del Águila, la más alta condecoración que un extranjero podía recibir en la Alemania nazi. Durante la II Guerra Mundial, Henry Ford le dijo a The Guardian que la contienda era culpa de los “banqueros internacionales judíos”. Henry Ford presionó a Roosevelt para que EE UU no interviniera en la contienda. Durante la Guerra, Ford siguió suministrando vehículos militares y combustible sintético a los nazis.  
El Taylorismo consiste, por tanto, en pensar (y actuar en consecuencia) que la Dirección es una ciencia (cuando en realidad es ética, arte y ciencia), que el hombre (el ser humano, diríamos hoy; hombres y mujeres) es por naturaleza perezoso y hay que desconfiar de él, que se deben medir (y controlar) los métodos y los tiempos de los trabajadores, que en las empresas unos piensan y el resto obedece y que es eficiente la especialización de tareas (los compartimentos estancos).
Sin embargo, vivimos tiempos en los que esto ya no funciona eficazmente, porque el Talento es más escaso que el Capital, es Capacidad por Compromiso (en el Contexto adecuado), no es fijo ni innato (se desarrolla, si un@ quiere), genera sinergias en términos de talento colectivo y en más del 80% el trabajo es intelectual, del conocimiento, no manual (la “mano de obra” es “mente de obra” o “corazón de obra”).
Los entornos productivos, competitivos, eficaces (que en su día llamé “leonardescos”) son los que atraen, fidelizan y desarrollan el talento a través de fluir, influir y confluir. Es la curiosidad frente al conformismo, la vocación frente a la apatía, el aprendizaje frente a la mera imitación, la iniciativa frente a la reactividad, el dinamismo frente al inmovilismo, la maestría frente a la inexperiencia, la reputación frente a la demagogia y el legado frente al cortoplacismo.
Posteriormente he hablado de qué es el talento (inteligencia triunfante, poner en valor lo que sabemos, queremos y podemos hacer, las 4 D), por qué se forja o se cultiva y las seis claves para triunfar en el Talentismo, en la nueva era en la que el Talento es más escaso –y valioso- que el Capital: empleabilidad, educación, proyecto, equipo, capital organizativo, felicidad.
Alicante, a poco bien que lo hagamos, se va a convertir en una Capital del Talentismo. Me siento muy orgulloso de dirigir el Programa de Coaching Estratégico de FUNDESEM que se presenta el próximo lunes 17 en su 3ª Edición, y de que iniciativas como este II Encuentro de Coaching potencien el desarrollo del Talento en la ciudad y en la provincia. Juntos podemos más. Considerar al vecino un rival, o peor, un enemigo, es una suicida forma de mezquindad. 

Avión a Madrid a las 13,30 h. En el aeropuerto y en el vuelo he podido disfrutar del último libro de mi buen amigo Mario Alonso Puig, La respuesta. Basado, como comenta Ana Bermejillo en el prefacio, en una reunión que Mario mantuvo el 10 de julio de 2012 en Madrid con 10 jóvenes de entre 17 y 23 años, esta obra de 115 páginas se divide en una Introducción y seis capítulos:
Introducción. Por qué escribimos este libro y por qué es tan importante. El Dr. Alonso Puig parte de que “la sabiduría tiene muy poco sentido en solitario” (fundamento del coaching). Se presenta, no como un sabio, sino como “un estudioso, un buscador de aquello que nos hace más felices y reduce el sufrimiento innecesario”. Y explica que un libro importa –aunque haya miles en el mercado- en la medida que pueda ayudar.
1. Nosotros y los otros. El autor parte de una cita de Morihei Ueshiba, fundador del Aikido: “Estás aquí con el solo propósito de darte cuenta de tu divinidad interior y de manifestar tu iluminación innata. Alimenta la paz en tu propia vida y luego aplica el Arte a todo lo que encuentres”. El respeto: Namasté (“Me inclino ante lo divino que hay en ti”). “Es en la voluntad de destrucción donde acaba el respeto”. Como ejemplo de grandeza, Nelson Mandela (no por casualidad, también esta mañana, un servidor ha hablado de Madiba en el encuentro de coaches). La preciosa historia de los indios navajos que he tenido la fortuna de escucharle a Mario en vivo y en directo: “Dentro de mí está teniendo lugar una gran batalla: por un lado está el águila majestuosa. Todas las acciones del águila están llenas de verdad, de bondad y de belleza. El águila que habita dentro de mí vuela por encima de las nubes. Y aunque a veces baja a los valles, siempre deposita sus huevos en la cumbre de las altas montañas. Pero dentro de mí también vive un terrible lobo. Él representa lo peor que hay en mí, se sustenta sobre mis propias caídad y justifica su presencia diciendo que él es también parte de mí. ¿Quién ganará esta batalla? Aquel a quien yo cada día alimente”. El doctor Jeckyll y Mr. Hyde. La importancia de la Generosidad y del Perdón: “Podemos transformar el registro de la memoria si conseguimos que quien recuerda evalúe los acontecimientos y sus emociones de una manera diferente.” Mario cita a Ortega: “No somos un participio, sino un gerundio”. “¿Qué quería decir con esto? Que no estamos hechos de una única vez, sino que nos vamos haciendo de forma continua” (Así es: el Talento que no se aprecia se deprecia).
2. La Educación. Mario distingue entre el Valor (lo que perfecciona a un ser humano) y la Virtud. En España, entre 2001 y 2006 el consumo de ansiolíticos creció un 40%. Desde entonces, un 7% anual. En 2011, un 15’5% consumía habitualmente psicofármacos (tres puntos más que la media europea). “Cuando un valor se integra en un comportamiento, hablamos de virtud”. Los valores no se crean, “se descubren a medida que se vive y se comprende lo que nos ayuda y lo que nos anula”. Juzgamos tan rápido porque “un juicio es el conjunto formado por varios conceptos unidos por una cópula verbal”. “El razonamiento no es sino la unión de varios juicios hilados entre sí”. A través de las creencias, el pensamiento se deviene automático (y “refleja una realidad incuestionable”). La figura del profesor es fundamental y la mejora del sistema educativo es una responsabilidad de todos.
3. Yo ante el mundo. La desmotivación y la desilusión. “Hay personas que cuando ven que no consiguen alcanzar aquello que les importa en la vida, se van desilusionando más y más hasta que finalmente tiran la toalla”.
4. La política. El autor habla del comunismo y el capitalismo como sistemas “desincentivadores”. “Fracasan por su incapacidad para ilusionar y garantizar la felicidad de sus pueblos”.
5. El futuro hoy. El camino del héroe. “Bendito el país que tiene héroes, desgraciado el que los necesita a diario” (Bertolt Brecht). El camino que necesitamos es el del héroe. Cuando a Mario Alonso Puig le preguntan “¿Por dónde empezamos entonces a cambiar esa realidad que nos disgusta”, responde: “Lo primero que hay que hacer, en mi opinión, es tener una mentalidad ganadora” (Gracias, Mario, por mencionar la MENTALIDAD GANADORA, título de ese libro que me siento orgulloso de haber publicado este 2012 con el gran entrenador Unai Emery). Estamos en un mundo nuevo y hay que actuar.
6. La vida imprevisible y las sorpresas. “Si es injusta la vida, nosotros podemos hacer algo para hacerla justa”. El autor elogia la paciencia y pone como gran ejemplo (precioso homenaje) a nuestro Santiago Ramón y Cajal. “Una figura como don Santiago Ramón y Cajal nos debe recordar a todos la importancia de la persistencia y la paciencia a la hora de hacer realidad nuestros sueños”.
Como conclusión, Mario nos anima a soñar, a cultivar la reflexión (el primer paso del coaching), hacer ejercicio físico y aprender a cooperar. “Sed vosotros los capitanes de vuestra alma y los dueños de vuestro propio destino”.

Estoy convencido de que este nuevo libro de Mario Alonso Puig será un best-seller en las navidades 2012. Bien lo merece, porque es una estrella de la televisión (aportando sus conocimientos en un programa entretenido como El Hormiguero) y sobre todo porque es una de las mejores personas que conozco: con esos ojos y esa sonrisa de quien se sabe en paz consigo mismo. Asocio a mi buen amigo con grandes momentos en los Challenge de EBS en Utah/Nevada y en la Toscana/Venecia,con deliciosas conversaciones y con que siempre ha estado ahí cuando le he necesitado, como cuando le pedí una frase de contraportada –a sabiendas de cómo tiene la agenda- en Del Capitalismo al Talentismo: “"Todos nacemos con el talento para cumplir nuestros sueños. En el Talentismo, la nueva era en la que el talento es más valioso que el capital, debemos reinventarnos a partir de nuestra inspiración personal. Este libro de mi buen amigo Juan Carlos Cubeiro nos ayuda a saber cómo, paso a paso"). Gracias, Mario, por tu sabiduría y tu generosidad. Eres uno de los grandes de la motivación y te necesitamos, aún más en estos momentos.