Páginas vistas en total

jueves, 13 de diciembre de 2012

Doce películas para entender mejor el cambio de ciclo


12 del 12 del 12, IV Afterwork de APD en Barcelona celebrado ayer. 12 ponentes, cada uno con 12 minutos para exponer, ante 1212 directivos (en realidad fueron unos 1.600). Ponentes estupendos: periodistas, empresari@s, profesores de escuelas de negocios, publicistas, magos... Extraordinairos todos,d esde Albert Om y Carme Ruscalleda a Rafael Medina y Jorge Blass. En mi caso, hablé en doce minutos sobre Las 12 películas esenciales para pasar del Capitalismo al Talentismo.
El formato creado por Emili Cuatrecasas y Mercé Faixes es de EuroTED. Si los TED son de 18 minutos, estos son los TED pasados por la Troika Comunitaria. Y por eso los han recortado a 12 minutos.
Estamos viviendo no una crisis, sino un cambio de época. El cambio del capitalismo al talentismo, la nueva era económica en la que el talento es más escaso que el capital. Afortunadamente hay una serie de películas que nos ayudan a cruzar este puente.
La primera, porque parte de un hecho histórico para demostrar que el talento no es lo que era, es El discurso del rey (2010), de Tobe Hopper. La historia del rey Jorge VI de Inglaterra y su coach, Lionel Logue. Colin Firth, Geoffrey Rush, Helena Bonham Carter. Entre las frases de la película, ésta: “Si soy el rey, ¿cuál es mi poder? ¿Puedo formar gobierno? ¿Puedo crear impuestos? ¡No! Y sin embargo soy la silla de la autoridad. ¿Por qué? Porque la nación cree que cuando hablo, hablo por ellos. Pero no sé hablar”. Gracias a un proceso de acompañamiento, de desarrollo personalizado, de coaching, lo consiguió. 15 M $ de presupuesto, 373 M $ de ingresos. 12 nominaciones a los Óscar, 4 estatuillas (Mejor película, mejor director, actor y guión).
La segunda, sobre la Gestión del Cambio, The Artist (2011), de Michel Hazanavizius, con Jean Dujardin y Berenice Bejo. La historia del paso del cine mudo al sonoro, en pleno crack del 29, y lo difícil que es cambiar. Con secundarios entrañables como el chófer Clifton (que le advierte a su jefe que tenga cuidado con su orgullo), el productor que interpreta John Goodman o el perro Uggy. Cinco Óscars, 15 M $ de presupuesto.
La tercera, sobre instituciones suicidas y meritocracias eficaces, El apartamento (1960), de Billy Wilder. Una crítica feroz y divertidísima de las estructuras jerárquicas, tayloristas. Jack Lemmon, Shirley McLaine. 3 M $ de la época, obtuvo 25 M $. 5 Óscars de la Academia. Llevamos 14 estatuillas en 3 películas.
La cuarta, sobre cómo ha pasado la banca del crédito al descrédito, Margin call (2011). La caída de Lehman Brothers el 15 de septiembre de 2008. Guión y dirección del joven J.C. Chandor, con actores de la talla de Kevin Spacey, Jeremy Irons, Paul Bellamy, Stanley Tucci o Demi Moore. En la cinta, el gran jefe (interpretado por Irons) dice: ““Hay tres maneras de ganarse la vida en los negocios: ser el primero, ser el más listo, o engañar”. Una reflexión muy profunda sobre lo que nos ha traído hasta aquí: la usura, el egoísmo y la codicia.
No hay quinta mala. Vivimos en una supuesta juventocracia, en la que las personas de más éxito en los negocios, en el pensamiento y en las artes son septuagenarios. Como icono, El curioso caso de Benjamin Button (2008), de David Fincher con Brad Pitt y Cate Blanchett. La historia de un hombre que nación viejo y fue rejuveneciendo. Esta salió un poquito más cara: 150 M $.
Cruzamos el Rubicón con el poder de China, que en 2016 ya será la primera potencia del mundo. Su filósofo de cabecera, Confucio (2010) de Mei Hu, con el artista icono del país, Chow Yun Fat. El filósofo de la armonía. Entre sus frases: “Hay 3 métodos para aprender: por la reflexión, que es el más noble; por la imitación, que es el más fácil, y por la experiencia, que es el más amargo”.
Séptima cinta, sobre los indignados y los comprometidos: El cisne negro (2010), de Darren Aranofsky, con Natalie Portman, Vincent Cassel y Mila Kunis. La historia de El lago de los cisnes, desde el cisne blanco y el cisne negro. En la película, la madre, Erica, le dice a su hija, Nina, la protagonista: “¿Qué le ha pasado a mi dulce niña”. Y ella responde: “Que se ha ido”. Así es la “mayoría de edad” de nuestra sociedad. Óscar a la mejor actriz para Natalie Portman.
Y Óscar también a la mejor actriz, un año después, a Merryl Streep, por La dama de hierro (2011), de Phillida Lloyd. La historia de Margaret Thatcher, con sus éxitos y sinsabores. La Sra. Thatcher comenta en la película: “Antes solía ser sobre hacer algo; ahora es sobre ser alguien”. Impactante.
Novena película. Por primera vez en la historia, más personas vivimos en las ciudades que en el campo. Las prisas, el estrés, y también la preocupación por la calidad de vida. Buen ejemplo de ello es Un buen año (2006), de Ridley Scott, con Russell Crowe y Marion Cotillard. La historia de un ejecutivo de la City que descubre la alegría de vivir en los viñedos de la Provenza. Entre las frases destacadas de la película, Max Skinner (Crowe) dice “Este sitio no encaja en mi vida” y Fanny Chenal (Cotillard) le responde. “No, Max; es tu vida la que no encaja en este lugar”. Una diferencia importante.
Décimo film. Sobre la Globalización, con un nuevo “tercer mundo”, que no es otro que Europa. Intocable (2011), de Olivier Nakache y Eric Toledano. Con François Cluzet y Olivier Sy. Una historia real de talento y de amistad. Atoine, la fiel ama de llaves, le dice a su jefe: “Estos callejeros no tienen vergüenza”. Y él, Phillipe, responde: “Eso es lo quiero, que no la tengan”. Un 8,6 sobre 10 en la base de datos del cine.
Y nos quedan dos. La española Lo Imposible (2012), estrenada el pasado 11 de octubre, que ya es la película española más taquillera de la historia, con más de 4 millones de espectadores. Dirigida por Juan Antonio Bayona, con Naomi Watts y Ewan McGregor, costó 30 M € y ya está más que amortizada. La historia del Tsunami de 2004 y de una familia española que consigue sobrevivir. Nos habla de un mundo de posibilidades (en una escena, Geraldine Chaplin le explica a los niños que muchas de las estrellas que vemos han desparecido, pero nos llega su luz años después; y no podemos ver la diferencia entre unas estrellas y otras).
Y nos queda La vida de Pi (2012), basada en una aclamada novela de Yann Martel traducida a 42 idiomas; el cinematográfico es el 43º, gracias al director Ang Lee. La gran favorita de los próximos Óscars. En la cinta, y en la novela, el protagonista dice: “Escoger el escepticismo como filosofía de vida es como elegir el inmovilismo como medio de transporte”. Debemos vivir la vida, y los nuevos tiempos, como una aventura.
Doce películas para pasar Del Capitalismo al Talentismo. Deberes para casa: si alguna no la habéis visto, pues aprovechad estas navidades. Os deseo un año de cine.
Mi agradecimiento a los organizadores (Emilio, Mercé, Aiste, Sergi y todos los demás), a APD en su conjunto (Enrique, Loreto, Mikel, Alejandro, etc), a los ponentes y a los asistentes al acto.

2 comentarios:

Josep M. Martinez Polo dijo...

Me ha gustado mucho la entrada. La he recomendado en la comunidad Emprendedores de Google+ https://plus.google.com/u/0/104285877647390543007/posts/LukPG25PPdy
Gracias Juan Carlos.

Josep M. Martinez Polo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.