Páginas vistas en total

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Las parejas van a la escuela


Tal como les comenté ayer a los alumnos de la Universidad Autónoma de Madrid, Barack Obama ha sido reelegido presidente de los Estados Unidos gracias al voto hispano (más del 70% de los hispanos que han ejercido su derecho lo han hecho por el candidato demócrata). Me comentaba un amigo que ha estado en aquel gran país durante la campaña que en los mítines de Romney solo había WASP (blancos, anglosajones y protestantes) y que la palabra más frecuentemente asociada a Obama era “decepción”. Podíamos leer hoy al analista de política internacional Lluis Basset: “No es un día de elección sino de rechazo. Gana quien tiene a menos votantes enfrente. Nadie despierta ilusión. Nada que ver con 2008, cuando la esperanza era el eslogan. Ni el titular ni el aspirante han sido capaces de proponer un programa con propuestas efectivas, salvo las ideas genéricas de cada partido: Estado mínimo, nada de subidas de impuestos y más gasto militar el republicano, y políticas sociales, impuestos para los más ricos y contención del presupuesto militar el demócrata”. En fin, que Obama ha ganado por 600.000 votos (aunque, como todo el mundo sabe, lo valioso son los “votos electorales”, porque en cada Estado, igual que en la vida, “the winner takes it all” -va todo al ganador-). Y que los hispanos, desgraciadamente, no esperen gran cosa en el capítulo inmigratorio (hay 13 millones de “ilegales” en EE UU) de un Congreso mayoritariamente republicano.
En China la novedad en el Congreso del Partido Comunista es que las esposas de los dirigentes abandonan su bajo perfil (Peng Liyuan, esposa del actual VP que aspira a convertirse en secretario general, es una cantante de ópera muy popular). En Europa, Alemania, Reino Unido y Francia se rasgan las vestiduras porque han “descubierto” que multinacionales estadounidenses (que están en la mente de todos) tributan menos del 2% por sus beneficios en el extranjero.
Pero vayamos con la lectura de hoy, en el AVE de ida y vuelta. Se trata del nuevo libro del maestro José Antonio Marina, Escuela de parejas, de la colección UP (Universidad de Padres).
Soy un ferviente seguidor del principal filósofo vivo en lengua española (he tenido el honor de poder presentarle en diversos foros, y en algunos de ellos he comentado que la posteridad le tratará como a Ortega o a Unamuno), desde que publicara su Teoría de la inteligencia creadora. En estos últimos 20 años, JAM ha marcado la pauta en lo que al pensamiento más innovador de nuestro país se refiere. Por ello, no podemos perdernos sus fecundas y valiosas reflexiones, en este caso sobre la pareja en una sociedad tan “líquida”.
Tal como aclara el autor en la introducción, no se trata de un libro sobre el amor, sino “sobre la continuación del amor”, que sin duda es uno de los problemas más difíciles con que se enfrenta el ser humano. Un libro sobre el talento de las parejas: “vuestra capacidad para alcanzar metas, aprender, resolver problemas, en una palabra, triunfar”. Para la bella durmiente y el príncipe (una vez que se casan), y me gustaría pensar que también para los tándem: Iker y Xavi, De Guindos y Montoro, Obama y Biden, ¿Mourinho y Toril? Y partiendo de que la función principal de la inteligencia (triunfante, no fracasada) es “dirigir nuestro comportamiento para elegir bien las metas, hacer proyectos y realizarlos movilizando y entrenando nuevas energías”. ¿Consejos? JAM escribe: “Más que consejos lo que necesitamos es ánimo para poner en práctica lo que ya sabemos”.
1. ¿Por qué se casa la gente? Probablemente, para alcanzar la felicidad. “La felicidad es la armoniosa satisfacción de las tres grandes necesidades de los seres humanos: pasarlo bien (deseo hedónico), mantener unas relaciones afectivas satisfactorias (deseo de vinculación), ampliar posibilidades vitales (deseo de progreso). Florecer (flourishing) va más allá del placer. Marina nos recuerda la distinción entre inteligencia generadora (interpretación de la información que recibimos) e inteligencia ejecutiva (dirigir la atención, establecer prioridades, elegir metas, evaluar ocurrencias, aceptarlas o rechazarlas, pedir mejoras). En palabras del autor, “se enamora la inteligencia generadora, pero se casa la inteligencia ejecutiva”. “Hay personas más capaces de querer que otras, más sociables y cordiales” (es cuestión de la educación del carácter). El experto con el que Marina “conversa” en este capítulo es Howard Markman (Universidad de Denver): la tasa de divorcios se reduce un 28% en una ciudad cuando consigue tener un equipo de beisbol en primera división.
2. El proyecto de convivir. “Un proyecto es algo irreal (pensado) que queremos hacer real”. La vida en común es un proyecto, un gran proyecto. Marina nos recuerda la motivación de inicio (deseo + premios + elementos facilitadores) y la motivación intrínseca. “Las parejas que encuentran una actividad que despierte en ambos una motivación intrínseca compartida tienen un tesoro”. El experto en este caso es Paul Watzlawick y las ideas de su libro El arte de amargarse la vida.
3. Por qué sentimos como sentimos. El autor parte del modelo SER (Suceso, Esquema, Respuesta). “El enamoramiento es un nuevo esquema que aparece construido sobre el carácter”.  El esquema puede ser amoroso o no (método conductual-cognitivo de Aaron Beck). Muy recomendable su libro Con el amor no basta.
4. Diccionario del mal carácter. Sí, el carácter de un hombre no es su destino. 15 entradas en este particular diccionario: falta de urbanidad, egocentrismo, anhedonia (incapacidad de disfrutar), insensibilidad (incapacidad para captar los sentimientos ajenos), irritabilidad (reacción exagerada a un estímulo), falta de control, irresponsabilidad (no prever las consecuencias de las acciones), sentimientos no convenientes (envidia, resentimiento, amargura, fobias, miedos, inseguridad), celos, ansiedad/pesimismo/depresión, pasividad, dependencia, dominación, dificultad de cambiar y falta del sentido de la justicia. La educación del carácter es la instauración de buenos hábitos, desde la urbanidad y la generosidad a la moralidad. Aquí el experto es Martin Seligman, con los catorce “ejercicios espirituales” que incluye en La vida que florece.
5. El nuevo discurso amoroso. “Las parejas que duran son las que se aprestan sin melancolía a ver el sentimiento amoroso convertirse en un verdadero sentimiento de apego profundo. Tienen conciencia de ser responsables del dúo que forman” (Martine Teillac). Las parejas con talento parten del amor pasional para forja hábitos necesarios para la unión, estabilidad y seguridad del vínculo amoroso. La confianza es básica, así como la atención plena (mindfulness). “Aprender a ver y a valorar lo que se tiene es una regla imprescindible para tomar decisiones adecuadas”. De la matriz de creencias (positivas o negativas) sobre un@ mism@ y sobre la otra persona surgen cuatro opciones: Apego seguro (+ +), ansioso (- +), huidizo (+ -) y temeroso (- -). En este capítulo el invitado es el antropólogo Irenäus Eibl-Eibesfieldt con su libro Biología del comportamiento humano.
6. Los conflictos más frecuentes: hasta ocho modalidades, sin incluir las patologías. Conflictos por los hijos, por insatisfacción sexual, por infidelidades, malos tratos, mala planificación del tiempo libre, relaciones de poder. John Gottman (Universidad de Washington en Seattle) es el experto, con sus Siete reglas de oro para vivir en pareja.
7. La separación. “Debemos ayudar a nuestros alumnos a aprender a desarrollar con rapidez intensas y profundas relaciones humanas, y a aprender a “desligarse” de ellas; a aprender cómo ingresar en un grupo y cómo abandonarlo” (Warren Bennis y Phillip Slater, Temporary Society). Robert Stenberg ha desarrollado sobre el amor una teoría con tres componentes: pasión, intimidad y compromiso. Sus libros: El amor es como una historia y La flecha de Cupido. Además, Deborah Tannen (Tú no me entiendes) y las distintas formas de comunicar de hombres y mujeres.
8. Las nuevas familias: segundas nupcias (el 85% de los divorciados y el 75% de las divorciadas se vuelven a casar), monoparentales, homosexuales, “living apart together” (personas amorosamente unidas que viven separadas). Los expertos son Ulrich Beck y Wlizabeth Beck-Gernsheim, autores de El normal caos del amor y Los hijos de la libertad.

Este es el quinto libro de José Antonio Marina en la Biblioteca UP (Universidad de Padres) y le ha quedado maravillosamente. Un texto muy actual, extremadamente útil para parejas actuales y potenciales. Mi agradecimiento al maestro Marina, y por extensión a Cortijo Enríquez, a quien JAM le ha dedicado esta Escuela de parejas.