Páginas vistas en total

sábado, 24 de noviembre de 2012

Empresa Familiar, gobierno de las emociones y Liderazgo Femenino


Lo he pasado especialmente bien ayer y hoy en el XXII MBA Executive de la Escuela de Negocios de Novacaixagalicia en Vigo. 27 profesionales (un tercio de ell@s, desgraciadamente en estos momentos en el desempleo) especialmente involucrad@s en el desarrollo de su talento. Ayer empezamos la clase con la revista KONEKTO; en su número uno, debían encontrar ejemplos de Liderazgo, Talento y Coaching: Laura González-Molero, Santiago Vázquez, Eduardo García Erquiaga, José Antonio Marina… Mi profundo agradecimiento a l@s ingenier@s Beatriz, Brais, Paula, Marcos, José Manuel, Marcos, Sara, José Ángel, Marcos, Roberto, Enrique y Juan Manuel; a la alcaldesa Sandra; a la bióloga María; a la bancaria Rocío; a la experta en I+D+i Marta; al químico Iago; a la física Laura;  al joven e ilusionado Juan Carlos (un@ es joven cuando sus sueños superan a sus añoranzas); al economista Marcos; a la DG Gabriela y a tod@s l@s demás. Representáis el mejor talento de Galicia.
José Silveira, presidente del Grupo Nosa Terra 21 (tuve el honor de que me presentara en una jornada de APD en Vigo sobre Mourinho versus Guardiola y me impresionó mucho su talento emprendedor), recibió ayer viernes de manos del presidente Núñez Feijóo el premio Familia Empresaria 2012. “Soy optimista, el camino merece la pena”, dijo Silveira. Y añadió: “El negocio familiar es el que mejor comprende la exigencia de la austeridad”. “Me gustaría que Galicia fuese una sociedad parecida al Grupo Nosa Terra 21. Sabemos hacer de la identidad un vínculo de unión y no de separación; y por ello vemos el futuro con optimismo moderado”. José Manuel Otero Novas se encargó del laudo. En la mesa, junto al galardonado, el presidente de la Xunta y el exministro, el presidente de la Asociación Gallega de la Empresa Familiar. Enhorabuena, José, por este premio tan merecido.
He estado leyendo El gobierno de las emociones de la catedrática de filosofía moral y política de la UAB Victoria Campos, Premio Nacional de Ensayo 2012. La Dra. Camps parte de que “no hay razón práctica sin sentimientos”, porque “también la ética es una inteligencia emocional”. Se propone (con enorme éxito, me permito añadir) desarrollar la vinculación estrecha entre razón y emoción, de la mano de los tres filósofos que mejor la han comprendido: Aristóteles, Spinoza y Hume.
- ¿Qué son las emociones? “La ética no ignora la sensibilidad ni se empeña en reprimirla, lo que pretende es encauzarla en la dirección adecuada. ¿Apropiada para qué? Para aprender a vivir, que es, al mismo tiempo, aprender a convivir de la mejor manera posible”. “Las emociones son la expresión de verse necesitado, de la falta de autosufiencia” (Martha Nussbaum).
- Aristóteles (el primer coach ejecutivo, en este caso de Alejandro Magno) se ocupa en su Ética a Nicómaco y en La Retórica de la formación del carácter. La virtud (“areté”, excelencia) como un modo de ser. El alma es vegetativa, sensitiva y racional. La akrasia como debilidad de la voluntad, como hacer deliberadamente lo que está mal. La prudencia como regla de las emociones; la retórica como productora de emociones (complemento de la ética).
- Spinoza y la fuerza de los afectos (emociones del alma). Hay afectos alegres y afectos tristes, hay afecto común; “afectos que brotan de la razón”.
- Hume y su sentido moral. La razón es esclava de las pasiones, y las pasiones se combaten con pasiones.
Posteriormente, la autora se centra en la vergüenza (que se construye socialmente), de la compasión frente a la justicia, de la indignación y el compromiso (es “causalidad” que un capítulo del libro Del Capitalismo al Talentismo trate de los “indignados comprometidos”), del miedo y sus razones (“El miedo siempre está dispuesto a ver las cosas peores de lo que son”, Tito Livio), de la falta de confianza (que es precisamente lo opuesto al miedo), de la autoestima (que necesita de unas condiciones sociales), de la tristeza (“una enfermedad que cada paciente debe tratarse a sí mismo”, Voltaire), de la educación sentimental (como escribe Victoria Camps, “Del conócete a ti mismo al coaching), de los afectos políticos (“La patria está donde uno está bien”, Cicerón).
Un libro poderoso, que no va destinado al gran público. Un compendio sobre el lugar que ocupan las emociones en la formación de la personalidad moral.

En la portada de la revista S Moda, Las mujeres llevan (por fin) los pantalones. Un reportaje fotográfico con la actriz Belén Rueda, comentarios al libro The End of Men and the rise of Women, de Hanna Rosin. En este cambio de era, el 88% de los hombres blancos de EE UU votó a Romney, y sin embargo perdió. Laura Requejo analiza a Isla Ramos (Directora de Transformación de Negocio de Lenovo), Reyes Jutribó (DG de Nokia), Belén Garijo (Presidenta de Operaciones Comerciales de Merck), Esmeralda Pérez (DG de Coty Prestige), Patricia Abril (Presidenta y DG de McDonald’s), Carina Spilzka (DG de ING Direct), Irene Caro (country manager de Facebook) y Belén Frau (Presidenta de Ikea). Solo hay un 8% de mujeres en la alta dirección en España; en el Talentismo, esto va a cambiar radicalmente.

En El Economista, las fotos de Top Employers 2012, empresa por empresa hasta 49. En la “foto de familia”, 30 mujeres y 20 hombres. El signo de los nuevos tiempos.

Y en Emprendedores & Empleo, los X premios E&E a la Innovación en Recursos Humanos. Premio al CEO del año para María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter. Otro excelente ejemplo de Liderazgo femenino.