Páginas vistas en total

lunes, 19 de noviembre de 2012

El Talento es la parte de los ángeles


Matinal de domingo ayer. La película, la última de Ken Loach: La parte de los ángeles.
Me gusta mucho el cine de Ken Loach. La cuadrilla (2001) marcó para mí la transición de HayGroup a Eurotalent; Buscando a Eric (2009) es una de la mejores cintas de coaching y protagonizó un Cine Fórum APD en Bilbao, como puede leerse en este blog (25 de marzo de 2010, con el entrenador Jabo Irureta, la psicóloga deportiva María Ruiz de Oña, el experto en RR HH Gregorio Arbizu y el actual presidente del Athletic –exjugador y coach- Josu Urrutia). Además, películas como Agenda oculta (1990), Riff raff (1991), Lloviendo piedras (1993), Ladybird, ladybird (1994), Tierra y libertad (1995), La canción de Carla (1996), Mi nombre es Joe (1998) o En un mundo libre (2007).
La parte de los ángeles es la historia de Robbie, un joven violento de Glasgow que se enfrenta a la posibilidad de pasar 10 años en prisión por haber golpeado a otro. Dada la estabilidad con su pareja, Leonie, y que pronto va a ser padre, es condenado a 300 días de trabajo comunitario. Allí conoce a Harry, un estupendo mentor que le enseña a apreciar el mundo del whisky y “hace equipo” con otros que están en su misma situación. Pero demuestra dotes de catador, se pone a estudiar a su manera y logra salir adelante.
El tema, muy duro, está tratando con fino humor a partir del guión de Paul Laverty. Robbie parece condenado por su entorno (su padre ya era un matón y el de su pareja, su enemigo); sin embargo, el juez aprecia que es “un joven con energía y con talento”. Le promete a su bebé, Luke, que no pegará nunca más a nadie, y descubre “un lugar sagrado”: una destilería. “Aunque tú pudieras cambiar, no van a dejarte”, le dicen. Pero, en lugar de ver la televisión, como hacen muchos otros, aprende a catar (el olfato es nuestro órgano más primitivo). Al final, él cambia de vida y es feliz con su mujer y su niño, trabajando en lo que le gusta. Sus colegas, en la última frase, proclaman: “Estamos forrados. Vamos a emborracharnos”.
La parte de los ángeles es ese 2% del whisky que se pierde, que se evapora, en el proceso de elaboración, cuando se mezclan el licor y la barrica mientras se envejece en las cubas. La película ha ganado el Premio del Jurado en Cannes y el del Público a la Mejor Película en San Sebastián. Y es que la peli vale mucho la pena. “Seres humanos divertidos, vitales y cariñosos, aunque con su buen montón de defectos”, ha dicho Loach. “Gente de carne y hueso con la que se puede conectar”. Y Laverty añade: “En la película abordamos dos situaciones muy especiales. En primer lugar, tener un hijo es una experiencia asombrosa que cambia nuestra vida para siempre. Pasado, presente y futuro adquieren entonces un significado distinto. En segundo, vivimos en un mundo en el que la mayoría de los jóvenes no tendrá nunca un trabajo para siempre. Robbie ha de afrontar ambas circunstancias”.
No por casualidad, el protagonista nos muestra las seis claves para salir adelante en el talentismo: la empleabilidad, la educación/el aprendizaje, el proyecto, el equipo, el contexto y la felicidad. Un caso ejemplar.
He seguido con interés la XXII Cumbre Iberoamericana de Cádiz. Necesitamos más Hispanidad (como ha resaltado S. M. El Rey), porque en la América ibérica las clases medias crecen y en España y Portugal decrecen. Destino de capitales, beneficio mutuo, cooperación cultural. La última gran cita de Enrique V. Iglesias como secretario general de la OEI (¿por qué no dejamos de llamar Latinoamérica a Iberoamérica?). Y la Alianza del Pacífico (México, Colombia, Perú, Chile) como gran foco.
He lamentado mucho el fallecimiento de Emilio Aragón padre, Miliki, a sus 83 años. Buena parte de nuestra felicidad desde niñ@s se la debemos a él y a sus hermanos Gaby y Fofó. Como homenaje, he vuelto a ver la ópera prima de su hijo, Pájaros de papel, en la que Miliki sale, muy emotivamente, al final de la película (el tráiler: www.youtube.com/watch?v=d_V549c7VM8&feature=fvwrel)
Y la retirada de Manolo Escobar, 81 años y cáncer de colón desde 2010. El autor de ¡Y viva España! es un gran coleccionista de arte contemporáneo. Escuchando de nuevo esta famosa canción, recordaba las reflexiones de José Luis Bonet, presidente de Freixenet, sobre la Marca España y que vendamos calidad de vida: “La vida tiene otro sabor… Y España es la mejor”.
El Cultural ha llevado a su portada La revolución del Microteatro. Ha conseguido este año 82.000 espectadores montando 18 obras al mes. Ya he hablado en este blog de las ventajas de este modelo.
“RR HH ya ha identificado dónde aportar valor” (Rafael Martí, DRH del Grupo Logista y presidente del jurado del Premio Hudson-ABC). El lema de los premios es “Contribuyendo al desarrollo del negocio a través del talento”. Rafael opina que para fidelizar el talento, “aunque para cualquier profesional el tener una compensación justa es una premisa que hay que cubrir, al final son otros factores como el reto, el aprendizaje continuo, el sentirse parte de una organización con una proyecto sólido, la autonomía en el propio ámbito de responsabilidad los que hacen que un profesional con talento se sienta atraído permanentemente por su compañía. Aquí es donde radica el reto de las empresas, en desarrollar las condiciones para que este entorno exista”.
Del Capitalismo al Talentismo. Un libro que hoy he tenido el honor de presentar en la FNAC de Alicante esta tarde (gracias, Paco, por la presentación). Muchísimas muchísimas gracias por la enorme acogida que este texto está teniendo. Está superando mis expectativas y os lo agradezco mucho a quienes lo habéis comprado tanto en papel como en e-book.