Páginas vistas en total

miércoles, 5 de septiembre de 2012

El hambre del 'Tigre' y la tristeza del ganador


Contra el Granada el pasado domingo, Cristiano Ronaldo marcó dos goles en en el estadio de su equipo (lleva 150 en 149 partidos con el Real Madrid) y no los celebró porque “se siente triste por un motivo profesional y el club sabe por qué” (de hecho, parece ser que lloró en el vestuario tras el partido). Es una lástima que CR7 esté triste; puede ser una "buena noticia" que manifieste sus emociones y así pueda resolver el conflicto que le preocupa. 
En Montecarlo, unos días antes, Falcao marcó tres al Chelsea y demostró su “hambre de tigre”. Mourinho cree que su equipo tiene poca ambición, Simeone que lo único que ha hecho es que crean en sí mismos. ¡Qué contraste entre el que ya lo ha ganado casi todo y el que empieza a ganar! En Rocky III, efectivamente lo llamaban “The eye of the tiger” (la mirada del tigre). La que parece haber perdido la vieja Europa, la que encuentro cada día en Iberoamérica.

Reproduzco la entrevista que se ha publicado en la sección de deportes de El Tiempo, el diario más prestigioso y leído de Colombia:
“El español Juan Carlos Cubeiro, profesor de liderazgo y gestión de equipos de la Real Federación Española de Fútbol, a través de su libro 'Mourinho vs. Guardiola', realizó una investigación sobre los dos técnicos más exitosos del último tiempo, quienes hasta la pasada temporada libraron un peculiar duelo en España y Europa en varias versiones del clásico ibérico entre Real Madrid y Barcelona.
 
Ha analizado igualmente el fenómeno de la selección española y de ese tema, como también del presente de Falcao García, el también conferencista, uno de los más reconocidos a nivel mundial en liderazgo y gestión de equipos basados en métodos de dirección de conjuntos deportivos, dictará dos seminarios internacionales en Medellín y Bogotá este lunes y martes, respectivamente.
 

¿En qué momento vio al fútbol como un modelo para construir empresa?
Hace seis años que tengo la fortuna de trabajar con la Real Federación Española de Fútbol en el tema de liderazgo y junto a la Doctora Leonor Gallardo, experta en gestión deportiva, descubrimos que a partir del éxito de la 'Roja' y de clubes como el Barcelona y Real Madrid, había una manera de explicar el triunfo de los equipos. Eso nos llevó a escribir varios libros sobre ambos clubes, la Selección española y los técnicos Pep Guardiola y José Mourinho.
 
¿Por qué se centraron en esos entrenadores?
Todo surgió de una conferencia que dictó Leonor en Portugal sobre Guardiola. Allí le afirmaron que Mourinho era mejor y diferente, un contraste entre dos grandes entrenadores y al analizarlos a ambos, concluimos que les separa su estilo de comunicación, pero lo que los une es mucho más importante: su manera de entrenar, desarrollar el talento de sus jugadores y comportarse como líderes.
 


¿Si no hubiesen llegado a dos de los mejores clubes del mundo, serían distintos como técnicos?
Era un rumbo inevitable que los mejores clubes del mundo hayan contado con los mejores entrenadores. Guardiola, al formarse en la Masía, es quien probablemente ha personificado mejor los valores del Barcelona, mientras Mourinho en el Porto, Chelsea e Inter dio muestras de calidad y era consecuencia normal su llegada al Bernabéu para disputarle el cetro al Barça de Guardiola.
 


Si usted tuviera la posibilidad de contratar a uno de los dos, ¿a quién elige y por qué?
Depende de lo que estuviera buscando. Si pretendo a un líder de una empresa familiar, me inclinaría por Guardiola porque representa los valores tradicionales, pero si la mentalidad es multinacional, optaría por Mourinho porque se maneja muy bien en cualquier entorno internacional.
 


¿El Real Madrid necesitaba del portugués para reconciliarse con el triunfo?
Muy probablemente, en tiempo récord ha logrado explotar lo mejor de la plantilla. Muchos dicen que Guardiola es más humilde, pero creo que los dos lo son porque aprenden muy rápido de lo que se tiene y necesita. 
 


Usted afirma en su libro que a ambos los une el afán de victoria y los éxitos de sus equipos. ¿Son obsesionados con ello?
Hasta el punto que no separan su vida personal de lo profesional, viven y respiran fútbol en todo momento. Dedican poco tiempo a todo lo demás y en el caso de Guardiola eso puede haber generado un deterioro físico. En cuanto a Mourinho, siempre afirma que no quiere vacaciones.
 


¿Hasta qué punto, ese afán puede traicionar principios o apuntarle al fin sin importar los medios?
Es un tema muy debatido y por eso se le ha criticado a Mourinho que tras su salida de Porto, Chelsea e Inter, los equipos no han sido iguales ni han tenido una continuidad, son muy dependientes del portugués, algo que no ocurre de momento con Guardiola porque Tito Vilanova, su segundo que comparte su filosofía y el proyecto continúa. El tiempo dirá si esa ansia de victoria es una hipoteca para el futuro como podría parecer.
 


¿El seleccionador de España Vicente del Bosque se asemeja más al estilo Guardiola o tiene su sello propio?
Es más de Guardiola que de Mourinho. Del Bosque es un hombre humilde, tranquilo, muy sosegado y en ese aspecto se parece mucho más a Pep.
 


¿Guardiola debe ser el sucesor natural del seleccionador en el banquillo de la 'Roja'?
De momento Guardiola está en Nueva York y no se plantea cuándo volverá a dirigir. Si lo hace, coincidirá en la Premier League con Mourinho en uno o dos años. Los seleccionadores, a excepción de Joachim Low en Alemania, son entrenadores de más edad y con muchas vivencias en el fútbol, así que Pep en 15 o 20 años debe terminar al frente de la selección española.
 


¿El fenómeno de la Selección de España tiene los mismos elementos de liderazgo, estrategia y gestión de equipos?
Así es porque ha manejado un auténtico liderazgo en distintos niveles, en medio de un clima de aprendizaje constante.
 


¿Es posible aplicar ese modelo en Suramérica, donde se manejan presupuestos mínimos respecto a los europeos?


Por supuesto, ya que más allá del talento, se necesitan jugadores generosos, que colaboren con los demás y hagan equipo, que sus cualidades técnicas y físicas sean secundarias respecto a la actitud.  
 


Como técnico, ¿cuál jugador siempre tendría en su equipo?


Falcao en estos momentos sería el más apropiado. A España le ha tocado optar por el falso nueve porque no tiene un hombre como el 'Tigre' y si el Real Madrid lo tuviese, sería el mejor equipo de la historia.”


¿Tienes la mirada del Tigre? ¿La tiene tu Equipo? ¿La tiene tu empresa? En estos inicios de temporada, el auténtico compromiso comienza con esas 'ganas de ganar'. 
Lamento la condición de aquellos que están tristes porque lo tienen todo, y agradezco “la mirada del tigre” de los/las luchadores/as por seguir ganando. En eso se resume la diferencia entre una actitud complaciente, desanimada y victimista y una alegre, combativa y radiante.