Páginas vistas en total

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Cultura alegre para gente triste


Esta tarde he tenido el honor de participar en el evento solidario “Cultura alegre para gente triste” que se ha celebrado en el Hotel Hospes de la plaza de la independencia (puerta de Alcalá). Los beneficios del acto han sido destinados al “Comedor Paquita Gallego”, una obra que empezó un ama de casa (Paquita Gallego) y que en Leganés ahora llevan adelante 28 amas de casa. Su gran labor social puede verse en www.youtube.com/watch?v=XrNsNUR-9-M
El evento lo ha iniciado un gran guitarrista flamenco Alberto Rodríguez Vivar y el cantaor David. He tenido el placer de estar con Roger Domingo y su hija Carmen, el gran Eduard Estivill y Antonio Pérez-Navarro, que generosamente ha cedido una preciosa sala en la que decenas de personas han disfrutado de la velada.
La presentación, a cargo de las “tres alegrías salvajes”: Yolanda Sáenz de Tejada, Eva R. Picazo y Vera Moreno. Nos han dado la bienvenido, han mostrado su gratitud y después Eva y Vera han leído poemas suyos al alimón.
Después, dentro de las “sonrisas invitadas”, Yolanda ha dado paso a un servidor. En unos 7-8 minutos he compartido con los asistentes algunas ideas que considero claves sobre la alegría y la tristeza.
1. Saber diferenciar entre un sentimiento (que, como diría Antonio Damasio, está en el “teatro de la mente”), una emoción (en el “teatro del cuerpo”) y un estado de ánimo, que es más prolongado.
2. Las emociones se contagian. Me he referido a las “neuronas espejo”, descubiertas en los 90, y a dos importantes consecuencias: por qué los perros y sus amos se parecen y por qué se parecen hijos de padres no biológicos.
3. Las culturas narcisistas, de insatisfacción, derivan hacia culturas de gente triste.
4. El poder del miedo: el 38% de las emociones humanas son miedo, que provoca “indefensión aprendida” y por tanto tristeza.
5. La alegría está desprestigiada, porque suele confundirse con la ingenuidad y con la euforia.
6. Las personas optimistas viven 12 años más que las pesimistas. El optimismo inteligente y responsable es un estilo explicativo de la realidad, sobre lo que sale bien, lo que podría haber salido mejor y sobre el futuro. Se mide y se desarrolla.
7. La amabilidad. Según John Gottman, las parejas estables hablan entre ellas 5 horas a la semana de trivialidades (para fortalecer la relación) y en sus conversaciones generan cinco emociones positivas por cada emoción negativa.
8. Un 38% de los jefes en España son tóxicos y un 16% auténticos líderes. Los jefes tóxicos reducen la esperanza de vida 10 años (el tabaco, 5 años).
9. El clima laboral es el 44% de los resultados. Debe fomentarse desde la alegría y no desde la tristeza.
10. ¿Podemos entristecer o alegrar a los demás? En realidad, no hacemos otra cosa. Según el premio Nobel Daniel Kahneman, de media cada uno de nosotros generamos en los demás unas 22.000 emociones diarias. Para alegrar a otros, poner el foco en lo positivo (el cerebro humano sólo puede pensar en una cosa cada vez) y ser conscientes de que para el cerebro no hay diferencia entre lo imaginario y lo real. Por ello, mostrar gratitud, servir a los demás, saborear lo bueno de la vida y ser optimista.

Yolanda ha recitado varios de sus poemas junto a la bailaora flamenca Pilar Conde, de Danzarte. Y después Vera y Eva han realizado una performance.
Ha tomado la palabra el empresario, experto en nuevas tecnologías, Carlos Álvarez, que ha realizado un precioso alegato a favor de la generosidad, de “buscar ángeles” (personas que hacen el bien a los demás) y convertirnos en ellos.
Yolanda y el mencionado guitarrista flamenco, Alberto, nos han deleitado con poemas con música.
Y finalmente la actriz María Benito y Chiqui nos han ofrecido un espectáculo cómico y varias canciones ligadas a la alegría (Oda a la alegría, Eres tú).
Ha sido un evento precioso, enormemente positivo, pleno de talento, del que todos hemos salido muy satisfechos.

Mi enhorabuena y agradecimiento a las tres “alegrías salvajes” por la organización, a Hospes como espléndidos anfitriones y a todos los participantes. Un completo éxito.