Páginas vistas en total

jueves, 16 de agosto de 2012

Los "Emprendelíderes"


Gracias a Juan José Álvaro en Twitter, me he fijado en un artículo de Expansión (14 de agosto) escrito por mi admirada Montse Mateos: Cómo ser un emprendelíder para triunfar en el mundo de los negocios. Gracias, Montse, por movernos a la reflexión.
El término “Emprendelíder” (Entreleadership) se lo ha inventado un caballero llamado Dave Ramsay, profesor de finanzas de la Universidad para la Paz Financiera, comentarista de radio y al parecer autor de varios bestsellers (como Paz financiera y La transformación total de su dinero). Publicó Entreleadership en septiembre de 2011 como una guía de consejos –desde su experiencia- para invertir en tu equipo, delegar, seleccionar talento, liderar y generar dinero…
Volviendo al artículo de Expansión, el ejemplo de “emprendelíder” (la pasión y creatividad de un empresario con los principios del liderazgo) que el profesor Dave Ramsey nos propone es nada menos que… Henry Ford. Sí, como lo oyes. El fundador del fordismo.
Con todo respeto y admiración hacia la emblemática empresa que fundó, una compañía que ha generado mucha riqueza en la Comunidad Valenciana y en toda España, no debemos olvidar que el padre del taylorismo era básicamente un nazi. “Ningún estadounidense contribuyó tanto al nazismo como Henry Ford” (Lacey). Sí, creó 161 patentes, pero era un WASP desconfiado y lleno de prejuicios. Desde 1920, en su propio periódico (The Deaborn Independent), Henry Ford lanzó una campaña antijudía, anti-inmigrantes y antisindical tras otra. Adolf Hitler tenía la foto de Henry Ford en la pared de su despacho y dijo públicamente que “le consideraba su inspiración”; asumió las ideas de éste en Mein Kampf (es el único estadounidense que aparece en la obra hitleriana). Le “reverenciaba” y dijo que “haría todo lo posible por poner en práctica las teorías de Ford en Alemania”. La “integración vertical” y la “motivación salarial” eran tanto para Henry Ford como para Adolf Hitler formas de “arrinconar al sindicalismo”.  En 1938, cinco años después de llegar Hitler al poder, Henry Ford recibió la gran Cruz del Águila, la más alta condecoración que un extranjero podía recibir en la Alemania nazi. Durante la II Guerra Mundial, Henry Ford le dijo a The Guardian que la contienda era culpa de los “banqueros internacionales judíos”. Henry Ford presionó a Roosevelt para que EE UU no interviniera. Durante la Guerra, este “emprendelíder” siguió suministrando vehículos militares y combustible sintético a los nazis.  El Fordismo es el epítome del capitalismo (nadie lo expresó mejor que Charles Chaplin en Tiempos modernos) y ahora convertir a Henry Ford en un “emprendelíder” debe ser de guasa.
Leer reduce el estrés y alarga la vida (HBR, “If you want to lead, read”). Pero leamos textos valiosos. El Liderazgo es una ciencia muy seria, que parte de Warren Bennis (1961). Si quieres aprenderlo, lee a Santiago Álvarez de Mon, a Javier Fernández Aguado, a José Manuel Casado, a Douglas McEncroe (y en inglés a Bennis, Peters, Goleman, McKee, Boyatzis, Kotter, Kouzes y Posner, Adair o Ram Charan). Es importante separar el grano de la paja.    
   
Para no quedarnos con mal sabor de boca, te sugiero el artículo de Esther Roche publicado el pasado 29 de mayo en www.todostartups.com titulado Siete razones por las que emprender es lo más.
Sus siete poderosas razones (que comparto plenamente), siete patrones con su “banda sonora”, que me he permitido redireccionar a Youtube. Son:
1. La libertad (Libre, de Nino Bravo, en la versión de El Chaval de la peca). www.youtube.com/watch?v=-y0OS03T_aA
2. La creatividad (Making love out of nothing at all, de Bonnie Tyler; prefiero la versión de Air Supply). www.youtube.com/watch?v=qEd6QUbK2Mw&feature=fvwrel
3. El control de nuestro propio destino (My way, de Frank Sinatra). www.youtube.com/watch?v=Aht9hcDFyVw
4. Los valores (Sólo le pido a Dios, de León Griego y U2, aunque un servidor habría preferido la versión de Ana Belén y Víctor Manuel). www.youtube.com/watch?v=3KuwSloBNBU
5. El esfuerzo (The walk of life, de Dire Straits). www.youtube.com/watch?v=kd9TlGDZGkI
6. La automotivación (Don’t stop me now, de Queen). www.youtube.com/watch?v=HgzGwKwLmgM
7. Pasión (The eye of the tiger, de Survivor). www.youtube.com/watch?v=WxrMUskJOdM

Excelente reflexión, Esther. Enhorabuena. En realidad esos patrones no son “razones” (en general no son racionales, sino emocionales) sino, como dice Esther, patrones: activos muy valiosos. Activos que dotan al ser humano de plenitud, de fluidez. ¿Qué sería de nosotros como personas si no tenemos valores y pasión, si no nos automotivamos, si no nos esforzamos, si no somos libres y creativos, si no controlamos nuestro propio destino? Pues que seríamos muy limitados, como desgraciadamente lo son quienes no emprenden.
Mi agradecimiento a tod@s l@s líderes de verdad y a tod@s l@s emprendedores/as.

Olvídate de pensar en emprender de forma parcial, únicamente como ser autónom@ o montar tu propio negocio. Piensa –y actúa- en emprender como ser libre, apasionad@, creativ@, automotivad@, sanamente esforzad@ (desde el disfrute, no desde el sacrificio), con poner tus valores al servicio de los demás y con conseguir lo que te propongas.