Páginas vistas en total

miércoles, 15 de agosto de 2012

Las Navas y la supervivencia


Los días de descanso en la Riviera Maya se están acabando y esta “disciplina” llegando a su fin.
En general, he acertado considerablemente en los libros que he leído estos días (excepto uno de estrategia u otro de meditación a los que no voy a hacer mala publicidad, el resto me han ayudado mucho). De los últimos, Las Navas de Tolosa, de Francisco García, en la edición del VIII Centenario. He aprendido que la de Las Navas es una de las pocas “batallas campales” (a campo abierto) de la Reconquista, y en general de la Edad Media, y que el rey de Castilla, con el apoyo de sus aliados (los reinos de las Españas) la planteó como una Cruzada, con el apoyo papal. Un episodio de nuestra historia indebidamente desconocido y que este voluminoso texto (más de 500 páginas) explica de maravilla.

Un Twitter de Lola Sánchez (ideacoaching) nos recordaba ayer las principales ideas de un libro importante de Seth Godin, gurú del marketing viral, Sobrevivir no es suficiente. Un texto de hace 10 años, pero de plena actualidad. Gracias, Lola, por ello.

Entre las “leyes” de Godin están las siguientes:

1.      El cambio es el nuevo paradigma. En vez de pensar en el trabajo como una serie de tiempos estables interrumpidos por momentos puntuales de cambio, las empresas deben reconocer el trabajo como una serie de cambios con momentos excepcionales de estabilidad.

2.      Si tú y tu compañía no sacáis ventaja del cambio, el cambio os vencerá.

3.      La estabilidad es una mala noticia para las organizaciones. Necesitan del cambio para sobrevivir.

4.      El cambio presenta nuevas oportunidades para conseguir otros mercados. También representa oportunidades para que los individuos avancen en sus carreras.

5.      Las compañías que introducen productos y servicios que representan cambios significativos, encuentran el éxito rápidamente.

6.      Las empresas que aprecian el cambio atraen personas que también fomentan el cambio. Las que temen al cambio, atraen a su vez a gente con la misma actitud.

7.      Mucha gente teme al cambio. El temor al cambio es absolutamente racional, pero el no querer cambiar realmente nos puede conducir a situaciones peores.

8.      Redefiniendo el significado del cambio, muchas organizaciones pueden cambiar la dinámica de “el cambio equivale a la muerte”, por “el cambio equivale a oportunidad”.

9.      La forma en que las especies se amoldan al cambio es evolucionando.

10.  La compañías pueden evolucionar si la dirección lo permite.

11.  Una vez que una empresa evoluciona regularmente y sin esfuerzo, el cambio ya no es percibido como una amenaza sino como un activo, ya que determina la extinción de la competencia.

12.  Un éxito fulminante ocurre cuando un feedback positivo refuerza un éxito anterior.

13.  Estos feedbacks te enseñan lo que está funcionando y, lo que es más importante aún, te permiten cambiar lo que no está funcionando.

14.  Cualquiera en la empresa puede reinventar lo que tú haces en paralelo, aumentando de forma dramática la velocidad de innovación dentro de la empresa.

15.  Bajo presupuesto, bajo riesgo, y pruebas reales son lo que nos dan las mejores posibilidades de un alto retorno de nuestra inversión.

16.  La actitud de tu empresa con respecto al proceso de cambio es mucho más importante que los cambios actuales que esté experimentando.

17.  Si tienes personal que no abraza esta postura, te harán perder velocidad y posiblemente te harán tomar malas decisiones.

Tal vez lo que nos cuenta Seth Godin nos parezca sentido común, pero evidentemente no es práctica común (en caso contrario, no desaparecerían tantas empresas). O asumimos el cambio como algo natural, o no tenemos nada que hacer. Hace 800 años, como ahora, tenemos que afrontar la realidad y plantarle cara. O generamos el destino que deseamos, o alguien lo hará por nosotros.

Mi agradecimiento y admiración a quienes abrazan el cambio en lugar de instalarse en la rutina. De ellos es la supervivencia...