Páginas vistas en total

lunes, 20 de agosto de 2012

El gobierno de los mejores


Ya en marcha, iniciando la temporada. Como me gusta tanto lo que hago (los proyectos de consultoría, los procesos de coaching estratégico y de equipo, los programas de postgrado, las conferencias, los libros y artículos), siento el retorno a la plena actividad no como ansiedad ni como aburrimiento, sino con plena fluidez. Estoy muy agradecido a dedicarme a lo que me apasiona.
Ayer en El Mundo, doble página central, “El gobierno platónico de los mejores”, por Martín Mucha. Este periodista cita al filósofo griego Platón: “Pues son hombres justos a quienes ordenaremos cosas justas. Pero no hay duda de que cada uno irá al gobierno como a algo inevitable al revés de quienes ahora gobiernan…”
Frente a la desolación general, la imaginación de un gobierno de excelentes ejecutivos que ya dirigen un país “imaginario” de más 300.000 personas trabajando y que mueve más de 45.000 M €. De Presidente, Pablo Isla, 48 años, Presidente y CEO de Inditex. De él dice Carlos Alemany, que como head-hunter posibilitó que se incorporara como primer ejecutivo al mayor grupo mundial de moda: “Es ideal para resolver crisis y extremadamente brillante. Fue en su momento el abogado del Estado más joven de España. Es infatigable. Su mayor virtud es que elige a los mejores para acompañarle”. Lo que no se comenta en el artículo es que, como gran experto en Shakespeare que es, en el ejercicio del poder (el gran tema de El Bardo) lo haría maravillosamente bien. Inditex creó en 2011 9.000 puestos de trabajo sobre 109.512 empleados en total.
De Vicepresidenta, 62 años, presidenta de Supermercados Día y fundadora de Ideas4all. La única mujer que preside una empresa del Ibex. Doctora cum laude en física por la Universidad de Berkeley, “es abierta, innovadora. Sabe comunicar sus ideas. Parece como si fuera de la familia”. Ana, que está de vacaciones en Asturias después de un accidente en París, me comentaba que Pablo Isla había sido “su jefe” en el proyecto Víaplus. Día ha creado 3.555 puestos de trabajo, sobre 47.500 empleados en total.
Ministro de Economía y Competitividad: Juan Roig, 62 años. Mercadona ha crecido un 19% el pasado año, con 6.500 puestos de trabajo más. En total, 70.000 personas con contrato fijo. “Es impresionante, mientras la banca se derrumba, la distribución en España continúa fuerte y Mercadona es de lo mejor” (Ignacio Bao). “Es un referente, un modelo a seguir” (Iñaki Arrola, IE). En esa liga de creación de empleo en la distribución también estarían, por ejemplo, Lidl (Sr. Aranda) Makro (José María Cervera) o Carrefour (José Luis Durán, ex CEO a nivel mundial y ahora en Lacoste).
Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación: Enric Casí, 56 años, DG de Mango. 1.492 empleos nuevos el pasado año (un total de 11.500 trabajadores). Ministro de Educación, Cultura y Deporte: Manel Adell, CEO de Desigual. 50 años, más de 4.500 empleados. “Compara a Manel –comunicador, look casual, media sonrisa siempre- con Rajoy (o Wert) y lo tristes que son”.
Ministro de Defensa: Ginés Clemente, 59 años, Consejero Delegado de Aciturri Aeronáutica, más de 1.000 empleados. Ministra de Defensa: Mónica Oriol, 50 años, presidenta de Seguríber y del Círculo de Empresarios. Creó unos 1.000 empleos en 2011. Ministra de Fomento: Nuria Pascual, 48 años, Directora Financiera de Grifols. Incorporó 1.800 trabajadores el año pasado (sobre más de 13.000 en total). “Generaría confianza, sabría negociar, tiene carácter” (Carlos Alemany). Ministro de Industria: Tomás Fuertes, 72 años, presidente de El Pozo. 5.500 trabajadores, 12.000 empleos indirectos.
Ministro de Trabajo: Jaime Gurt, 49 años, DG de Infojobs. La plantilla de Anuntis-Segunda Mano, matriz de Infojobs, aumentó un 7’5% hasta 600 personas. Con todo respeto y admiración hacia Gurt, en esa “cartera” mis candidatos serían dos fenómenos como Antonio González-Barros, presidente y fundador del Grupo Intercom y María Benjumea, presidenta y fundadora de Infoempleo. Dos de los mayores creadores de empleo de nuestro país.
Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente; Carlos Pérez Tenorio, 55 años, DG de Restalia (100 Montaditos y La Sureña), que el año pasado creó 1.500 empleos. Como se decía en el artículo, mi admirada Patricia Abril, presidenta de McDonald’s, sería también una magnífica ministra en este gabinete. Otra gran opción para un servidor sería Manuel Robledo, presidente de Comess Group (Lizarrán, Cantina Mariachi, Pasta City, Rock & Ribs, China Boom), líder en restauración en Europa y que va como un cohete por España y todo el mundo, incluyendo China y EE UU. Sólo Lizarrán en este año abrirá 60 establecimientos y creará más de 750 puestos de trabajo.
Ministro de Justicia: Emilio Cuatrecasas, presidente ejecutivo del bufete Cuatrecasas. 58 años (en el artículo decía 48; tienes que agradecérselo a Martín Mucha, Emili). “A pesar de la crisis, el sector de servicios profesionales crece y Cuatrecasas es de los mejores” (Ignacio Bao). Un servidor opina lo mismo, y con pocas personas me lo he pasado mejor que con Cuatrecasas, presidente de APD Zona Mediterránea. Antonio Garrigues también sería un partner ideal, como se comentaba en este artículo.
Ministra de Hacienda: Mª Dolores Dancausa, 53 años, Consejera Delegada de Bankinter. “Cree en los valores y en el talento de su plantilla”. 4.240 profesionales en el banco.
Ministra de Sanidad: María Cordón, 43 años, consejera delegada de Quirón, que tras la fusión con USP Hospitales, dirigirá una plantilla de más de 10.000 empleados. Otra posible ministra es, como se dice en el artículo, Laura González-Molero, DG de Merck Latinoamérica. Entre los candidatos de un servidor, Josep Santacreu (54 años, Consejero Delegado de DKV Seguros) y Antonio Huertas (48 años, presidente de Mapfre).
Tenemos excelentes directivas y directivos (muchos, en sectores que no crean empleo en estos momentos, como las entidades financieras o las telecomunicaciones). Sin embargo, no olvidemos que en Calidad Directiva (Reliance on Professional management, en el informe del World Economic Forum de Davos 2011-2012), España es la 45ª del mundo. El 6º país en Escuelas de Negocios, el 73º en confianza en los políticos, el 65º en independencia judicial, el 39º en ética empresarial, el 97º en eficacia de los consejos de administración, el 93º en calidad de la educación primaria, el 98º en calidad del sistema educativo, el 90º en formación del personal, el 111º en cooperación entre capital y trabajo, el 128º en flexibilidad salarial y el 123º en flexibilidad en el empleo, el 137º en prácticas de selección y desvinculación, el 126º en productividad ligada al salario, el 54º en drenaje de talento (brain drain), el 74º en incorporación de la mujer al mercado laboral, el 35º en sofisticación del proceso productivo, el 38º en marketing, el 36º en innovación, el 39º en instituciones científicas y el 65º en voluntad de delegación. Puedes consultar estos datos y mucho más en la página web www3.weforum.org/docs/WEF_GCR_Report_2011-12.pdf, página 325.
Mi agradecimiento y admiración a estas grandes directivas y estos grandes directivos que son un todo un oasis en un desierto de calidad directiva. Por eso hay ganadores y perdedores.

5 comentarios:

Sergio Sánchez Rueda dijo...

Hola,

Felicidades por el artículo, por el blog y por su obra en general, que he empezado a seguir hace poco. Esta entrada en particular me da pie para comentar algo que llevo tiempo defendiendo. El sector privado en España, y concretamente las cúpulas directivas del mismo, tiene un prestigio internacionalmente reconocido, mientras que el de la clase política está cada vez más denostado. A ello contribuyen, respectivamente, las empresas y los directivos que se mencionan en el artículo, por una parte, y una mala gestión generalizada de lo público, por otra. Todo ello, unido a los repetidos casos de corrupción política que se dan a lo largo de nuestra geografía, me llevan a argumentar que la clase política en España debería estar más profesionalizada -de hecho, mucho más-. Y ello no pasaría solamente por exigirle más responsabilidades a los políticos, que también, sino por ofrecer mayores incentivos a los servidores públicos. ¿Por qué una persona muy bien preparada debería servir a un fin público pudiendo prestar sus servicios a una empresa privada, con un sueldo ostensiblemente mayor? Sólo se me ocurren dos razones: o una gran vocación de servicio público, o una visión de los beneficios "ocultos" de ser un personaje público (contactos,...).
Por ello, reclamaría sueldos para los dirigentes políticos que estuviesen acorde a sus grandes responsabilidades -que por otra parte, deberían ser mayores para casos de mala gestión-, de forma que la clase política estuviese cada vez más profesionalizada y se asemejara, en calidad, a los excelentes directivos que se mencionan en el artículo.

sebastià dijo...

Benvolgut Juan Carlos,querido amigo:me siento tan idetificado con el primer párrafo que no ne resisto a comentar.En estos dias de descanso de agosto(ya sabes que los jubilados no tenemos"vacaciones")sigo disfrutando al hacer lo que me gusta:ahora cuidando de mi huerto, etapa de recogida de tomates, calabacines, judías verde; estar muchas horas con mi familia, yo mismo...y después del verano añadire mis colaboraciones con Aedipe Catalunya...
"me gustaba tanto lo que hacía... Y ahora me sigue gustando lo que hago". Disfrutar lo que se hace, hacerlo con ganas, en fin SER FELIZ
Y creo que tu ayudas a muchas personas en esta cuestión.GRACIAS JUAN CARLOS
Temí que te quedaras en Mexico(je,je)
El resto del blog de hoy: por qué no lo ve quienes tienen que verlo?akgun dia cambuará( cyando queramos que cambie)

Juan Carlos Cubeiro dijo...

Gracias, Sebastià. Gracias por el comentario, gracias por tu inmensa labor en Aedipe Catalunya, que nunca te reconoceremos lo suficiente, y como dije en el CosmoCaixa la última vez, no podemos permitirnos el lujo de no contar contigo.

Jubilado o no, siempre eres jubiloso, porque te encanta lo que haces y así haces felices a los demás, con tu gran humor.

Y sí, los mexicanos están "tirando mucho", pero quiero estar a ambos lados del Atlántico (alternativamente). Un fuerte abrazo

Y muchas gracias, Sergio, por tus aportaciones. Muy bienvenido al club.

Un abrazo a los dos

Capitán Pir dijo...

Excelentes directivos que son investigados en Brasil por contratar trabajo esclavo (Inditex) o que envidian el modelo chino (Mercadona). ¿Esos iban a rescatar el qué?

Jorge Bernad Ochoa dijo...

Muy grande Capitán Pir, mira que los hay sin cabeza... ¡Viva el neoliberalismo! Por si no tenían España comprada y en bandeja de plata, ahora les hacemos también ministros. Si los unos son malos y corruptos, los otros (directivos) son los que corrompen, así que menos lobos con el sector privado que son los que nos dejan tirados...
¿realmente querríais a Botín (tres veces se ha librado de la cárcel gracias al dinero) como ministro de economía?
¡¡ANDA Y QUE OS DEN... CALDO CALIENTE!!