Páginas vistas en total

martes, 5 de junio de 2012

La dama de hierro y el libre albedrío


Segunda jornada en Bilbao. La ciudad sigue engalanada con los colores rojiblancos en homenaje al Athletic, doble finalista de Europa League y Copa del Rey, lo que le da un plus de optimista y felicidad.
         Esta mañana he convertido el Hotel Miró en mi oficina, preparando temas para las próximas semanas.
Por la tarde, la 15ª edición del Cine Fórum Empresarial APD, con la película The iron lady (La dama de hierro) en versión original subtitulada. El título del Cine Fórum, Liderazgo y aportación de valor a la empresa: el papel de la mujer directiva.
Han presentado el acto Federico San Sebastián, letrado del Consejo de Iberdrola, en calidad de consejero de APD Norte, y Xabier, en representación del Guggenheim (se dala circunstancia de que Xabier es directivo del Athletic y hemos estado hablando antes del fútbol, de entrenadores y de jugadores).
Y después de la película, mesa-coloquio de auténtico lujo con tres excelentes líderes: Belén Greaves, ex Consejera de Comercio, Consumo y Turismo del Gobierno Vaco y ex Diputada de Cultura de la Diputación Foral de Bizkaia; Susana Rodríguez Vidarte, Directora de Másteres de DBS, Universidad de Deusto, ex decana de La Comercial y consejera del BBVA; Krista Walochik, Presidente de Norman Broadbent para España e Iberoamérica, moderada por un servidor.
Hemos hablado del Liderazgo de la Sra. Thatcher, de si hay diferencias de género en esto del liderazgo, de los 80 y la época actual, de las universidades, la política y las empresas respecto a las mujeres líderes, de la convicción, el tesón y la perseverancia, de la traición… Ha sido uno de los mejores coloquios de estos cinco años y quince ediciones de Cine Fórum Empresarial en Bilbao.
Mi agradecimiento a los organizadores (APD Zona Norte, Guggenheim Bilbao), a los patrocinadores (Adecco, DBS, Ferroser) y a las ponentes. Cada vez disfruto más de este ejercicio de diálogo, de libertad, de sabiduría que es el Cine Fórum. Toda una institución éste de Bilbao.
El próximo 8 de noviembre, la próxima edición. Con una excelente película, que dará mucho juego.

He estado leyendo Quién manda aquí, de Michael Gazzaniga. Este prestigioso científico nacido en California en 1939, uno de los más grandes de la neurociencia, traslada a un libro sus conferencias en Escocia, centradas en la cuestión del libre albedrío. La sinopsis del texto es la siguiente: “El padre de la neurociencia cognitiva y autor de El cerebro ético y ¿Qué nos hace humanos? ambos publicados por Paidós, nos ofrece en este libro una provocativa y contundente explicación contra la idea, cada vez más extendida, según la cual nuestras vidas están totalmente determinadas por los procesos físicos y que, por tanto, no somos responsables de nuestras acciones.
La polémica consiste en que, en los últimos años, las investigaciones más ortodoxas sobre el cerebro defienden que, puesto que las leyes físicas gobiernan el mundo físico y nuestro cerebro forma parte de este mundo, son estas leyes las que dominan nuestra conducta e incluso nuestra conciencia de nosotros mismos.  Esto se resume en una especie de mantra, según el cual, «el libre albedrio, la libertad de voluntad, no tienen sentido, puesto que vivimos en un mundo “determinado”.»
En cambio, Gazzaniga nos explica que la mente, si bien es algo generado por los procesos físicos del cerebro, «coacciona» nuestro cerebro del mismo modo que los automóviles se ven «coaccionados» por el tráfico que ellos mismo generan. El texto, que, en palabras de Steven Pinker, está escrito «con la falta de pretensiones y agudeza características del autor» nos demuestra como el determinismo debilita enormemente nuestra concepción de la responsabilidad humana, hasta el punto que, en un juicio, un asesino puede alegar perfectamente: «No fui yo quien cometió el crimen, fue mi cerebro». Y argumenta contra esta concepción afirmando que, aun teniendo en cuenta los últimos descubrimientos de los mecanismos físicos de la mente, existe una realidad humana innegable: «Somos agentes responsables que debemos dar cuenta de nuestras acciones, porque la responsabilidad no depende del cerebro, sino de cómo las personas interactuamos unas con otras».
¿Quién manda aquí? es un libro extraordinario que nos adentra en los ámbitos de la neurociencia, la psicología, la ética y el derecho con espíritu divulgativo y profundas implicaciones. Una perdurable contribución de uno de los pensadores más destacados de nuestro tiempo.”

Me encanta lo que nos enseña el Dr. Gazzaniga, sobre las creencias, sobre el cerebro ético, y en este caso sobre el libre albedrío.    

1 comentario:

Sin libre albedrio dijo...

Juan, aun no he leído el libro de Gazzaniga pero seguro que encontraría cómo criticarlo desde un punto de vista lógico. Posiblemente sus argumentos ya se encuentren debatidos en mi libro "cómo vivir feliz sin libre albedrío" que se puede descargar gratuitamente en www.janbover.org.