Páginas vistas en total

martes, 15 de mayo de 2012

El Liderazgo y la Felicidad


¡Cada vez me gusta más venir a Galicia, la tierra de mis ancestros! He pasado dos días estupendos en A Coruña, con tres sesiones de coaching estratégico, una de ellas telefónica (sumamente gratificantes, con grandes directivas, puro talento femenino), he estado con los directores de Recursos Humanos de tres de las mejores empresas gallegas (Estrella Galicia, Gadisa y R), he mantenido reuniones internas de IDEO de lanzamiento de proyectos muy ilusionantes… Hoy hemos tenido un almuerzo delicioso en La Penela (una tortilla única, carne en su salsa, regadas por un Godeval y con mi socio Julio (uno de los mejores asesores financieros de nuestro país, con una experiencia de 37 años en Banca y Cajas de Ahorro), un paseíto después de comer de unos 45 minutos desde la plaza de María Pita hasta más allá de la iglesia de San Pedro Mezonzo, a nuestra sede de la calle Marqués de Figueroa. Una maravilla.
         He recibido por parte de la Deusto Business School (Campus de San Sebastián) el número 137 de la Revista Estudios Empresariales. En ella, un Dossier de Liderazgo, en el que Jesús Torquemada me entrevista: “El espíritu de los Mosqueteros, el todos a una, vale para el deporte y vale para la empresa”. Jesús se refiere a la conferencia de cierre del PLD (Programa de Desarrollo del Liderazgo), “Cómo convertir un equipo en un superorganismo”. Me pregunta por los tres mosqueteros y los mosqueteros de Guardiola, por el estilo de Mourinho respecto al de Pep, sobre La Roja y el Liderazgo, sobre “La sensación de fluidez”, sobre el coaching como moda y su eficacia…
En esa misma publicación especializada, mi buen amigo Mario Alonso Puig escribe ¿Tiene que ver algo el liderazgo con la felicidad? En él distingue el bienestar subjetivo (lo que proporciona euforia y goce) y la propia felicidad (que hace sentir alegría y goce). “Si queremos un mundo más humano, más justo y más inspirador, cada uno de nosotros ha de hacer un gran trabajo en su propio interior, porque lo que hay dentro de nosotros también se manifiesta fuera de nosotros”. Mario pone como ejemplo de líder a Nelson Mandela, porque “cuando se ha creado una verdadera cultura de liderazgo, existe un verdadero espíritu de cooperación. Las personas pierden no su individualidad, pero sí su individualismo”. Como bien dice el Dr. Alonso Puig, el camino del liderazgo no es sencillo, pero es el único que convierte en acto el potencial de las personas. “Por eso en este caminar, tal vez la felicidad no esté en la meta sino en el propio camino”.
José María Guibert Ucín, s. j., nos ilustra en el mismo Dossier sobre Liderazgo y valores ignacianos. Parte de los Ejercicios Espirituales (“cuando se acerque a la realidad a través de un cuidadoso análisis del contexto, en diálogo con la experiencia, evaluado a través de la reflexión, orientado a la acción, y abierto siempre a la evaluación” (las similitudes con el coaching son evidentes). El Liderazgo es parte de la función de dirección (lograr objetivos por medio de otras personas) y necesita de competencias personales (inteligencia emocional), sociales (empatía, etc) y estratégicas (conocer la misión a la que se sirve; la misión es tarea y estilo).
Además, este revista empresarial nos ofrece un interesantísimo artículo de Macario Schettino sobre México en el siglo XXI, otro de Ferrán Brunet sobre la Política agraria europea, de José Ramón de Espínola y Antonio Javier Ramos Llanos sobre Patrón de crecimiento y fiscalidad en la economía española  y un último de Fernando de la Iglesia Viguiristi, s. j., Sobre el poder de los mercados y el poder en los mercados.
El Liderazgo y la Felicidad. En el aeropuerto de Alvedro, antes del A Coruña-Barcelona (un nuevo retraso, pero afortunadamente es el último vuelo de la semana; el resto son tres AVEs entre Barcelona, Madrid y Zaragoza), he estado leyendo Grandes contras sobre la búsqueda de la felicidad, de Ima Sanchís, Lluís Amiguet y Víctor Amela. 45 entrevistas (15 de cada uno). El Amor es “ver y sentir la vida en todas las cosas. La vida y el amor son una unidad” (Amma, maestra espiritual). “No te fíes ni un pelo del que va de serio” (Javier Cercas). “Hay que saber mucho para ser sencillo” (Ángel Gabilondo). “Sólo la generosidad nos enriquece. Somos felices cuando nos sentimos parte de algo y nos olvidamos de nosotros mismos” (Javier de las Heras). “Cultive sus talentos e implíquese, será feliz” (Lou Marinoff). “Si trabajas por dinero eres un esclavo” (Raimon Panikkar). “Quien no espera nada siempre halla sorpresa. Confíe. No busque, descubra, eso es suficiente. La vida es un tesoro” (Peter Yang, sacerdote católico y sabio taoísta chino). “Dese permiso para ser humano” (Tal Ben Shahar). “Librémonos de una vez de la culpa-habilidad” (Fred Kofman). “La cultura de la queja lleva a Occidente a la decadencia” (Swami Parthasarathy). “La creatividad es inteligencia aplicada a una tarea concreta y compartida con complicidad: genio creativo es un oxímoron” (Ken Robinson). “Cuando me siento feliz, lo vivo con plenitud; y cuando me siento infeliz, lo vivo con serenidad” (André Comte-Sponville). “A más jefes, menos felicidad” (Eduard Punset). “Háblate a ti mismo al espejo” (Luis Rojas Marcos). “La felicidad es una decisión” (Lama Sogyal Rimpoché). “El coaching es más fácil practicarlo que explicarlo” (John Whitmore).  

“Hay quienes buscan la felicidad, otros la crean” (pintada que leyó Ima Sanchís en Barcelona). “Todo lo que sucede conviene” (Shakespeare).

Mi agradecimiento a Mar, Cris, Enrique, Julio, Patricia, Carolina, Carlos, Paco, Clara, Santi… y a los tres periodistas de “La Contra” de La Vanguardia, por vuestra labor en pos de la felicidad.